jueves, 18 de abril de 2013

Instalación de redes, telas y mallas en el viñedo



INSTALACIÓN DE REDES, TELAS Y MALLAS EN EL VIÑEDO

Las redes y mallas son tejidos adecuados que pueden ser utilizados para el control biológico y climático de los viñedos, existiendo numerosos tamaños y dimensiones, para satisfacer las diferentes exigencias.

Diferentes necesidades en agricultura:

- Protección de los pájaros: Red tejida en polietileno en malla ancha (17x17), ligera y robusta. De sencilla instalación, se puede sostener con palos o apoyada directamente sobre los árboles
- Protección del granizo: Redes antigranizo tejidas en monofilamento de polietileno, cuyo entrelazado de malla anudada garantiza su resistencia incluso después de las más violentas granizadas. Ideales para cubrir túneles, invernaderos y árboles frutales.
- Protección del viento: Redes indesmallables, con entrelazado de malla anudada, tejidas en monofilamento HDPE. Los ojales reforzados situados a lo largo de los bordes y a cada metro en el interior de la red facilitan su fijación, mientras que las diferentes densidades propuestas permiten satisfacer todas las necesidades específicas de protección del viento.
- Protección del sol: Tejidos sombreadores en tiras de polietileno, resistentes y robustos. El esquema textil de “trama doble” asegura una buena consistencia e indesmallabilidad. Se encuentran disponibles en diferentes porcentajes de cobertura (del 30 al 80%), para satisfacer toda la necesidad
específica de sombra.
- Protección de las hierbas infestantes: Tejidos para coberturas en polipropileno, robustos y porosos, con elevada resistencia a las pisadas. Los marcadores de colores colocados a cada 15 cm. facilitan la alineación de las macetas. Sencillos de instalar, pueden extenderse sobre cualquier terreno, que queda libre de hierbas infestantes sin ningún uso de herbicidas químicos.
- Protección de los insectos: Redes anti-insecto de alta tenacidad, densas y ligeras, en monofilamento de polietileno. El color blanco-transparente garantiza la máxima luminosidad a los cultivos, mientras que las diferentes mallas permiten la defensa adecuada contra los diferentes tipos de insectos. Impide la entrada en el terreno de insectos y evita que la polinización de los insectos se salga de los invernaderos.
- Protección del hielo: Tejido no tejido de polipropileno, regula la temperatura diaria y la humedad, estableciendo un ambiente óptimo para la germinación y crecimiento de los cultivos. Es un tejido permeable al agua y al aire, permite tratar y regar directamente los cultivos a través del tejido, que, al ser muy ligero, se levanta con el crecimiento de las hortalizas.
- Recogida de frutos: Red en monofilamento de polietileno. El entrelazado de malla anudada garantiza la resistencia del tejido, mientras que los diferentes tipos de malla son capaces de satisfacer las diversas necesidades de recogida.
- Soportes hortalizas y trepadoras: Red de soporte de malla ancha (cm. 15 x 17), extruida en polipropileno. Ideales para sostener el desarrollo en vertical
y permitir un crecimiento excelente de muchas especies de hortalizas y flores.

Uso de las redes y mallas en la agricultura:

- Redes para la protección de huertos y viñedos de los ataques devastadores de los pájaros, capaces de asegurar al mismo tiempo un óptimo paso de luz y aire.
- Redes ideales para prevenir los innumerables daños causados por el granizo, que puede no sólo comprometer la producción del año, sino, dañando la parte
leñosa de la planta, también la de los años siguientes.
- Redes utilizadas para atenuar los efectos mecánicos del viento, cuya impetuosidad puede causar serias lesiones a las plantas, como incluso el machacadura
o la caída precoz de frutos, comprometiendo enteras cosechas.
- Redes sombreadoras ideales para garantizar una difusión homogénea de la luz e impedir que una exposición directa a los rayos solares pueda provocar
auténticas quemaduras en el aparato foliar.
- Telas para cobertura robustas y porosas, utilizadas para contrastar el crecimiento de la flora infestante y, gracias a los resaltos vistosos, favorecer la disposición ordenada de las macetas.
- Redes de malla espesa, utilizadas como alternativa a los productos químicos para impedir que insectos dañinos entren en los invernaderos y transmitan
virus nocivos para los cultivos.
- Tejido no tejido ideal para ser tendido sobre los cultivos y protegerlos del hielo.
- Manteniendo en el suelo una temperatura más alta con respecto al exterior, permite optimizar las operaciones de siembra y adelantar la cosecha.
- Redes blandas y adaptables a las asperezas del terreno, ideales para optimizar y agilizar la recolección de aceitunas y otros frutos caducos.
- Redes de malla ancha, prácticas y resistentes.
- Ideales para garantizar el mejor soporte a todas las hortalizas trepadoras, así como también a algunas especies de flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario