viernes, 30 de noviembre de 2012

¿Por qué la botella de vino es de 750 ml?


¿POR QUÉ LA BOTELLA DE VINO ES DE 750 ml?

Lo que sea que hayas pensado estás equivocado ya que nadie sabe a ciencia cierta cómo se llegó al uso universal sobre la botella de 750ml.

A continuación un poco de historia y algunas de las teorías más curiosas al respecto.

- Convención internacional del 750: Es aproximaciones al "quinto de galón", que era la medida más usada en el sistema inglés, cuna de la botella industrial de vidrio.

-  El pulmón humano: Es el volumen promedio que puede desalojar el pulmón humano, mientras realiza esta tarea en forma sostenida.

- Arqueología y consumo: Los seguidores del César, en su tiempo, usaban entre otras muchas medidas de volumen el acetabalum. Y según los estudiosos un acetabalum romano redondea los 700 ml, que era una ración diaria de consumo de vino diluido, como era costumbre entonces. Hay que pensar que los vinos de antes con suerte llegaban a los 11 grados de alcohol y los 750 de entonces eran como beber media botella hoy. En todo caso está claro que la 3 cuartos es hoy la unidad de consumo, y está muy adaptada a la cantidad de vino que ingiere una pareja adulta.

Todo esto trae dolores de cabeza a la hora de los grandes cómputos. Por ejemplo: dentro de las bodegas todo se mide en litros –desde unidades de capacidad de tanques a las de bombeo- pero al momento de envasar hay que recalcular todo en 3 cuartos. Como si fuera poco, una caja de 12 botellas –la que se ha estandarizado internacionalmente para exportaciones- suma… 9 litros.

DIFERENTES FORMAS Y VOLÚMENES DE LAS BOTELLAS DE VINO

Los volúmenes de botellas son variados, principalmente 0.1, 0.375, 0.5, 0.7, 0.75, 1, 1.5, 3 y 5 litros, aunque los tamaños más comerciales son 0.75 y 1 litro. Algunas bodegas comercializan sus grandes vinos en botellas de 1.5 litros, envase conocido como "magnum".

Diferentes tamaños y volúmenes de las botellas de vino:
Cuarto de botella / Piccolo / Benjamín / Split: 0.187 L
Mitad de botella / Demiboite: 0.375 L
Botella Standard 0.75 L
Magnum: 1.5 L
Double Mágnum / Jeroboam: 3 L
Rehoboam: 4.5 L
Imperial / Methuselah: 6 L
Salmanazar: 9 L
Balthazar: 12 L
Nebuchadnezzar: 15 L
Melchior / Solomon: 18 L
Sovereign: 25 L
Primat: 27 L
Melchizedek: 30 L

Diferentes formas de las botellas de vino:
"Tipo Rhin" o "renana"
"Tipo Burdeos" o "bordelesa"
"Tipo Borgoña" o "borgoñona"
"Tipo Champagne"
"Tipo Jerezana"

BOTELLAS DE VINO MAGNUM

La botella de vino Magnum es de un tamaño de 1,5l, que contiene el doble de una normal (75 cl). Los vinos tintos, al igual que los espumosos, maduran mejor en estas botellas grandes, La relación entre el volumen de vino y la capacidad de la botella favorece una más lenta maduración.

Cuando más grande es el recipiente donde se guarda el vino el envejecimiento del mismo es mucho más lento. Por eso en barricas, depósitos, botellas grandes, el vino evoluciona mucho más lentamente que no en una botella benjamín o cuarto que se suelen servir en los aviones y donde evoluciona mucho más rápidamente y no son recomendables para la crianza del vino.

Según algunos expertos los vinos que se guardan en botellas magnum son vinos que evolucionan en su crianza de una forma más favorable, al tener menos contacto con el oxigeno y de este modo asegurar una óptima conservación y durabilidad.

Otra ventaja en las botellas Magnum,  es que el vino es muy sensible a los cambios bruscos de temperatura. Cuanto más pequeña sea una botella, menos tardará en calentarse, y es más fácil que se estropee.

Aunque no todas las bodegas cuentan con este tipo de botellas, cada vez son más las que envasan en este formato y cada vez más restaurantes así como las tiendas especializadas, están por la labor de ofrecerlas en sus establecimientos.

Pero también es cierto que cuanto más grande se la botella, más tiempo hará falta para que el vino se "afine" (o redondee) en la botella. Por eso, normalmente, los vinos en botella Magnum salen a la venta más tarde que los vinos de la misma cosecha embotellados en botella normal. Puesto que el proceso es más lento y reposado, pero ofreciendo un resultado mejor, o más perfeccionado.

Una botella abierta, sea del tamaño que sea, pierde aromas y calidad, por lo que las botellas Magnum son ideales para disfrutarlas entre cuatro o más personas, o cuando haya gente suficiente para consumirla rápidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario