viernes, 11 de enero de 2013

Herramienta para monitorizar el viñedo vía Internet



HERRAMIENTA PARA MONITORIZAR EL VIÑEDO VÍA INTERNET

Proyecto europeo para el diseño de una herramienta que facilita la monitorización y la gestión del viñedo vía Internet.

Investigadores de la Universidad de La Rioja y del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino han participado en el desarrollo de una nueva plataforma, que se basa en la monitorización del viñedo en tiempo real, para facilitar una gestión de las explotaciones vitícolas. Esta herramienta permite realizar un seguimiento en tiempo real, a través de Internet, del desarrollo vegetativo, la incidencia de algunas enfermedades y plagas, así como del estado hídrico del viñedo.

El Proyecto MODEM_IVM de I+D+i, con un presupuesto de 1.440.000 €, comenzó en enero de 2011 y finaliza en diciembre de 2012. Incluido en el VII Programa Marco de Investigación y Desarrollo de la Unión Europea, en él ha colaborado un consorcio de entidades de distintos países de la UE, cinco del ámbito de la investigación, entre las que se incluye la UR, y tres empresas privadas de base tecnológica y proveedoras de servicios agronómicos.

El objetivo del proyecto era crear un sistema de ayuda dirigido a los consultores y responsables de explotaciones vitícolas que facilitara la toma de decisiones y las distintas opciones de actuación ante las problemáticas que pueden surgir en el proceso de gestión de un viñedo.

Como resultado se ha obtenido una herramienta completa que monitoriza el desarrollo del viñedo desde una perspectiva global, y de fácil manejo para el usuario.

En el caso concreto de La Rioja, ha participado el Grupo TELEVITIS de Viticultura de la Universidad de La Rioja y del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino, liderado por el profesor de viticultura Javier Tardáguila como investigador principal, así como la doctora María Paz Diago y el doctorando Borja Millán.

El equipo de la UR ha realizado un seguimiento de crecimiento vegetativo y reproductivo, así como de la evolución del estado hídrico. Posteriormente, se han desarrollo algunos modelos que permite estudiar la evolución de estos parámetros claves para el manejo del viñedo. Los datos recogidos han servido para testar los modelos implementados en la nueva herramienta web en viñedos de Bodegas Darien.

La herramienta web comercializada por el consorcio de empresas participantes (Horta, Galtel y Sodimel), es apta para cualquier explotación vitivinícola y se puede adaptar a cada situación particular.

A través de la red de sensores inalámbricos que recogen los datos en el viñedo datos y los envía en tiempo real al DSS (Decision Support System), que analiza los datos y, considerando los riesgos e impactos previstos, optimiza la toma de decisiones y enviando alertas al viticultor.

El usuario, además, puede aportar datos de cada viñedo mediante dispositivos portátiles (Smartphone o tablets), dotados de una aplicación informática que remite su información a la plataforma web.


TECNOLOGÍAS INALÁMBRICAS PARA SEGUIR EL VIÑEDO EN TIEMPO REAL

La calidad de la uva para elaboración de vino depende de múltiples factores, como el clima, el tipo de suelo, la variedad de la vid. Incluso dentro de una misma parcela estos factores, especialmente el suelo, puede cambiar de gran manera de unos puntos a otros. Algunos de estos factores son ajenos al control del viticultor, pero hay otros que sí se pueden controlar, o al menos mediar para adaptar las prácticas agrícolas al estado y evolución de esos factores.

Para tener una imagen real de lo que pasa en el viñedo con esos factores, es necesario medir en numerosos puntos. Pero, ¿cómo monitorizar en tantos sitios distantes unos de otros? La solución la dan las redes inalámbricas de sensores, que hacen posible tener un número elevado de puntos de medida en el viñedo sin necesidad de instalar ni un solo cable, ya que las tecnologías inalámbricas son la única forma de instalar en campo cualquier tipo de sistema, ya que las extensiones de terreno que se manejan hacen inviable cualquier otra forma de instalación.

Estos sistemas pueden medir la humedad del suelo a distintas profundidades, monitorizar parámetros ambientales (temperatura y humedad relativa). Los datos recogidos se envían a un servidor instalado en la propia finca, alimentado mediante un sistema solar fotovoltaico de baja potencia. Los datos se pueden consultar desde cualquier lugar con conexión a Internet.

Este tipo de sistemas permite que el usuario final no tenga que estar continuamente pendiente de las medidas de los sensores, ya que la propia red envía un E-mail cuando se produce alguna situación fuera de lo esperado, avisando, por ejemplo, de que la humedad del suelo es muy baja y es necesario regar.

También se pueden controlar parámetros como el grosor del tronco, la humedad de las hojas o parámetros climáticos completos (radiación solar, lluvia, viento, etc.).

Estos controles tienen grandes ventajas medioambientales y de reducción de riesgos de la cosecha. Por un lado, el análisis de datos históricos permite al sistema evaluar la posibilidad de ocurrencia de determinadas enfermedades del cultivo, avisando al viticultor para que tome las medidas oportunas. Y por otro, el conocimiento preciso de qué ocurre en cada sub-parcela permite ajustar las prácticas agrícolas a la necesidad concreta de la planta y del suelo en cada punto, evitando, por ejemplo, que se malgaste agua de riego y fitosanitarios que pueden terminar filtrándose en acuíferos subterráneos porque la planta no ha sido capaz de absórbelos en su totalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario