lunes, 22 de abril de 2013

Proyecciones económicas y vitivinícolas 2013



PROYECCIONES ECONÓMICA Y VITIVINÍCOLAS 2013

Fuente: Laura Saieg (www.areadelvino.com) 18/04/2013

Con un panorama poco alentador en el marco nacional e internacional, la industria del vino enfrenta un año donde buscar la rentabilidad será el eje.

Para analizar el año que corre, en materia económica y vitivinícola, la Sociedad Argentina del Vino (SAV), junto con Área del Vino y Mass Negocios, organizó el pasado martes el primer evento de coyuntura del 2013.

En esta oportunidad, Gustavo Reyes, responsable de la oficina regional IERAL Mendoza y Javier Merino, director de Área del Vino, presentaron las expectativas para este año.

Se espera que la economía mundial crezca en relación al año pasado:

El 2012 terminó con números menos optimistas de lo que se proyectaba. Los países de zona del Euro (Francia, Italia, España, Unglaterra, Holanda) crecieron menos de lo que se esperaba. De este conjunto, Alemania fue el único que mostró número positivos. Asimismo, los Emergentes, como China e India, proyectaban un crecimiento del 8.3% pero sólo lo hicieron un 7.5%. Estos países se vieron afectados por la crisis europea. Mientras que Brasil, uno de los mercados más importantes para Argentina, creció sólo un 1% cuando se esperaba que lo hiciera al 4%. Finalmente, Estados Unidos tuvo un aumento inferior al del resto del mundo.

Entre las problemáticas que presentaron estos países fueron los problemas fiscales y deudas que tenían. Asimismo, se sumo una alta incertidumbre por parte de la población que vio reflejada inmediatamente en la caída del consumo.

Ante este panorama, cómo arranca el 2013. Reyes adelantó que por un lado, las proyecciones de la economía brasilera son positivas, teniendo en cuenta las medidas fiscales y económicas que ha tomado, como es el caso de la devaluación de su moneda. Sin embargo, "aún su economía no despega".

En el caso de Estados Unidos, se espera que crezca un 2%, algo muy similar al año pasado. Mientras que Europa, tiene proyecciones de mejoría. Finalmente, China lo hará al 8%.

En base esto, el economista sostiene que el mundo nos va a dar una mano y Argentina puede mostrar pequeños signos de mejoría en el 2º y 3º trimestre en relación al consumo, pero no la inversión. No obstante, "hasta las elecciones la incertidumbre dominará la escena y se espera un crecimiento de la economía por debajo del 2010-2011, cercana al 1.5%-2%".

Con respecto a la inflación que aqueja al país, Reyes remarcó que podría llegar al 30% o en el mejor de los casos al 26%. Y finalmente, en relación al dólar, Reyes acentúo que "la moneda (oficial) continuará devaluándose al 20% anual hasta las elecciones, mientras que el blue se prevé que llega cercano a $9 o $10 a fin de año".

Expectativas vitivinícolas en el mercado nacional e internacional:

Por un lado, las exportaciones argentinas se mantuvieron activas durante el 2012, con un crecimiento preponderado de los envíos de granel. Sin embargo, al igual que el año pasado, el aumento de los envíos de fraccionado se desaceleren y suba el precio promedio, presentando de este modo una caída del volumen.

Mientras que en el caso del mercado interno, el consumo de vino embotellado experimentó una baja y el de tetra tuvo un aumento. Este fenómeno, según Javier Merino continuará durante el 2013. Asimismo, el 2012 estuvo marcado por un crecimiento del espumante, que se espera que se extienda a este año. Estos diversos factores, favorecieron a que durante dos años consecutivos el consumo haya mostrado números positivos, impulsado por una tendencia de sustitución de bebidas, dado que el precio de la cerveza creció en relación al vino.

Con respecto a los varietales el Malbec sigue siendo el más dinámico aunque a tasas muy lejanas de las de hace cinco años. "El repunte de 2012 es una combinación de aumento en mercado externo e interno, aunque el primer trimestre de 2013 muestra una caída", explicó Merino. En el caso de los vinos blancos, tanto el Chardonnay como el Torrontés están cayendo.

De esta forma, concluyó que "las tendencias que comenzaron a observarse hace más de un año se consolidan y están explicadas en gran medida por el contexto macroeconómico argentino".

En este sentido, "con todas estas variables macro en contra este año las bodegas tendrán que hacer foco en aquellas marcas que manejen un margen en combinación con rotación mayor en los distintos mercados o líneas de productos; ya que el aumento de precios en las diversas franjas de precios, la disminución en el precio de la uva, búsqueda de cambio de mix entre mercado interno y externo parece haber llegado a un límite y no sería la solución para recobrar la rentabilidad perdida por un aumento de los costos salariales y caída del tipo de cambio". (Ver nota: Poco margen para negociar aumentos con los importadores)

No hay comentarios:

Publicar un comentario