lunes, 3 de diciembre de 2012

La Gran Subasta de la Bodega de Elbulli


LA GRAN SUBASTA DE LA BODEGA DE ELBULLI

Fuente: www.elmundovino.com

Lo que en agosto se anunció como 10.000 botellas se ha quedado definitivamente en 8.807: ésa es la magnífica bodega de elBulli que la casa Sotheby's va a subastar en abril próximo en Hong Kong y Nueva York, y con la que se espera recolectar más de un millón de dólares a beneficio de la elBulliFoundation, la fundación para la investigación del gusto y de la creación culinaria fundada por Ferran Adrià y Juli Soler tras el cierre en 2011 del que fuese considerado mejor restaurante del mundo.

Las fechas de la venta serán el 3 de abril en Hong Kong y el 26 de ese mes en Nueva York, según anunció Sotheby's esta semana. También hizo público un mensaje de Adriá en el que la describe como "excepcional, única", añadiendo que tras la puesta en marcha de la fundación, "decidimos que esta colección muy especial y personal debía emplearse para hacer una contribución inicial que ayudase a que el lanzamiento de elBulliFoundation fuese un éxito".

La directora del departamento de vinos de Sotheby's, Serena Sutcliffe, será la encargada de dirigir las subastas.

Fue Juli Soler el que creó y nutrió a partir de 1981 esta bodega junto a los sucesivos sumilleres de la casa: Agustí Peris, Eloy Sánchez, Isabelle Brunet, Lucas Payà, David Seijas y Ferran Centelles.

Entre lo más interesante que se va a subastar están unas 2.000 botellas de vinos españoles, entre ellos varias botellas de seis añadas de Vega Sicilia Único (entre 1987 y 1996) y de 10 añadas de Torres Mas La Plana. Además, 415 botellas de diferentes añadas de Château de Beaucastel, cajas completas de botellas y mágnums de Château Latour 2005, y vinos del Domaine de la Romanée-Conti, incluidas varias botellas de Romanée-Conti 1999, estimadas en 5.350 euros por botella, y un lote de tres de Romanée-Conti 1990, estimado entre 25.000 y 36.500 euros.

Entre los vinos blancos destacan botellas de Montrachet DRC, pero también vinos más inesperados: tintos suizos, moscateles de la isla de Samos, jereces, oportos, tokajis y 'icewines' canadienses.

Se ha anunciado también el lanzamiento del nuevo sitio de internet Bullipedia, que informará sobre todos los trabajos de la fundación.

Serena Sutcliffe se ha deshecho en alabanzas y emocionados recuerdos de lo que fue comer en elBulli, con "sorpresa, placer y alegría en cada plato, una incesante procesión mágica". Y añadía: "El ingrediente extra en esas comidas fue la armonización intuitiva de esas creaciones con la tentadora, y fenomenalmente interesante, carta de vinos. Estamos encantados de poder subastar estos vinos para que los coleccionistas de todo el mundo puedan compartir el encanto de elBulli".

Y el caso es que Ferran Adrià siempre confesó que él no pensaba nunca en la armonía con el vino cuando creaba un plato... Pero Soler y sus sumilleres se encargaron de ello.

HISTORIA DEL RESTAURANTE ELBULLI

El Bulli es un restaurante de España. Está situado al noreste de Cataluña, en la Cala Montjoi, en Rosas (Gerona).

Distinguido con tres estrellas por la Guía Michelin, fue considerado también el mejor restaurante del mundo en los años 2002, 2006, 2007, 2008, y 2009 en la lista «The S.Pellegrino World's 50 Best Restaurants», elaborada por la revista Restaurant Magazine; en 2010, quedó en segundo lugar tras el Restaurante Noma de René Redzepi, en Copenhague.

En la actualidad es propiedad de los cocineros Ferran Adrià (considerado por los especialistas uno de los más afamados y punteros de la escena culinaria internacional en la actualidad), Juli Soler y Albert Adrià. Parte de su éxito ha sido introducir nuevas técnicas, como la deconstrucción, que consiste en aislar los ingredientes de un plato típico para reconstruirlo de manera inusual, como su emblemática tortilla de patatas. Su trabajo se interesa por la física y la química de los alimentos, llamada Cocina molecular. Esto propició una polémica con Santi Santamaría a raíz del libro que éste publicó, La cocina al desnudo, donde critica este tipo de cocina.

El restaurante El Bulli está emplazado en una antigua masía de la Costa Brava, a 200 km de Barcelona. Hasta el día de su cierre, recibía cuatrocientos mil pedidos de reservas de todas partes del mundo. Abriendo sólo 6 meses al año, sirve un menú de varias decenas de platos y el coste promedio por persona es de 300 euros.

Por la cocina del Bulli han pasado algunos de los mejores chefs de la cocina catalana y española actual, como Quim Marqués, Dani García, Paco Roncero o Sergi Arola.

El restaurante fue creado en 1962 por Hans Schilling y Marketta Schilling un matrimonio alemán, como bar donde acudían los veraneantes. El negocio fue adoptando el nombre de "El Bulli" por los perros bulldog del matrimonio, conocidos popularmente como "bully" en francés. A finales de la década de los 60, a medida que la cocina iba cogiendo entidad, se convirtió en restaurante. A lo largo de los años pasaron diferentes cocineros. Con Jean-Louis Neichel, el Bulli consiguió la primera estrella Michelin. En 1981, Juli Soler se incorpora como director y con J. Paul Vinay como chef, consiguen la segunda estrella en la guía Michelin. En 1984 entró Ferran Adrià, siendo el chef al año siguiente. En 1990 Ferran Adrià y Julio Soler se asocian y empiezan el camino que les llevaría a conseguir la tercera estrella en la guía Michelin en 1997.

En abril de 2008 fue elegido el mejor restaurante, por tercer año consecutivo, por la revista gastronómica británica Restaurant. Se distingue por su innovación y calidad en el tratamiento de los alimentos. Repitió en 2009, siendo pues el mejor restaurante del mundo por cuarto año consecutivo.

En la cumbre gastronómica Madrid Fusión de 2010, Ferran Adrià anunció públicamente que su restaurante, El Bulli, permanecería cerrado al público durante dos años, 2012 y 2013, aunque seguiría abierto como taller de investigación. Durante este periodo, Adrià trabajaría con su equipo en dos centros creativos: «elBullitaller» de la calle Portaferrissa en Barcelona y el propio Bulli, en Cala Montjoi. El 12 de febrero, una entrevista con Ferran Adrià en The New York Times se tituló con el anuncio de que el cierre del restaurante sería definitivo en 2011, apuntando a unas pérdidas anuales de medio millón de euros como motivo inmediato y señalando su intención de crear un centro de estudios de alta cocina avanzada; en una pronta rectificación por parte del cocinero, la única novedad anunciable fue la de la creación de ese centro de estudios, quedando descartado el cierre del local. En julio de 2010, confirmó que la fecha de reapertura del local sería 2014 y que, aunque se servirían comidas de forma ocasional, no sería un restaurante.

1 comentario:

  1. Sotheby's subasta los tesoros de la bodega de ElBulli y recauda 1,8 millones de dólares para la fundación de Adrià.

    ResponderEliminar