lunes, 24 de diciembre de 2012

Pasta a base de resina de pino para proteger las heridas de poda


PASTA A BASE DE RESINA DE PINO PARA PROTEGER LAS HERIDAD DE PODA

Los estudios realizados por el Instituto Francés de la Viña y el Vino (IFV) demuestran la eficacia de la pasta a base de resina de pino para proteger las heridas de poda contra la Eutipiosis.

RESINA DE PINO

La resina es una secreción orgánica que producen muchas plantas, particularmente los árboles del tipo conífera. Es muy valorada por sus propiedades químicas y sus usos asociados, como por ejemplo la producción de barnices, adhesivos y aditivos alimenticios. También es un constituyente habitual de perfumes o incienso.

En muchos países, entre ellos España, es frecuente referirse a la "resina" como "resina de pino" ya que esta conífera es su principal fuente.

Las resinas u oleorresinas son secreciones producidas por plantas superiores lignificadas del género Pinus, constituidas por ácidos resinosos disueltos en una mezcla de compuestos terpénicos. Se producen en células vivas del parénquima de la albura de los árboles y permanecen en estructuras anatómicas especializadas (canales resiníferos). La función biológica de la resina es de reserva y de cicatrización. Normalmente permanece sometida a altas presiones en el interior de los canales. La ruptura de estos provoca que fluya al exterior.

Se denomina resina a este exudado arbóreo mientras permanece en el árbol. Cuando es obtenida en su estado bruto se le denomina miera. Una vez purificada recibe el nombre de oleorresina. De la oleorresina se le separan sus componentes sólido (colofonia) y líquido (aguarrás), que tienen diferentes usos en el mercado

En la medida en que se han descubierto nuevos derivados y usos de la resina de pino, ésta ha incrementando su valor. Los componentes primarios son separados mediante el proceso de destilación por arrastre con vapor, siendo los mismos, la Colofonia y Trementina. A partir de los resultados de estas investigaciones, se inició el desarrollo de la industria de transformación de resina en la obtención de productos derivados denominados colofonias modificadas. Durante muchos años la Colofonia y la Trementina fueron usadas sin procesar en la industria del jabón, el papel y el barniz. Actualmente, la mayor parte de la colofonia se emplea en la obtención de más de 50 tipos de colofonias modificadas con aplicaciones diferentes. Entre los principales usos se destaca: producción de papel, adhesivos, tintas de impresión, compuestos de goma, revestimientos superficiales, barnices, pinturas, esmaltes, soldaduras, fósforos, redes de pesca, confección de flores. Ha sido ampliamente utilizada en la preparación de materiales de limpieza, controles biológicos para luchar contra invertebrados y plagas (fitopatógenas) que afectan las plantas, construcciones, embarcaciones, agentes higiénicos y aromatizantes, derivados con acción biocida especifica, polímeros termoresistentes, agentes lubricantes y precursores de fármacos, orientados hacia agentes antiulcerosos y antimicrobianos de acción general.

La Trementina es de amplio uso en la industria química, como fuente de aromas, fragancias, sabor, insecticidas, disolventes, etc. La variedad de usos de la colofonia y la trementina, ilustran la importancia económica de las mismas y de la resina como materia prima, siendo insustituibles en muchas aplicaciones industriales.

Por otra parte, aplicando una percepción ecosostenible y "green chemistry", se debe plantear que el aprovechamiento de resina se basa en la obtención de productos naturales renovables, mediante procedimientos no destructivos ni contaminantes, contribuyendo su explotación a la conservación del medio natural y el desarrollo sostenible de estas regiones. Por último, la resina es considerada como un producto estratégico debido a que tanto en forma cruda como modificada es de utilidad en la producción bélica, por lo que muchos países se interesan en poseer reservas de este producto.

La resina de pináceas, incluyendo la colofonia, es un producto natural de extraordinaria importancia por su versatilidad y variación composicional que permite obtener derivados con elevado valor agregado (tecnológico e intelectual) y extensa aplicabilidad. Compuesta aproximadamente por un 90 % de ácidos resínicos (abiético y pimárico) y un 10 % de sustancias no resinosas, es un material de partida ecológicamente sustentable que puede utilizarse en la generación de intermediarios avanzados para procesos de química fina y farmacéutica.

REALIZACIÓN DE CORTES DE PODA EN LA VID

Durante la operación de la poda se deben tomar ciertos recaudos a la hora de hacer los cortes ya que un corte mal realizado puede provocar un daño en ese sector de la planta complicando o directamente impidiendo la brotación de las yemas elegidas. Como medidas de prevención a estos daños se debe asegurar que las tijeras siempre estén bien afiladas y en buen estado, la hoja de corte debe estar bien regulada de manera que no exista una “excesiva luz” entre ésta y el gavilán o apoyo de la misma, para que el corte sea limpio y liso y no a manera de pellizco dejando restos de corteza. Al practicar los cortes se colocará el gavilán hacia el lado del sarmiento que se suprime, para evitar magullamientos sobre la parte que se conserva.

Si la longitud de los entrenudos de los sarmientos no es exagerada, el corte se practicará por encima del nudo de la última yema respetada, ya que el diafragma constituye una barrera para la entrada de microorganismos. En caso de ser los entrenudos muy largos, se puede efectuar el corte sobre estos procurando alejarse unos 2 - 3 cm. de la yema respetada y no al ras, para evitar que se interrumpa la conducción de savia desde la madera a la yema debido a la formación de tejidos de
cicatrización en esa zona. Además dichos cortes deben realizarse a “bisel”, en sentido opuesto a la yema para favorecer el escurrimiento del agua de lluvia o de savia si la cepa produce lloro previo a la brotación. De esta manera se evita que la yema entre en contacto con una excesiva humedad y se pudra o agrave el riesgo de daño por una helada.

En los cortes que se realicen sobre brazos y troncos debe dejarse siempre un pequeño tocón, cuyo bisel mire al lado opuesto a la posición ocupada por el órgano que prolonga el brazo o tronco. La longitud de este tocón corresponderá al diámetro de la sección y se realiza, de acuerdo a lo expuesto anteriormente, con el fin de evitar que la herida cicatrice y se seque introduciendo un sector de madera muerta en la zona del tronco donde se ha producido el corte, interrumpiendo la conducción de savia desde la madera al resto de los órganos. Además, siempre que sea posible y las condiciones así lo permitan, es preferible el uso de podón o tijerón en lugar de serrucho debido a que éste último no produce un corte liso y limpio sino que provoca una laceración de los tejidos dejando una herida “granulada” la cual es más propensa al ataque de enfermedades.

Es conveniente que todos los cortes mayores de 2,5 cm. de diámetro sean pintados con una mezcla de látex+fungicida (Ej.: carbendazim, carboxin+tiram, captan, etc.) o pasta bordelesa al 10%, para evitar que sean puerta de entrada para enfermedades fúngicas de la madera como “hoja de malvón”, “yesca”, “eutipiosis”, etc. Algunas de las mezclas recomendadas para pintar los cortes son:

Pasta Bordelesa:
- 1 litro de agua
- 100 gramos de sulfato de cobre pentahidratado 98% WP
- 80 gramos de cal hidratada
- 50 cm3 de aceite mineral

Carbendazim + Látex:
- 1 litro de pintura látex
- 250 cm3 de carbendazim 50% SC

Carboxin + Tiram + Látex :
- 500 cm3 de pintura látex
- 500 cm3 de carboxin 20% + tiram 20% FS

Captan + Látex:
- 1 litro de pintura látex
- 150 cm3 de captan 37% SC o 80 gramos de captan 80% WP vASTA A BASE DE RESINA DE PINO

1 comentario: