jueves, 11 de abril de 2013

Enfermedades fúngicas de madera en viñedo


ENFERMEDADES FÚNGICAS DE MADERA EN VIÑEDO

Fuente: José Luis Pérez Marín (Plagas y enfermedades del viñedo en La Rioja) www.larioja.org

Desde siempre han existido en los viñedos plantas adultas que morían lentamenfee o rápidamente, afectando a toda la planta o bien a algún brazo de ella, conociéndose por los nombres de yesca o eutipiosis. Durarte los últimos años se están observando plantas que mueren muy jóvenes, incluso el primer o segundo año de plantación, debido a las denominadas enfermedad de Petri o pie negro.

Estas enfermedades están ocasionadas por un complejo de hongos que cada uno de ellos actúa en momentos diferentes a lo largo del cido vegetativo, en la mayoría de los casos penetrando a través de las heridas de poda. En algunas ocasiones pueden entrar a través de las raíces. En otros casos, pueden plantarse plantas ya infectadas, bien por estarlo la planta madre o al infectarse en el proceso de producción del vivero.

No obstante, los hongos aislados más frecuentemente en cada una de estas enfermedades son:
- En yesca: Fomitiporia mediterránea y Stereum birsutum Fríes. Son hongos que penetran a través de las heridas de poda.
- En eutipiosis y en brazo negro muerto: Eutypa lata Tul. y Botryospbaeria spp. Son hongos que pueden penetrar a través de las heridas de poda.
- En enfermedad de Petri: Phaeoacremonium spp. y Phaemoniella spp. Son hongos que pueden penetrar a través de las heridas de poda y a través de las raíces.
- En pie negro: Cylindrocarpon spp. Son hongos que residen en el suelo y penetran por la base del portainjertos.

Su incidencia cada vez es más importante ai los viñedos riojanos. debido al estrés al que están sometidos últimamente al intentar alcanzar mayores producciones y a la retirada del producto arsenito sódico.

Todas las variedades son sensibles durante el período vegetativo de la vid.

Síntomas y daños: Son diferentes según la enfermedad de que se trate y pueden afectar a diferentes órganos de la cepa.



YESCA

Afecta generalmente a plantas de más de cinco años. Presenta diferentes síntomas.

- En hojas, los síntomas se manifiestan por coloraciones marrones-rojizas entre los nervios en las variedades tintas y coloraciones amarillentas en las variedades blancas, que terminan por necrosarse cuando su evolución es la forma lenta. Cuando su evolución es rápida o apopléjica, en uno o dos días, las hojas se secan totalmente; esto suele ser frecuente  en los meses de verano en jornadas calurosas después de haberse producido una tormenta.

- En madera, se manifiesta interiormente por tener una consistencia blanda (se deshace con los dedos) y coloración amarillenta, separada por una línea negra de la madera sana, cuya coloración es más oscura.

Los daños son importantes pues provocan la muerte de la cepa, generalmente de manera aislada, bien instantáneamente (forma rápida) o al cabo de unos años (forma lenta). Una cepa afectada puede presentar síntomas un año y al siguiente no, pero al cabo de los años morirá.

No confundir con:

Algunos parásitos o alteraciones no parasitarias pueden confundirse con los síntomas ocasionados por la yesca, como:
- La eutipiosis, que provoca en la madera una coloración más oscura y consistencia más dura que la yesca.
- Las podredumbres de raíz (armillaria y rosellinia), que provocan la muerte rápida de la cepa igual que la forma apopléjica, pero las raíces se pudren y tienen olor a moho, recubriéndose de filamentos blanquecinos en el exterior (rosellinia) y debajo de la corteza (armillaria); a diferencia de la yesca que ni se recubre de filamentos blanquecinos ni huele a moho.
- El mosquito verde, que provoca en hojas manchas angulosas que van penetrando hacia el interior respetando los nervios, pero la cepa no muere.


EUTIPIOSIS

Afecta generalmente a plantas de más de cinco años. Presenta diferentes síntomas.

- En hojas, durante el desborre se observan zonas cloróticas con puntos necróticos, su tamaño es más pequeño y se deforman.

- En brotes jóvenes, son débiles, con entrenudos cortos, destacando de la brotación normal del resto de la cepa, sobre todo según avanza el ciclo vegetativo.

- En madera, se manifiesta interiormente por tener una consistencia dura de color marrón, más oscuro que la madera sana. Al hacer un corte transversal en brazo o tronco se observa que afecta a la madera de forma sectorial.

Afecta a la cepa de forma progresiva, pudiendo llegar a producirle la muerte al cabo de los años. Las cepas afectadas sufren un corrimiento durante la floración que afecta a la producción.

No confundir con:

Algunos parásitos pueden confundirse con los síntomas ocasionados por la eutipiosis, como:
- La acariosis, que provoca durante el desborre brotaciones raquíticas, con hojas abarquilladas, abultamientos, pero sin zonas necróticas como presenta la eutipiosis.
- La yesca, que produce en la madera una coloración menos oscura y una consistencia más blanda que la eutipiosis.



ENFERMEDAD DE PETRI

Afecta generalmente a plantas jóvenes desde su primer año de plantación. Manifiesta diferentes síntomas.

- En vegetación, las plantas presentan poco desarrollo vegetativo, adquiriendo las hojas una coloración rojiza, sobre todo durante el verano, y un agostamiento prematuro.

- En madera, al cortar el portainjerto se observan zonas oscuras, generalmente en forma de anillo, que invaden los vasos y que al poco tiempo del corte suelen emitir una exudación gomosa de color negro. La presencia de estas zonas necróticas disminuye según los cortes se van aproximando al injerto.

- En raíces, al arrancar la planta se observa que su sistema radicular está poco desarrollado.

Los daños son muy importantes pues, generalmente, provocan la muerte de la planta, y, como se trata de plantas jóvenes, en casos donde su porcentaje de mortandad es elevado, es aconsejable arrancar la plantación y plantarla de nuevo.

No confundir con:

Otros parásitos o alteraciones no parasitarias pueden confundirse con los síntomas de esta enfermedad:
- La carencia de boro: las hojas adquieren coloración rojiza pero se observa en las proximidades de la floración; y en el caso de enfermedad de Petri, durante el verano.
- El píe negro: son síntomas muy parecidos. Un análisis de laboratorio permitirá aislar los hongos presentes.

PIE NEGRO

Afecta generalmente a plantas jóvenes desde su primer año de plantación con diferentes síntomas.

En vegetación, los síntomas son muy similares a los descritos para la enfermedad de Petri: las plantas presentan poco desarrollo vegetativo, con hojas doróticas y achaparradas.

- En madera, al cortar la zona basal del portainjerto se aprecian coloraciones oscuras y necrosis internas, preferentemente en la zona basal.

- En raíces, al arrancar la planta se observa que su sistema radicular está poco desarrollado, mostrando lesiones y una reducción considerable de los pelos radicales, así como una emisión de raíces en la parte media o alta del portainjerto.

Los daños son muy importantes pues, generalmente, provocan la muerte de la planta, y, como se trata de plantas jóvenes, en casos donde su porcentaje de mortandad es elevado es aconsejable arrancar la plantación y plantarla de nuevo.

Los síntomas de pie negro son muy similares a los de la enfermedad de Petri. Un análisis de laboratorio permitirá aislar los hongos presentes.

Aunque de estas cuatro enfermedades se ha descrito la sintomatología de forma independiente, la realidad es que los síntomas que afectan a la madera suelen desarrollarse superpuestos. Por ello, el conjunto de enfermedades debe ser considerado como provocado por un conjunto de hongos.



ESTRATEGIAS DE LUCHA YMEDIOS DE CONTROL

Actualmente, las medidas culturales son las más eficaces para evitar que estas enfermedades se extiendan, entre ellas cabe destacar:
- Podar con tiempo seco, dejando transcurrir cuatro días sin podar después de una nevada o una lluvia.
- Desinfectar las tijeras de poda (lejía, alcohol, pasar por una llama de fuego...).
- Arrancar las cepas muertas, así como los brazos atacados (en plantaciones viejas) y quemarlo todo.
- Evitar forzar la entrada en producción de forma intensiva.
- Para plantaciones jóvenes, emplear material lo más sano posible. La técnica de termoterapia, utilizada en vivero, consistente en introducir el portainjertos en agua caliente a 54 °C durante 45 minutos, permite controlar la mayoría de los hongos causantes de estas enfermedades (García-Jiménez y col.).
- Antes de hacer la nueva plantación, comprobar que la planta a utilizar tenga el callo de la base del patrón bien cicatrizado y la distribución de las raíces sea uniforme.
- Al hacer la plantación, procurar que las raíces queden hacia abajo, no dobladas hacia arriba.
- Para plantaciones viejas, si están afectadas de yesca, se puede recuperar una cepa abriendo parcialmente con un hacha la cruz del tronco, colocando una piedra en el centro para evitar que se cierre, facilitando así la entrada de aire que dificulta el desarrollo del hongo que es anaerobio. Es eficaz si esta operación se realiza al observar los primeros síntomas externos en hojas.
- Para plantaciones viejas, si están afectadas de eutipiosis, se puede regenerar una cepa a partir de brotes bajeros en el tronco (escardas) que hayan brotado de madera sana, cortando luego por encima de ellos.

Como medida preventiva, se recomienda proteger los cortes de poda de más de 2 cm de diámetro, inmediatamente después de la poda, aplicando con un pincel un fungicida a base de tebuconazol+resinas sintéticas (G. T. Vid, 2012).

No hay comentarios:

Publicar un comentario