viernes, 8 de agosto de 2014

Bar de Tapas La Trébede (Ciudad de León - España)



BAR DE TAPAS LA TRÉBEDE (CIUDAD DE LEÓN - ESPAÑA)

- Dirección: Plaza Torres de Omaña, 1, 24003 León
- Teléfono: 637 25 91 97
- Zona / Barrio: Barrio Romántico
- Características / Servicios: Bar/Tapas; Terraza
- Horarios: De 12:00 h. a 16:00 h. / De 20:00 h. a 2:00 h.  Domingos cerrado


- Localización: Si quieres una tapa, lo mejor es acudir a esta plaza del Barrio Romántico de León. En concreto Bar La Trébede está en la Plaza de las Torres de Omaña nº1 en la ciudad de León, una zona animada con varias terrazas aunque algo más tranquila que el Barrio Húmedo, que está también muy bien para tapear.

- Establecimiento: Es una Taberna-Anticuario con encanto y personalidad. Decorada anárquicamente con múltiples objetos venidos del mundo del cine y conjugados con numerosas antigüedades de los pueblos de la zona, aperos de labranza y una curiosa colección de radios antiguas.



- Ambiente: Ambiente casual, un lugar interesante para pasar momentos de tapeo con amigos.

- Cocina: Cocina tradicional con un surtido de tapas, raciones y medias raciones típicas de la zona.

Junto con la consumición ofrecen tapas de cortesía como su famoso picadillo, cecina de León, queso con anchoa, ensalada de tomates de Cistierna, jamón, lacón, ensalada de repollo, etc.

- Recomendaciones: Raciones de picadillo con patatas fritas, jamón, cecina de León, ensalada de tomates de Cistierna, queso con anchoa y lacón.


- Bodega: Bodega con unas 40 referencias en vinos  nacionales (Bierzo, Ribera del Duero, Riojas, de Prieto Picudo...), además de cava y manzanilla de Sanlúcar.

- Gasgronomia de León: La gastronomía de la ciudad es una composición de los diferentes platos típicos de la gastronomía provincial, adaptada al frío clima provincial mediante platos energéticamente ricos que permitían afrontar las tareas cotidianas durante los fríos inviernos leoneses.


El embutido es pieza clave en este aspecto, por lo que en la ciudad de León se pueden saborear productos como la cecina de León, la morcilla de León, el chorizo de León y el Botillo del Bierzo, entre otros. Platos de mayor consistencia como el cocido Maragato, la sopa de trucha, la trucha frita y fría y el lechazo asado también son muy relevantes en la gastronomía de la ciudad, compendio de la presente en el resto de la provincia. Todo ello sin olvidar los platos de legumbres y hortalizas provenientes de las huertas leonesas, tales como las alubias de La Bañeza, pimientos de El Bierzo y de Fresno de la Vega y puerros de Sahagún.

En la bebida, destacan los vinos, avalados por dos denominaciones de origen, Bierzo y Tierras de León. Acompañando a estos, la limonada es un producto muy típico que se bebe en Semana Santa, en la tradición de "matar judíos".


Sin embargo, las tapas son sin lugar a duda el mayor exponente de la gastronomía de la ciudad. Las tapas pueden ser de todo tipo, desde guisos y platos calientes pasando por fritos, arroces hasta la más ligera de platos fríos y sencillos. Una peculiaridad de la tapa leonesa es que se sirve gratuitamente junto a la bebida en cualquier bar de la ciudad, aunque sin duda el lugar donde el tapeo alcanza su máximo esplendor es en el Barrio Húmedo, donde la concentración de bares y el esmero de los propietarios de los mismos a la hora de preparar las tapas ha propiciado el ambiente idóneo para el tapeo.

En cuanto a la repostería, bebiendo en este caso también de la provincia, sobresalen las Mantecadas de Astorga, los Lazos de San Guillermo de Cistierna, los Imperiales de La Bañeza, los Nicanores de Boñar y las Rosquillas de San Froilán. Destaca también el arroz con leche y la leche frita.


- Picadillo de chorizo: El picadillo de chorizo, zorza, jijas, chichas o también chichos es un producto típico gallego, asturiano, leonés, soriano, segoviano, abulense y burgalés, si bien también puede encontrarse en otras regiones. Se trata de una tapa que se elabora con el interior de los chorizos, o con carne picada y adobada. Se sirve caliente en platos acompañado de unas rodajas de pan y un vino o unas cervezas.

Se trata de carne picada, generalmente de cerdo, preparada como para embuchar y hacer chorizos con ella, pero que finalmente se deja sin embuchar y se emplea en este aperitivo. Suele tener otros ingredientes, como pimentón (tanto dulce como picante), ajo, sal, etcétera. Actualmente existe también en el mercado la posibilidad de obtener picadillo de jabalí, venado, etcétera. Este plato era muy importante en los periodos de matanza del cerdo, justo en los momentos en los que se elaboraba el relleno del chorizo y se adobaba la carne.


- Tomates de Cistierna en León: Las producciones son limitadas y exclusivas, y son capaces de satisfacer a los más exigentes consumidores. Para conseguir este objetivo se trabaja con variedades autóctonas, singulares, en ocasiones, procedentes de semillas secas del año anterior.

Lo que empezó como un proyecto experimental, trayendo a la montaña el milagro de la huerta bajo plásticos o invernadero, ha dado paso en la actualidad a la producción de tomates de gran calidad y con una gran demanda en el mercado.

Para producir estos tomates de calidad es necesario hacer un uso eficiente y sostenible de los recursos naturales (agua y fertilizante). También la ayuda de abejorros para polinizar de forma natural las flores de sus plantas, que pasan a ser esos ricos tomates que tanto nos gustan. La naturaleza es sabia y tiene medios (lucha biológica) para controlar las plagas con otros insectos beneficiosos sin tener que utilizar plaguicidas, cómo por ejemplo las mariquitas que son capaces de controlar los pulgones, de los que se alimenta.


CECINA DE LEÓN

La cecina de León es una variedad de cecina que se elabora en la provincia de León con carne de vacuno. Está catalogada desde 1994 como Indicación Geográfica Protegida. Este alimento se conoce desde hace varios siglos, cuando Séneca en su Tratado Agrícola, en el siglo IV a. C. describió el proceso de elaboración de este embutido. Si bien es cierto que no fue hasta el s. XVI cuando su consumo empezó a ser popular en León gracias a los campesinos que poblaban estas tierras. Se estima que en la actualidad el 95% de la cecina que se consume en España y se exporta a diferentes países Europeos, es producida y elaborada en León.


- Sus características especiales son:
. Aspecto exterior típico: la cecina tendrá un color tostado, pardo, ligeramente oscuro, propio del proceso de elaboración.
. Coloración y aspecto del corte: al corte, la cecina tendrá tonalidades de color, desde un color cereza a granate, acentuándose éste en los bordes al final del proceso madurativo, y presentará un ligero veteado de grasa, que le proporcionará su jugosidad característica.
. Peso: el peso mínimo de cada uno de los diferentes tipos de piezas será el siguiente: Tapa: 4 kg; Contra: 5 kg; Babilla: 3,5 kg; Cadera: 3 kg
. Sabor y aroma: carne de sabor característico, poco salada, de consistencia poco fibrosa. El efecto que resulta del ahumado aporta en el proceso de maduración un aroma característico, apoyando el conjunto de sabores.
. Forma de presentación de las piezas: las piezas se presentarán enteras, envueltas o enfundadas, o presentadas en porciones o lonchas envasadas al vacío, o incluso en otros sistemas, que apruebe el Consejo Regulador.


- Zona geográfica: La cecina se elabora y produce típicamente en las provincias de León (95% de la producción total) y Zamora, y limítrofes, no estando delimitado su consumo y elaboración por barreras geográficas delimitadas claramente. La zona geográfica de elaboración de la "Cecina de León" comprende única y exclusivamente la provincia de León. Su altitud media ofrece un clima seco y sano, excepcional para la elaboración artesanal de este manjar.

. Orografía: Como el área que abarca la Denominación Específica es toda la provincia de León existe una diversidad de paisajes, pasando desde la montaña al valle y a la meseta. Las características de su orografía no sólo condicionan su agricultura y ganadería, sino que la alimentación se ciñe a los condicionantes climáticos, permitiendo éstos la elaboración de carnes secas y curadas al viento, especialmente en la mitad norte donde la altitud es superior a 800 m.


. Clima: La altitud media de la provincia de León, por su situación geográfica en el extremo de la Meseta Norte, con la cadena montañosa de León y las estribaciones de la Cordillera Cantábrica, está en torno a los 1000 m, ofreciendo un clima extremo de inviernos muy fríos y secos y veranos calurosos, con un largo periodo de heladas, apto para la elaboración artesanal de la cecina.

El régimen pluviométrico presenta máximas de precipitaciones en la estación fría y mínimas coincidiendo con las máximas termométricas.


- Obtención del producto: Una vez seleccionadas las piezas, que sólo podrán proceder de establecimientos cárnicos autorizados (mataderos y salas de despiece), se procede a la curación que consta de seis operaciones: perfilado, salado, lavado, asentamiento, ahumado y secado.

- Historia: La zona de elaboración de la Denominación Específica "Cecina de León" comprende la totalidad de municipios pertenecientes a la provincia de León, que por sus factores orográficos, climáticos y humanos permiten la obtención del producto con cualidades propias. La cecina de vacuno de León supone un mensaje alimentario de gran transcendencia, por su importancia autóctono dentro de la provincia de León. Columela (IV d. C.) ya recoge la cecina en sus páginas del Tratado de agricultura. En el Tratado de agricultura general de Gabriel Alonso de Herrera, la cecina y la salazón de carnes ocupa un lugar destacado.


Enrique Gil y Carrasco, poeta y escritor, refleja en sus numerosos reportajes y artículos las costumbres de la provincia leonesa; en uno de ellos, publicado en Madrid en 1843, titulado "El pastor trashumante", relata la vida de los pastores a los que llama "hijos de la montaña". En este artículo cuenta las despedidas de los pastores de sus familias para iniciar el camino junto a las merinas por las cañadas: "Para el siguiente día ya estará dispuesta la fiambrera del pastor, que consiste en una gran provisión de cecina y jamón... "

En la colección Tierra de León, Patrocinio García Gutiérrez señala entre otros productos la cecina que formaba parte de las dietas que constan en documentos de la época. Entre 1835 y 1839, la ciudad de León consumía en un quinquenio 4.800 arrobas de cecina y en un año común 972 arrobas y, según la estadística proporcionada por el diccionario Madoz, se estimaba que: "las cantidades consumidas por individuo en un año común es de 0,137 arrobas".

El Padre Isla se caracteriza por el manejo de la pluma liberal, satírica e irónica, ocupando un lugar destacado en la Literatura española del siglo XVIII. Vivió en Valderas (León), hasta su ingreso en la Compañía de Jesús. En la descripción que hace de Antón Zotes, en la obra Fray Gerundio de Campazas, señala la calidad y variedad de las comidas de tan singular personaje: "Hombre de machorra. Cecina y pan mediado los días ordinarios..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario