viernes, 25 de abril de 2014

Cata de Vinos de Bodegas Dinastía Vivanco - Briones (La Rioja)



CATA DE VINOS DE BODEGAS DINASTÍA VIVANCO - BRIONES (LA RIOJA)

Desde 1915, cuatro generaciones de tradición vitivinícola han permitido a la familia Vivanco hacer realidad el sueño de toda una vida: Viñedos, Bodega, Fundación y Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco.

Los viñedos que posee la familia, que suman más de 400 hectáreas, se extienden principalmente por los municipios de Briones y Haro, en pleno corazón de la Rioja Alta. Los diferentes pagos, cada uno de ellos con características propias de microclima y suelo, aportan carácter y expresión a sus vinos.

En la penumbra de la Bodega descansa solamente el vino de las mejores añadas, reposando en tinos y barricas de roble francés y americano, afinando las cualidades propias del vino y adquiriendo los matices de la madera.


La Fundación nace con un doble objetivo: por un lado, destinar esfuerzos y recursos para apoyar e impulsar la investigación sobre prácticas de viticultura y enología, y por otro lado, difundir el riquísimo legado histórico y cultural que el vino ha generado en diferentes puntos del mundo y a lo largo de tantos siglos.

Como centro de divulgación, el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco es una iniciativa emprendedora y ambiciosa, que ha conseguido convertirse en punto de referencia internacional sobre el vino, su historia, sus técnicas de elaboración y su investigación científica, y muy especialmente sobre todas las manifestaciones culturales y artísticas que giran en torno al mundo del vino.

Precisamente, una botella de vino original del siglo XVIII, perteneciente a las colecciones visitables del Museo de la Cultura del Vino, ha inspirado la creación de una botella de diseño propio para contener los vinos de la Bodega. La botella se caracteriza por un cuerpo de media altura, ligeramente troncocónico, con un cuello largo y fino que termina en un gollete sobresaliente que refuerza la boca y hace a la vez de recoge-gotas. El diseño es elegante y diferenciado, y confiere a las botellas de Dinastía Vivanco una presentación elegante y diferencia, que da buena muestra de la personalidad de sus vinos y de la herencia histórica y cultural de la familia Vivanco.


HISTORIA

En 2004, la familia Vivanco decidió hacer realidad en Briones, La Rioja, el sueño de toda una vida de entusiasmo y dedicación: compartir con todo el mundo su pasión por la Cultura del Vino.

Se puede decir que todo este sueño de cuatro generaciones comenzó hace 100 años, cuando su bisabuelo, Pedro Vivanco González, empezó a elaborar en Alberite (La Rioja) las uvas procedentes de un pequeño viñedo que tenía la familia. No era fácil producir vino en aquellos tiempos para un pequeño viticultor. Y menos venderlo. Los recursos técnicos no existían y la ilusión ocultaba todo lo que la realidad ponía de manifiesto. Fueron tiempos difíciles, pero también decisivos.

Su abuelo Santiago continuó con aquel pequeño negocio que había iniciado su bisabuelo. Santiago era muy trabajador, pero la familia Vivanco siempre dice que fue su abuela y su esposa, Felisa Paracuellos, la que le animó a prosperar. Ella lo inició todo de alguna forma. Sobre todo por espíritu y capacidad de decisión. Ella fue la que animó a su hijo Pedro Vivanco Paracuellos, a estudiar. Y ella fue la que alimentó esa llama de la Cultura del Vino que poco a poco se fue extendiendo por la familia.


Qué decir de Pedro Vivanco, un hombre humilde, cercano, conciliador, que comenzó con 14 años repartiendo vino con una bicicleta por todo Logroño. Luego se subió al camión y recorrió toda La Rioja y sus provincias limítrofes. Entre cunetas y viajes se enamoró del vino. Y decidió que si no estudiaba no podría dedicarse a su pasión. Se fue a Requena. Estudió enología. Viajó por el Mundo. Y comenzó a coleccionar todo tipo de objetos relacionados con el Vino. Por respeto. Por pura devoción y entusiasmo. El negocio creció. Compraron algunas viñas, empezaron a embotellar, a criar barricas, y a prosperar.

En la actualidad y al frente de Bodegas Dinastía Vivanco se encuentra Rafael Vivanco, Ingeniero Agrónomo y Enólogo por la prestigiosa Universidad de Burdeos. Antes de ponerse al frente de la dirección técnica de Bodegas Dinastía Vivanco, Rafael aprovechó su estancia en Francia para realizar dos vendimias, elaborando vinos en algunas de las bodegas más relevantes de esta región.

LA BODEGA

Toda la bodega es subterránea. Buscando no interrumpir con un edificio la belleza del paisaje y buscar que sea el propio subsuelo el que regule la temperatura de las instalaciones de forma natural. Esto permite consumir menos energía y respetar el medioambiente.


- La Vendimia: Todas la uvas se vendimian a mano en pequeñas caja o palots para evitar roturas de granos y asegurar su máxima integridad.

- Doble selección de racimos y granos: Todas las uvas pasan, primero, por una mesa de selección de racimos y segundo, por otra de granos. Mientras todos los racimos avanzan a baja velocidad y de forma continuada, van eliminando hojas, sarmientos, racimos y granos en mal estado, pequeños restos de raspón. De esta forma sólo las mejores uvas de los viñedos llegan a formar parte del futuro vino que se va a elaborar.

- Enfriamiento de la uva: Es quizá una de las mayores novedades de la bodega. Una cámara frigorífica donde las uvas se enfrían durante 24 horas hasta rebajar su temperatura a 3 °C. Para extraer, ya dentro del depósito, el color y los aromas de la uva de una forma más suave, manteniendo así toda su personalidad. De alguna manera, infusionan la uva con el mosto, es lo que llaman maceración en frío.

- Encube por gravedad: Otra de las señas de identidad de esta bodega. Es una operación sencilla que se realiza con el único objetivo de mantener la uva lo más intacta posible. De cuidarla y respetarla al máximo. La uva se recepciona, se selecciona y se despalilla en un piso superior a donde se encuentran los depósitos. Digamos que hay una diferencia de altura de 5 metros del piso superior al inferior. Esta altura permite que la uva entre en los depósitos por su propio peso, sin utilizar bombas. Es la manera más eficiente de no estropear la piel para que luego dentro del depósito podamos conseguir un vino que muestre todo el potencial de la uva.


- Elaboración en tinos de roble francés: Otra de las señas de identidad. Los depósitos de madera de roble se han usado a lo largo de la historia para elaborar vino. Es un material noble que favorece el intercambio de oxígeno a través de los poros de la madera, lo que facilita que el vino sea más franco y muestre todos sus aromas. La madera, además, actúa como aislante térmico, permitiendo retrasar la fermentación y que todo se haga más despacio, favoreciendo la presencia de la fruta.

- Fermentación maloláctica: La fermentación maloláctica es la transformación natural del ácido málico en ácido láctico (ácido más suave también presente en la leche) por acción de las bacterias lácticas. El málico es agresivo al paladar y está presente de forma natural en el mosto. Los vinos de Dinastía Vivanco la realizan en tino de roble francés, en el caso del crianza y el reserva, y en barricas de roble francés en el de los vinos de producciones limitadas. Colección Vivanco. Al realizar la maloláctica en roble francés logran vinos muy intensos pero aterciopelados y expresivos a la vez.

Como resultado, se elabora una gama de vinos modernos, atrevidos y con personalidad, que resume el carácter emprendedor e innovador de Bodegas Dinastía Vivanco.

MUSEO Y FUNDACIÓN

Hoy, Vivanco es mucho más que vino. Una Bodega, una Fundación con un Museo único, y un sinfín de Experiencias enoturísticas dedicadas a compartir esta pasión por el vino.


Una Fundación donde el pasado y el presente se hacen uno. Un apasionante viaje a través del conocimiento y la historia, con un Museo único donde poder descubrir la esencia del vino desde la experiencia, sensibilidad e innovación.

Un nuevo universo de sensaciones donde el vino toma todo el protagonismo. 9.000 m2 de emociones y actividades alrededor de la cultura, el arte, la gastronomía, el sabor y la diversión. El punto de encuentro entre conocimiento y disfrute del vino.

Hoy, en Vivanco, entienden el vino como una forma de vida desde una perspectiva innovadora y llena de energía ofreciéndonos una experiencia única y exclusiva en torno a la Cultura del Vino. Bodega, Fundación y Experiencias son el fiel reflejo del compromiso de esta Familia para "devolverle al vino lo que el vino nos ha dado”.

ENTREVISTA A RAFAEL VIVANCO

"Siempre he sentido que nuestros vinos tenían que contar una historia. Desde la humildad, desde el aprendizaje, desde ese respeto que hay que tener cuando uno mira a la naturaleza y escucha a la tierra. Quería contarlo de una manera diferente, más innovadora. Intentando mostrar todas Las Riojas que se esconden detrás de la propia Rioja. Desde la curiosidad de una variedad autóctona y única en el mundo hasta su capacidad de adaptación a los mejores terruños. Todo esto ha sido y es mí reto personal. Intento que mis vinos sean auténticos, diferentes, sinceros y singulares. Que transmitan la expresión, autenticidad y personalidad de nuestros viñedos. Elaborándolos y criándolos con el máximo respeto, pero desde una visión exigente, dinámica y actual. Es lo que verdaderamente siento. Y es lo que quiero compartir.


Nací en Logroño en 1975 cuando mí padre estaba dando forma a todo lo que es Vivanco hoy. Recuerdo que todos los fines de semana subíamos a Briones a ver como el sueño de nuestra familia tomaba forma poco a poco. Siendo jóvenes, mí padre nos llevaba a trabajar al viñedo e incluso a trasegar alguna que otra barrica.

Con 18 años me fui a Pamplona a estudiar ingeniero agrónomo. Uno, cuando siente el vino, tiene la necesidad de conocerlo todo, y en Pamplona aprendí la técnica, la ciencia, el por qué de cada cosa. Allí me formé, pero donde verdaderamente me enamoré del vino fue en Burdeos. Dos años estudiando en la Facultad de Enología y otros dos elaborando en algunas de las bodegas más reputadas de la zona me hicieron reflexionar profundamente sobre lo que La Rioja y sus terruños podrían dar de sí.

¿Por qué no mostrar al mundo nuestro patrimonio vitícola? Nuestras variedades autóctonas, nuestros microclimas. Vinos auténticos, procedentes del viñedo. Elaborados con respeto y, sobre todo, únicos, nuestros. En 2001, regresé a Briones con esa idea y me puse a trabajar. Hoy y siempre, éste será mi reto personal.

Si tuviera que elegir una palabra para definir La Rioja ésa sería: diversidad. La orografía, el tipo de viento, el color del suelo... Cada metro, cada salto de un pueblo a otro, es un cambio en el paisaje. Si trazáramos una línea recta sobre un mapa nos daríamos cuenta de que sólo hay 100 kilómetros de distancia de la parte más occidental de La Rioja a la más oriental. Al norte, la Sierra de Cantabria. Al sur, la de la Demanda. Y cruzándolo de oeste a este, el Río Ebro. Eso es La Rioja. Un gran valle entre dos sierras montañosas que la protegen. La zona más al oeste, la llamamos Rioja Alta, la parte central, Rioja Centro, y la más oriental. Rioja Baja. Como digo, todo en 100 kilómetros.

Esta diversidad condiciona el cultivo del viñedo. Cada variedad encuentra su lugar ideal dónde expresarse Una, como la Garnacha tinta, requiere más horas de luz. Y otras, como el Tempranillo, agradecen el frescor de las noches y las maduraciones lentas. He seleccionado de entre nuestros viñedos aquellos terruños que mejor se adaptan a cada tipo de uva".

LOS VINOS

Los vinos de Bodegas Dinastía Vivanco tienen como objetivo conseguir la máxima expresión y complejidad de las variedades riojanas cultivadas en diferentes terruños y microclimas. Partiendo de su investigación y conocimiento vitícola, Rafael Vivanco elabora tres gamas de vino diferenciadas: vinos jóvenes, vinos de crianza y reserva, y vinos de gama alta de producciones limitadas.

Marcas: Vivanco, Dinastía Vivanco y Colección Vivanco.


Vino Dinastía Vivanco Blanco 2013

- Variedades: 60% Viura, 20% Malvasía, 20% Tempranillo blanco (El Tempranillo blanco es una variedad blanca autóctona, minoritaria y exclusiva de la DOCa Rioja.).
- Elaboración: Cada variedad se elabora por separado. Los vinos obtenidos permanecen, en contacto con sus lías, en depósitos de acero inoxidable durante cuatro meses.
- Crianza: Sobre lías en depósito durante 4 meses para preservar los aromas varietales y dotarlos de mayor armonía y untuosidad en boca.
- Notas de cata: Color amarillo pálido con reflejos verdosos, limpio y brillante. En nariz encontramos armas de limón, fruta blanca con hueso y un marcado carácter cítrico. En boca es fresco, cítrico y untuoso.
- Maridajes: Arroces, tapas, ensaladas, carnes blancas, cremas, pescados, marisco, moluscos y crustáceos.
- Precio aproximado: 6,55 €


Vino Dinastía Vivanco Crianza 2009

- Etiqueta: Joan Miró está considerado como uno de los máximos representantes del surrealismo. En Le Troubadour, obra expuesta en el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, la frescura del trazo y el colorido utilizados, lo asociaron con su Vivanco Crianza. Un vino versátil, moderno, fresco y frutal.
- Variedad: 100% Tempranillo.
- Fermentación Maloláctica: En pequeños tinos de roble francés.
- Crianza: 16 meses en barricas de roble francés y americano y un mínimo de 6 meses en botellero.
- Notas de cata: Color rojo picota brillante. En nariz encontramos intensas notas dulces de vainillas, galletas maría, fruta roja fresca, toffel y caramelo ingles. En boca es fresco, intenso, goloso, con taninos de la madera.
- Maridajes: Cocina mediterránea, arroces, legumbres, platos de pasta, carnes rojas y carnes blancas
- Precio aproximado: 7,95 €

PRODUCCIONES LIMITADAS COLECCIÓN VIVANCO

Esta Colección de vinos representa el reto personal de Rafael Vivanco para compartir la pasión de su familia por La Rioja y la Cultura del Vino. Para ello ha elaborado vinos de producciones muy limitadas que descubren expresiones únicas de las variedades tradicionales, autóctonas y minoritarias de Rioja, a través de una selección de parcelas de viñedos propios situados en terruños privilegiados que muestran todo el potencial de cada variedad. Colección Vivanco es un paseo por el Rioja, por su diversidad, por su personalidad. Un homenaje a esta tierra y a sus paisajes.

El carácter de cada uno de los vinos lo han reflejado asociándolo a piezas originales de la colección del Museo Vivanco de la Cultura del Vino.


Vino Colección Vivanco 4 Varietales 2010

- Notas de cata: Complejidad y Elegancia
- Variedades: Tempranillo (70%); Graciano (15%); Garnacha (10%) y Mazuelo (5%)
- Terruño: (Briones). Aquí estamos en Rioja Alta. Una altitud respetable, unos 500 metros. Vientos soplando con fuerza desde el mar Cantábrico que traen humedad, lluvia... Frescura, en definitiva. Los suelos son muy diferentes. Los hay pedregosos y sueltos, amarillos y calcáreos, pero también rojos y arcillosos. Briones es el reino de la Tempranillo. Una variedad delicada que no quiere un exceso de sol, pero tampoco de frío. Los aromas afrutados, finos, elegantes del Tempranillo sólo los encontramos en lugares como éste. En Vivanco también trabajan con la Maturana tinta. Esta uva también huye de los extremos y prefiere que todo vaya más despacio. Por eso se adapta muy bien a Briones. También es un terruño especial para las variedades blancas. Por ese frescor que provoca que todo madure muy lentamente. Aquí cultivan, Tempranillo blanco, Viura y Malvasía, fundamentalmente.
- Parcela: Finca El Cantillo
- Crianza: 20 meses en barricas nuevas de roble
- Nota: El vino se embotella sin filtrar ni clarificar por lo que pueden aparecer con el tiempo pequeñas precipitaciones de origen natural.
- Notas de cata: Color granate, intenso y de capa alta. En nariz es potente, envolvente, complejo, intensos aromas a frutos negros maduros, ciruelas, tostados de la madera, miga de pan, levadura y pimienta blanca. En boca es intenso pero muy redondo, sabroso, fresco, expresivo, taninos maduros, e intensas notas de frutos negros.
- Maridajes: Carnes rojas, carnes asadas en barbacoa, parrilladas, guisos de carne, foie y platos de caza.
- Precio aproximado: 30,95 €


Vino Colección Vivanco Parcelas de Mazuelo 2011

- Variedad: 100% Mazuelo (Cariñena). Esta variedad es de ciclo vegetativo largo, por lo que funciona muy bien en climas mediterráneos y calidos, para su correcta maduración. Es variedad principal en las D.O. Calatayud, Costers del Segre, Penedés, Tarragona y Terra Alta.
- Terruños: (Alberite y Agoncillo). Alberite es un terruño cercano a Logroño y vecino de Villamediana. Aquí nos encontramos con altitudes más bajas que en Rioja Alta (450 metros) y con ese clima más continental y menos húmedo. Suelos más pedregosos, al cruzar el río Iregua de norte a sur el municipio, y con poca materia orgánica. Aquí se cultiva una de las variedades más complejas de Rioja, el Mazuelo. Una uva muy rústica, que necesita muchas horas de sol para madurar y obtener grandes vinos.  Agoncillo se encuentra más hacia el este de Villamediana y Alberite. Y seguimos cerca de Logroño (12 kilómetros). Pese a la cercanía, nos encontramos a 100 metros menos de altitud que en los otros terruños de Rioja Centro, 346 metros. Por consiguiente, más calor, menos lluvias, más influencia de clima continental y mediterráneo. Aquí el suelo sigue siendo de color rojo y pobre, convirtiéndose en otro terruño ideal para el cultivo de la variedad Mazuelo.
- Parcelas: El Castaño y Martinete
- Crianza: 14 meses en barricas nuevas de roble francés.
- Nota: El vino se embotella sin filtrar ni clarificar por lo que pueden aparecer con el tiempo pequeñas precipitaciones de origen natural.
- Notas de cata: Color púrpura, de capa alta, con ribete granate. Aromas ligeramente balsámicos, posos de café, sobre un fondo de frutas negras del bosque. En boca es balsámico, buena frescura y de carácter frutal.
- Maridajes: Cocido, legumbres, guisos de carne, parrilladas, carnes asadas en barbacoa y carnes a la piedra
- Precio aproximado: 35,50 €


Vino Colección Vivanco Parcelas de Graciano 2008

- Variedad: 100% Graciano. Graciano es una variedad autóctona de La Rioja y muy poco extendida en otras zonas vitícolas. Es de maduración tardía, por lo que requiere ser cultivada en zonas suficientemente cálidas. Ofrece vinos con importante acidez y contenido polifenólico, ideales para la crianza, cuyo aroma es muy peculiar. Su cultivo es un poco complicado, ya que para su completa maduración requiere una buena disponibilidad hídrica, a la par que un alto gradiente térmico. Aporta a los vinos color rojo vivo y acidez fija, resaltan sus aromas especiados de pimienta negra, clavo y regaliz, junto con un carácter tánico. Su principal sinonimia es Morrastel, denominación que se le da en Francia.
- Elaboración: 18 meses de estancia en barricas nuevas de roble francés de diferentes tonelerías, tostados y orígenes, sin trasiegos, permaneciendo con sus lías hasta su embotellado y realizándose batônnage periódicos durante los cuatro primeros meses. El vino se embotella sin filtrar ni clarificar por lo que pueden aparecer con el tiempo pequeñas precipitaciones de origen natural.
- Terruños: (Tudelilla y Villamediana). Tudelilla es el terruño más oriental de bodegas Vivanco, el más luminoso. A unos 40 kilómetros al sureste de Logroño, nos adentramos en la zona de la Rioja Baja. Cuánto más vamos hacia el Este, el mar Mediterráneo se acerca y con él su influencia climática. Los inviernos son más suaves, llueve menos y, sobre todo, la temperatura media de todo el año es más alta, casi dos grados más, que en la parte más occidental de La Rioja. Por situación geográfica, Tudelilla estaría ahí. Pero su orografía, llena de contrastes, le convierte en un terruño con una gran diversidad, lo que les permite trabajar con diferentes variedades dependiendo de la altitud a la que las cultiven. En la parte más cercana al pueblo, la más al norte, a 540 metros de altitud, 200 metros por encima de la media de la zona, cultivan las variedades Graciano y Garnacha en la Finca La Noguera. Este viñedo se beneficia de los días luminosos y largos, ideales para estas variedades. Sin embargo, cuanto más vamos al sur, nos acercamos a la Sierra de Carbonera, elevándonos 200 metros más. Ahí, a 700 metros, en uno de los viñedos situados a más altitud de toda la denominación, cultivan las variedades autóctonas de Rioja Tempranillo blanco y Maturana blanca, consiguiendo un excelente equilibrio entre la maduración y la frescura. Villamediana esta situada a apenas 8 kilómetros de Logroño y a unos 40 de Briones. Bajamos considerablemente de altitud, 440 metros. Los vientos son más suaves, provienen del interior, y menos húmedos. Por consiguiente más calor y menos lluvias que en cualquiera de los terruños de Rioja Alta. Dos parcelas de suelos pobres y rojizos orientadas al sur, donde cultivan por su gran capacidad de adaptación variedades como el Graciano y la Garnacha.
- Parcelas: El Cerrado y El Tablar de Zorraquín.
- Nota: El vino se embotella sin filtrar ni clarificar por lo que pueden aparecer con el tiempo pequeñas precipitaciones de origen natural.
- Maridajes: Carnes rojas, platos de caza y foie.
- Notas de cata: Color violáceo de capa muy alta. Intensos aromas a frutas negras, moras, ciruelas maduras y recuerdos de pimienta negra. En boca es voluptuoso, con sensaciones intensas a frutas negras.
- Precio aproximado: 43,95 €


Vino Colección Vivanco Dulce de invierno 2011

- Variedades: Tempranillo (50%); Graciano (20%); Garnacha (20%) y Mazuelo (10%)
- Terruños: Briones
- Parcela: Finca El Cantillo
- Elaboración: Crianza: 12 meses de estancia posterior en barricas de roble francés de diferentes tonelerías, tostados y orígenes. Cada uno de los vinos permanece con sus lías finas hasta su embotellado, realizándose bâtonnage periódicos durante los primeros meses. Se realiza el cuvée de los vinos para afinarse posteriormente durante casi otro año en botellero.
- Notas de cata: Destaca por sus aromas intensos, complejos y agradables, que nos recuerdan a frutas escarchadas, orejones de melocotón, naranja confitada y dulce de membrillo, todo rodeado de elegantes notas florales y cacao. En boca es delicado, buena acidez y con un agradable dulzor frutal. En mi opinión es el mejor vino dulce de La Rioja.
- Temperatura de servicio: Se recomienda servirlo y degustarlo entre 10 y 12 °C con el fin de disfrutarlo en su pleno equilibrio de aromas, dulzor y frescura.
- Maridajes: Como aperitivo, solo, foie, queso roquefort, queso de cabrales, marisco, bogavante, postres, pasteles de frutas y sobremesa.
- Precio aproximado: 18,95 €


El primer vino riojano de podredumbre noble:

Este vino es el resultado de años de investigación en los que Rafael Vivanco se ha propuesto recuperar los casi desaparecidos vinos dulces tradicionales riojanos. Conocidos como “supurados”, estos vinos se elaboraban a partir de las uvas pasificadas durante el invierno en los altos de las casas, disfrutándose como vino de postre en los días festivos y como reconstituyente. Con su pasión por la Cultura del Vino y su formación y experiencia enológica en Burdeos, Rafael Vivanco ha innovado combinando esta tradición centenaria riojana con las singulares condiciones microclimáticas y edafológicas de la Finca El Cantillo, en Briones. Su cercanía al río Ebro facilita que durante las mañanas de invierno la niebla se instale sobre el viñedo. Esta particularidad, unida al buen drenaje del suelo y la presencia del Cierzo, viento frío y seco, favorece el desarrollo lento de la podredumbre noble (hongo Botrytis cinerea) en las uvas, aumentando su complejidad aromática, concentración en azúcares y acidez.

Este Vino Naturalmente Dulce, sin azúcar ni alcohol añadido, pionero en Rioja, procede de la Vendimia Tardía de invierno de uvas botritizadas de las variedades tradicionales tintas riojanas Tempranillo, Graciano, Garnacha y Mazuelo cultivadas en este terruño singular. Con un rendimiento ínfimo y tras un suave y largo prensado, el vino permanece 14 meses en barricas de roble francés antes de afinarse seis meses más en botellero. El resultado es un vino de guarda que irá ganando en complejidad a lo largo de su vida en botella, al igual que sucede con los mundialmente reconocidos vinos dulces de Sauternes o Tokay.

1 comentario:

  1. Simplemente de matrícula!!!! Gracias por elaborar este trabajo de la cata de Vivanco que nos hizo conocer a los profanos del vino unos deliciosos caldos, acompañados con un maridaje exquisito y al mismo tiempo conocer la historia y trayectoria de todo lo que a día de hoy está detrás del proyecto y vinos Vivanco.
    Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar