miércoles, 16 de abril de 2014

Vinos de Finca las Caraballas Bodegas y Viñedos Ecologicos



FINCA LAS CARABALLAS BODEGAS Y VIÑEDOS ECOLOGIGOS

Por su situación, por su belleza, por las vistas que ofrece, por la gran masa forestal que la completa la finca "Las Caraballas" fue el lugar elegido para este proyecto basado en el amor a la naturaleza, sostenibilidad del medio ambiente, y en el que se trabaja en perfecta armonía con la naturaleza y el entorno, buscando siempre la mejor forma de agricultura posible, y apuesta de futuro en el sector.

La bodega dispone de 140Ha de terreno donde la fertilidad de la tierra es muy reducida. Los trabajos de recuperación del suelo han permitido realizar una plantación de 60 Ha de viñedo y  30Ha de plantación de pistacho ecológico. Según Elías Redondo, la naturaleza es un sistema perfecto de vida donde fauna y flora conviven en perfecta armonía y donde no es correcto destinar tano espacio a una sola forma de vida.


La propia recuperación de la tierra les aporto una hermosa cubierta vegetal, insectos y pequeños mamíferos, así que decidieron convertir su pequeño ecosistema en un espacio perfecto para la convivencia de distintas aves rapaces que a su vez, según su condición natural, colaboran en la prevención de plagas de insectos y topillos. La naturaleza es sabia y proporciona los medios necesarios para que la fauna y la flora evolucionen según un equilibrio perfecto para el desarrollo de todas las formas de vida.

En colaboración con GREFA la bodega gestiona el tema del control de plagas mediante el fomento de aves rapaces. Introduciendo más de 20 cajas nido por toda la finca para facilitar la cría y desarrollo de cernícalos.

El Centro de Recuperación de Aves de Valladolid les proporcionó las primeras lechuzas que también anidarían en cajas nido o en las ramas de los pinos que conforman la extensa masa forestal que complementa a la finca.


VIÑEDOS

- Misión: Finca Las Caraballas en su filosofía de cuidado de la naturaleza y medio ambiente así como la biodiversidad, promoviendo un modelo de agricultura ecológica sostenible.

Caraballas es un vino de terruño. Nace desde la voluntad de recuperar un viñedo, un espacio natural enraizado en un entorno de privilegio para la elaboración de vino y desde el respeto más radical hacia la ecología.

Hacer el vino de la forma más natural posible, esto significa que para la lucha contra las posibles plagas y enfermedades no se utilizan nada más que productos naturales descartando los de síntesis química, también la restitución de la fertilidad a la tierra se hace con abonos naturales y se procura respetar y seguir los ciclos del cultivo en combinación con los de la naturaleza.


Cuidando el mantenimiento y desarrollo de la biodiversidad, la no degradación y mantenimiento del suelo y la no contaminación de los acuíferos, en definitiva evitar la erosión, ahorro de energía y no emisión de gases contaminantes. Con estas premisas se persigue el aumento de la biodiversidad tanto de insectos benéficos para la lucha contra las plagas, como el de microorganismos en el suelo así como el aumento de la población de las levaduras que se traducirá en una expresión más fiel y auténtica del vino en la copa.

Es decir en Finca las Caraballas piensan que un buen vino no deja de ser reflejo de todos los pasos dados desde el momento de la plantación de las viñas hasta que el vino es degustado. Y uno de los pasos más importantes es la obtención de una uva de la mejor calidad, entendiendo como tal la que resulta ser un reflejo fiel de la tierra y el clima donde se producen y maduran, así como el respeto máximo al medio ambiente.


- Entorno: Finca Las Caraballas se localiza en Medina del Campo, en plena comarca de Tierra de Pinares y en el corazón de la Denominación de Origen Rueda. Las masas forestales de pinos y el recuerdo de encinas se funden en sus mas de 140 Ha con las plantaciones de viñedo. El cultivo de cereales completa el paisaje y dotan a las Caraballas de una personalidad única.

- Cultivo: El modelo de cultivo está basado en el máximo respeto al ecosistema y la sostenibilidad. Bajo esta filosofía de trabajo ningún detalle queda al azar.

El rasgo más destacado de estas 60 Ha de viñedo es el manejo del cultivo. Con una densidad de 3.700 cepas por Ha, el cultivo está plenamente orientado a la calidad de la uva. Las dimensiones de la espaldera permiten una adecuada altura de vegetación libre, en torno a 1,2 metros, lo que proporciona una gran superficie de exposición foliar, apropiada para alcanzar una maduración optima y equilibrada de la uva.


El estrés hídrico de la planta es controlado mediante el aporte de agua exclusivamente necesario en cada momento del desarrollo de la viña, mediante un moderno equipo de fertirrigación.

Se aportan aquellos elementos necesarios para hacer del suelo un medio vivo y ecológico. El suelo de la finca se somete a un manejo de carácter sostenible, mediante el uso de cubiertas vegetales y la aplicación mínima del laboreo necesario para la descompactación del suelo.

Mediante productos de extracción natural y tras un riguroso seguimiento de los condicionantes climáticos, así como de los estados fenológicos del cultivo, se determinan los puntos críticos en los que se deben realizar los tratamientos con productos naturales ecológicos destinados al control de plagas y enfermedades. Un factor fundamental para la calidad de la uva es una maduración óptima y equilibrada, pues factores como la acidez, el pH, la concentración de azúcares y la madurez aromática resultan esenciales. Como no podía ser de otra manera, el control del rendimiento – mediante porta injertos de vigor medio-bajo y la aplicación de poda en verde – así como el manejo preciso de la vegetación para lograr un alto nivel de superficie foliar bien expuesta de más de 1 m2 por kg de uva, son determinantes para alcanzar el equilibrio y la optimización de la maduración...


El control de plagas de diversos animales (pequeños mamíferos y aves) que de forma esporádica ocasionan daños en los cultivos, se realiza con actuaciones de recuperación de aves rapaces en la zona, así como mediante el uso de técnicas de cetrería.

El vino "caraballas" es un fiel reflejo de un modelo de cultivo único, posible, y en perfecta armonía con el entorno.

- Verdejo: Es la variedad reina y la aporta la tipicidad y la autenticidad a la zona. Desde tiempos inmemoriales es cultivada y apreciada, obteniéndose a partir de ella vinos diferentes, incluso de crianza sobre lías, pero por lo que es conocida la variedad es por su vocación para ser elaborados vinos de bonito color amarillo con tonos verdosos brillantes, muy frescos en el aroma y de mucha tipicidad, con toques a frutas exóticas y cítricos con ligeros toques vegetales muy agradables. En la boca da lugar a vinos de cuerpo medio, con untuosidad y equilibrados con la acidez. Son vinos persistentes y de retrogusto complejo pero siempre predominando las notas frutosas y recuerdos a flores blancas, madreselva, don diego,…

- Sauvignon Blanc: Variedad noble y muy extendida. Procede de la zona de Burdeos y produce vinos monovarietales tradicionales muy famosos e interesantes. Es versátil, puesto que se presta a la elaboración de una amplia gama de vinos secos, semisecos, dulces, etc. Es una variedad de marcados aromas, muy particulares y reconocibles. Uva de difícil cultivo y sensible a las enfermedades. El aroma puede llegar a ser muy intenso, y como descriptores característicos estarían por un lado el albaricoque, pomelo, fruta de la pasión, y por otro los vegetales, retama, hoja de tomate, albahaca.

La importante cantidad de aroma se intensifica en la maceración en frío de los hollejos en la bodega.


BODEGA

- Elaboración Ecológica: Una vez llegada la uva a la bodega la filosofía sigue siendo la misma: mínima intervención y uso de productos naturales, combinado, eso sí, con las más modernas técnicas enológicas, para conseguir una delicada expresión frutal.

La elaboración seguida para la obtención de los vinos Caraballas responde a una forma de enología de calidad, enmarcada dentro de las buenas prácticas de elaboración de vino ecológico internacionales. En este proceso continúan cuidando y mimando todos y cada uno de los detalles respetando siempre el proceso natural para la obtención de vino usando tecnología de última generación. Modernidad y tradición fundidos una vez más para la obtención de un producto de la mas alta calidad.

Cuando las uvas alcanzan su madurez óptima y se encuentran en el máximo nivel de calidad se realiza la vendimia. Esto viene siendo a finales de Septiembre. Las bondades de este clima ofrecen el frescor de la noche (15ºC) para la recolección del fruto mediante vendimia mecanizada, y llegada a la bodega de forma inmediata. Todos estos factores permiten que las uvas lleguen al lagar en las mejores condiciones y sin sufrir ningún proceso de oxidación.


Realizan un estrujado y refrigerado de las uvas (10º), para su posterior maceración pelicular en frío y suave prensado que les permite obtener lo mejor de las uvas. El mosto obtenido sigue un proceso de decantación natural en frío, que da mostos limpios listos para su fermentación. En Caraballas, apuestan por las fermentaciones naturales, sin levaduras ni nutrientes tecnológicos comerciales, pues conocen a la perfección la procedencia y calidad de su materia prima.

La fermentación se desarrolla a temperatura controlada de 15ºC. Posteriormente se realiza la estabilización y filtrado de los vinos. Los ayudantes enológicos usados para este proceso son siempre de origen natural, a muy bajas dosis. El contenido de sulfitos en los vinos es bajo, tal y como marcan las pautas de elaboración de vino ecológico de referencia. Todos y cada uno de los procesos son seguidos por un riguroso sistema de calidad.

En consonancia con y siguiendo esta filosofía, cuidan todos nuestros productos con el máximo detalle, utilizando tapones de corcho natural certificado FSC en colaboración con el proyecto Vino Ecológico y corcho FSC de WWF España, ayudando así a la gestión responsable de los alcornocales mediterráneos.


EQUIPO HUMANO

- Jesús Hermida: Amante y experto conocedor de la agricultura y viticultura ecológicas, Jesús Hermida es responsable del perfecto cuidado del viñedo y cultivos, así como del departamento técnico para la elaboración de los vinos.
- Elías Redondo: Su firme compromiso con la naturaleza y el medio ambiente se ha fraguado en una realidad ya palpable: Las Caraballas.
- Esmeralda García: Amante de la naturaleza, mima los vinos Finca Las Caraballas como si de sus propios hijos se tratara.

LOS VINOS

Vino Finca las Caraballas Verdejo 100% D.O. Rueda

- Bodega: Finca Las Caraballas
- D.O./Zona: D.O. Rueda (España)
- Tipo de vino: Blanco
- Elaboración: Ecológica
- Crianza: Sin crianza
- Graduación (vol): 13%
- Varietales: Verdejo 100%
- Precio aproximado: De 5 a 9,9 €


Notas de cata:

- Vino Caraballas Verdejo 2013: Color amarillo brillante con destellos verdosos. En nariz es fresco, complejo con reminiscencias herbáceas muy agradables que nos recuerdan al hinojo y sobre un fondo sutil de lima. En boca es amplio, untuoso, graso, glicérico, amable y de  paso grácil, con sutiles notas ácidas de lima. Altamente recomendado por su elegancia, honestidad y sutileza!!

- Vino Caraballas Verdejo 2012: Color amarillo pajizo con destellos verdosos. En la nariz resulta fresco y frutal, con recuerdos de fruta blanca de hueso y reminiscencias herbáceas muy bien integradas, que nos recuerdan al heno cortado. En boca tiene muy buena y agradable acidez, con cierta untuosidad y complejidad, retrogusto largo y prolongado. Sin duda alguna un vino muy interesante y agradable.

- Vino Caraballas Verdejo 2011: La crianza en botella le ha hecho incrementar algo la intensidad del color a un amarillo con ligeras notas más doradas. Ese tiempo en botella también ha afectado en las apreciaciones aromáticas, muy buna complejidad con ligeras notas de hidrocarburos que nos pueden recordar a un vino de la variedad de uva riesling, también encontramos aromas de levadura y miga de pan, además de frutas blancas en sazón ligeramente amieladas. En boca tiene buena densidad y mantiene una frescura muy peculiar que aporta mucha alegría y viveza al vino. Sin duda alguna esta vino a ganado complejidad y elegancia con el tiempo.


Vino Finca Las Caraballas Semi-Dulce D.O. Rueda

- Bodega: Finca Las Caraballas
- D.O./Zona: D.O. Rueda (España)
- Tipo de vino: Blanco
- Crianza: Sin crianza
- Graduación (vol): 12%
- Varietales: Verdejo 50% - Sauvignon Blanc 50%
- Precio aproximado: De 5 a 9,9 €

- Elaboración: Elaborado con uvas de la variedad Sauvignon Blanc y Verdejo, este vino se convierte en un capricho de elaboración clásica y exclusiva, que se reduce a una producción anual muy limitada de una única parcela de la finca Caraballas. Los aperitivos y los postres, los entreactos de los días adquieren color y dulzura con Caraballas.

- Notas de cata: Color amarillo verdoso con ribetes acerados. En nariz es frutal, ligeramente complejo y singular. Se unen con sutileza los aromas de fruta blanca, pera, piña, lichis, a la vez que notas golosas de bollería, crema y miel. En boca encontramos muy buena frescura y toques cítricos, de ataque ligeramente untuoso, cremoso, glicérico y frutal. Perfecto equilibrio con la acidez y el dulzor.


Medina Agricultura Ecológica, S.L.
Camino  Velascálvaro, 2
47400 Medina del Campo - Valladolid - España

Tlf: (034) 650 986 185 / (034) 678 552 943
E-mail: info@lascaraballas.com
Web: www.lascaraballas.com

- Se inició: 2006
- Situación geográfica: Medina del Campo, 47400 Medina del Campo
- Productos: Vino Finca las Caraballas Verdejo 100% D.O. Rueda; Vino Finca Las Caraballas Semi-Dulce D.O. Rueda


No hay comentarios:

Publicar un comentario