martes, 18 de marzo de 2014

Cata de Vinos de Marqués de Terán (Ollauri - Rioja Alta)



BODEGAS REGALÍA DE OLLAURI Y SU VINO MARQUÉS DE TERÁN (Ollauri - Rioja Alta)

Marqués de Terán, bodega riojana con una arquitectura vanguardista y perfectamente integrada en el paisaje. Diseñada por el arquitecto Javier Arizcuren e inaugurada en noviembre del año 2006, el edificio que acoge la bodega está semienterrado en un cerro. Así, el 80% de su superficie está enterrada en el cerro, aprovechando de esta forma al máximo el principio de gravedad en el transporte de la uva y en la elaboración de vinos.

La arquitectura ha sido concebida para una bodega que cuenta con el sistema de elaboración más vanguardista de La Rioja y uno de los más avanzados del mundo. Además este proyecto arquitectónico cuenta con varios reconocimientos como el Premio Aluminier y el Premio Technal 2007 por saber mantener “el diálogo con el paisaje”.


La bodega también se caracteriza por una fuerte apuesta por I+ D+ i, con la geotermia como eje principal, y la protección del medio ambiente son sus principales señas de identidad.

En realidad Marqués de Terán es una bodega constituida en el año 2004 bajo el nombre de Regalía de Ollauri por un grupo de inversores de Rioja, Madrid, y San Sebastián; entre ellos, los hermanos Azpilicueta, biznietos del fundador de Bodegas AGE, y Eduardo Paternina, Marqués de Terán.

La mayoría de los vinos de la bodega se comercializan bajo Marqués de Terán, marca que a lo largo de estos años ha adquirido un posicionamiento tal, que ha hecho que la bodega Regalía de Ollauri sea conocida como Marqués de Terán.

Esta bodega Regalía de Ollauri toma su nombre de la condonación de impuesto que la localidad pagaba a Briones en la época medieval, Villa riojaalteña de la que fue jurisdicción hasta 1712. La bodega se ubica en un cerro en la parte alta de la Villa, un auténtico balcón con vistas al Valle del Ebro y la Sierra de Cantabria, a la Sierra de La demanda y  a Ollauri y sus viñedos.


GEOTERMIA APLICADA AL VINO

Marqués de Terán implantó la energía geotérmica en el año 2009, siendo la primera bodega en todo el mundo en utilizar el calor de la tierra para la elaboración de vino, especialmente para una de sus marcas, Versum, aunque si bien, matiza el gerente de la bodega, "la energía de la tierra se utiliza únicamente para la elaboración del vino", ya que para el resto de instalaciones se emplea la energía convencional. Los principales motivos que impulsaron a los inversores de la bodega y al propio García Ortega, principal promotor del proyecto de geotermia en la bodega riojana, fueron el ahorro energético, que puede llegar al 80 por ciento, y porque se trata de una energía que no contamina.

El sistema se compone de una o varias bombas de agua que constituyen un circuito cerrado de agua, con lo cual se eliminan las emisiones directas de CO2 a la atmósfera y minimiza las emisiones totales. La geotermia "es una energía totalmente limpia" que se almacena bajo la superficie de la tierra en forma de calor. "La bodega está situada en un terreno que, a 100 metros de profundidad, mantiene una temperatura constante durante todo el año que oscila entre 14–18 grados centígrados". Utilizando este recurso natural, se creó una serie de conductos que forman un circuito cerrado por donde circula el agua que capta el calor de la tierra, lo que les permite mantener la temperatura necesaria en las distintas instalaciones en las que se produce el vino. La bomba de frío-calor geotérmica subirá o bajará la temperatura según sea invierno o verano y las necesidades de la bodega en cada momento.



En el caso de la fermentación maloláctica, explica García Ortega, se almacena agua fría y caliente en los depósitos para alcanzar la temperatura necesaria que requiere este proceso, destacando que "el ahorro que se produce en la maloláctica equivale a plantar 50 árboles, ya que dejamos de emitir 1.000 kilogramos de dióxido de carbono". Una de las grandes ventajas que proporciona la energía geotérmica es que permite minimizar los saltos térmicos que se producen con respecto a la temperatura exterior. En algunos procesos de la vinificación se necesitan 22 grados, lo que constituye un gran salto térmico en invierno, ya que el agua de la red está a un grado. En cambio, con el agua extraída del fondo de la tierra, a 14–18 grados, el salto térmico es notablemente inferior y se disminuye el esfuerzo energético. "Gracias a esa temperatura constante no tenemos que depender de la temperatura exterior".

De esta manera, es mucho más fácil y menos costoso llegar a las diferentes necesidades de temperatura que la bodega tiene en todo el proceso de elaboración de los vinos, como la fermentación alcohólica, fermentación maloláctica, crianza en nave de barricas o la crianza en botellero.

EL VIÑEDO

Otra de las grandes preocupaciones de Marqués de Terán es la calidad de la uva y el control y cuidado de las viñas. Gran conocedor de la viña, pues García Ortega procede de una familia riojana de viticultores y durante años trabajó en una cooperativa de viticultores de La Rioja, en la que se esforzó por inculcar a los viticultores una cultura de la calidad de la uva frente a la cantidad. Esta misma filosofía la ha trasladado a Marqués de Terán para obtener la mayor calidad de las uvas posible. La bodega tiene un 25% de viñedo propio y para el 75% restante trabaja con los mismos viticultores de la zona desde que empezaron a elaborar vino en el año 2007.


Según afirma, "existe una relación muy estrecha con los viticultores y la bodega realiza controles de calidad de la uva y de la viña a lo largo de todo el año". Para garantizar la calidad de uva, afirma, "hemos implantado un método objetivo de compra y pago a viticultores en función de calidad". Mediante este sistema se califica la calidad de la uva con una nota del 1–10 y, en función de la misma, tienen un escalado de precios. De este modo, añade, "se premia cada año a los viticultores que mejor cuidan su viñedo". Para analizar la calidad de uva utilizan el sistema FOSS, una máquina que mide el grado, pH, sanidad, color, potasio y así hasta un total de 35 parámetros, que, junto con la edad del viñedo, dan la nota para el viticultor, y permite seleccionar la uva por nota cuando llega a la bodega y llevarla a los depósitos correspondientes. A esto hay que añadir que la vendimia se realiza de manera manual y todo el sistema de entrada de la uva en la en la bodega funciona por cintas, lo que favorece el buen estado del fruto y permite seleccionarlo durante todo el recorrido.

CRIOMACERACIÓN

Junto a la geotermia, Marqués de Terán ha desarrollado otros proyectos tecnológicos innovadores en el ámbito de la enología. La bodega riojana ha sido una de las primeras en utilizar la criomaceración en la fermentación de vinos tintos, técnica que hasta ahora se utilizaba casi exclusivamente en la elaboración de blancos y que consiste en aplicar nieve carbónica para macerar en frío y extraer la mayor cantidad de polifenoles y aromas posibles antes y durante la fermentación. Toda la uva se recoge en cajas y llega a 25º a la bodega, donde se introduce en un tanque a baja temperatura. La bodega aplica nieve carbónica a los depósitos para conseguir una bajada de temperatura hasta los 3 y 6ºC, manteniendo tres días el depósito por debajo de 10ºC. De esta forma, evitan que se produzca la fermentación, tras lo cual suben la temperatura para que fermente durante una semana.


La nieve carbónica sólo aporta frío, se sublima, pasa de sólido a gas sin pasar por el estado líquido, y no afecta en nada a las particularidades de la propia uva más allá del frío, asegura García Ortega. Gracias a este sistema de criomaceración controlada, "la maceración es mínima y lo que se consigue es potenciar los aromas frutales por encima de la madera", añade. La criomaceración se complementa con un sistema de pistones automáticos, pissage, incorporados a los depósitos de fermentación, los cuales permiten remontados suaves y obtener el mayor contenido de antocianos posible de los hollejos. Los pistones forman unas planchas transversales que constituyen un eje central que permite romper y hundir el sombrero, facilitando el contacto de los hollejos con el mosto del vino por medio de un procedimiento que no resulta agresivo para la uva.

PISSAGE

También disponen de depósitos autovaciantes que evitan el contacto de medios agresivos con la pasta y ganan en calidad del prensado.

Gracias a los depósitos especiales de pissage, la maceración se produce antes, durante y después de la fermentación, ya que el frío se mantiene homogéneo en toda la masa del depósito por la criomaceración. Esta técnica consiste en la aportación de nieve carbónica antes y durante la entrada de uva en el depósito. De esta forma el proceso de fermentación sigue los siguientes pasos:

- Aplicación de nieve carbónica en el depósito vacío.
- Entrada de la uva en el depósito.
- Camisas de refrigeración.
- Baja la temperatura a 5ºC - 7ºC en el interior del depósito.
- Fermentación a baja temperatura.
- Función del pissage.


Durante los días de la maceración prefermentativa se produce una lenta extracción de compuestos fenólicos, especialmente de antocianos, así como también de sustancias aromáticas varietales; aunque en la fase de maceración durante la fermentación alcohólica, la cesión de polifenoles es muy activa debido a la mayor degradación de los tejidos de los hollejos.

Este proceso favorece el desarrollo de la flora microbiana indígena aportada por la propia uva, y sobre todo en levaduras de primera fase, como Kloeckera, Rhodotorula, Hanseniapora, S. uvarum etc. que son criotolerantes desarrollándose a temperaturas reducidas y de bajas prestaciones cualitativas; por lo que siempre se recomienda inocular una levadura seleccionada adecuada.

La maceración en frío amplía esta extracción fenólica y aromática. Obteniendo vinos coloreados, con aromas fuertes pero apreciables de diversas formas puesto que a veces son rudos, a veces herbáceos, pero por otra parte en bodegas regalía los vinos son muy redondos, siendo pioneros en el manejo de esta técnica tan innovadora. Además su puesta en marcha es bastante pesada y costosa, necesitando un seguimiento analítico y gustativo riguroso.

VINO CON ALTO CONTENIDO EN RESVERATROL

Actualmente están trabajando, junto con otras bodegas, en un nuevo proyecto "para la elaboración de vinos con hasta diez veces más contenido en resveratrol, polifenol presente en el vino tinto, que aporta gran cantidad de beneficios a la salud".  Este año 2014 la bodega espera obtener el primer vino de la bodega con alto contenido de este polifenol y esperan comercializar unas 20.000 botellas bajo la etiqueta de alto contenido en resveratrol (R). Tras numerosas pruebas tanto en bodega como en viñedo, han desarrollado un producto, denominado “esencia de jazmín”, que aporta valores muy altos en resveratrol y mantiene intactas el resto de características propias de las uvas, si bien, "el tratamiento que hemos creado es ideal hacerlo entre 8 y 10 días antes de la vendimia y en principio parece que sólo es apto para vinos jóvenes de consumo rápido, ya que con el paso del tiempo la presencia del resveratrol va disminuyendo". Recientemente se ha constituido la Asociación Resveratrol Wine Club, de la que Marqués de Terán forma parte junto con varias bodegas riojanas, algunas empresas de investigación de La Rioja, el Grupo Rioja y la Federación de Empresarios Riojanos (FER). "Por el momento la asociación habla de que es posible que sea mejor aplicar el tratamiento en vino joven únicamente e ir investigando y validando resultados de este año para vinos con más crianza en un futuro".


- Marqués de Terán Crianza 2009

. Variedad de uva: Tempranillo 95%, Mazuelo 5%
. Crianza: 14 meses de permanencia en barrica bordelesa de roble americano y francés
. Notas de cata: Es un vino de color rojo rubí bien cubierto. En nariz es muy agradable con aromas de fruta roja bien madura, buena complejidad, y tostados de la madera bien ensamblados con la fruta inicial. En boca es fresco, suave, redondo, frutal, y postgusto largo y agradable en el paladar.
. Maridaje: Muy fácil de maridar y perfecto acompañamiento con todo tipo de carnes y vegetales.


- Marqués de Terán Reserva 2008

. Variedad de uva: Tempranillo 90%, Mazuelo 5%, Garnacha 5%
. Crianza: 15 meses de permanencia en barrica bordelesa de roble americano y 3 meses en roble francés.
. Notas de cata: Es un vino de color rojo picota bien cubierto con ribete teja. En nariz encontramos agradables aromas de frute en compota y especias. En boca es sutil, maduro, y agradable.
. Maridaje: Es un vino que porta complejidad y madurez siendo un buen compañero de todo tipo de carnes rojas y guisos.


- Versum 2010 (El primer vino elaborado aprovechando la energía geotérmica)

. Variedad de uva: Tempranillo 100%.
. Crianza: 10 meses en barricas de roble francés de 1º y 2º año. Embotellado sin estabilizar por frío ni clarificar. Reposo de 6 meses en botella como mínimo.
. Notas de cata: Es un vino de color rojo picota de capa alta y ribete violáceo. Aroma intenso a frutas negras del bosque bien maduras, como las moras y grosellas, perfectamente integradas con las notas del roble de la barrica. En boca es ligeramente cremoso, untuoso, con unos taninos perfectamente fundidos, dejando en el paladar un recuerdo agradable y duradero.
. Maridaje: con carnes rojas a la brasa y asadas, legumbres y quesos curados.


- Marqués de Terán Selección Especial 2009

. Variedad: 100% Tempranillo.
. Crianza: 4 meses en depósito y 6 meses en barrica de roble francés.
. Elaboración: Este vino es fruto de uva sometida a una selección manual de racimos y pecíolos para, posteriormente, pasar por un período de crió maceración prefermentativo en depósitos de acero inoxidable, con ciclos suaves de homogeneización y sumergimiento. Este proceso se completa con una maceración post fermentativa prolongada, que consigue un producto pleno en aromas de frutas rojas maduras y frutas de hueso.
. Notas de cata: Es un vino de color rojo rubí bien cubierto. En nariz encontramos aromas de vainillas y fruta fresca. En boca es ligeramente untuoso y goloso.


- Marqués de Terán Selección Especial 2011

. Variedad: 100% Tempranillo.
. Crianza: 4 meses en depósito y 6 meses en barrica de roble francés.
. Elaboración: Este vino es fruto de uva sometida a una selección manual de racimos y pecíolos para, posteriormente, pasar por un período de crió maceración prefermentativo en depósitos de acero inoxidable, con ciclos suaves de homogeneización y sumergimiento. Este proceso se completa con una maceración post fermentativa prolongada, que consigue un producto pleno en aromas de frutas rojas maduras y frutas de hueso.
. Notas de cata: Es un vino de color rojo rubí bien cubierto. En nariz encontramos sutiles y agradables aromas de pimienta blanca, aromas frutales y recuerdos balsámicos (eucalipto, menta, etc.). En boca es muy fino, elegante, fresco y complejo.


Marqués de Terán Reserva 2007 Edicion Limitada

. Variedad de uva: Tempranillo 95%, Mazuelo 5%
. Crianza: 14 meses de permanencia en barrica bordelesa de roble americano y francés
. Notas de cata: Es un vino de color rojo rubí bien cubierto. En nariz encontramos concentración y aromas de vainillas y fruta fresca bien madura. En boca es untuoso y ligeramente goloso. 

Bodegas Regalía de Ollauri
Calle de Nájera, 1
26220 Ollauri, La Rioja, Spain
+34 941 33 83 73

Fuentes consultadas: www.quatrebcn.es y www.marquesdeteran.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario