miércoles, 13 de marzo de 2013

Compañía Bodeguera de Valenciso



COMPAÑÍA BODEGUERA DE VALENCISO

En valenciso son bodegueros, con 28 años de experiencia en La Rioja. En 1998, tras años de trabajo compartido en una bodega centenaria, unieron sus apellidos, Valentín y Enciso, para fundar esta Bodega. Con trabajo, paciencia, vocación, y cariño han creado este sueño de carácter vitivinícola.

Esta bodegas se encuentra en Ollauri, un precioso pueblo a 4 km. de Haro, en el norte de la Rioja Alta, reconocido desde el siglo XIX por su prestigio vitivinícola. Una zona que se diferencia del resto de la Rioja por un clima cuyas  notas atlánticas modulan los calores del verano, y por un suelo arcillo calcáreo, pobre y por eso ideal para el cultivo de la vid.



La puerta de entrada es una escultura de Juanjo Novella inspirada en la nervadura de una hoja de vid. El edificio es obra del arquitecto Alfonso Samaniego, combina materiales tradicionales y simplicidad de líneas con unas formas modernas y espaciosas.


DEPÓSITOS DE CEMENTO

Desde el punto de vista técnico se eligieron depósitos de cemento que según el bodeguero respetan más la vivacidad del vino y benefician su longevidad,  con control de temperatura y  equipamiento en acero inoxidable, ya que el depósito de cemento, de la misma forma que el de madera posee inercia térmica, convirtiéndose en recipientes muy aislantes, debido a sus gruesas paredes, por lo que es necesario refrigerar su interior durante la fermentación. Siguiendo así la escuela de grandes vinos del mundo que nunca abandonaron el cemento, dadas sus ventajas.

Durante los años 1940-1960 fueron los más habituales. Se construían grandes vasijas de hormigón y armadura de hierro, con un vacío sanitario debajo. La última capa se enlucía con cemento puro y se franqueaba con ácido tartárico, quedando la pared recubierta por tartrato cálcico inatacable por el vino; de lo contrario, el carbonato cálcico del cemento era atacado por los ácidos del vino, enriqueciéndose en calcio.


BARRICAS DE ROBLE FRANCÉS

Solamente usan barricas de roble francés, y son unos de los bodegueros con más experiencia en él, más de 25 años. Prefiriendo el roble francés: da más complejidad y elegancia a los vinos, y una vida más larga.

Una barrica nueva de roble francés puede valer más de 600€ y una del americano cuesta la mitad unos 300€. Por lo general una barrica de roble francés o europeo tiene aromas muy sutiles, parecidos a los que desprende un lapicero cuando le sacamos punta, la madera de cedro, o incluso la pimienta blanca. Mientras que una barrica americana tiene unos aromas más intensos y dulzones, que nos pueden recordar a vainilla y el coco. Es decir, son productos completamente distintos.

La madera de roble procedente de Francia, debido al corte o hendido realizado por sus vetas y al crecimiento más lento del árbol es más porosa, siendo ideal para guardar el vino durante largos períodos de tiempo, consiguiendo de esta forma una mejor microoxienación. Por otra parte el roble Americano, siendo aserrado y debido al crecimiento mucho más rápido del árbol es menos porosa, haciéndola mas idónea para guardar el vino durante periodos mas cortos.


VALENCISO TINTO RESERVA 2006

En esta bodega solo se elabora un único vino, es decir un reserva. Tener un único vino por cosecha, de limitada producción, les obliga a mantener un alto nivel de exigencia y conocimiento añada tras añada. Hoy en día también elaboran una pequeña cantidad de vino blanco.

La complejidad, el equilibrio entre fruta y madera que distinguen a Valenciso, solo se alcanza por la exhaustiva selección de uva de los mejores viñedos y la elección de las mejores barricas de las mejores tonelerías de Francia, para de esta forma volcar todo su saber hacer en una y única marca. 



La recompensa a la dedicación, trabajo, inquietudes, satisfacciones, días mejores y peores, hace que este vino sea reconocido por la crítica especializada haciendo que todo esto merezca la pena.

Notas de cata: Es un vino bien cuidado, tradicional y fácil de beber, pero a la vez tiene un toque innovador y moderno. Se puede consumir directamente o guardar ya que envejece bien y elegantemente en la botella. Un vino complejo, elegante y refinado, ideal para una buena mesa.

Precio: 20,30 €


VALENCISO BLANCO 2011

Para este vino se cultivan viñedos muy viejos de suelos arcillo-calcáreos de la Rioja Alta, de excepcional calidad, plantados según la costumbre de aquellos tiempos, cuando en la misma viña se ponía siempre una pequeña proporción de blanco. Además de viura -la uva predominante en los blancos de Rioja- tienen garnacha blanca.

Fermenta y envejece en barricas de roble del Cáucaso. Es un blanco diferente: La garnacha blanca le da una boca más untuosa y la madera de la barrica del roble del Cáucaso es más sutil, acompaña sin dominar.

En esta cosecha 2011 solo se elaboraron 12 barricas.

Notas de cata: En nariz encontramos aromas cítricos de piel de limón y fruta blanca, con exóticas notas vegetales que nos pueden recordar al espárrago. En boca es muy peculiar encontrando una interesante mezcla entre acidez y amargor. El retrogusto es largo y prolongado. Ideal para acompañar quesos, carnes blancas, foie-gras, charcutería y ensaladas.

Precio: 13,70 €

Compañía Bodeguera de Valenciso
26220 Ollauri (La Rioja)
Telf.: (+34) 941 30.47.24
Fax: (+34) 941 30.47.28
E-mail: valenciso@valenciso.com

Coordenadas GPS
Latitud 42,53955; Latitud: 42º 32' 22.3794''
Longitud -2,82949; Longitud: -2º 49' 46.1634''

No hay comentarios:

Publicar un comentario