jueves, 2 de enero de 2014

Vinos Blancos y Rosados de Rioja - Bodegas Urbina



VINOS BLANCOS Y ROSADOS DE RIOJA - BODEGAS URBINA

- Blancos jóvenes: La producción de vino blanco en Rioja ha sido errática a lo largo de la historia. Existen documentos antiguos que describen los vinos blancos como los más elaborados, pasando por momentos de igualdad con respecto a los tintos, e incluso épocas de franco declive como en la década de los noventa. En la actualidad, existen grandes expectativas, como lo demuestra el incremento de ventas y el anhelo por hacer “nuevos blancos” con la incorporación de nuevas variedades. Es verdad que los blancos jóvenes han sido siempre muy apreciados, y que tracidionalmente la Viura ha sido la variedad básica que, aunque no de gran intensidad aromática, produce vinos elegantes, frescos, de color amarillo verdoso, con estructura media, aromas agradables de fruta, manzana, cítricos… Actualmente, con ayuda tecnológica, se están produciendo blancos jóvenes muy interesantes que, a través de una adecuada elaboración y cuando en su composición aparecen variedades como la Malvasía de Rioja o la Garnacha Blanca, adquieren, si cabe, un mayor protagonismo.

- Blancos fermentados en barrica: Se puede decir que esta modalidad de fermentación en barrica, en cierta medida, ha sido tradicional en Rioja, dado que bodegas centenarias han venido realizándola desde siempre, si bien los objetivos de elaboración y orientación del vino han sido distintos del concepto actual. Esta modalidad, de influencia francesa, de fermentar uvas seleccionadas en barricas nuevas, generalmente de roble francés, con técnicas como el battonage (removido de las lías), y con un esmerado control de todo el proceso, está dando lugar a unos vinos de alta calidad y prestaciones, con una perfecta combinación de los aromas frutales de la uva y las notas de tostados, frutos secos y ahumados procedentes de la madera. El color es amarillo subido, y en boca es expresivo y con sensaciones cremosas y balsámicas.

- Blancos con crianza: En este apartado se contemplan los blancos clásicos de Rioja, aunque en la actualidad son pocas las bodegas que realizan una larga guarda de estos vinos. Normalmente, la fermentación se realiza en depósitos con temperatura controlada. Tras el despalillado, las uvas permanecen algunas horas en maceración prefermentativa, que enriquece las cualidades aromáticas del mosto y, una vez fermentado el vino, se pasa a barrica de roble, donde realiza una larga crianza que, en función de su permanencia, saldrá al mercado con la contraetiqueta de crianza, reserva o gran reserva.

Son vinos muy particulares, a los que su largo tiempo de oxidorreducción confiere unas características singulares: presentan colores variados, con tonalidades que van de un intenso color dorado al ámbar o al oro pálido ligeramente evolucionado. Los aromas tienen los recuerdos de la uva madura y el roble; son de nariz fina y compleja, y evolucionan a tonos melosos finos y perfumados.

En boca son suaves, consistentes, finos, complejos y desarrollan una evolución del afrutado que les hace únicos, muy redondos y con sensaciones persistentes.


- Rosados y claretes: Cuando en esta tierra hablamos de un vino rosado, de forma natural nos viene a la mente la palabra “clarete”, pues en La Rioja constituye una verdadera institución, popular y tradicional, de entender, nominar y elaborar una de las múltiples formas del rosado. Sobre el origen del nombre clarete (en ciertos lugares clareta) hay ciertas discrepancias. Unos dicen que proviene de la imitación del término “claret”, el vino pálido tinto de origen Burdeos; y otros, de la acepción “claro y limpio” de la zona de Cordovín. Al margen de disquisiciones semánticas y oficialistas, es una realidad que el vino clarete, más que en ningún otro lugar, esta muy arraigado en la sociedad riojana. Su forma de elaboración es muy tradicional y se realiza en diferentes zonas de La Rioja. Normalmente se utilizan uvas tintas y blancas, realizando la fermentación con los hollejos, con o sin sangrado.

El color del clarete varía del típico color amarillo-salmón a, en algunos casos, piel de cebolla; son vinos claros, pálidos, limpios y brillantes. En nariz son florales con fondo de fruta y, en boca, tienen un punto de aguja y acidez muy agradable; son suaves, ligeros de cuerpo y un retrogusto con recuerdos afrutados.

Los rosados proceden principalmente de uvas tintas o de la mezcla de uvas blancas y tintas; se producen una cierta maceración de la uva, antes del prensado del mosto, con una corta maceración en fío con sus hollejos, sin que llegue a fermentar, hasta alcanzar la pigmentación deseada. Posteriormente se realiza el sangrado o separación rápida del mosto y la pasta sólida. Otra forma de hacerlo es por prensado directo, que sería igual que un proceso de vinificación en blanco, lo único que lo diferencia es que el prensado se hace con uvas tintas o con la mezcla, y no con uvas blancas. De este modo, el contacto con los hollejos tintos sólo se produce durante el prensado.

El color varía de frambuesa a rosa cereza con tonos violetas, en función de las variedades utilizadas y el tiempo de maceración; en nariz sulen ser muy afrutado con un fondo floral, donde destacan el fresón, la frambuesa y la cereza. En boca es fresco, destacando la fruta, si su acidez es equilibrada, los hace vivos, con un posgusto largo y sabroso.

- Rosados con barrica: Aunque no ha sido una práctica generalmente utilizada, sí ha sido tradicional en algunas bodegas riojanas realizasen elaboraciones de rosados con fermentación en barrica y crianza. En la actualidad, están muy de moda en algunos mercados por su singularidad, al compaginar perfectamente la potencia de la fruta con las sutilezas de la madera de roble.

Los rosados fermentados en barrica presentan un color cereza con un ligero ribete asalmonado. Los aromas son intensos de fruta en primer plano, siguiendo con destellos de maderas tostadas. En boca muestran una buena densidad y expresividad frutal, con un final persistente y complejo.

Los criados en barrica pueden permanecer en ellas durante años, dando lugar a vinos de reserva y gran reserva, siempre minoritarios y apreciados por un público muy exclusivo. Son vinos de larga guarda y que, en cierto sentido, rompen los moldes convencionales de lo que se entiende como vino rosado. Tienen un color evolucionado rosa pálido, casi salmón y piel de cebolla; en nariz se aprecian las notas especiadas unidas a flores secas y un recuerdo frutal; en boca suelen ser frescos con cuerpo, complejos, sedosos y de postgusto largo; en definitiva, son vinos muy particulares.


EXISTEN CUATRO FORMAS DE HACER VINO ROSADO

Hay cuatro formas de producir vino rosado: por contacto con los hollejos, por sangrado (saignée), prensado directo y por mezcla.

- Contacto con los hollejos: Esta técnica de producción se usa cuando el rosado es el producto primario. Consiste en aplastar uvas de hollejo tinto, permitiendo que éste quede en contacto con el mosto durante un corto periodo, típicamente dos o tres días. Entonces se prensan las uvas, y se descartan los hollejos en lugar de dejarlos en contacto durante toda la fermentación (como en el caso del tinto). Los hollejos contienen buena parte de los taninos y otros compuestos de sabor fuerte, y al retirarlos se obtiene un sabor más parecido al del vino blanco. Cuanto más tiempo se dejen los hollejos en contacto con el mosto más intenso será el color del vino resultante.

- Sangrado: El rosado también puede obtenerse como subproducto de la fermentación del vino tinto, empleando una técnica conocida como sangrado (saignée). Cuando el productor desea dar más taninos y color a un tinto, puede retirarse parte del zumo rosa en una etapa temprana. El tinto que queda en las cubas se intensifica al reducirse el volumen total, y el mosto de la maceración se concentra. El zumo rosa que se sangre puede fermentarse separadamente para producir vino rosado.

- Por prensado directo: Consiste en tratar las uvas tintas como en una vinificación en blanco, depositando directamente la vendimia en la prensa. El color lo toma el mosto por el tiempo de permanencia en contacto con los hollejos durante el prensado. Los rosados elaborados por prensado directo tienen un color menos intenso y son más ligeros que los sometidos a maceración. Este método permite minimizar instalaciones, ya que no precisa depósitos de maceración, pero necesita prensas de gran capacidad para poder procesar los racimos enteros.

- Mezcla: La producción de rosado por mezcla de vino tinto y blanco es infrecuente. Este método se desaconseja en la mayoría de las regiones viticultoras, a excepción de la Champaña, e incluso en ella varios productores de alta calidad no lo emplean, prefiriendo el sangrado.


BODEGAS PEDRO BENITO URBINA
 
Bodegas Urbina se ha preocupado siempre por tener sus viñedos propios y la tierra en las condiciones más favorables para conseguir el vino de mejor calidad.

Los viñedos de la familia suman una superficie de 75 hectáreas en pequeñas y diferentes parcelas situadas en un radio de cinco kilómetros alrededor de la bodega en la localidad de Cuzcurrita de Río Tirón. Esto le permite disfrutar de una gran variedad de parcelas con características diferenciadas, además de su cercanía, factor fundamental para traer la uva sana la bodega.

Para garantizar todo el proceso de elaboración, desde la viña hasta la botella, a lo largo de todo el año se controlan meticulosamente todos los parámetros que afectan la calidad de la viña, desde los niveles de fertilización y la masa foliar hasta el estrés hídrico de las cepas.

El esmero y la dedicación que se invierten en estos controles permiten determinar el momento óptimo para la vendimia de cada parcela, y obtener así una uva de máxima calidad, garantizando que sólo entran en la bodega las uvas sanas, enteras y en perfectas condiciones.

Bodegas Urbina elabora vinos especialmente elegantes y definen un estilo propio y diferenciado. El prestigio de la bodega se basa en el cuidado y el esmero en la elaboración, y sobre todo en la elaboración exclusiva a partir de viñedos propios, lo que la convierte en una bodega de referencia en Rioja.

En la actualidad y gracias al turismo del vino, hoy se pueden visitar sus instalaciones y degustar sus vinos. En la Bodega se explica el proceso de elaboración del vino hasta que alcanza los niveles de Crianza, Reserva, Gran Reserva y Vino de Alta Expresión. Después se pasa a realizar una cata comentada de todos los vinos de la Bodega:

- Vinos jóvenes: Blanco, Rosado, Garnacha (maceración carbónica), Tempranillo (joven, cosechero, vino del año).
- Vinos clásicos o tradicionales: Crianza, Reserva, Gran Reserva.
- Vinos modernos, de autor, de diseño o alta expresión: Tinto especial (vendimia tardía o uvas pasificadas), Plot.

Bodegas Pedro Benito Urbina
C/Campillo N. 33-35, 26214 Cuzcurrita del Río Tirón
La Rioja - España
Teléfono: 941 22 42 72
www.urbinavinos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario