jueves, 20 de diciembre de 2012

Bodegas Marqués del Real Tesoro y Valdespino (Grupo Estevez) - Jerez de la Frontera



BODEGAS MARQUÉS DEL REAL TESORO Y VALDESPINO (GRUPO ESTEVEZ) - JEREZ DE LA FRONTERA

Estas bodegas fueron fundadas en 1897 por un descendiente del primer Marqués del Real Tesoro, un legendario marino español que defendió el Tesoro de la Corona frente a un ataque corsario y ordenó convertir en balas plata de su propio patrimonio.

Sus primeras soleras fueron adquiridas al Conde de Villacreces, que fue propietario de famosas y centenarias reservas de jerez. De esta manera, se convirtió en una bodega renombrada por sus soleras y, además, por ser proveedores de la Casa Real.

Hoy, la firma pertenece a José Estévez, propietario también de las bodegas A.R. Valdespino. Bajo su iniciativa, la empresa ha recibido un impulso renovador decisivo, convirtiéndose en una de las mejor equipadas de Jerez. Marqués del Real Tesoro es una de las pocas bodegas que mantienen su vocación familiar e independencia, al margen de las aventuras financieras que han causado tantas conmociones en el mundo de los vinos.

La bodega posee 186 hectáreas de viñedos propios y 220 hectáreas de viñedos controlados, todos ellos de uva palomino. La exportación ocupa el 65% de sus ventas totales.

Sus bodegas son todo un símbolo en Jerez, sindo un lugar de encuentro con el arte y también con el mundo del caballo. Todo esto en perfecta consonancia con la calidad de sus vinos, brandies y licores. Sus instalaciones de laboratorios, fermentación, frío y embotellado se complementan con otras de cuidada construcción neoclásica, que enmarcan y enaltecen el nacimiento de sus productos. Además, estas bodegas cuentan con caballerizas donde se crían caballos de pura raza española, antiguas obras de arte y una bodega en memoria de Lola Flores, con escultura de la folclórica incluida.


LOS VINOS D.O. JEREZ-XÉRES-SHERRY Y MANZANILLA DE SANLÚCAR DE BARRAMEDA

Marqués del Real Tesoro ha logrado elaborar uno de los finos más distintivos de Jerez: Tío Mateo; sin olvidar uno de los mejores amontillados de la zona: Amontillado del Príncipe. En cuanto a olorosos, resalta de manera especial el Almirante. De color ámbar intenso, con visos caoba, es muy maduro, con notas de frutos secos. En boca es sedoso, ágil, más elegante que poderoso.

- Manzanilla 'La Guita': Se podría decir que es un vino elegante, largo, vaporoso,  delicado y distinguido. Color Amarillo limón dorado. Limpio y fresco en nariz, aromas de buena crianza biológica, fruta confitada, notas silvestres y florales, frutos secos (almendra). En boca resulta ligero, sabroso, aromático, fresco y persistente. En la vía retronasal, se reproducen los aromas de nariz. Temperatura de servicio: Entre 7º y 9º C

- Fino Tío Mateo: Es un vino de color blanco. En nariz es suave con aromas que recuerdan a la madera.

Tio Mateo es el primer y único vino de españa, elaborado según el sistema tradicional de Jerez con aplicación del exclusivo Método Estévez. La cuidada selección de la uva palomino de sus viñedos y el exigente control de sus levaduras le confieren un carácter muy saludable y una buena calidad de fino inconfundible para acompañar las buenas comidas y naturalmente como aperitivo.

- Fino Inocente: Es un vino de color pajizo pálido. En nariz es delicado y punzante, con claras notas de su crianza biológica. En boca es ligero de entrada, abriéndose con amplitud y frescura y dejando una agradable persistencia. Se recomienda tomarlo frío (8º - 10º C.) como aperitivo y acompañando toda clase de tapas, sopas, mariscos y pescados.

Inocente es un clásico fino de Jerez elaborado de la manera más tradicional siguiendo el sistema de criaderas y solera. El mosto, procedente de uvas de sus viñedos propios en el famoso Pago Macharnudo, se fermenta en botas de roble americano y posteriormente se cría bajo velo de flor durante más de ocho años.

- Amontillado Tío Diego: Es un clásico Amontillado de Jerez elaborado de la manera más tradicional utilizando el sistema de criaderas y solera. Después de fermentar el mosto, procedente de uvas de sus propios viñedos en el famoso Pago Macharnudo, en botas de roble americano, se cría durante más de ocho años bajo velo de flor para luego pasar otros ocho en crianza oxidativa. El resultado es un vino de color ámbar oscuro, muy complejo a la nariz con claras notas de avellana, recordando claramente su crianza bajo flor. Al paladar es seco, amplio y equilibrado. Se recomienda tomarlo a unos 15ºC como aperitivo y acompañando sopas, carnes y caza.

- Amontillado del Príncipe: Es un amontillado muy viejo seleccionado de las soleras más antiguas de la bodega. Totalmente seco, de color ámbar intenso y aroma inigualable.

- Oloroso Tesoro: Es un vino de Jerez. Procedente de uva de la variedad Palomino seleccionada de sus propios viñedos. Vino de cuerpo robusto e intensa riqueza aromática, denota largos años de crianza en vetustas barricas de roble americano. Recomendado para "tapear" y también como "vino de conversación"

José Estévez, S.A
Ctra. N-IV, Km. 640
Jerez de la Frontera, 11408 Cádiz
Teléfono: +34 956 321004
Fax: +34 956 340829 - 956 34 02 16
Correo-e:visitas@grupoestevez.com
Web:www.grupoestevez.com

Coordenadas
36º 68´64.37´´N
6º15´46.93´´ O

Fundación: 1760
Propietario: Grupo Estévez
Enólogo: María Isabel Estévez
Viñas: 186 hectáreas de viñedos propios y 220 hectáreas de viñedos controlados


GRUPO ESTEVEZ S.A.

Las Bodegas José Estévez S.A. son los sucesores de la firma José Leña Rendón y Compañía, establecida en 1809 y dedicada a la crianza de Jerez y Brandies.

En 1894, siendo el principal accionista de la compañía el Sr. Ruiz, cambió el nombre de la sociedad por el suyo propio, Félix Ruiz y Ruiz, S.A., y al mismo tiempo expandió el negocio a norte de Europa y Sudamérica.

Desde 1974 la familia Estévez controla el 100 % de la compañía. En 1984 se decidió cambiar el nombre de la empresa al actual Jose Estevez, S.A.. Esta Compañía, siempre de carácter familiar, ha dado una gran importancia al envejecimiento de sus vinos, cuidándolos con gran esmero e interés.

En 1982 José Estévez de los Reyes compra un paquete importante de las acciones de las Bodegas Marqués del Real Tesoro, y en 1985 la familia Estévez toma el control de estas Bodegas, dándole un fuerte e importante impulso económico, financiero y profesional, llegando en 1989 a tener el 95% de las acciones de la Compañía.

El mismo año 1989, la familia Estévez trazó un plan para fusionar las dos compañías, Bodegas José Estévez, S.A. y Marqués del Real Tesoro, S.A., invirtiendo en unas novísimas instalaciones con las que cuenta actualmente. Estas instalaciones suponen la creación de nuevas oficinas, bodegas de crianza, plantas de embotellado, refrigeración, almacenes, laboratorios y fermentación controlada. Esta nueva reestructuración hace que las nuevas Bodegas José Estévez, S.A. estén equipadas con la más moderna maquinaria y tecnología del país. Siguiendo con esta filosofía de expansión, en mayo de 1993 es adquirida la marca internacional Fino Tio Mateo , así como todas sus soleras, en septiembre de 1999 es adquirida una de las Bodegas más antiguas de Jerez, A.R. José Estévez y en 2007 se hace con el control de las compañías Hijos de Rainera Pérez Marín y M. Gil Luque, propietarias de la conocida Manzanilla de Sanlúcar "La Guita", líder del mercado.

HISTAMINA EN EL VINO

José Estévez, ha puesto en práctica un método por el cual el nivel de histaminas en el vino se reduce prácticamente a la nada. Este método ha sido aplicado al fino Tío Mateo, que tiene un contenido de histamina inferior a 0,05 mg/litro. El éxito de este método puede suponer una revolución en el panorama vinícola.

La histamina es una sustancia orgánica que está presente en casi todos aquellos alimentos elaborados mediante procesos de fermentación, como es el caso del vino, la cerveza o el queso. La comunidad científica ha realizado diversos estudios en los que pone de manifiesto los efectos perjudiciales que esta molécula puede ejercer en el organismo de ciertas personas, en forma principalmente de cefaleas y malestar.

BODEGAS VALDESPINO

El origen de la Bodega Valdespino es antiquísimo. El primer miembro de la familia Valdespino que se dedica al cultivo de viñas y la crianza de caldos jerezanos fue Don Alfonso Valdespino, contemporáneo del Rey Alfonso X El Sabio (combatió a su lado en la Reconquista de Jerez de la Frontera de los árabes en el año 1264). Una vez finalizada la reconquista y como a los restantes caballeros, el Rey le premió con la cesión de tierras y fincas en la ciudad de Jerez, iniciándose así la larga tradición de los Valdespino vinculados con el vino de Jerez.

Aunque desde el año 1430 ya existían actividades comerciales, la firma A.R. Valdespino nace en el 1875. En Mayo de 1883 entra en la Real Orden de Proveedores de la Real Casa y también son proveedores de la Real Casa de Suecia desde 1932.

Los Valdespinos tuvieron la previsión de registrar el término SACRISTÍA como marca comercial, y así consiguieron para la misma protección legal en el registro de marcas y patentes desde el año 1910. Con posterioridad otros registros han ido dando solidez y protección a esta marca, que aunque otros pretenden ahora utilizar, solamente es la Casa Valdespino la que a ello tiene derecho.

La Bodega Valdespino produce también el fino Inocente, único vino de Jerez que procede de una sola viña, en el Pago de Macharnudo, y el único que todavía se fermenta en botas de roble de unos 500 litros de capacidad, siendo ahora lo normal la fermentación en tanques de acero inoxidable de hasta 50.000 litros. Seguramente es también el único vino que tiene 10 criaderas, en lugar de las 2 ó 3 como máximo que corrientemente tienen los demás.


LA GUITA

Las Bodegas de Hijos de Rainera Pérez Marín, se encuentran en Sanlúcar de Barrameda, ciudad que forma parte del Marco de Jerez. La bodega la fundó D. Domingo Pérez Marín en 1852. Desde el año 2007 forma parte del grupo bodeguero jerezano Grupo Estévez.

En 1526, en el edificio sede actual de la Bodega, en la calle Misericordia uno, existía el hospital más importante de Sanlúcar desde finales del siglo XVI. En sus primeros años se llamó Hospital de la Santa Misericordia, llamado posteriormente Hospital de San Juan de Dios, cuando fue entregado a la Orden del mismo nombre a finales del año 1589. El Obispo de Sevilla hizo responsable de este Hospital a Juan Pecador, quien fue canonizado en 1996 por Juan Pablo II con el nombre de San Juan Grande.

Entre 1867 y 1868 el edificio se reconstruyó para convertirlo en Bodega, como consta en la rejería que cierra los grandes vanos circulares de sus naves principales, y ha mantenido su uso original hasta nuestros días. En la portada principal aún se conserva el rótulo sobre azulejo cerámico donde se lee el nombre primitivo de "Bodega de San Juan de Dios".

La Bodega presenta, entre otras, la particularidad de haber conservado la antigua portada del templo de San Juan de Dios, del más auténtico estilo clásico barroco, probablemente de principios del siglo XVII, cuyos elementos ornamentales se concentran en las molduras y pilastras que revisten la portada, así como el amplio entablamento superior. Este magnífico edificio se encuentra en un entorno arquitectónico de carácter monumental propio del centro histórico más antiguo de Sanlúcar, junto a la vecina Basílica de la Caridad. La propia Bodega, por sus características, imprime carácter a esta importante zona del Barrio Alto.

Dentro de estas paredes se cría la Manzanilla "La Guita", emblema de la empresa, con cuyo nombre se conoce también al edificio que la alberga. Al estar situada en la zona más alta de la ciudad, recibe directamente los vientos húmedos de poniente, imprescindibles para la crianza de este vino único en el mundo.

"La Guita" es la primera Manzanilla con fecha de embotellado en la contraetiqueta. Esta información es de suma importancia para garantizar a los consumidores el estado óptimo de su consumo. La filosofía en la que se basa esta empresa es la de elaborar productos de alta calidad y ofrecer el mejor servicio.

Este esfuerzo se ha visto recompensado desde hace años con la aceptación y fidelidad de clientes y consumidores convirtiendo "La Guita" en la marca líder indiscutible en el mercado nacional.

1 comentario:

  1. La elaboración de un vino con mínimos niveles de histamina es una gran aportación para los que padecemos de este mal. Muchas gracias.

    ResponderEliminar