lunes, 24 de diciembre de 2012

Nuevo método para evidenciar el origen geográfico de los vinos


NUEVO MÉTODO PARA EVIDENCIAR EL ORIGEN GEOGRÁFICO DE LOS VINOS

Fuente: electroniques.com-newsletter  (El trabajo se ha publicado en el Boletín de la OIV)

La investigación, dirigida por Sofia Catarino del Instituto Nacional de Recursos Biológicos / INIA, Portugal, ha permitido desarrollar una técnica analítica para la autenticación del origen geográfico de los vinos.

El método se basa en la idea de que la composición del vino es un reflejo de la composición mineral del suelo de origen. La identificación y selección de los elementos capaces de reflejar la geoquímica de cada suelo es un pre-requisito indispensable. También se debe tener en cuenta que durante el proceso de elaboración del vino se producen reacciones físico-químicas que pueden alterar el perfil mineral del vino.

El método utiliza como marcadores potenciales de la procedencia geográfica los elementos minerales y las proporciones isotópicas de estroncio (87Sr/86Sr), que varían según la edad geológica y por tanto la región geográfica. Entre los minerales estudiados se encuentra el grupo de los lantánidos, más conocido por el término "tierras raras".

En todos los viñedos estudiados, los investigadores encontraron una fuerte correlación entre las concentraciones de lantánidos en el suelo y en las uvas correspondientes. Por lo tanto, los suelos, mostos y vinos provenientes de la misma DOC muestran unos perfiles de tierras raras muy parecidos, lo que confirma que estos elementos son una herramienta muy valiosa en la identificación del origen geográfico.

- El estroncio es un elemento químico de la tabla periódica cuyo símbolo es Sr y su número atómico es 38.

El estroncio es un metal blando de color plateado brillante, algo maleable, que rápidamente se oxida. En presencia de aire adquiriendo un tono amarillento por la formación de óxido, por lo que debe conservarse sumergido en parafina. Debido a su elevada reactividad el metal se encuentra en la naturaleza combinado con otros elementos formando compuestos. Reacciona rápidamente con el agua liberando hidrógeno molecular para formar el hidróxido de estroncio.

El metal arde en presencia de aire —espontáneamente si se encuentra en polvo finamente dividido— con llama roja rosada formando óxido y nitruro; dado que con el nitrógeno no reacciona por debajo de 380 °C forma únicamente el óxido cuando arde a temperatura ambiente. Las sales volátiles de estroncio, pintan de un hermoso color carmesí las llamas, por lo que se usan en la pirotecnia.

Como el estroncio es muy similar al calcio, es incorporado al hueso, los cuatro isótopos hacen lo mismo, en similares proporciones al hallado en la naturaleza. Sin embargo, la distribución actual de los isótopos tienden a variar grandemente de un lugar geográfico a otro. Así analizando huesos de un individuo podría ayudar a determinar la región de donde proviene. Esta tarea ayuda a identificar patrones de antiguas migraciones, así como el origen de restos humanos de cementerios de batallas. El estroncio ayuda a la ciencia forense.

Presenta tres estados alotrópicos con puntos de transición a 235 °C y 540 °C.

- Lantánidos o "Tierras raras": Los lantánidos (o lantanoides como la IUPAC recomienda) son un grupo de elementos que forman parte del periodo 6 de la tabla periódica. Estos elementos son llamados «tierras raras» debido a que se encuentran en forma de óxidos, y también, junto con los actínidos, forman los «elementos de transición interna».

El nombre procede del elemento químico lantano, que suele incluirse dentro de este grupo, dando un total de 15 elementos, desde el de número atómico 57 (el lantano) al 71 (el lutecio). Aunque se suela incluir en este grupo, el lantano no tiene electrones ocupando ningún orbital f, mientras que los catorce siguientes elementos tienen éste orbital 4f parcial o totalmente lleno (véase configuración electrónica).Bloque f

Estos elementos son químicamente bastante parecidos entre sí puesto que los electrones situados en orbitales f son poco importantes en los enlaces que se forman, en comparación con los p y d. También son bastante parecidos a los lantánidos los elementos itrio y escandio, debido a que tienen un radio similar y, al igual que los lantánidos, su estado de oxidación más importante es el +3. Éste es el estado de oxidación más importante de los lantánidos, pero también presentan el estado de oxidación +2 y +4.

La abundancia de estos elementos en la corteza terrestre es relativamente alta, en minerales como por ejemplo la monacita, en la cual se encuentran distintos lantánidos e itrio.

En la tabla periódica, estos elementos se suelen situar debajo del resto, junto con los actínidos, dando una tabla más compacta que si se colocaran entre los elementos del bloque s y los del bloque d, aunque en algunas tablas periódicas sí que se pueden ver situados entre estos bloques, dando una tabla mucho más ancha.

El radio de los lantánidos va disminuyendo conforme aumenta el número atómico; no son variaciones grandes, pero se van acumulando. Esto provoca que los elementos del bloque d de la segunda y tercera serie de transición presenten radios similares dentro de un grupo: deberían aumentar al bajar en un grupo, pero al haberse intercalado los lantánidos, este aumento en el radio por bajar dentro de un grupo se ve contrarrestado por la disminución del radio por la presencia de los lantánidos. Esto se conoce como contracción de los lantánidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario