martes, 19 de marzo de 2013

Bodeas Buezo (D.O. Arlanza - Burgos)


 BODEGAS BUEZO (D.O. ARLANZA - BURGOS)

En Bodegas Buezo, conceden el sabor de sus vinos desde la viña; por eso, cuidan con mimo cada planta y cada racimo para obtener un vino único, un vino con personalidad Buezo.

La bodega y la plantación están ubicadas en la Finca de Valdeazedón, en el municipio de Mahamud (Burgos) dentro de los vinos calificados con la D.O.Arlanza. La bodega es un pago que posee 50 Ha de viñedo, mayoritariamente tempranillo, pero albergan variedades como Merlot, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon, que hacen que sus vinos sean muy peculiares.

La bodega está al servicio de la calidad y ha sido construida con una cuidada arquitectura de vanguardia, integrada en el paisaje natural de Castilla León. La bodega está construida a diferentes alturas, pues toda la elaboración y trasiegos se realizan por gravedad con ayuda de un puente-grua, una forma natural de mantener todas las propiedades de los caldos, que posteriormente descansarán una amplia nave de barricas climatizada, todas a una sola altura, y donde encontramos barricas de roble francés (70%), centroeuropeo y americano. Destacar también un gran botellero, donde pueden dormir hasta 500.000 botellas.

La bodega en si goza de espacios amplios, donde sus grandes cristaleras dejan penetrar la claridad y el sol se refleja en el acero inoxidable de su interior. La filosofía es la combinación de la artesanía ancestral de los vinicultores con los nuevos procedimientos y tecnologías, pero siempre al servicio de la calidad.

El resultado es un vino único, un vino con "b" de Buezo. Estos vinos organolepticamente se caracterizan por su especiada, fruta negra y una boca potente, que no se desentona con su nariz.

También laboran un vino blanco experimental, es decir 400 litros, de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Semillon Blanc fermentado en barrica. Un vino muy original, con recuerdos a fruta blanca, miel, pan tostado, con una boca untuosa y fresca.

D.O. ARLANZA

Comarca vinícola de Castilla y León (España) amparada por una DO que comprende todos los municipios de esta comarca, en la provincia de Burgos, más doce municipios de la provincia de Palencia. De clima frío, moderado por el relieve del valle del Arlanza, con ondulaciones y laderas donde se cultivan los viñedos. Los suelos son profundos con gran variedad de componentes: silíceos, arenosos, graníticos y margas calizas. Las variedades tintas autorizadas son mencía, tinta del país (tempranillo), garnacha, cabernet sauvignon, merlot y petit verdot. Produce vinos aromáticos, frescos y de taninos suaves. También se cultivan algunas variedades blancas, como viura y albillo.

Esta denominación de origen vinícola fue establecida en 2005 para los vinos producidos en el valle medio y bajo del río Arlanza, en las provincias de Burgos y Palencia. Los vinos de la Ribera del Arlanza se cultivan en viñedos de 62 municipios, 50 de Burgos, con nueve bodegas, y 13 de Palencia, con dos bodegas.

La D.O. Arlanza discurre desde la provincia de Burgos  hasta una parte de Palencia y Valladolid, blindada por el río Arlanza y Pisuerga; con un importante entorno cultural y paisajístico: Lerma, Santo Domingo de Silos, el desfiladero de Yecla, sierra de Covarrubias...

La tradición vitivinícola de la zona se remonta al siglo X, donde los monjes eran los principales viticultores. Con la llegada de la filoxera casi en su totalidad las viñas fueron arrancadas, se reestructuraron de nuevo, pero en los años 50 la comarca sufrió una despoblación tal que las viñas nuevamente dejaron de tener importancia.

En el siglo XII, el monasterio de Santa María de Bujedo de Juarros adquirió viñedos en la Ribera del Arlanza y del Duero para su abastecimiento, completándolos con viñedos en Quintanilla del Agua.

Según fray Valentín de la Cruz, cronista oficial de la Provincia de Burgos, refiriéndose al siglo X: «todas las poblaciones comprendidas entre el Arlanzón y el Arlanza destinaron algunos de sus pagos a viñas... La familia condal gozaba de viñas y los monjes del Arlanza las mimaban en la zona de Lerma, especialmente en el priorato de Santa Inés. Covarrubias alaba sus propios caldos, y la abadesa reclama a cada vecino de su fuero, un pozal de vino».

A principios del siglo XX apareció la filoxera, lo que obligó al arranque de la totalidad del viñedo existente y a su replantación. En el año 1920 la reestructuración se había completado.

Hasta la mitad del siglo XX, el viñedo fue parte importante de todas las explotaciones existentes en la comarca. A partir de los años 50 de nuestro siglo, se produjo un fuerte éxodo rural en la Comarca del Arlanza (al igual que en otras zonas) debido a la gran expansión industrial que demandaba abundante mano de obra. Esta fue absorbida de las zonas agrarias que no podían competir con los suelos ni las condiciones de vida de las áreas industriales.

Esta falta de mano de obra, unida a la estructura de los viñedos, que en su mayoría estaba formada por parcelas muy pequeñas, marcos de plantación que imposibilitaban la utilización de maquinaria, variedades dispares y poco adaptadas, etc. obligó al abandono paulatino de los mismos, a la vez que hizo que los agricultores fueran pasándose al cultivo del cereal, mucho más protegido en aquella época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario