jueves, 5 de marzo de 2015

Bar de Pinchos y Tapas "El Soldado de Tudelilla" en la Zona Laurel - Logroño



EL SOLDADO DE TUDELILLA

- Nombre: El Soldado de Tudelilla
- Propietario: Manuel García Nájera
- Pincho Estrella: Ensalada de tomate (Tomate, cebolla, atún y aceitunas)
- Otras recomendaciones: Huevos fritos en su punto con chorizo o jamón
- Calle: San Agustín 33, 26001 Logroño
- Teléfono: 941 20 96 24


Precios:
- Ensalada de tomate 2 personas: 10,00 €
- Copa de crianza: 2,00 €
- Huevos Completo: 3,00 €


El Soldado de Tudelilla es un bar con una buena variedad de pinchos y tapas, destacando su pincho estrella que es la "Ensalada de Tomate" sabrosa y elaborada de manera sencilla, pero con buenas materias primas. Según el propietario el secreto reside en utilizar tomate local de temporada, madurado al sol y tan rico en sabor que no necesita más acompañamiento que un poco de cebolla, aceite de oliva, sal y vinagre de vino. Si lo deseas te sirven el vino en porrón.


También se puede optar por tapas de: Queso manchego; Embutidos; Bocatitas de sardinillas con guindilla picante denominados capricho (variantes: anchoas con guindilla, anchoas con queso y jamón con tomate); Aceitunas de aliño casero con anchoas; Huevos fritos en su punto con chorizo, jamón o patatas fritas; Chicharro en escabeche; POerdiz escabechada, etc. Además este establecimiento dispone de un pequeño comedor, que cuenta solamente con siete mesas, coqueto y acogedor, donde se sirven raciones, comidas y cenas. Debido a su popularidad los fines de semana es difícil conseguir mesa sin tener que esperar.


Destacar que este bar es uno de los más tradicionales y queridos por la gente local, en la zona de la Calle Laurel de Logroño (realmente se encuentra en la adyacente calle de San Agustín). Hay que tener encuenta que Logroño es una pequeña ciudad provincial que en los últimos años ha creciendo a un ritmo vertiginoso, incluso fue nombrada cómo la primera "Capital Gastronómica" de España en 2012. En los últimos años, hemos visto surgir numerosos gastrobares y restaurantes de corte moderno, actual y vanguardistas que nos sorprenden con sabores o maridajes que desconocíamos. Pero también es bueno tener un punto sólido de referencia, algo que permanezca invariable a lo largo del tiempo y que nos recuerde quiénes somos y de donde venimos. Parece ser que los comienzos en este caso, fueron hace setenta años. Primero como almacén de vino y luego cómo tasca en la calle Laurel, en un lugar que fue también muy popular. Sin duda alguna un lugar auténtico o mítico, que con éxito perdura y parece haber quedado congelado en el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario