viernes, 22 de marzo de 2013

Las exportaciones de vinos de Francia triplican en valor a las de España


LAS EXPORTACIONES DE VINOS DE FRANCIA TRIPLICAN EN VALOR A LAS DE ESPAÑA

Fuente: José Luis Murcia. Periodista. Miembro de AEPEV-FIJEV. (www.elcorreodelvino.com). 21/03/13

Los datos de exportación de vinos en Francia de 2012, hechos públicos por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), son espectaculares en valor al situarse en 7.830 millones de euros, más del triple de las ventas españolas con apenas 15 millones de hectolitros frente a los 20,6 millones de hectolitros que España colocó en otros países.

Con estas cifras, que suponen incrementos del 5,5% en volumen, en un año de menor oferta mundial, y de casi el 9% en valor, Francia incrementó su precio medio un 3,1%, una media ponderada en un año bastante especulativo en los mercados internacionales, pero que han supuesto para el país vecino un récord de facturación, superior claramente a los 7.200 millones de euros de 2011 y una media de venta de 5,23 euros el litro. Ahí es nada cuando a España le ha costado superar el euro de media y en esta ocasión ha llegado hasta 1,21 euros el litro.

En Francia crecieron en valor y volumen las ventas de espumosos, copadas casi al 100% por el champagne, que crece un 1,3% en volumen y un 5% en valor; el vino envasado que vende un 4,4% más hasta los 10,44 millones de hectolitros, algo más del 75% de sus ventas, y hasta casi un 11% en valor con 5.103 millones de euros.

Curiosamente, la única partida de vino en Francia que sufre un ligerísimo retroceso en su precio medio es el granel y el vino en bag-in-box, que pierde un 0,8%, pero que incrementa sus ventas en volumen más de un 12% hasta los 2,97 millones de hectolitros y un 11,3% en valor hasta los 294 millones de euros. El precio medio se ubica en 0,99 euros por litro. Y es que Francia, con un mercado de vino a granel claramente al alza, optó por mantener los precios frente al ansia especuladora de Italia, España o Australia y ahí están los resultados y la fidelidad de sus clientes, un mensaje que repite hasta la saciedad el director general del OEMV, Rafael del Rey, como el que predica en el desierto.

Los grandes compradores de vino francés mantuvieron más o menos sus adquisiciones. Es el caso de Alemania, con 2,59 millones de hectolitros, o de Bélgica que se quedó en 1,51 millones de hectolitros. Retrocedió ligeramente Reino Unido un 2,9% hasta los 2,11 millones y subió China un 19% hasta 1,4 millones; Holanda un 6% hasta 1,22 millones y Estados Unidos un 15% hasta 1,17 millones de hectolitros. Todo ello con unas facturaciones que en el caso de Reino Unido llegaron hasta 1.353 millones de euros y de Estados Unidos con 1.034 millones de euros.

La subida de precios del vino a granel en el mercado internacional y la escasez de oferta en España hicieron que Italia trasladara sus compras hasta Francia donde las incrementó un 87% hasta los 19,5 millones de litros. Las importaciones de Rusia, tradicional comprador de vino español a granel, aumentaron un 836% hasta los 9,5 millones de litros y las de Estados Unidos un 295% hasta los 9,4 millones de litros.

El mayor comprador en este segmento fue Alemania con 1,17 millones de hectolitros por valor de 89 millones de euros, a una media de 0,76 euros el litro, por delante de Bélgica con 39 millones de litros por 47 millones de euros y Suiza, con 22 millones de litros por 27 millones de euros.

Aunque las comparaciones sean odiosas y la envidia insana, un análisis pormenorizado de las ventas exteriores de Francia indican la madurez de sus empresarios vitivinícolas y su trabajo para recuperar mercados a unos precios medios elevados, pero que son capaces de contenerlos en los momentos más especulativos de las transacciones. Una lección de la que deberíamos aprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario