domingo, 16 de agosto de 2015

Itinerarios tras Finalizar el Ciclo Formativo en Vitivinicultura



CICLO FORMATIVO DE GRADO SUPERIOR DE VITIVINICULTURA

- Denominación:
Vitivinicultura.
- Nivel:
Formación Profesional de Grado Superior.
- Duración:
2000 horas.
- Familia
Profesional: Industrias Alimentarias.
- Referente europeo:
CINE -5b (Clasificación Internacional Normalizada de la Educación).
- Titulo:
Técnico Superior en Vitivinicultura

ITINERARIOS TRAS FINALIZAR EL CICLO FORMATIVO EN VITIVINICULTURA

La Formación Profesional prepara a los alumnos y a las alumnas para la actividad en un campo profesional y facilita su adaptación a las modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida, así como contribuir a su desarrollo personal, al ejercicio de una ciudadanía democrática y al aprendizaje permanente.

La formación profesional en el ámbito de la formación reglada tiene un carácter terminal siendo su objetivo la inserción en el mercado laboral, pero además de prepararte para trabajar, el ciclo también abre un abanico de posibilidades formativas.

La planificación de "nuestro futuro" tiene que hacerse con tiempo, de forma meditada. No es recomendable dejarlo para el último momento, es necesario mantenerse informado sobre las posibilidades académico profesionales que tenemos, e ir definiendo los objetivos que queremos alcanzar y los pasos necesarios para llegar a ellos. Así por ejemplo, si has decidido realizar estudios universitarios debes conocer previamente si se exige una nota de acceso, de esta forma podrás organizarte para lograrlo, de no hacerlo te puedes encontrar con que no te llega la nota y encontrarte sin tiempo suficiente para solucionarlo. Lo mismo ocurre si decides trabajar. En ambas situaciones existen requerimientos que no se logran de la noche a la mañana, siendo necesaria una toma de decisiones y planificación previas.

Por lo tanto, lo primero es establecer tus metas u objetivos, y para ello es preciso que conozcas el proceso de toma de decisiones.


LA TOMA DE DECISIONES

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las alternativas o formas para resolver diferentes situaciones de la vida. Consiste, básicamente, en elegir una alternativa de entre las disponibles, a los efectos de resolver un problema actual o potencial.

¿Cómo tomar la decisión correcta? Si bien no hay recetas infalibles, antes de embarcarte en una decisión que va a condicionar nuestro futuro, es importante que analicemos todas las posibilidades. Nadie puede decidir por nosotros, pero si puden facilitarnos las herramientas para ayudarnos en este proceso. Al final debemos ser nosotros quien tomemos la decisión.

FASES DE LA TOMA DE DECISIONES

1. Reconocimiento: La toma de decisiones comienza cuando una persona se enfrenta a una nueva situación que implica amenazas u oportunidades (tal como elegir entre trabajar o estudiar). Para que sea una situación de decisión debe presentarse la posibilidad de escoger -por lo menos- dos alternativas.

2. Enumeración de alternativas/opciones: En esta etapa se determinará cuales son tus metas. Las metas están influenciadas por los valores que tienes, lo que es importante para ti. Tener conciencia de tus valores y tus prioridades te ayudará a ver más claramente lo que realmente deseas y cuales son las alternativas u opciones disponibles para lograr los objetivos relacionados con la decisión. Así pues, deberás elaborar una lista con todas las opciones o alternativas.

3. Análisis/Evaluación de alternativas: En esta fase se estudia cuidadosamente la lista generada anteriormente considerando las ventajas y limitaciones de cada alternativa. Para ello es imprescindible que te informes sobre lo que ofrece el mercado en cuanto a estudios y profesiones.

Asimismo, es preciso que analices los recursos que requiere cada curso de acción alternativo. ¿Cuánto tiempo, dinero, destrezas, energía u otros recursos requiere llevar a cabo la decisión? Debes comparar también los beneficios esperados de tu selección. No siempre tiene sentido escoger lo más sencillo o la de menor coste si los resultados también van a suponer una merma de calidad o de tus expectativas. Así pues, elabora un cuadro para cada alternativa indicando sus ventajas y sus inconvenientes.

4. Elección: Tras evaluar cada alternativa deberás decantarte por una. Ahora, la atención se centrará sobre ésta, que crees la más idónea. En esta etapa deberás considerar cómo ponerla en práctica. Antes de permitir que otros conozcan tu elección -especialmente si ésta es polémica, como renunciar al empleo- elabora estrategias para evitar la desaprobación de los demás. Además, reexamina la información recogida sobre probables dificultades/ inconvenientes y piensa cómo vencerlas.

5. Ejecución / puesta en práctica de la decisión:
En esta última etapa se lleva a la práctica la alternativa elegida. Si ocurren contratiempos menores, la persona puede vacilar temporalmente, pero lleva a cabo su decisión. Por el contrario si se presentan desafíos o insatisfacciones más serias, es posible que se produzca el abandono de la decisión, recorriendo nuevamente las etapas para buscar una alternativa mejor, aunque esta vez con la ventaja que supone la experiencia de lo aprendido.


LA IMPORTANCIA DE LA BÚSQUEDA DE EMPLEO: FACTORES DE OCUPABILIDAD

Buscar empleo supone un gran trabajo. Está comprobado que las personas que se preparan con estrategias en su búsqueda de empleo, aumentan su efectividad en un 70% frente a otras personas que no lo hacen. Ante estas circunstancias, la información que se tiene sobre el mercado de trabajo, el nivel de formación y las posibilidades de mejorarlo, el grado de motivación y autoestima, las habilidades personales y profesionales, así como el dominio de determinadas técnicas y herramientas para búsqueda de empleo son factores de vital importancia en la incorporación al mercado de trabajo. Así pues, es preciso que te prepares para afrontarlo con éxito.

Dos personas pueden tener una formación y una experiencia laboral parecida y tener muy distintos resultados cuando se enfrentan a la búsqueda de empleo. Esto se debe a que existen una serie de factores, que influyen en la consecución de un trabajo. Dichos factores se denominan factores de ocupabilidad.

Los factores de ocupabilidad son características que determinan tu forma de trabajar, de relacionarte con los demás y que las empresas consideran sumamente importantes. Parece demostrado que determinadas capacidades hacen que el rendimiento de un trabajador sea muy superior al de otro que tiene los mismos conocimientos técnicos pero que no posee las citadas capacidades.

Los factores de ocupabilidad se pueden clasificar en cuatro grupos: Estructurales; Personales; Competenciales; Psicosociales.

EL PROYECTO PROFESIONAL

Antes de lanzarnos propiamente a buscar trabajo es la realización de un proyecto profesional.

El proyecto profesional es un documento en el que identificaremos cuáles son objetivos profesionales y personales. El objetivo del mismo es evaluar tu formación, tu experiencia e identificar tus cualidades y capacidades para valorar si cumples los requisitos que el mercado laboral está demandando en dicho momento.

Esto te permitirá conocer de manera óptima tu personalidad y perfil laboral, de la misma forma que te orientará eficazmente la búsqueda de empleo, seleccionando salidas susceptibles de ser idóneas para un profesional de tus características.



El proyecto profesional consta de tres fases con sus respectivos documentos.

1. Mis aportaciones al mercado de trabajo. ¿Qué soy? Nos tenemos que conocer a nosotros mismos y determinar cuál es nuestro perfil profesional, de esta forma podemos vender a las empresas lo "mejor de nosotros mismos" destacar nuestras y tratar de "camuflar" nuestras debilidades. Por tal motivo deberás realizar un listado con los aspectos positivos y negativos de tu personalidad.

2. Análisis del mercado de trabajo. ¿Qué hay? Cuando nos decidimos a aspirar a un determinado puesto de trabajo, debemos realizar una prospección del mercado analizando minuciosamente los requerimientos del mismo, así como lo que ofrecen las empresas. Tras ello, compararemos los resultados y determinaremos hasta qué punto el empleo que nos interesa se ajusta a nuestro perfil profesional.

¿Qué buscan las empresas?: Requisitos: Titulación exigida; Idiomas exigidos; Informática; Experiencia; Requisitos personales (comunicación, trabajo en equipo…); Otros requisitos (movilidad, carnets específicos - conducir, manipulador alimentos); Salario; Jornada.

3. Objetivo profesional que me propongo. ¿Qué y cómo lo busco? Una vez que conocemos lo que piden, y lo que podemos ofrecer, tenemos que definir el tipo de puestos a los que vamos a optar, las condiciones laborales que estamos dispuestos a aceptar y por último elaboraremos un plan para acceder a los mismos. Así por ejemplo, si en todas las ofertas que hemos encontrado exigen tener el carné de manipulador de alimentos y no lo tenemos tendremos que plantear como medida correctora el obtenerlo; si en salario están ofreciendo unos 900€ y nuestro objetivo era cobrar al menos 1.200 deberemos plantearnos rebajar nuestras expectativas o pensar en desarrollar otro tipo de trabajo.

Valores de trabajo que posees: Adaptación al cambio; Capacidad de aprendizaje; Polivalencia funcional y flexibilidad; Capacidad de trabajo en equipo; Capacidad de comunicación, de resolución de conflictos, de negociación...; Implicación en el proyecto de la empresa; Iniciativa; Seriedad, puntualidad...; Movilidad geográfica; Autonomía y capacidad de resolución de problemas.

Preferencias relativas a las condiciones laborales:
- Trabajo individual / Trabajo en equipo.
- Contacto con el público / Sin contacto con el público.
- Trabajo sedentario / Trabajo con desplazamiento.
- Lejos de casa / Cerca de casa.
- Jornada completa / Media jornada.
- Jornada intensiva / Jornada partida
- Siempre mismo horario / Turnos-rotivo.
- Relaciones jerárquicas / Relaciones igualitarias.
- Con responsabilidad / Sin responsabilidad.
- Tareas fijas y claras / Tareas con iniciativa.
- Posibilidades de promoción / Sin posibilidades de promoción.
- Acceso a la formación / Sin formación.
- Contrato fijo / Contrato temporal.
- Facilidad de conciliación de la vida personal y laboral / Sin facilidad de conciliación de la vida personal y laboral.
- Empresa publica / Empresa privada.
- Salario no menos de...


EL PROCESO DE BÚSQUEDA DE EMPLEO

El proceso de búsqueda de empleo requiere la utilización de una serie de técnicas. Estas técnicas de búsqueda de empleo se refieren al conocimiento, aprendizaje y mejora de todas aquellas estrategias y habilidades que enriquecen los recursos personales y aumentan la posibilidad de encontrar un trabajo.

Aunque las técnicas de búsqueda de empleo no aseguran la consecución inmediata de un puesto de trabajo, si que actúan eficazmente en el "trabajo de buscar empleo": organizando la búsqueda, estableciendo estrategias y aportando información útil, enseñando y practicando determinadas habilidades.

Hay que tener claro y asumir que la búsqueda de empleo conlleva las siguientes acciones:

Acciones a realizar para la búsqueda de empleo:
1.- ¿Qué trabajo busco? → Proyecto profesional.
2.- Localizar ofertas → Canales de búsqueda de empleo: Activos y pasivos.
3.- Contactar con las ofertas → Instrumentos de presentación: Carta y currículum vitae.
4.- Entrar en proceso de selección → Entrevista, Psicotécnicos, Pruebas profesionales.
5.- Contratación → Modalidades de contratos de trabajo y derechos laborales.

Analizar:
- Canales de búsqueda de empleo: Activos y pasivos
- Instrumentos de presentación: Carta de presentación y currículum vitae
- Las pruebas de selección: Entrevistas de selección, purebas psicotécicas y pruebas profesionales.

CANALES DE BÚSQUEDA DE EMPLEO

Buscar empleo, no es una tarea sencilla, requiere tiempo, ganas y saber utilizar los canales adecuados.

Estos canales podemos clasificarlos en canales de búsqueda pasiva y canales de búsqueda activa:
- Dejar la búsqueda de tu empleo en manos de terceros y esperar a que te ofrezcan un puesto de trabajo, a estos medios se les denominan canales de búsqueda de empleo pasivos.
- Puedes aprender a promocionarte y a buscarlo activamente, son los denominados canales de búsqueda de trabajo activos.


CANALES DE BÚSQUEDA PASIVA DE EMPLEO

En este caso, entregarás tu currículum vitae o rellenarás una solicitud de empleo (en la gran mayoría de ellas podrás hacerlo a través de Internet, sin tener que desplazarte) y se pondrán en contacto contigo cuando exista una oferta de trabajo que se ajuste a tu perfil profesional.

Los medios que puedes utilizar son:
- Agencias de colocación de personal: Consultorías de selección de personal; Directorio de empresas de selección y colocación.
- Empresas de Trabajo Temporal: Visita la página del Ministerio de Trabajo.
- Asociaciones: En ocasiones, este tipo de organizaciones pueden publicar ofertas de empleo relacionadas con tu ámbito profesional. Al mismo tiempo, tener relación con ellas es una forma de ampliar tu propia red de contactos, lo que puede ayudarte a encontrar un empleo.
- Bolsa de trabajo del centro en el que estudias: Muchos de los IES donde se imparten enseñanzas de Formación Profesional disponen de bolsa de trabajo relaciona a con los ciclos que imparten. No dudes en preguntar a tu profesor o profesora sobre ello.
- Sindicatos, Ayuntamientos, y otras entidades públicas con servicios de orientación de empleo.
- Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), (Antiguo INEM) o servicios de colocación de tu Comunidad Autónoma.
- Internet: webs especializadas en empleo: algunas páginas web permiten crear tu currículum y registrarte para recibir ofertas relacionadas con el puesto de trabajo que te interesa. Algunas de estas páginas son: infojobs.net; trabajos.com; primerempleo.com; infoempleo.com; oficinaempleo.com; opcionempleo.com

CANALES DE BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO


A diferencia de los canales de búsqueda pasiva, donde se requiere poca actividad por tu parte, (simplemente te registras y esperas a que te comuniquen ofertas) en los canales de búsqueda de trabajo activa se exige que tengas una actitud participativa, debiendo intervenir en la búsqueda y selección de ofertas de empleo, envío del currículum vitae, comunicación a tus amistades de tu interés en trabajar....Los medios o canales que en este caso utilizarás son:

- Red de contactos personales: Se considera que un 60 % de las ofertas existentes no llegan a publicarse. Esto significa que las empresas, a la hora de buscar candidatos para cubrir algún puesto vacante, comienzan a buscar entre las personas conocidas. Por lo tanto, tienes que ser consciente de la importancia de crear una lista con los conocidos y amigos que pueden ayudarte a buscar empleo.

Haz una red con tus contactos personales. Indica el nombre de la persona y cómo contactarás con ella. Elabora una agenda con los datos que transmitirás: puesto de trabajo que deseas desarrollar, tus cualidades personales y formación, y medio para contactar contigo (teléfono-email).

- Autocandidatura o mailing: Es una variedad del marketing directo que consiste en enviar tu currículum vitae a las empresas que pueden necesitar trabajadores de tu perfil profesional. Para ello deberás localizar los datos de las empresas del sector en el que deseas trabajar (a través de guías empresariales, cámaras de comercio, páginas amarillas...) y enviarles una carta de presentación personalizada y tu currículum vitae, siempre dirigido directamente a la persona que en cada empresa tenga responsabilidades de contratación. La forma de contactar con las empresas es por correo postal o por correo electrónico. Tanto el currículum como la carta deberían mostrar los beneficios que tiene contratarte, se trata de "venderte a las empresas".

- Webs especializadas en empleo:
Además de las comentadas anteriormente, hay sitios en los que lo más conveniente es visitarlos a diario para comprobar la actualización de ofertas.

- SEPE: Punto de encuentro de empleo. En la web del servicio público de empleo, podrás consultar las ofertas de trabajo por sectores profesionales que existen en tu provincia: El trabajo está en la red;  Punto de encuentro de empleo.

- Televisión: Existen programas de televisión destinados al empleo, donde diariamente se exponen ofertas de trabajo. Uno de ellos es el programa de la 2 de TVE "Aquí hay trabajo". Su enlace de Internet es: Aquí hay trabajo.

- Prensa, radio, teletexto:
En estos medios de comunicación podrás encontrar ofertas de trabajo a las que remitir tu currículum vitae. No dejes de consultar los suplementos sobre empleo que los domingos publican periódicos como: El País, ABC, El Mundo...

- Empleo para discapacitados: Por último ONCE a través de su Fundación FSC Inserta ofrece un servicio de inserción laboral para discapacitados. No dudes en visitar su página web si tienes alguna discapacidad: FSC Inserta. x.Talento.


INSTRUMENTOS DE PRESENTACIÓN

Ya has definido tu proyecto profesional, sabes qué quieres hacer, qué puedes hacer y dónde quieres trabajar; también tienes una idea más clara de la situación del mercado y has planificado tu campaña de búsqueda de empleo.

Ahora tendrás que confeccionar una serie de instrumentos imprescindibles para la promoción de tu candidatura en el mercado de trabajo: El currículum vitae y la carta de presentación.

Ambos constituyen tu pasaporte para el empleo y te precederán allí donde te gustaría trabajar. Con ellos deberás diferenciarte frente a tus competidores. Se trata de abrir puertas y no cerrarlas. Es un ejercicio de estilo muy codificado, que requiere una reflexión rigurosa sobre el fondo y la forma antes de redactarlos. Recuerda que se trata de la presentación de la imagen que tienes de ti mismo o ti misma y por tanto, en la calidad de tu currículum y la carta de presentación se demuestra tu grado de autoestima.

El primer objetivo que debes buscar a la hora de preparar ambos documentos es obtener una entrevista: debes presentar tu candidatura ajustada a las exigencias del puesto a cubrir, de forma que tu futuro empleador se interese por ti. Recuerda que eres un "producto vendible" del que debes demostrar las características, beneficios y ventajas.

Así pues, teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos, será lo primero que el empresario o la empresaria conozca de ti, y lo que determinará que decida si quiere entrevistarte, deberás poner empeño y cuidado en su elaboración.

LA CARTA DE PRESENTACIÓN

La carta de presentación se envía para contactar con aquellas empresas o lugares que pueden ofrecer oportunidades de empleo, es una "tarjeta de visita" que acompaña al currículum vitae. Su objetivo es atraer la atención de la persona que la lea, lograr que piense que posees un perfil idóneo para cubrir el puesto que en esos momentos se ofrece (o posibles vacantes futuras) y animar a la lectura del currículum.

La carta debe ir dirigida al departamento de Recursos Humanos, o al responsable de la empresa que nos interesa.

Las cartas de presentación se clasifican en dos tipos:

- Carta de respuesta a una oferta de empleo: Publicada en algún medio de comunicación. Acompaña a un currículum que se envía para responder a un anuncio de empleo concreto. Debe aludir necesariamente al anuncio en cuestión, señalando su referencia. En ella debes destacar por qué es interesante tu candidatura.

- Carta de autocandidatura: Cuando la enviamos por iniciativa propia, en este caso, el candidato se ofrece a una empresa que necesita contratar a alguien, en ese momento o en un futuro cercano. Debe constar qué te ha motivado a dirigirte a ella y qué le puedes aportar. Si es interesante, las empresas suelen archivarlas y tenerlas en cuenta en posteriores procesos de selección. La carta de autocandidatura debe cumplir los mismos requisitos generales de redacción y presentación que la carta de respuesta a un anuncio concreto.

Antes de lanzarte en la redacción de tu carta de presentación:

- Infórmate sobre la empresa a la que te diriges y sobre el puesto al que aspiras. Identifica la cultura corporativa de la empresa. Resume los elementos claves del perfil buscado.

- Intenta averiguar quién realiza la selección de personal y cuál es su nombre. Así podrás dirigir la carta a esa persona concreta. Aumentará la probabilidad de ser leída.

Los aspectos que has de tener en cuenta para redactar una buena carta de presentación así como su estructura:

- La carta de presentación está siempre hecha a medida, en función del empleo solicitado en una empresa concreta.

- Una buena carta de presentación tiene que llamar la atención sobre los datos de tu currículum vitae que responden a las necesidades de la empresa a la cual te diriges.


EL CURRÍCULUM VITAE

Tu currículum es tu historial profesional. Es una recopilación de todos los datos académicos y experiencia de una persona a lo largo de su vida.

Debes presentar tu candidatura como la más idónea según las exigencias del puesto a cubrir, de forma que tu futuro empleador muestre interés. Como primera imagen que reciben de ti, también esperan que trasluzca un valor añadido que te diferencie de los demás.

Los profesionales dedicados a la contratación de personal esperan que el currículum vitae sea la expresión concisa y clara de la información que te indicamos en la imagen de la derecha:

Existen varios tipos de currículums, los más habituales son:
- Cronológico.
- Cronológico inverso.
- Funcional.

Deberás escoger el que mejor se ajuste a tu perfil, aunque en los últimos tiempos se está imponiendo el cronológico inverso.

Algunas empresas están empezando a solicitar el videocurrículum digital. Consiste en una breve grabación de vídeo, donde la candidata o el candidato se da a conocer, explicando por qué está buscando empleo, cuál es su objetivo profesional, su formación y su experiencia laboral.

Se puede enviar a las empresas en CD, DVD o colgarlo en páginas de redes personales (facebook, tuenti...), blogs, youtube...

TIPOS DE CURRÍCULUMS MÁS HABITUALES Y ESTRUCTURA DEL CURRÍCULUM
- Currículum Vitae Cronológico: Es el más utilizado y es muy bien recibido por los seleccionadores que buscan estudiar tu personalidad a través de los mismos. Permite presentar la información partiendo de lo más antiguo a lo más reciente y tienen la ventaja de resaltar la evolución seguida. Tienen el inconveniente de que, a veces, las primeras experiencias son poco relevantes y las posibles lagunas en el tiempo no pasan desapercibidas. Puede ser interesante utilizar este modelo siempre que:
- Tus puestos de trabajo han progresado por orden cronológico y dentro de una misma línea.
- Has tenido pocos trabajos y con funciones idénticas o muy similares.
- No quieres cambiar de línea de trabajo.

- Currículum Vitae Cronológico Inverso:
Esta presentación gana cada día más terreno. Consiste en empezar por los datos más recientes. Tiene la ventaja de resaltar las últimas experiencias que obviamente son las más interesantes.

- Currículum Vitae Funcional:
Distribuye tu formación por temas y proporciona un conocimiento rápido de tu formación y experiencia en un ámbito determinado. No sigue una progresión cronológica, por lo que permite los puntos positivos y los trabajos y funciones acordes con el puesto que solicitas y tus logros. También permite omitir los eventuales errores de recorrido, los periodos de paro, frecuentes cambios de trabajo... Este currículum se escribe pensando en las exigencias de un determinado puesto de trabajo y dando respuesta a las necesidades que tiene la empresa. Es importante a la hora de redactar este currículum vitae identificar:

- Tu objetivo ocupacional.
- Las funciones, experiencias y logros que se relacionen con tu objetivo profesional.
- Empresas en las que hayas realizado funciones requeridas para la consecución de tu objetivo.
- La formación académica, así como cursos y seminarios relacionados con tu objetivo.
- Este modelo destaca las ventajas diferenciales que posees para ocupar una posición en particular y es especialmente útil cuando tu experiencia laboral no está directamente relacionada con el puesto al que te estás presentando, cuando estás optando por un cambio en tu carrera profesional, cuando reingresas en el mercado tras más de un año de paréntesis o cuando estás entrando en el mercado laboral por primera vez.

Estructura del Currículum:

1.- Datos Personales: nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad (si no es española), estado civil, dirección personal completa (calle, número, código postal, localidad y provincia) teléfonos de contacto con hora de localización y correo electrónico si tenemos.

2.- Formación académica: estudios reglados realizados relativos al perfil solicitado por la empresa, indicando el centro localidad y fechas correspondientes. Se deben reseñar solamente los títulos de más alto nivel, y no se debe hacer referencia a los estudios secundarios. Tampoco se debe hacer referencia a las calificaciones obtenidas.

3.- Formación Complementaria: estudios no reglados, cursos y seminarios realizados, indicando las horas lectivas, el centro, localidad y fechas correspondientes. Se deben indicar solamente aquellos que sean relevantes para el puesto de trabajo al que se aspira, o aquellos en los que se hayan adquirido cualidades importantes para el empleo.

4.- Idiomas: conocimientos de idiomas precisando el nivel oral y escrito. Si obtuviste algún título reconocido (First Certificate, TOELF...) o realizaste alguna estancia en el extranjero, indícalo, especificando el centro, localidad y fechas correspondientes.

5.- Informática: conocimientos de informática especificando el grado de dominio (conocimientos básicos, nivel usuario o avanzado) de programas, aplicaciones y lenguajes: procesadores de texto, hojas de cálculo, bases de datos, Internet, correo electrónico, lenguajes de programación y lenguajes específicos. Si realizaste algún tipo de formación y alcanzaste algún título, indícalo junto con las horas lectivas, el centro, localidad y fechas correspondientes.

6.- Experiencia profesional: relación de las diferentes experiencias profesionales realizadas. Es imprescindible dar el máximo detalle posible: nombre y actividad de la empresa, fechas, puesto y funciones desempeñadas. Esto permitirá a la persona que lea tu currículum evaluar rápidamente tus competencias. En caso de no poseer experiencia profesional incluye las prácticas que hayas realizado durante tus estudios y las experiencias de voluntariado que hayas podido desarrollar, ofreciendo el mayor número de datos posible.

7.- Datos de Interés: datos no incluidos en los apartados anteriores, pero únicamente aquellos que aporten información relevante a tu perfil y puedan aumentar el valor de tu currículum: premios literarios, exposiciones artísticas, carnet de conducir, vehículo propio, disponibilidad de viajar, para cambiar de domicilio... La mayoría de los seleccionadores prefieren austeridad en este apartado del currículum. Si no tienes nada que resaltar, no incluyas esta sección, no es imprescindible.



LA ENTREVISTA DE SELECCIÓN

Todos los instrumentos y estrategias que hemos comentado hasta ahora están encaminados a la obtención de una entrevista de trabajo. Es el punto culminante y también el más subjetivo.

Desde el punto de vista de la empresa los objetivos de la entrevista son:

- Evaluar la idoneidad de la candidatura para un puesto determinado. Se trata de averiguar si tienes las aptitudes y experiencia necesarias para aportar una contribución provechosa para la empresa.

- Comprobar que encajas en la empresa, según tu personalidad, temperamento y habilidades sociales.

- Obtener información que permita comparar tus puntos fuertes y débiles con los de otros candidatos y otras candidatas.


Desde tu punto de vista, el objetivo de la entrevista es obtener una oferta de empleo, y demostrar que tu candidatura es la mejor, además la entrevista puede servirte para comprobar tu compatibilidad con el empleador potencial y su empresa.

Para tener éxito en la entrevista es necesario que prepares cada una de sus fases:

Preparación: Antes de la entrevista deberás...

- Analizar tus capacidades, cualidades, competencias y tus objetivos profesionales: Tienes que tener claro lo que puedes ofrecer, tus puntos fuertes y débiles. Para ello es imprescindible que antes hayas realizado tu proyecto profesional.

¿Estás preparado o preparada para responder cuestiones del tipo "Dime tres aspectos positivos y negativos de tu personalidad"?

- Infórmate sobre la empresa: Recoge todos los datos posibles referentes a la empresa a través de su página web, publicidad... Analiza toda la información y hazte una idea acerca de su actividad, su importancia en el sector económico, su imagen, su progresión y su futuro.

- Elige bien tu vestuario: La primera impresión, sobre todo la de la imagen, tiene un papel muy importante, hasta el punto de ser nuestra tarjeta de presentación.

- Practica la entrevista: Ensaya con algún familiar o con tus amistades.

Desarrollo: Durante la entrevista evaluarán una serie de aspectos a través de preguntas. Te recomendamos no mentir, pero omite lo que no te interese.

Áreas que evaluarán:
1. Conocimientos: Repasará los estudios reglados y no reglados que hayas realizado y tu satisfacción con ellos.
2. Experiencia profesional: Preguntará sobre los puestos y tareas desempeñadas, razones de cambio de trabajo, satisfacción,...
3. Tu motivación: Con ella se hará una idea de tu potencial, preguntará sobre tus objetivos, disponibilidad, promoción, salario,...
4. Autovaloración: En este caso planteará cuestiones sobre tus puntos fuertes y débiles, sinceridad, valores en el trabajo...

- Comunicación verbal: Antes de contestar escucha atentamente, no te precipites en tus respuestas, evita las bromas. Habla despacio, poniendo de manifiesto tu capacidad de comunicación. Intenta que tus repuestas sean cortas, pero evitando el simple "sí" o "no".

- Comunicación no verbal: Los nervios pueden jugarnos malas pasadas. Deberás intentar adoptar una postura cómoda, céntrate en las preguntas y trata de relajarte.

Evaluación: ¡Finalizó la entrevista! Pero aquí no acaba todo, es necesario que:

- Hagas un análisis de la entrevista realizada, para detectar errores e ir mejorando en las próximas. Deberás analizar:

1. ¿Cuáles fueron los temas que más interesaron al interlocutor?
2. ¿Cuáles han sido tus mejores y peores respuestas?
3. ¿En qué preguntas has dudado o te has puesto nervioso o nerviosa?
4. ¿Cuál ha sido tu actitud durante la entrevista?
5. ¿Te has expresado de forma correcta?
6. ¿Has hecho alguna pregunta o comentario "inadecuado"?
7. ¿Qué puntos debes mejorar en sucesivas entrevistas?

- Enviar una carta de agradecimiento.

- Mostrar interés por conocer el resultado del proceso de selección: Si tras esperar un par de semanas no se han puesto en contacto para informarte de la estimación o desestimación de tu candidatura, toma tú la iniciativa y llámales o envía un e-mail para saber qué ha pasado.

Para completar tu formación sobre entrevistas de selección debes "empaparte" bien de todo lo relacionado con ellas: los tipos de entrevista que pueden hacerte, las preguntas más habituales que realizan, qué contestar ante ciertas preguntas conflictivas, qué gestos no son convenientes...


PRUEBAS DE SELECCIÓN


Las empresas pueden emplear diversos tipos de pruebas en sus procesos de selección, para determinar los candidatos ideales. Estas pruebas pueden ser previas o posteriores a la entrevista de selección.

Su finalidad es medir una serie de características personales, conductuales, profesionales de los candidatos para determinar la adecuación a un puesto de trabajo. Con ellas se obtiene información sobre inteligencia, competencias, capacidades, habilidades, conductas, conocimientos, rasgos de la personalidad, destrezas...

Las pruebas pueden ser de diferentes tipos: escritas, test, de desarrollo práctico-profesional, técnicas de simulación de situaciones, verbales, grupales...

TRABAJAR EN EUROPA


La libre circulación de trabajadores es uno de los principios fundamentales de la Unión Europea. Esto significa que un ciudadano de la UE puede trabajar en cualquiera de los Estados miembros en igualdad de condiciones, con los mismos derechos y obligaciones, independientemente de cuál sea su país de origen.

Además, los trabajadores europeos están protegidos por una amplia legislación en materia laboral, con el objetivo de garantizar sus derechos, luchar contra la discriminación y asegurar la igualdad de oportunidades.

Si tienes intención de trabajar en Europa al finalizar el Ciclo Formativo o quizás en un futuro, es importante que conozcas los recursos de Internet que la Unión Europea pone a tu disposición para facilitarte esta tarea:

- Eures (Portal Europeo de la movilidad profesional):
Para ayudarte a buscar empleo en los países comunitarios, se ha creado un Portal Europeo de la Movilidad Profesional denominado EURES.

Este portal tiene como objetivo servir de enlace entre los diferentes servicios públicos de empleo de la UE. A través de la página de su web se accede a una base de datos común con ofertas y convocatorias de toda la UE. La red está formada por un equipo de asesores que ofrecen apoyo a los trabajadores y a las personas que buscan empleo.

Desde la página de Eures también se puede acceder a información, país por país, de aspectos prácticos para la vida y el trabajo, como por ejemplo las características del mercado laboral, la legislación e, incluso, aspectos de la vida social y cultural.

- Tu Europa: Esta página de la Comisión Europea te ofrece información práctica para trabajar en cualquier país de la UE: Derechos, fiscalidad, seguridad social, trámites, permisos, reconocimiento de titulaciones...

- Portal Europeo de la Juventud: El objetivo de este portal es promover el trabajo, la ciudadanía activa la solidaridad entre los jóvenes de la Unión Europea. En este portal podrás encontrar información relativa al trabajo, estudios, voluntariado, intercambios.... entre los jóvenes de la Unión Europea.

Si pinchas en el Menú de la izquierda "Trabajar" accederás a un directorio de páginas web relacionadas con el trabajo.

Por último, recordarte que deberás utilizar el modelo de currículum vítae europeo cuando encuentres una oferta de empleo que te interese en otro país de la Unión Europea. Este currículum podrás descargártelo desde la página de "Europass". Europass es un dossier de documentos cuyo objetivo es entre otros facilitar la movilidad de los trabajadores a través de los Estados Miembros de la UE.


TRABAJAR EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Ya sabes que una forma de trabajar es hacerlo en la Administración Pública. Si es éste el camino que has elegido, vamos a informarte sobre unos conceptos básicos para que inicies tu búsqueda en este ámbito.

Aproximadamente un 15 % de la población empleada trabaja para distintas administraciones públicas españolas: Comunidades Autónomas, Ayuntamientos... Trabajar en la Administración Pública tiene ventajas pero también inconvenientes:

- Ventajas: Seguridad en el empleo; Sueldo; No discriminación por motivos de sexo, edad...; Prestaciones complementarias.
- Desventajas: El sueldo está comprendido entre unas cantidades no superables; Las pruebas selectivas son duras y requieren esfuerzo; El horario es fijo.

Aprobar una oposición no es fácil. No basta con estudiar y practicar sino que también se ha de tener una gran fuerza de voluntad para no desanimarse. Es imprescindible que desde el principio tengas claro las salidas profesionales que te ofrece el ámbito público, cuál es el temario, qué tipo de pruebas tendrás que realizar, si el acceso es por concurso oposición qué méritos son baremables, si hay lista de interinidades, bolsas de trabajo-sustituciones... Para ello deberás realizar una primera actividad de búsqueda de información.

Las posibilidades para un Técnico o Técnica Superior en Vitivinicultura de trabajar en el ámbito público son limitadas. Sin embargo, la titulación que obtendrás una vez hayas acabado el ciclo puede permitirte acceder a determinados puestos en la Administración, aunque, sea complicado encontrar
alguno que esté directamente relacionado con tu formación académica. A pesar de todo, es aconejable que consultes convocatorias de oposiciones que puedan interesarte y analices, además del temario, cuáles son los requisitos que son necesarios para poder participar, los méritos que se puntúan, o la posibilidades que, eventualmente, pueden existir de inscribirse en una bolsa de trabajo.

Debes saber que existen academias donde preparan oposiciones. Ir o no ir a una academia es una opción muy personal. Puedes informarte de las que existen en tu provincia utilizando un buscador de Internet.

- Boletines de Empleo: ¿Cómo puedes informarte de las oposiciones que convocan? La forma más sencilla es consultando el Boletín de Empleo Público, donde semanalmente se recogen todas las convocatorias.

- Otros Buscadores de Oposiciones: empleopublico.net; oposiciones.net; oposicionesybecas.com; opositor.com

- Bases convocatoria oposiciones: También, en los centros de formación que se dedican a preparar las oposiciones te informarán de la publicación de las convocatorias así como otros temas sobre ellas de tu interés.


TIPOS DE RELACIONES CON LA ADMINISTRACIÓN

Las relaciones de tipo laboral que pueden establecerse con la administración pública son:

- Funcionario de Carrera: personal de plantilla de la Administración Pública, que presta sus servicios con carácter permanente. Se trata de relaciones laborales que son reguladas por el Derecho Administrativo.

- Funcionario Interino: son personal funcionario de empleo interino quienes, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, son nombrados como tales para el desempeño de funciones propias de personal funcionario de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

1.- La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su
cobertura por personal funcionario de carrera.
2.- La sustitución transitoria de las personas titulares del puesto o plaza.
3.- La ejecución de programas de carácter temporal.
4.- El exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

- Personal laboral: son aquellos trabajadores asalariados contratados por la Administración Pública, cuya relación es regulada por el Derecho Laboral y los convenios colectivos. Sus contratos de trabajo pueden ser indefinidos o de duración determinada, de ahí que se distinga entre personal fijo o temporal. Las categorías profesionales de estos trabajadores serán las que establezcan los convenios, y se fijan en función de la titulación exigida en cada convocatoria.

- Personal eventual: son quienes, en virtud de nombramiento y con carácter no permanente, sólo realizan funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial, retribuyéndoseles con cargo a los créditos presupuestarios consignados para este fin.

FORMAS DE ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO


Las formas de acceso al empleo público son las siguientes:

- Contratación temporal bajo presupuesto de programas específicos: las entidades públicas pueden solicitar programas que incluyan la contratación de personal. Hay que tener en cuenta que estos contratos duran exclusivamente lo que dura el programa, y no hay obligatoriedad de vinculación posterior con la entidad.

- Bolsas de trabajo por concurso de méritos: las Administraciones pueden hacer pública una necesidad de personal, haciendo una baremación de méritos (títulos, cursos realizados, experiencia laboral).

- Oposiciones: una oposición es un procedimiento selectivo consistente en una o más pruebas elaboradas sobre un temario oficial, en que los aspirantes a un puesto de trabajo muestran sus respectivas competencias, juzgadas por un tribunal. Estas pruebas suelen ser duras, debes de tener claro que quieres preparártelas antes de hacer la inversión de tiempo y esfuerzo. También debes considerar que muchas oposiciones comparten parte del temario, así que con un poco de esfuerzo extra puedes presentarte a distintas plazas. Lo mejor es considerar esta opción como un objetivo a conseguir a medio y largo plazo. Estos puestos de trabajo son ofrecidos a través de convocatorias por las Administraciones Públicas, de ahí que estas ofertas de empleo se denominen Ofertas de Empleo Público (OPE), publicadas en los Boletines Oficiales del Estado, Autonomías y Provincias.

En muchas de ellas, las convocatorias establecen la posibilidad de crear listas de interinidades/bolsas de trabajo con aquellos aspirantes que no hayan obtenido plaza o no hayan superado el proceso selectivo, de tal forma que cuando se precise personal para cubrir una incapacidad temporal de un titular o por existir una vacante, se llamará a las personas de esa bolsa.

- Concurso-oposición: Al igual que en la oposición consiste en pruebas selectivas elaboradas sobre un temario oficial, no obstante en este caso la calificación final vendrá determinada no sólo por la nota del examen o prueba de conocimientos, sino también por los méritos.

Los méritos vendrán determinados por experiencia en puestos de la misma categoría a la que se opta, titulaciones oficiales y los denominados "cursos baremables". Fíjate bien en ellos, porque estos cursos te pueden dar la llave al empleo, ya que otorgan puntos para la oposición. Son cursos aceptados por las diversas Administraciones en sus convocatorias de Empleo Público y en las diversas bolsas de trabajo. Son impartidos por sindicatos, organizaciones empresariales, Comunidades Autónomas... Lee bien la convocatoria e infórmate en el organismo que las convoca qué cursos son baremables y dónde los puedes realizar. Por último al igual que en las oposiciones es habitual que en esta forma de acceso la convocatoria establezca la creación de listas de interinidades/ bolsas de trabajo o sustituciones.


QUIERES SEGUIR FORMÁNDOTE: LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN PERMANENTE
La motivación y la formación son cuestiones que se deben abordar desde una perspectiva contextualizada en la sociedad actual. Las nuevas necesidades organizacionales y su adaptación a un mercado económico y laboral cambiante, imponen como puntos clave la consideración de una permanente actualización de los conocimientos y formación. De otra manera, nuestros conocimientos, rápidamente, quedarían obsoletos, situándonos en una gran desventaja con quienes prosiguen formándose continuamente a lo largo de su vida.

No olvides que la formación es el tiempo mejor empleado, ya que no solo enriquece los conocimientos que uno tenga, sino también posibilita un mejor posicionamiento en el mundo laboral. Tanto los pequeños cursos ligados a las tecnologías de la información (TIC), hasta los cursos específicos relacionados a los oficios o profesión a ejercer, contribuyen a aumentar la formación de las personas, lo que redunda en una mejor preparación y en consecuencia en una mejor posición para afrontar las oportunidades que se presenten.

Así pues, vamos a mostrarte las opciones formativas que tienes al finalizar el Ciclo Formativo, pero no olvides que nunca se acaba de aprender, que debes estar constantemente formándote para actualizar tus conocimientos y ser competitivo.

ESTUDIOS UNIVERSITARIOS


Al finalizar el Ciclo Formativo de Vitivinicultura, obtendrás el Título de Técnico Superior en dicha especialidad. Estos estudios tienen carácter de estudios superiores.

Aunque la finalidad de la Formación Profesional Específica es formar profesionales para su incorporación al mundo del trabajo, los titulados en Formación Profesional Específica de Grado Superior (Técnico Superior) pueden cursar otros estudios superiores como son los universitarios en función del ciclo cursado. En concreto, los Técnicos Superiores en Vitivinicultura podrán acceder:

- A todas las enseñanzas universitarias oficiales de Grado:


Tendrás acceso preferente a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado comprendidas en las Ramas de conocimiento correspondientes a:

- Ciencias: Si deseas conocer cuáles son los Grados existentes en la rama de Ciencias, puedes consultarlos en el Registro de Universidades Centros y Títulos que te ofrece el Ministerio de Educación.

- Cómo se accede: Según lo dispuesto en el Real Decreto 558/2010, de 7 de mayo, por el que se modifica el Real Decreto 1892/2008, de 14 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas, quienes estén en posesión de los títulos de técnico superior de formación profesional podrán acceder sin necesidad de prueba ni cupos a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado. No obstante, en aquellas enseñanzas universitarias donde se presenten situaciones de concurrencia competitiva, es decir, cuando el número de solicitudes sea superior al de plazas ofertadas, los estudiantes que estén en posesión de un título de Técnico Superior, deberán realizar la fase específica de la prueba de acceso a fin de poder mejorar sus notas de admisión a la universidad en las mismas condiciones que los estudiantes que, procedentes del bachillerato, hayan superado la fase general de la prueba de acceso a la universidad.

En tal caso, cada estudiante podrá realizar un máximo de cuatro ejercicios a su elección. Cada ejercicio estará relacionado con un tema del temario establecido a este efecto para cada una de las enseñanzas relativas a los títulos de Técnico Superior. El Ministerio de Educación, previa consulta a las Comunidades Autónomas, definirá y desarrollará los temarios y adscribirá cada tema a las ramas de conocimiento en que se estructuran las enseñanzas universitarias oficiales de Grado. A efectos de ordenar, cuando ello sea necesario, las correspondientes solicitudes, se establecerá un acceso preferente a los Grados según la en la Familia Profesional que se integre el Ciclo Formativo cursado, que como hemos reseñado anteriormente, los estudiantes de Vitivinicultura tendrán prioridad en los Grados correspondientes a la rama de Ciencias.

- Notas de acceso:

Nota de admisión = NMC + a*M1 + b*M2

- NMC = Nota media del ciclo formativo.
- M1,M2 = Las calificaciones de los dos ejercicios superados de la fase específica (con calificación mayor o igual a 5) que otorguen al estudiante mejor nota de admisión.
- a, b: parámetros de ponderación de los ejercicios de la fase específica.

Los parámetros de ponderación a y b tendrán un valor comprendido entre 0,1 y 0,2, otorgado por las Universidades en función de la idoneidad de los temarios para seguir con éxito los estudios universitarios a los que opte el estudiante.

Según la Orden EDU/3242/2010, de 9 de diciembre, por la que se determina el contenido de la fase específica de la prueba de acceso a la universidad que podrán realizar quienes estén en posesión de un título de técnico superior de formación profesional, el Ministerio de Educación, ha decidido hacer coincidir el contenido de la prueba específica a la diseñada con carácter general para el resto de estudiantes que, procedentes del bachillerato, opten por realizar dicha fase específica.

- Convalidaciones entre los estudios cursados de FP y los Títulos de Grado:

Por último debes saber que según lo previsto en la Ley de Economía sostenible:
1.- Las convalidaciones entre quienes posean el título de Técnico Superior, y cursen enseñanzas universitarias de grado relacionadas con dicho título, serán de al menos, 30 créditos ECTS.
2.- Siempre que las enseñanzas universitarias de grado incluyan prácticas externas en empresas de similar naturaleza a las realizadas en los ciclos formativos, se podrán convalidar, además, los créditos asignados al módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo del título de Técnico Superior relacionado con dichas enseñanzas universitarias.
3.- Se podrán también convalidar otros créditos teniendo en cuenta la adecuación entre las competencias y conocimientos asociados a materias conducentes a la obtención de títulos de grado, o equivalente, con créditos obtenidos en los módulos profesionales superados del correspondiente título de Técnico Superior.


ESTUDIAR OTRO CICLO FORMATIVO

Otra posibilidad que tienes al finalizar tus estudios es cursar otro ciclo formativo. En ocasiones puede ser atractivo dirigirnos a los ciclos de nuestra familia profesional, porque nos permite adquirir otra especialidad con relativa facilidad, al tratarse de estudios con contenidos formativos cercanos. Además algunos módulos como el de Formación y Orientación Laboral y el de Empresa e Iniciativa Emprendedora son convalidables.

Los ciclos de grado superior de la familia profesional de Industrias Alimentarias que puedes cursar son:

Ciclo Formativo → Plan de Estudios / Módulos → Salidas Profesionales

Técnico Superior en Industria Alimentaria:
- Plan de Estudios / Módulos: Logística; Procesos en la industria alimentaria; Organización y control de una unidad de producción; Elaboración de productos
alimentarios; Gestión de calidad; Técnicas de protección ambiental; Comercialización de productos alimentarios; Microbiología y química alimentarias; Sistemas automáticos de producción en la industria alimentaria; Relaciones en el Entorno de Trabajo; Formación y Orientación Laboral.
- Salidas Profesionales: Jefe de almacén; Encargado de aprovisionamiento; Comprador; Técnico comercial; Técnico de procesos; Encargado de producción; Jefe de turno; Jefe de línea; Contramaestre de planta; Inspector auditor de calidad; Supervisor de proceso y de producto; Encargado de control medioambiental.

Técnico Superior en Procesos y Calidad en la Industria Alimentaria:
- Plan de Estudios / Módulos: Tecnología alimentaria; Biotecnología alimentaria; Análisis de alimentos; Tratamientos de preparación y conservación de los alimentos; Organización de la producción alimentaria; Comercialización y logística en la industria alimentaria; Gestión de calidad y ambiental en la industria
alimentaria; Mantenimiento electromecánico en industrias de proceso; Control microbiológico y sensorial de los alimentos; Nutrición y seguridad alimentaria; Procesos integrados en la industria alimentaria; Innovación alimentaria; Proyecto en procesos y calidad en la industria alimentaria; Formación y orientación laboral; Empresa e iniciativa emprendedora; Formación en centros de trabajo.
- Salidas Profesionales: Jefe de línea, planta de fabricación, sección o de almacén; Jefe de turno; Supervisor de equipos, procesos y productos; Encargado de producción; Encargado de elaboración de nuevos productos y desarrollo de procesos; Técnico en análisis de alimentos; Técnico en análisis sensorial; Técnico en laboratorio de control de calidad; Inspector o auditor de calidad; Encargado de la gestión de la seguridad alimentaria; Encargado de aprovisionamientos; Encargado de la línea de envasado y embalaje; Encargado de control ambiental y seguridad laboral; Técnico comercial.


LA FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO Y OTROS CURSOS

La Formación para el empleo es el conjunto de instrumentos y acciones que tienen por objeto impulsar y extender entre las empresas y los trabajadores ocupados y desempleados una formación que responda a sus necesidades y contribuya al desarrollo de una economía basada en el conocimiento.

La Formación para el empleo se integra dentro del Sistema de Formación profesional al igual que la Formación Inicial, constituida por los ciclos medios y superiores de FP del Sistema Educativo.

La Formación Profesional para el empleo, se articula en cursos o acciones formativas integradas en Familias Profesionales, que a su vez se organizan en Áreas Profesionales. Sus destinatarios son trabajadores, tanto ocupados como desempleados, que deseen cualificarse, re-cualificarse o especializarse para así mejorar sus oportunidades de acceso o permanencia en el mercado laboral.

Por lo tanto, si tras finalizar el ciclo deseas formarte o especializarte en algún área concreta relacionada con las competencias profesionales que has adquirido, una buena opción es realizar un curso de formación profesional para el empleo.

Existe una amplia oferta formativa, contemplando la modalidad presencial, la teleformación (los cursos se realizan íntegramente a través de una plataforma de Internet), la mixta y la distancia. Tienen una duración variable si bien los más extensos no superan el año y están financiados/subvencionados por las Administraciones Públicas, siendo muchos de ellos gratuitos.

¿Dónde se pueden realizar?: Estos cursos son ofertados por Administraciones Públicas, Sindicatos, Organizaciones Empresariales y centros de formación privados.

En el caso de asociaciones empresariales y sindicatos no es necesario estar asociado o afiliado a ellos para realizarlos, pues estos cursos se financian en parte con las cuotas que a todos los trabajadores nos deducen en concepto de Formación Profesional en la nómina.

Estos son algunos enlaces que te pueden ayudar a encontrar el curso que más te interese. Ofrecen una amplia variedad de cursos tanto en la modalidad presencial como teleformación. Están dirigidos a personas desempleadas y trabajadoras en activo de toda España. Todos los cursos son gratuitos. Puedes encontrar también un amplio plan de acciones formativas gratuitas para personas desempleadas y trabajadoras en activo:

- UGT-Escuela Julián Besteiro
- CCOO-CCOONECTATE
- Fundación Tripartita

El enlace al buscador de cursos, que presenta los cursos que para un área de actividad se ofertan en tu provincia:
- Buscador de cursos del SEPE.

Te recomendamos también que acudas a las asociaciones profesionales de tu sector o visites su página web, porque muchas de ellas ofertan cursos de especialización para dicha profesión.

Además de los cursos de formación para el empleo las entidades privadas ofertan cursos que pueden ayudarte a especializarte y a profundizar en las áreas que más te interesan. Para saber que centro realiza el curso en el que estás interesado-a utiliza un buscador de Internet y escribe en su barra de búsqueda el nombre del curso que te gustaría hacer.


ESTUDIAR EN EUROPA

Algunas páginas que pueden serte muy útiles, si te decides por estudiar en Europa son:

- PLOTEUS (Portal on Learning Opportunities Throughout the European Space):
Es el portal sobre oportunidades de aprendizaje en todo el espacio europeo. Tiene como objetivo ayudar a estudiantes, personas que buscan empleo, trabajadores, padres, orientadores y profesores a encontrar información sobre las posibilidades de aprendizaje a lo largo de la vida en Europa. Se estructura en:

- Sección de Oportunidades de aprendizaje y posibilidades de formación disponibles en la Unión Europea. Contiene múltiples enlaces con páginas Web de universidades e instituciones de enseñanza superior, bases de datos de centros escolares y de formación profesional, así como de cursos de educación de adultos.
- Sistemas de educación y formación de los países europeos.
- Programas de intercambio y becas (Erasmus, Leonardo da Vinci, Sócrates, Tempus) disponibles en los países europeos. Cómo solicitar las becas, con quién contactar, etc.
- Todo lo que necesitas saber cuando te trasladas a vivir en el extranjero, coste de la vida, gastos de educación, alojamiento, el marco legal y otra información general para los países europeos.

- Estudiar en Europa: En está página se ofrece información sobre Cursos y Programas, Estudios Superiores así como toda la información que necesitas conocer para iniciar esta experiencia en Europa. También podrás acceder a múltiples enlaces que pueden resultarte de gran interés.

- Portal Europeo de Juventud: en ella se recogen las posibilidades que existen para estudiar en cualquier parte de Europa.

A través del programa ERASMUS puedes realizar un período de tiempo de tus prácticas de en una empresa u organización de otro país europeo. Para informarte sobre ello consulta en el centro donde cursas tus estudios.

- Por otro lado, la Obra Social Caja Madrid convoca el programa "Eurobecas Caja Madrid" para que los estudiantes y titulados de Formación Profesional tengan la oportunidad de adquirir una experiencia laboral en el extranjero y de avanzar en su conocimiento de otros idiomas, culturas y modos de vida.

- También podrás realizar cursos de idiomas a través de las becas que el Ministerio de Educación pone a tu disposición.


PRUEBAS DE SELECCIÓN

- Test de Proyectos: Buscan predecir el comportamiento futuro de una persona. Tratan de revelar los aspectos más escondidos de la personalidad del candidato o
de la candidata (mal control sobre sus emociones, falta de iniciativa, excesiva ambición...)

- Test de Aptitudes: Valoran los requisitos específicos del candidato o candidata para un determinado puesto de trabajo. Este tipo de test se encarga de medir diversas funciones, como la velocidad de reacción, la coordinación,...

- Test de Inteligencia: Valoran el nivel intelectual así como diversos factores relacionados con la inteligencia. Para ello lo usual es someter a la candidata o al candidato a una batería de preguntas contra el tiempo, donde se le pide hacer secuencias lógicas o escribir una cierta cantidad de palabras por minuto.

- Pruebas grafológicas: Pretenden conocer la personalidad del candidato o de la candidata a través de la manera de escribir.

- Test de personalidad: Miden las características personales del candidato o de la candidata: autocontrol, emocionalidad, introversión, iniciativa,... Se le pide que responda a una serie de preguntas, bien eligiendo entre varias respuestas, bien diciendo "sí o no", o dando una respuesta libre y espontánea. Las respuestas deben ser sinceras.

- Pruebas profesionales: Sirven para estudiar las competencias profesionales en el puesto de trabajo.

- Pruebas físicas y médicas: Se utilizan para determinar el estado físico y de salud de la persona.

- Pruebas grupales/dinámicas de grupos: Consiste en exponer a los candidatos y a las candidatas ante una situación en la que interactúen entre ellos,
con ello se evaluará la capacidad de comunicación, de liderazgo, el rol que asume la persona dentro de un grupo (sumisa, crítica, sabelotodo...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario