lunes, 3 de febrero de 2014

Cata de Vinos Reserva de Rioja Clásicos Vs Modernos



CATA DE VINOS RESERVA DE RIOJA CLÁSICOS VS MODERNOS

- Tintos Reserva: Son los vinos tintos de más importancia y carismáticos de los elaborados en Rioja; son verdaderamente un emblema de calidad en la Denominación.

Es habitual que salgan al mercado pasados tres años de envejecimiento en bodega, de los cuales, al menos uno, han permanecido en barrica.

Es un tipo de vino que toda bodega riojana que se precie tiene en su portafolio como su marca de calidad, por lo que normalmente las bodegas se esmeran en su elaboración y realizan la selección de sus mejores parcelas.

Son vinos perfectamente bebibles en el momento de su salida de bodega y, por tanto, no necesitan un tiempo extra de envejecimiento, si bien depende de su elaboración.

Generalmente son de color rojo cereza, rubí con ribete teja, la nariz es intensa y compleja, la fruta de la variedad o variedades se combina con los aromas terciarios de la elaboración y con los especiados, balsámicos y torrefactos procedentes de la madera; el sabor es un punto fuerte, son estructurados, redondos y carnosos, a la par que finos, sedosos y elegantes, con una buena frescura; el retrogusto es complejo, largo y muy agradable.


- Vinos clásicos: En este apartado se incluyen todos aquellos vinos que se han venido elaborando siguiendo la más estricta tradición riojana, denominados por más de un siglo como "vinos finos de Rioja".

Son vinos que se han conservado por la eterna fidelidad de algunos consumidores, independientemente de modas y tendencias. Afortunadamente, se mantienen como hace cien años, a pesar de haber sufrido, en cierta época, feroces ataques en su concepción por parte de algunos formadores de opinión nacionales e internacionales.

Es un estilo que ha hecho historia y que, a pesar de que las nuevas corrientes, arrastran todo lo que no es "moderno", tienen abierta una puerta permanente a todos aquellos amantes de los vinos elegantes, delicados y con clase.

En la cata responden al tipo de vinos etéreos, de color teja por el envejecimiento, algo frágiles, pero repletos de los más diversos aromas y sabores. Ofrecen un potente y evocador perfume fino de coco, fruta evolucionada, vainilla, té, especias y minerales. En boca son ligeros, sutiles, equilibrados y frescos, con un retrogusto muy largo lleno de sensaciones agradables.


- Vinos Renovados: Entendemos por este concepto un nuevo estilo de vino, independientemente de las clasificaciones oficiales, ya sea blanco o tinto. Son vinos cuya base fundamental son los vinos tradicionales, a los que se les ha modificado en cierta medida sus atributos, acordes con las nuevas tendencias y los nuevos gustos y en consonancia con los vinos que producen los llamados países emergentes o del Nuevo Mundo.

En este caso, el protagonismo está presente en la tecnología, en los modernos métodos de elaboración y en la forma de entender la viticultura.

Son vinos en los que la fruta adquiere una gran preponderancia, se procura extraer todo lo posible de una uva tecnológicamente madura, la crianza suele ser más corta, pero con madera nueva, y todo el proceso de elaboración está perfectamente controlado.

El resultado es un vino comercialmente aceptable, limpio, con fruta, de medio cuerpo, técnicamente bien hecho y muy del gusto actual.


- Vinos de vanguardia: También denominados vinos de "alta expresión", es una manera de definir una nueva concepción de elaborar vinos modernos y muy a la moda, son de gran intensidad aromática, de mucho color, con gran concentración fenólica y alta graduación; se intenta extraer lo mejor del viñedo, reivindicando el concepto de terruño, manteniendo la personalidad de la viña y, en definitiva, siguiendo la máxima de "hacer el mejor vino posible".

Los enólogos trabajan en la viña y en la bodega con la idea clara de selección: selección de la zona de producción, selección del viñedo, selección de las uvas, selección de las barricas; en definitiva, se realiza una vendimia muy seleccionada en toda su extensión.

Se les denomina también vinos de autor y vinos de cata, y es de resaltar que están siendo los mejor valorados por la prensa nacional e internacional.

Son vinos de alta gama y precio elevado, y están contribuyendo de manera decisiva, en algunos ambientes, a mejorar la imagen de Rioja en el mundo, con la particularidad de que suponen una punta de lanza importantísima para los demás vinos.

En cata son de color rojo picota, de gran capa y de alta intensidad. En nariz tienen una alta carga de fruta, frutos negros y rojos, tonos de barrica, que está presente e integrada procurando que el vino resalte por encima de la madera. Boca con buen cuerpo, acidez agradable, con astringencia y taninos potentes, grasos y de gran longitud final.


LOS VINOS DE LA CATA (Texto: Roberto Melón Magaña)

Esta cata de Vinos Reserva de Rioja Clásicos Vs Modernos, fue realizada por estudiantes, sumilleres y enólogos, en el instituto de I.E.S La Laboral en Logroño (La Rioja).

Los vinos mejores balorados fueron:
1. Luis Cañas Reserva Selección de la Familia 2008
2. Roda Reserva 2008
3. Marqués de Vargas  Reserva 2008

Los vinos fueron comprados en Bodega Santa Cecilia en Madrid. Es una tienda de productos de tipo gourmet con una gran selección en vinos, tienen chocolates vinos y otros productos ideales para hacer regalos, el asesoramiento recibido siempre es cordial y atento. Además continuamente organizan catas y cursos. Se encuentra bien situada en la calle Blasco de Garay, al lado Alberto Aguilera y cerca de la calle Princesa.

Al principio pensé en una cata que enfrentase dos formas de entender el vino de Rioja. Por un lado los marqueses (idea mas clásica, marcada crianza de barrica, largos años de crianza, aspecto viejo y evolucionado, vinos finos, pulidos y suaves en boca) frente a una concepción mas moderna (crianzas mas cortas, menos marcados por las maderas usadas y más por maderas más nuevas, fruta mas presente, subidos de color, vinos potentes). Por el lado de los marqueses serian los mas nombrados (Murrieta, Riscal y Cáceres) y por el lado de los modernos, Roda, Remirez de Ganuza y Juan Luis Cañas o Viña Ijalba o Telmo Rodríguez. Incluso un nuevo marques como Vargas.

La idea inicial pretendía oponer o hacer una guerra entre dos bandos. Por un lado las marcas de la imagen tradicional sobre la que se ha desarrollado el vino de Rioja en los mercados (Vino con crianza en barrica de roble mas o menos larga y donde la madera debe ser referente y con una etiqueta bien rococó) y por otro las marcas con una imagen más moderna que se han ido afianzando gracias a nuevos personajes con personalidad, pretenciosos y que han sido renovadores en la proyección de la marca colectiva Rioja en el mercado (Agustín Santolaya, Fernando Remires de Ganuza, Dionisio Ijalba y Juan Carlos Sancha, Juan Luis Cañas, Los Eguren, Miguel Angel de Gregorio, López de la Calle ...).


Todo esto supone resumir y reducir a la mínima expresión el universo de vinos que hay en Rioja. Así surgen muchas contradicciones:

- Riscal y Murrieta quedan como vinos clásicos por que tienen una historia centenaria detrás pero en su día fueron los renovadores del vino de Rioja tal como es en la actualidad. Puede que incluso mucho mas de lo que lo han sido los años 90 que parece que es el no va mas y no deja de ser una mera corrección tecnológica. Los fundamentos siguen igual. Ha cambiado más la forma que el fondo. Si que es cierto que el comercio es más democrático. Da muchas mas oportunidades a nuevas iniciativas que en el pasado.

- Marques de Cáceres no tiene nada que ver con los otros dos Marqueses mas allá de utilizar la palabra Marqués dentro de la marca del vino con la idea de transmitir esa imagen recargada y ostentosa de las marcas tradicionales de Rioja. Tiene una historia mas reciente (su origen en Rioja data de los años 70), no trabaja el viñedo sino que se provee de modo muy diferente a través de la compra de uva y de vino de cooperativas. Es una bodega mas industrializada, de gran volumen. No obstante es el digno representante de un modelo de renovación del Rioja en los años 70 y 80 con la llegada del embotellado, añadas y reglamentación de las crianzas en barrica y botella. En poco tiempo llegó a ser la marca mas conocida del Rioja en el mundo situándose en la gama media alta de Rioja.

- Roda es una de las bodegas de referencia como moderna e innovadora. Pretenciosa desde sus inicios, a finales de los 80. Utilización de barricas más nuevas, selección de uva, control de los proveedores, creación de viñedo propio, investigación en bodega. No tienen gama de vino joven, rosado, blanco, crianza etc. Sólo recientemente amplia la gama de vinos y la extensión a otras zonas que es la forma en la que crecen los pequeños (y los grandes). Es un prototipo de modelo de éxito.

- Viña Ijalba es otra bodega emblemática en la atención a la viña, al medio ambiente, nuevas variedades, al cuidado en la elaboración, en la oferta de productos novedosos y de calidad. También surgida a finales de los 80 como Roda. Es otra iniciativa de éxito.

- Luis Cañas es otro modelo en lo que es el universo de bodegas de Rioja. Es el prototipo del cosechero evolucionado a bodeguero comercial que mete en todo lo que una bodega moderna tiene. Gama de vinos extensa y en varias denominaciones, club de vinos, enoturismo, promoción a todos los niveles, exportación. Todo ello realizado en los últimos 20 años.

En resumidas cuentas, en mi opinión hay entre ellos más semejanzas que diferencias. Todos los proyectos han sido innovadores en algún momento y detrás de ellas hay personajes carismáticos, con conocimiento del mercado, con ilusión para arrancar un proyecto nuevo y diferente a lo existente y ricos porque poner hay que poner mucho dinero para destacar y sobrevivir en el tiempo. Entre todos se ha evitado que la marca RIOJA caiga en la autocomplacencia y en ser lo de siempre.

Por lo tanto lo que en principio quería presentar como una guerra entre bandos diferentes lo veo ahora mas como una cata representativa de lo que se viene a llamar la diversidad de la oferta de Rioja. Eso si, solamente son vinos de la categoría RESERVA o PREMIUM en el lenguaje internacional, que entiendo es la punta de lanza en el mercado del vino de Rioja.

Que sirva todo esto como apuntes para tertuliar un poco sobre el Rioja en general.


MARQUÉS DE MURRIETA RESERVA 2007 - 12,50 €

- Notas de cata: Color rojo cereza picota de capa media-alta. En nariz encontramos aromas intensos de uva o ciruela muy madura o pasa e higos. En boca es untuoso y con cuerpo.

- Viñedos propios: Situados en la Finca Ygay. Los viñedos de Ygay ocupan una superficie de 300 hectáreas circundantes a la bodega, en la Rioja Alta, con una diferencia de altitud desde los 320 metros a los 485 metros.

- Variedades de uva: 85% Tempranillo, 8% Garnacha tinta, 6% Mazuelo, 1% Graciano.

- Vendimia Manual Seleccionada: Comenzó el 18 de septiembre y terminó el 10 de octubre.

- Elaboración y crianza:
• Fermentación a temperatura controlada durante 8 días en acero inoxidable.
• Técnicas de extracción: remontados y bazuqueos.
• Prensado: suave y lento que favorece la extracción del color y taninos maduros que residen en el hollejo.
• 20 meses en barricas de roble americano nuevas y semi nuevas de 225 l y un mínimo de 12 meses en botella antes de salir al mercado.

- Recomendación de servicio: Carnes rojas a la parrilla, jamón de bellota, quesos de oveja semi curados, pescados al horno, bacalao al pil pil, entre otros. Se recomienda oxigenar unos minutos antes de su consumo y servir entre 16-18°C7


MARQUÉS DE RISCAL RESERVA 2008 - 13,00 €

- Notas de cata: Vino de color cereza bastante cubierto. En nariz encontramos limpios aromas frutales y florales que nos pueden recordar a las azucenas o lirios. En boca tiene buena estructura y acidez, es ligero, sabroso, con taninos redondos y elegantes. El final es largo y fresco, con un leve recuerdo de la madera de roble.

- Elaboración: Los reservas de Marqués de Riscal se elaboran, básicamente, a partir de uvas procedentes de viñas de más de 15 años de la variedad Tempranillo, situadas en los mejores suelos arcillo calcáreos de la Rioja Alavesa. Esta variedad soporta bien la crianza en madera y el envejecimiento en botella gracias a su buen equilibrio ácido y a su fina tanicidad. Las variedades Graciano y Mazuelo, cuyo porcentaje en la mezcla no sobrepasa el 10%, aportan frescura y viveza de color. La fermentación se realiza a una temperatura controlada de 26ºC con un tiempo de maceración que no sobrepasa los 12 días. Los reservas de Riscal permanecen aproximadamente dos años en barrica de roble americano, configurando un vino que se encuadra dentro de los cánones del clasicismo riojano, fresco, fino, elegante y con un gran potencial de envejecimiento. Antes de salir al mercado tiene un periodo mínimo de afinamiento en botella de un año.

- Variedad de uva: Tempranillo 90%; Graciano y Mazuelo 10%

- Grado: 13,5º; Acidez Total: 3,4; pH: 3,62; I.P.: 51

- Crianza en barrica: 25 meses; Fecha de embotellado: septiembre 2011

- Armonía: Este vino marida bien con jamón, quesos no muy curados, guisos con salsas no muy especiadas, legumbres cocidas o guisadas, aves, carnes rojas, carnes a la parrilla y asados.

- Temperatura de servicio: entre 16º y 18ºC

- Características climatológicas 2008: Los meses del otoño e invierno transcurrieron con una ausencia casi total de precipitaciones y abundancia de heladas, siendo la pluviometría recogida muy inferior a la media de la zona. Sin embargo, a partir del mes de Mayo cambió la tendencia, registrándose abundantes precipitaciones. Los meses de Julio y Agosto registraron temperaturas más bajas que un año medio, retrasándose la maduración unos diez días con respecto a los últimos años. Las suaves temperaturas del mes de Septiembre favorecieron una lenta y correcta maduración, destacando el extraordinario equilibrio ácido que alcanzó la uva de esta cosecha.

- Precio aproximado: 13,00 €


MARQUES DE VARGAS RESERVA 2008 - 12,36 €

- Enólogo: Javier Pérez Ruiz Vergara
- Fecha vendimia: Del 18 de Septiembre al 20 de Octubre 2007
- Pago/Finca: "Pradolagar" (50 ha de viñedo propio) con una edad media del viñedo de 29 años, suelo arcilloso-calcáreo con excelentes cualidades de permeabilidad para conseguir calidad en nuestros frutos, junto con un adecuado contenido de materia orgánica y nutrientes.
- Variedades: 75% Tempranillo, 10% Mazuelo, 5%: y 10% otras.
- Elaboración: Clásica con despalillado, fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable de 22.500 litros durante 11/13 días, control de la temperatura entre 29-30ºC, remontados y bazuqueos diarios, maceraciones largas durante un periodo de 12 días después de la fermentación para garantizar un gran extracto.
- Envejecimiento: 23 meses en barricas de roble Americano, Francés y Ruso. 30% Roble Americano nuevo, 40% Roble Americano/Francés y Ruso de 1 vino, 20% Roble Francés nuevo, 10% Roble Ruso nuevo. - - Trasiegos regulares cada 5 meses al principio y después cada 6 meses.
- Producción Total: 264.735 Botellas (750 ml) 5.000 Magnum.
- Alcohol: 14%
- Acidez Total: 5,7 gr/l tartárico
- Ph: 3,40
- Azúcar Residual: 2,00 gr/l
- Corcho: Natural Extraflor de 49x24
- Precio aproximado: 12,36 €

- Elaboración: Se realiza una cuidadosa selección manual de uvas para la elaboración del Marqués de Vargas Reserva, provenientes de 50 Ha de viñedo propio de la finca “Hacienda Pradolagar”. Marqués de Vargas contribuye al cuidado del medioambiente y practica una agricultura sostenible, ni herbicidas, ni pesticidas son utilizados en nuestros viñedos. Este vino es elaborado de forma tradicional utilizando una tecnología de vanguardia. El vino es embotellado sin clarificación, ni filtración.

- Notas de Cata: Es un vino de color rojo picota intenso con ribetes violáceos. Excelente combinación de bayas o frutos rojos como fresas y frambuesas con trasfondo de regaliz dulce. En paladar es aromático y con deliciosa textura aterciopelada. Gran equilibrio en acidez junto con sedosos taninos desencadenan una entrada en boca cálida y un aterciopelado postgusto. Es un vino muy elegante, lleno de frescura y muy buena materia prima.

- Temperatura de consumo: Temperatura 17-18ºC y se recomienda su decantación antes de servir.

- Maridaje: Buen acompañamiento con solomillo con foie gras & salsa de mostaza, carrilleras de ternera con salsa de vino tinto.


LUIS CAÑAS RESERVA SELECCIÓN DE LA FAMILIA 2008 - 13,80 €

- Tempranillo: 85% y 15% Cabernet Sauvignon.

- Notas de ata: Rojo picota de capa alta. En nariz encontramos aromas intensos, refrescante y muy agradables a frutos negros y caramelo de nata, junto con tostados de maderas nuevas. En boca es estructurado, potente, frutal, con recuerdos de maderas y taninos redondos, además de gozar de una marcada acidez refrescante.

- Composición: Grado alcohólico: 14,5º; Acidez total: 5,73 g./l.; Acidez volátil: 0,73 g./l.; PH: 3,53; SO2 libre: 28 mg./l.; Azúcares reductores: 1,3 g./l.

- Elaboración: Los vinos que se destinan al Reserva de la Familia proceden de una selección de viñedos viejos, aquellos que reúnen una serie de características como son una buena orientación, una buena exposición solar y un suelo poco fértil que asegura una baja producción. La edad mínima del viñedo es de 45 años; Temperatura de fermentación: 26º; Tiempo de fermentación: 18 días; Tipo de barrica: 50% barrica nueva de roble francés y 50% en americana; Tiempo en la barrica: 20 meses.

- Precio aproximado: 13,80 €


MARQUES DE CÁCERES RESERVA 2008 - 9,85 €

- Tipo: Vino tinto reserva
- Productor: Bodega Marqués de Cáceres
- Denominación de origen: Rioja (España)
- Uvas: Tempranillo, Garnacha y Graciano
- Botella:  0,75 L
- Envejecimiento: Envejecido durante 22 meses en barricas de roble francés y, posteriormente, durante un mínimo de 24 meses en botella.
- Graduación: 14,0%
- Temperatura de servicio óptima: Entre 16ºC y 18ºC

- Notas de cata: Es un vino de color rojo con ribete rubí de capa media. En nariz encontramos buen equilibro entre aromas a fruta roja, florales y especiados de la madera. En boca es de cuerpo medio, con buena acidez y fácil de beber.

- Precio aproximado: 9,85 €


RODA RESERVA 2008 - 20 €

- Variedades: 90% Tempranillo, 4% Garnacha, 6% Graciano
- Viñedo: Más de 30 años. 1,5 kgs/cepa.
- Vendimia: Del 1 al 27 de octubre.
- Fermentación: En tinas de roble, con temperatura controlada.
- Crianza: En barricas de roble francés. 50% nuevas y 50% de un vino. 16 meses en barrica y 20 meses en botella.
- Embotellado: Junio 2010
- Estabilización: Por métodos naturales; clarificación con clara de huevo.
- Alcohol: 13,5% Vol.

- Elaboración: Las uvas se despalillaron y maceraron posteriormente en frío. El mosto fermentó a temperatura controlada en tinas de roble y se crió en barricas nuevas (50%) y de un vino (50%), de roble francés, durante 16 meses. Permaneció en botella durante 20 meses en bodega antes de su comercialización.

 - Notas de Cata: Es un vino con capa media de color, fondo rojo cereza, ribete rojo. En nariz nos encontramos madera muy bien integrada. Intenso y frutal con sensaciones de fruta roja en la gama de la cereza, en la parte de la pulpa que pega al hueso. Fresco y finamente especiado. Sensación de tiempo fresco y lluvia sobre la tierra. En boca tiene un volumen medio, con tanino fino. Muy frutal y fresco, notas claras de cereza. Largo, persistente, elegante y delicado. Vía retronasal que rememora las sensaciones olfativas. Buena sensación de frescura. Buena expresión de una añada atlántica que demuestra de nuevo que en los años climáticos difíciles donde Roda sigue estando arriba.

- Precio aproximado: 20 €


LOS VINOS DE RIOJA EN LOS ULTIMOS AÑOS

Al hilo de todo lo anterior me ha dado por reflexionar sobre lo sucedido en Rioja en los últimos años (desde los 80 a ahora). Es el periodo moderno del Rioja actual (todo embotellado y en origen, separación de añadas, categorías de vino etc.). En líneas generales la información que se ofrece en estadísticas y estudios concluye cosas como las siguientes:

1. Se ha pasado de vender menos de 100 millones de litros en 1985 (70% nacional/30% exportación) a vender 270 millones en 2012 ( 65% nacional/ 35% export). En los años 2010-2011-2012 se avanza ligeramente en el aumento del porcentaje de exportación pero sólo recientemente y debido a la caída del consumo nacional.

2. Se ha pasado de 40.000 has a mas de 60.000 has de superficie. La producción ha aumentado por la superficie pero también por el aumento de rendimiento medio.

3. Se ha pasado de una situación excedentaria en los años 89, 90 y 91 donde se empezó a hablar de reducción de rendimientos, superficie, descalificación de vinos para vino de mesa a otro periodo de crecimiento fuerte en ventas, producción y precios durante los años 90 hasta la borrachera del cambio de siglo para finalizar en un aterrizaje suave durante los últimos años que se caracteriza por la digestión de los excesos pasados y vuelta a un equilibrio en la producción/ ventas/ rendimientos. En el posicionamiento actual nadie esta totalmente contento: los agricultores quieren mejores precios, las bodegas grandes se quejan de lo estrechos que son los márgenes y el descenso del consumo nacional pero la sangre no llega al río a pesar del contexto de crisis económica. La tempestad está moviendo el barco pero de momento no ha naufragado, salvo algunos proyectos sin fundamento.

4. El número de bodegas de crianza ha crecido de las 100 que había en los 80´s a las casi 400 que hay ahora. Ahora bien no todas juegan la misma liga. El mercado de Rioja se lo disputan todas y eso hace que haya intereses opuestos. Dato curioso el 85% de las bodegas (menos de medio millón de litros comercializados) comercializa el 15% del vino. El 15% de las bodegas grandes comercializa el 85% del vino. Todo ello sin contar que muchas bodegas forman parte de grupos y que las fusiones estratégicas y de marcas están permanentemente de actualidad entre los grandes vendedores.


Mas datos curiosos, el 30% de las bodegas embotelladoras y casi el 50% de las bodegas de crianza tiene menos de 12 años (el grueso se creó entre 1999 y 2007). Han aparecido bodegas en todos los tramos de volumen. Entre los grandes exportadores están, además de los tradicionales (Berberana, Faustino, Marques de Cáceres, Riscal, Age-CampoViejo-Domeq, Beronia-Gonzales Byass, Montecillo-Osborne, LAN, Paternina-Franco Españolas, CUNE) han llegado los nuevos (García Carrión, Felix Solís) y los catalanes, Freixenet, Torres y Codorniu. Se ha instalado hasta Vega Sicilia y otros menos mediáticos.

Se han instalado también una multitud de cosecheros, metidos a criadores (solamente hacen falta 50 barricas) y embotelladores, en general son pequeños en ventas, bodegas familiares sin integración en grupos empresariales mas grandes y agrupados en organizaciones sectoriales como ABRA y PROVIR. En este grupo la parte exportadora yo creo que es muy minoritaria. Su mercado mayoritario es el nacional y cercano por una cuestión obvia de tamaño y a veces por miedo, ignorancia o tradición. Es el contrapunto al grupo anterior de exportadores y grupos empresariales más o menos fuertes, marca potente y más capacidad para moverse en el mundo global y sobre todo con más capacidad de controlar las condiciones en que se produce el comercio, la promoción o se imponen las normas.

Entre medias de ambos están los proyectos millonarios y exitosos como el realizado por los Vivanco para legitimarse como Grandes del Rioja.

Por lo tanto lo sucedido en Rioja en los últimos 25 años yo lo interpreto como la obvia renovación que se produce periódicamente en un sector económico maduro al que en momentos puntuales le florecen las iniciativas que no son novedosas sino mas bien originales respecto a lo ya existente o que miran el producto desde otro punto de vista, que son consecuencia de la evolución de los mercados, o que simplemente forman parte de la burbuja derivada la expansión económica del pasado reciente. También están las iniciativas oportunistas que aprovechan ventajas de algún tipo para instalarse o crecer al amparo de una marca colectiva de gran valor como es Rioja. Todas las iniciativas empresariales son oportunistas en cierto modo.

Es decir, yo creo que no ha habido revolución (es sintomático que muchas veces se publicita lo moderno como la vuelta a lo clásico, lo de siempre, incluso mas modernamente se habla de la vuelta al vino autentico, a la expresión de una tierra y un origen etc.) Lo que si hay que reconocer es que ha habido un gran salto cuantitativo. Faltaría un gran salto cualitativo que no se va a lograr mientras el mercado acepte vinos ordinarios o simplemente insulsos por que en la etiqueta pone Rioja.

El vino de Rioja, al menos de momento, no se ha visto perjudicado por la reducción del consumo nacional de modo significativo. Se mantiene por que forma parte del vino denominado económico de calidad, del vino que no responde a una necesidad alimenticia sino más bien a un gusto por el placer, la gastronomía, el ocio y en ocasiones, la ostentación, el prestigio o condición social.

Las nuevas formas de consumo a través de grandes superficies, la globalización de los mercados y la competencia nacional internacional son determinantes en los cambios habidos en Rioja sobre todo en las grandes marcas y bodegas de volumen.

Sin embargo lo que no ha cambiado, o a cambiado a mejor es la imagen del Rioja como un producto de calidad, con autenticidad y diferenciado de otros productos o vinos.

Que sirva todo esto para dar que hablar sobre el vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario