miércoles, 27 de marzo de 2013

Acariosis (Calepitrimerus vitis Nal.) en el viñedo



ACARIOSIS (CALEPITRIMERUS VITIS NAL.) EN EL VIÑEDO

Fuente: José Luis Pérez Marín (Plagas y enfermedades del viñedo en La Rioja) www.larioja.org

Se constató su presencia en los viñedos de Rioja Alta por primera vez en 1975, causando daños muy importantes, y poco a poco fue extendiéndose al resto de viñedos de La Rioja. Hoy continúa siendo una plaga a tener en cuenta, que obliga al viticultor a realizar tratamientos para controlar sus daños.

Entre los viticultores se la conoce por el nombre de araña, denominación que desgraciadamente adoptan para toda sintomatologia de ácaros, y que lleva a confusión.

Está ocasionada por un ácaro eriófido (dos pares de patas) que está presente en el viñedo desde el desborre hasta el inicio del envero, causando los ácaros el mayor daño durante el desborre si es éste lento (temperaturas bajas).

Todas las variedades pueden ser atacadas, pero la menos sensible es la Garnacha, donde no se han observado daños, posiblemente por no tener pelos en el envés de la hoja, ya que este ácaro prefiere las hojas de abundante pilosidad. De ahí que la más sensible sea la variedad Tempranillo.

Este ácaro pasa el invierno en estado de hembras adultas debajo de las escamas de las yemas y, en menor cantidad, en las grietas de la madera de los brazos y pulgares. Al desborre de la vid (estado fenológico C) inician su salida, sucediéndose varias generaciones durante el verano, cuatro o más, dependiendo de las condiciones climáticas del año (temperatura). Unos días antes de iniciarse el envero las hembras adultas comienzan a abandonar las hojas buscando sus refugios invernantes.

Síntomas y daños

La acariosis puede afectar a hojas o a racimos, causando diferente sintomatología y daños.

En hojas, al principio de la vegetación se abarquillan, presentan abultamientos, y los nervios se hacen muy patentes, provocando una brotación muy lenta y brotes con entrenudos muy cortos. A lo largo del ciclo vegetativo de la cepa, los ácaros van colonizando las hojas terminales, las cuales presentan numerosos puntos blancos que se pueden observar perfectamente mirando la hoja al trasluz. Esta brotación lenta y raquítica produce un menor desarrollo vegetativo que afecta directamente a la cosecha.

En racimos, al desborre, las picaduras de los ácaros provocan unos racimos pequeños y posteriormente un mal cuajado debido al aborto de algunas flores. Estos daños pueden afectar muy seriamente a la producción final, reduciéndola hasta en un 80% si el ataque es fuerte.

No confundir con...

Los síntomas pueden confundirse con los ocasionados por otros ácaros, pero son fáciles de diferenciar mirando al binocular, ya que la acariosis tiene el cuerpo alargado en forma troncocónica, color amarillo claro y dos pares de patas, y:


• La araña amarilla común (Tetranychus urticae): de mayor tamaño, cuerpo ovalado de color amarillo-verdoso, una mancha grande a cada lado del cuerpo y cuatro pares de patas.
• La araña amarilla (Eotetranychus carpini): de mayor tamaño, cuerpo ovalado de color amarillo, con varios puntos negros por todo el cuerpo y cuatro pares de patas.
• La araña roja (Panonynchus ulmi): de mayor tamaño, cuerpo ovalado de color rojo oscuro, con pelos por todo el cuerpo y cuatro pares de patas.
• La erinosis (Colomerus vitis): cuerpo alargado de color amarillo-blanquecino brillante y dos pares de patas.

También pueden confundirse con:

• Las bajas temperaturas (próximas a la helada) al inicio de la brotación. Su sintomatología es muy similar y difícil de diferenciar, pero una observación al binocular permite ver los ácaros y salir de dudas.
• La eutipiosis, que provoca durante el desborre hojas raquíticas con zonas necróticas, mientras que las de la acariosis, no.

Estrategia de lucha y medios de control

El control de la acariosis se realiza preferentemente con productos químicos. Las materias activas recomendadas actualmente (G. T. Vid, 2012) son azufre en espolvoreo y spirodiclofen.

La estrategia de lucha a seguir consiste en realizar un tratamiento al desborre (estado fenológico C/D) si al final del ciclo vegetativo del año anterior se observaron puntos blancos en las hojas terminales, sobre todo si las temperaturas son bajas y dificultan la brotación, ya que los ácaros se distribuyen en una superficie foliar reducida y sus daños son mayores. No obstante, si se observan síntomas durante el verano se debe tratar unos 7-10 días antes de iniciarse el envero, que es cuando los ácaros inician el descenso hacia los refugios invernantes, y así eliminamos la población de ácaros invernantes o la reducimos lo suficiente  para no tener que tratar al año siguiente durante el estado fenológico C/D.

Los ácaros fitoseidos, principalmente los de la familia Typhlodromus, son excelentes depredadores de ácaros, por lo que es muy conveniente elegir un producto químico que no tenga efecto sobre ellos.

Como técnicas culturales se recomienda: destruir todos los restos de poda, pues en ellos invernan gran parte de los ácaros, y no coger para injertar sarmientos de parcelas atacadas, pues así evitaremos pasar la plaga a la nueva plantación desde el primer año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario