miércoles, 22 de enero de 2014

Fertilización Racional de los Nutrientes de la Vid en Viticultura



FERTILIZACIÓN RACIONAL DE LOS NUTRIENTES DE LA VID EN VITICULTURA

Fuente: www.vitivinicultura.net

A lo largo de los siglos, se han llevado acabo numerosos descubrimientos que han permitido avanzar en el conocimiento de la nutrición vegetal.

Cuando no se aplican nutrientes, bien de origen orgánico o mineral, la fertilidad del suelo disminuye, y como consecuencia su capacidad.

La fertilización racional debe conjugar la utilización de fertilizantes orgánicos y minerales, que se complementan.

Los orgánicos, aunque también aportan nutrientes actúan, sobre todo, mejorando las propiedades físico químicas de los suelos y su actividad biológica, y los minerales, en cambio, aportan la mayor parte de los nutrientes que la planta precisa.

Los abonos minerales permiten producir plantas sanas y vigorosas, que en parte después se incorporan al suelo, manteniendo e incluso elevando su contenido en humus.


ABONADOS DE FONDO DE LA VIÑA

El mes de febrero es un buen momento para la aplicación de abonados de fondo en cobertera para el cultivo de la vid, de esta forma preparamos el terreno para que tenga una buena disposicion de nutrientes en la brotacion en marzo y abril. Tambien se aprovechan las aguas que suelen caer en febrero y marzo para que se disuelva y esté a disposicion cuando sean necesarios.

Las necesidades de la vid son mayoritariamente de potasio, por tanto el abonado en viña debe ser rico en potasio, nitrógeno (cuidado con el exceso) y fósforo en forma asimilable sobre todo en brotación y floración. Lo ideal seria que estos abonos tuvieran algo de magnesio.

Se recomiendan unos abonos complejos y unas cantidades por hectarea para viña adulta de secano.

Abonos complejos apropiados viña adulta:
(12-12-17S-2) cantidad 250-350 Kg/Ha Nombre Comercial: NITROFOSKA
4-6-12-2 Cantidad por Hectárea: 350-500 Kg/Ha
8-4-10-2  Cantidad por Hectárea: 300-400 Kg/Ha

Se dan las formulaciones y recomendaciones, pero la gama en mercado de abonos complejos es muy amplia. Se pueden buscar formulaciones similares, siempre que el potasio sea elevado y el nitrógeno bajo e intentar ajustar las cantidades.

FERTILIZACIÓN Y NUTRIENTES

Antes de la implantación, es necesario el conocimiento de los cultivos antecesores, ya que algunos tienen necesidades similares a la vid, tales como trébol, alfalfa o trigo. Los principales fertilizantes que se necesitan en el cultivo de las vides son:

- Ácido fosfórico: durante el periodo vegetativo, este cultivo tiene baja necesidad a este nutriente.
- Potasio: es un nutriente clave para la vid, afectando la calidad del producto por ser el responsable del enriquecimiento en azúcares de las bayas. Al igual que el fósforo este nutriente debe ser aplicado en profundidad.
- Calcio y magnesio: el primero sólo es utilizado para elevar el pH en suelos ácidos, mientras que el magnesio generalmente está en niveles suficientes en todos los suelos.

Si durante el período anterior se realizó un buen manejo de los nutrientes no será necesario ningún tipo de aporte en este momento, salvo de nutrientes como nitrógeno. Mientras que en aquellos suelos pobres y no abonados durante la plantación será aconsejable la aplicación de NPK (Nitrógeno, Fósforo, Potasio) en forma conjunta.

En esta etapa, el comportamiento del viñedo y los análisis químicos tanto de cosecha como de suelo podrían estar orientando al vitivinicultor en la elección de los nutrientes a aplicar. Se podría decir que, sin llegar hasta las carencias, cuanto más disminuye el vigor de una cepa (sin una restricción hídrica excesiva), más rico es el vino, esto en la medida en que la disminución del vigor es imputable a la restricción de la alimentación nitrogenada.

EL NITROGENO (N)

- Propiedades: Es el elemento nutritivo que favorece el crecimiento y el vigor en la vid. Es uno de los elementos fundamentales (Macronutrientes) en la constitución de los vegetales, ya que entra en la composición de la clorofila.

Es asimilado por la planta bajo las formas de nitrogeno amonical y nitrogeno nítirco, aunque su absorción más rápida es en la forma nítrica. Según algunos ensayos, se ha demostrado que el nitrógeno amoniacal influye en mayor medida que el nítrico en el crecimiento de sarmientos y raíces y el nítrico induce el crecimiento de racimos por su mayor numero de flores y a la concentración del mismo en las hojas. Por ello se considera el N como un factor de cantidad.

- ¿Cuando se necesita el N?: La vid tienen una absorción de nitrógeno continua desde que brota hasta el envero con un máximo de exigencia en tres momentos:
. Al cuajado o cierna, de tal forma que convienen hacer constar que con frecuencia el corrimiento se debe a la falta de N en tal momento.
. Al reinicio del crecimiento activo después de la brotación.
. Un tercer momento, al engrosamiento rápido del fruto.

- Efecto en las plantas: Su efecto se manifiesta por un verde intenso de las hojas, pero hay que tener mucho cuidado con el abonado nitrogenado, pues la viña no es muy exigente en él y un exceso nitrogenado da lugar a efectos negativos como

. Desarrollos excesivos.
. Deficientes cuajados, con la consiguiente pérdida de cosecha, sobre todo en variedades vigorosas y con portainjertos vigorosos.
. Retraso e incompleta maduración y dificulta el buen agostado de la madera.
. Mayor sensibilidad a enfermedades criptogámicas (mildiu y oídio).
. Desequilibrios nutricionales provocando carencias de potasio…

- La deficiencia o carencia de nitrógeno produce:
. Escaso desarrollo de la planta, reduce el crecimiento y la producción.
. Tonalidad verde pálida o incluso amarillenta de las hojas, las viñas presentan un aspecto verde-amarillento.
. Deficiente cuajado del fruto.
.  Caída prematura de la hoja en otoño.

- Plan de Fertilización del viñedo: Son varios los autores que durante años han calculado las extracciones de nitrógeno en el cultivo de la vid y se estima que para una producción entre 40-120 Hectolitros de vino el consumo de N va de 40 a 90 kg o UF.

También se han establecido consumos de N para 1000 Kg de uva producida y los valores de N consumido se encuentran en torno a 7 Kg de N o 7 UF.

Las dosis de abonado se realizarán en función del análisis de suelos, de la pluviometría, de la variedad, del portainjerto y de la cantidad a producir, pero se pueden establecer valores medios, en cultivo de secano y precipitación media, en función de la producción:

Las necesidades del abonado varían, en secano de 30 a 60 U. F./ha.
De 4 a 6.000 kg por Ha el aporte debe ser entre 30 y 50 UF (unidades de Fertilizante).
De 6 a 8.000 kg por Ha el aporte debe ser entre 40 a 60 UF.

EL FOSFORO (P)

- Propiedades: Tiene gran importancia en el metabolismo de los glúcidos; favorece el desarrollo radicular aumentando la resistencia a la sequía; amortigua los efectos de un exceso de nitrógeno e influye en la fecundación, la maduración y el buen agostado de la madera. Disminuye la sensibilidad al corrimiento y a las enfermedades criptogámicas.

- Efectos en la planta de vid: Es considerado como un factor de calidad en viñedos que produce mostos equilibrados. La absorción más intensa se realiza desde la brotación hasta la floración. De forma general se le considera como regulador del desarrollo de las plantas. Se le atribuye un papel en la evolución de los frutos. El fósforo favorece el desarrollo de  las raíces por lo que es indispensable en la instalación de las plantas durante los primeros años que siguen a la plantación.

- El fósforo en el suelo: Es un elemento muy poco movil y se puede encontrar, en la solucion del suelo,absorbido por el complejo arcillo-humico, ligado a la materia organica o bloqueado y no disponible. De todas estas formas, solo la forma disuelta y el absorbido en el complejo arcillo humico intervienen en la en la fertilizacion inmediata de la viña.

- Las necesidades de abonado del viñedo:
son muy variables y pueden oscilar entre 100 y 200 U. F./ha año., dependiendo del nivel nutritivo del suelo y la riqueza en caliza, para una determinada producción.

Es en la plantación donde deben ajustarse los niveles de fósforo en el suelo aprovechando el desfonde para localizarlo en profundidad. Esto facilitará el enraizamiento de las plantas y asegurará a largo plazo una alimentación suficiente durante varios años, incluso durante toda la vida de la viña.

En los suelos ricos, donde la reserva del suelo en P asimilable es suficiente, el abonado fosfatado tiene como papel fundamental compensar las exportaciones y las perdidas debidas a la evolución del P2O5. Es un abonado de mantenimiento o restitución.

En suelos pobres, el abonado fosfatado tiene el papel de cubrir las necesidades de la viña insitu y de contribuir a enriquecer progresivamente el suelo, es el abonado de recuperación de una plantación.

- Las carencias de Fósforo en el abonado del viñedo:
No suele ser muy común. En caso de aparición, provoca un menor desarrollo y fertilidad de las yemas y un agostamiento incompleto de la madera lo que produce una mayor sensibilidad a las heladas.

- El exceso de fósforo en el abonado del viñedo:
bloquea oligoelementos como el hierro, manganeso y zinc, manifestándose en forma de clorosis y disminución del vigor en general.

POTASIO (K)

- Propiedades: Se considera un elemento que favorece la producción y la calidad.

- Efecto del potasio sobre la planta: intervenir en la respiración, en la asimilación de la clorofila, en el transporte y acumulación de los hidratos de carbono a los racimos por lo que aumenta el contenido en azucares y por consiguiente el grado. Participa también en las diferentes partes de la planta para formar reservas contribuyendo a una mayor longevidad y aumento de la resistencia a la sequía.

. Es un factor de vigor y de rendimiento, pues participa en la neutralización de los ácidos orgánicos formados, favorece la respiración y activa el crecimiento.

. Es un factor de calidad, pues interviene aumentando la fotosíntesis, la migración y la acumulación de azucares en los frutos.

. Es un factor de salud de las plantas, pues facilita el buen reparto de las reservas entre las distintas partes de la planta.

. Interviene en la regulación de la apertura y cierre de estomas, es un factor de resistencia a la sequía. No permite una reducción del consumo de agua sino una mayor eficiencia del agua por una extracción superior y una mejora de la actividad fotosintética.

. Favorece el cuajado y adelanta la maduración.

. Es un elemento de proteccion contra heladas.

. Por su intervención en la salificación del ácido tartárico se le ha atribuido la responsabilidad de la elevación del pH de los mostos.

- Deficiencia o carencia de Potasio: Produce una decoloración de los bordes de las hojas comenzando por las hojas mas jóvenes, se enrollan a partir del envero y toman un aspecto amarillento las variedades blancas y rojizo en las tintas. En casos extremos hay desecación y caída prematura de hoja, que impide una buena maduración de uva y buen agostamiento del sarmiento, lo que puede repercutir incluso en la siguiente brotación.

- Exceso de potasio: El potasio es un elemento antagónico con el magnesio de modo que un exceso de cualquiera de ellos inhibe la asimilación del otro. Esto puede provocar un estado carencial del elemento mas deficitario, aun cuando existan en el suelo niveles de ambos que en condiciones normales se considerarían suficientes. Niveles muy altos de potasio pueden ser causa de la aparición de carencias de magnesio, debido al antagonismo de estos dos elementos.

Las necesidades de abonado varían en secano entre 40 y 150 U.F./ha, pudiendo llegar en regadío a 240 U.F./ha.

MAGNESIO (Mg)

- Propiedades del magnesio en las plantas de vid: Es un componente de la clorofila que interviene en la síntesis de los glúcidos.

- Efectos del magnesio sobre las plantas: Participa en la absorción y migración del fósforo y mejora la captación del hierro.

- Deficiencia o Carencia de Magnesio: Su carencia se manifiesta como clorosis en las hojas viejas de la base de los sarmientos, estas pueden caer prematuramente provocando la emisión de “nietos”. Amarillamiento del borde de la hoja, extendiéndose progresivamente a la zona internervial, con una delimitación bien definida y manteniéndose verdes los nervios y zonas próximas a ellos.

Los síntomas son mas acentuados en hojas próximas a los racimos. Los racimos de uva aparecen sueltos con una pérdida evidente de peso.

La carencia se produce tanto por deficiencia como por antagonismo con el calcio y potasio. La carencia de magnesio se puede manifestar en suelos ligeros y acidos sometidos a lavado o en suelos que hayan reicibido abonados potasicos muy fuertes.

- Exceso de Magnesio: Su exceso dificulta la asimilación de potasio lo que puede llegar a provocar una carencia inducida de este elemento por antagonismo.

Es importante distinguir perfectamente la carencia provocada por potasio de la de magnesio, ya que al ser elementos antagonistas un diagnostico y corrección equivocados provoca un agravamiento del problema.

Como regla general no debe aportarse a no ser que se tenga la certeza de que existe carencia.

- Practica recomendada: Los portainjertos Rupestris de Lot, 41-B y 140 Ru resisten bien la carencia de magnesio, al contrario que 110 Richter y SO 4 que son poco resistentes.

HIERRO (Fe)

- Propiedades y efectos del Hierro en las plantas de vid: El Hierro interviene en los procesos de catalización fundamentales en la planta como la fotosíntesis y la respiración.

- Deficiencia o Carencia de Hierro en el viñedo: Los síntomas de la carencia comienzan en las hojas mas jóvenes con clorosis del limbo de la hoja manteniéndose verdes los nervios, necrosis marginales e internerviales, desecamiento, corrimiento del racimo, marchitez y en los casos mas graves muerte de la planta.

La clorosis férrica tiene unas causas concretas o está potenciada por unos factores o condiciones especificas como son:
. Encharcamiento , aunque sea transitorio del suelo.
. Aportes excesivos de Nitrógeno.
. Aportes excesivos de Fósforo.
. Elevada compactación del suelo.
. Bajo contenido en materia orgánica del suelo.
. PH mayor de 6-7.
. Traslocación insuficiente de nutrientes y elaborados, causados por diversas patologías o fisiopatías, por ello, los amarilleamientos cloróticos están presente en los síntomas de muchas patologías.
. Aumentos excesivos de las producciones.

- Los efectos de la clorosis férrica  son los siguientes:
. Menor contenido en sólidos solubles en el mosto.
. Aumentos de la acidez del mosto.
. Descompensaciones aromáticas en uva, mosto y vinos.
. Corrimientos de flor.
. Seca del ráquis de los racimos y disminución o perdida de las producciones.
. Inadecuada e incompleta maduracion de la uva.
. Reducción del tamaño de las bayas.
. Reducciones en la producción.

- Exceso de Hierro en la fertilización de la vid: No se conocen síntomas por exceso de este elemento.

Un exceso de caliza en el suelo provoca una insolubilización del hierro, bloqueándolo y desencadenando la clorosis, al quedar limitada la migración hacia las hojas.

La clorosis férrica se corrige previamente mediante la utilización de patrones resistentes, o en caso de viña ya implantada con aplicaciones en los cortes de poda, en hoja o suelo de sulfato de Hierro. Los quelatos de hierro funcionan muy bien, pues en la mayor parte de las veces no se trata de un problema de carencia sino de bloqueo en el suelo y estos quelatos favorecen el desbloqueo y la asimilación por la planta. Aportes importantes de materia orgánica.

ZINC (Zn)

- Efecto del Zinc en las plantas de vid: El Cinc es constituyente de diversas enzimas indispensables en el crecimiento y en la fructificación.

- Carencia de Zn en viña: Su carencia provoca síntomas similares a la carencia de manganeso pero en el Zinc comienzan por las hojas mas jóvenes. Su carencia no es frecuente y solo se da en zonas arenosas ácidas o en suelos muy calcáreos.

La carencia de cinc induce corrimiento y racimos más pequeños de lo habitual, en la planta de vid induce alargamiento de los entrenudos y conduce a la formación de cepas de menor tamaño. La detección de la carencia de zinc por análisis de suelo no esclara, pero si se manifiesta con contenidos menores de 20 ppm en las hojas o cuando existen desequilibrios en la relación fósforo-zinc con valores elevados mayores de 300.

- Exceso de Zn en la fertilización de la vid: No se conocen síntomas por exceso de este elemento.

MANGANESO (Mn)

- Efecto del manganeso en el viñedo: El manganeso es otro de los oligoelementos necesarios como cofactores enzimáticos en las rutas metabólicas de las cepas. Participa en la reducción de los nitritos.

- Deficiencia o Carencia de Manganeso en viña: Su carencia puede manifestarse de forma tardía a partir del envero. Su carencia produce deficiencias en el cuajado, disminución del vigor de las cepas y disminución de la fertilidad de las yemas, teniendo también efectos importantes en la calidad de la vendimia ya que hace disminuir la cantidad de azúcar al no permitir la adecuada maduracion de las uvas, maduracion que se retrasa marcadamente.; también disminuye el volumen de las bayas así como el aroma del mosto y del vino, especialmente al reducirse los aldehídos.

Como síntomas de esta carencia debemos recordar en primer lugar el amarilleo o enrojecimiento difuso de las hojas respetando los nervios y su entrono mas próximo que se mantiene verde, pero apareciendo necrosis periféricas, en segundo lugar un marcado festoneado y la aparición  de irregularidades en el borde de las hojas y en tercer lugar los sarmientos poseen un agostamiento incompleto y unas necrosis alargadas en los entrenudos.

- Exceso de Manganeso en la fertilización de la vid: El manganeso puede ser fitotóxido en exceso, por encima de 400-500 ppm, produciendo necrosis y curvatura de los bordes hacia el haz en las hojas, corrimiento de las influorescencias y punteados negros difusos en los nudos y entrenudos, en los pecíolos y en los nervios de las hojas, así como en los pedúnculos de los racimos y en los zarcillos.

Aplicaciones foliares corrigen aunque sea momentáneamente los síntomas.

CALCIO (Ca)

- Propiedades y efectos del calcio en las plantas de vid: El calcio participa en la síntesis de las proteínas, desarrollo de las raíces, constitución de las membranas celulares… considerándose un elemento de calidad. Es el elemento dominante del poder tampón intracelular, regulando el pH del jugo celular.

- Deficiencia o Carencia de Calcio: Los síntomas de las carencia de calcio se manifiestan en las hojas más jóvenes con clorosis internervial que puede terminar en necrosis primero de los bordes y luego entre los nervios.

- Exceso de Calcio: Un suelo excesivamente calizo se traduce en mayor destrucción de la materia orgánica, bloqueo de oligoelementos como el hierro, Zinc, Cobre o Manganeso o  en una inmovilización del Fósforo y Magnesio. Los síntomas son los asociados a estas deficiencias.

- Recomendaciones para el abonado de la vid Cálcico: Las necesidades de la vid en calcio están generalmente satisfechas, no obstante, se deberá vigilar ara mantener en el suelo una tasa de calcio suficiente para una buena estructura y un buen mecanismo del poder absorbente. Una buena elección de un portainjerto resistente al contenido de caliza activa en nuestro suelo nos evitará mayores problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario