jueves, 7 de agosto de 2014

Bar Tapas Restaurante Camarote Madrid (Ciudad de León - España)



BAR RESTAURANTE CAMAROTE MADRID (CIUDAD DE LEÓN - ESPAÑA)

- Dirección: Calle Cervantes, 8, 24003 León, España
- Teléfono: +34 987 232 121
- Horarios: L-J: De 10:00 h. a 1:30 h; V-S-D: De 12:00 h. a 2:00 h.


- Características y Servicios: Bar de Tapas y Restaurante; Comidas para grupos; Local climatizado; Aceptan tarjetas de crédito; Zona WiFi.

- Localización: Es un lugar emblemático y visita obligada. Perfectamente ubicado y situado en el húmedo o barrio romántico de la capital Leonesa. Para encontrarlo subes 50m por la calle ancha y al llegar al pub ginger a la izquierda. Unos metros y a la derecha. No tiene pérdid.


- Filosofía: Ofrecer materias primas de primerísima calidad cocinadas de una forma sencilla y tradicional. Como reza en el gran cartel de azulejos de la barra "Servicio esmerado".

- Recomendaciones: Sirven una tapa de salmorejo exquisita, también buenas sopas de ajo y patatas fritas.


- Cocina: La cocina es tradicional, y todos los productos son de calidad, es conocido por al gente local cómo uno de los mejores lugares para tomar buenas tapas y vinos en León, pero con aires y sabores andaluces.

Si te cansas de la sabrosa y contundente cocina leonesa: cecinas, morcillas, patatas, croquetas, rabas y decides tomar una pausa refrescante, entonces tu mejor opción es desplazarte a este establecimiento.


Con cada consumición te ofrecen una tapa abundante de forma gratuita dándote a elegir entre varias posibilidades: sopas de ajo, salmorejo, patatas fritas caseras, tortilla, paella, jamón, mejillones al vapor, encurtidos, etc.

- La carta: Disponen de una variada carta en la que destacan tapas y raciones tradicionales, los embutidos de León y otras con un claro guiño a la gastronomía del sur como las diversas frituras de pescado típicos de Andalucía: los bocartes fritos, las pijotas, los berberechos, las almejas, la tortilla de camarones, las puntillitas (chopitos).



También podemos encontrar gambas frescas de huelva y su famoso salmorejo, que es ya marca de la casa. La oferta se redondea con una amplia carta de vinos, jamón de pata negra, y los lomos, cecinas, chorizos y embutidos de la montaña de León.

- Los vinos: Bodega con las D.O habituales del país (Ribera del Duero, Rioja, Toro...), además de las de León (Bierzo, Tierra de León...). Servicio por copa de una gran variedad de referencias.


- Establecimiento: El local se ve limpio y se llama Camarote Madrid, con un Timón como imagen del local, pero en el interior la decoración es taurina, de tipo andaluz y de esta forma destacando entre los bares típicos de León.

La decoración está hecha a base de fotografías de toreros y sobre temas taurinos y bonitos grabados del búlgaro Valentín Kovachet. Destacar que aquí conviven en perfecta simbiosis el norte con el sur.


Su comedor o restaurante es muy selecto pero muy pequeño, por otra parte la zona de tapas y bar es muy amplia, aunque si se quiere comer de tapas sentado es difícil por que tiene pocas mesas, pero para tomar unas raciones de pié es perfecto. Dispone de una amplia barra y en concreto tienen dos mesas muy grandes y altas además de los laterales del bar, para poder apoyar las copas y platos.

El único problema de este lugar es que suele estar lleno, pero al mismo tiempo hay buen ambiente y mucha rotación de gente, por lo que en poco tiempo hay sitio.


- Ambiente: Apetece entrar porque el local tiene siempre buen ambiente. El establecimiento está siempre lleno, ya que es el lugar de moda donde va la gente guapa de León.

Proclamado por Carlos Herrera como su lugar preferido entre una abreviada relación de bares singulares de todo el país.

Conjuga gente de la tierra y turistas. Quizás haya mucha gente los fines de semana y sea recomendable para la gente de fuera mejor visitarlo entre semana.


- Servicio: Como reza en el gran cartel de azulejos de la barra "Servicio esmerado", los camareros son simpáticos, profesionales y el servicio es rápido para todo el trabajo que realizan.

- Precio: Es más caro que todos los bares de la zona pero las tapas son más elaboradas, las raciones aparte son buenas y muy grandes.


BARRIO HÚMEDO - ZONA DE TAPAS EN LEÓN

El Barrio Húmedo leonés es la joya de la corona de las zonas de tapas de la ciudad. Enclavada en su mayor parte dentro de la antigua muralla de la ciudad, sus sinuosas y estrechas calles ofrecen un panorama de bares y garitos como en pocas ciudades se ve.


El Húmedo es el centro neurálgico de casi cada celebración de la ciudad, sean fiestas patronales, conciertos o procesiones en Semana Santa. No es de extrañar por tanto que dicho caracter festivo haya dado lugar a tanto local de ocio y restauración para dar servicio a los miles de visitantes que lo transitan a lo largo de todo el año.


Esto, unido a la tradicion leonesa del tapeo, hace que casi a cualquier hora del día encontremos parroquianos disfrutando de los multiples y en general pequeños bares que se van encontrando a cada paso. La gastronomía por la zona es la típica de la provincia, con presencia abundante de embutidos y carnes. Y las tapas, pues como no podía ser de otra forma, son en general un reflejo de dicha cocina autoctona y van desde sencillas tapas de embutido hasta guisos más elaborados y de gran sabor en general.


Es obligada la visita al Barrio Húmedo en cualquier visita a León. Además de disfrutar de un casco antiguo muy bien conservado y monumental, se puede hacer una incursión en los productos tipicos de la tierra con tan solo pedir unos cortos.


Historia, arte, cultura, gastronomía y ocio se dan la mano en un mestizaje insólito y espontáneo. Con ese encanto, forasteros y oriundos se entremezclan en estos barrios cargados de historia, intramuros ambos de una muralla medieval visitable y separados por una avenida peatonal, la calle Ancha. Un extremo lo compone la catedral de Santa María, icono del arte gótico europeo, y el otro el modernista Palacio de Botines, obra de Gaudí. Es además Camino de Santiago.


En León esta historia se degusta. Casi en el sentido literal de la palabra. De un sitio a otro, mientras se pasea de forma pausada, es obligado e irresistible parar a tomar un vino y probar una tapa de la típica cecina, de morcilla, de chorizo, de patata, de tortilla, de picadillo y hasta de cocina de autor en algunos locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario