lunes, 17 de agosto de 2015

Turismo en Castro Urdiales - Cantabria (España)



CASTRO URDIALES - CANTABRIA (ESPAÑA)

Castro Urdiales es una ciudad y municipio costero situado en el extremo oriental de Cantabria (España). Linda por el este con la provincia de Vizcaya, del País Vasco; por el oeste, con el municipio de Liendo; y por el sur, con el de Guriezo. La ciudad se sitúa a 75 kilómetros de Santander, capital autonómica, y a 35 kilómetros de la villa de Bilbao (Vizcaya).


Con una superficie de alrededor de 96 km², Castro Urdiales es el noveno municipio de la autonomía en extensión y el tercer municipio más poblado de Cantabria con 32.144 habitantes, (Ine 2014), después de Santander y Torrelavega. Castro Urdiales a su vez es la capital del municipio. Está ubicada a 19 metros sobre el nivel del mar.


MONUMENTOS DESTACADOS

El conjunto monumental de Castro Urdiales también conocido como Puebla Vieja tiene origen medieval y se encuentra a orillas del mar. Fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1978 debido a su rico patrimonio que está formado por diversos monumentos.


- Iglesia de Santa María de la Asunción: La Iglesia de Santa María de la Asunción es de estilo gótico. Construida bajo la protección del rey Alfonso VIII de Castilla en el siglo XIII (aunque se finalizó en el siglo XV) es un templo de planta basilical formada por tres naves. En el interior se pueden observar las imágenes de la Virgen Blanca y el Cristo Yacente, y las tres tallas góticas de los Reyes Magos. Fue declarada Monumento Nacional en el año 1931 (publicado en la gaceta del 4 de junio de 1931) y publicado en el BOE a fecha de 7 de agosto de 2002.


Presentando las características propias del estilo gótico (amplias naves, elevadas bóvedas, arbotantes y contrafuertes que soportan el peso del edificio), la iglesia de Santa María de la Asunción es un templo religioso de culto católico bajo la advocación de Santa María de la Asunción. Pertenece a la parroquia de Castro-Urdiales, del Obispado de Santander.


- Castillo de Santa Ana: Antiguo castillo situado junto al puerto y la iglesia de Sta. Mª de la Asunción, donde en tiempos modernos se ha ubicado un faro.


- Faro del castillo de Santa Ana: El faro y el castillo en el que está enlazado, están situados en el casco antiguo de la villa, junto a la Iglesia Gótica de Santa María. Fue construido durante los siglos XIII y XIV. Se compone de una planta pentagonal y muros reforzados en sus esquinas.


El faro fue encendido por primera vez el 19 de noviembre de 1853, durante el reinado de Isabel II. El plano focal se encuentra situado a 49 msnm y a 16,49 m sobre el terreno.


Inicialmente contó con un sistema de alumbrado basado en una lámpara de aceite con óptica catadióptrica fija, alrededor de la cual giraban dos lentes verticales con filtro rojo sobre un carro circular, accionado mediante una máquina de relojería.


Posteriormente la lámpara de aceite fue sustituida por una Maris de una mecha y en febrero de 1919 se introdujo un sistema eléctrico. La siguiente reforma añadió dos lentes exteriores más y un flotador de mercurio, además de una nueva linterna cilíndrica.


Las últimas obras realizadas han instalado una linterna de montantes helicoidales, procedente del Faro de Adra, así como una nueva instalación luminosa formada por varios paneles giratorios con lámpara de haz sellado y alumbrado de reserva a baja tensión.


Cabe destacar que el faro está unido al puerto a través del puente medieval, también llamado puente romano o puente viejo.


HISTORIA

- Prehistoria: Figura de joven Neptuno proveniente del castro de Pico Cueto depositada en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria


Las pinturas rupestres encontradas en la Cueva de La Peña del Cuco, en la Cueva de Urdiales, en la Cueva de La Lastrilla, en la Cueva de La Dársena y en la Cueva Macizo de Juan Gómez demuestran que la zona estaba poblada en la prehistoria. Estas manifestaciones de arte rupestre además han permitido conocer materiales y restos arqueológicos.

Se han encontrado castros prerromanos en la peña de Santullán, Cotolino, el Monte Cueto y la punta del Rebanal.


- Época romana: Ya en la época romana, Plinio el Viejo habla en su Historia Natural de la existencia del Portus Amanum o puerto de los Amanos, que forman parte de los Autrigones y del Castrum Vardulies o castro de los várdulos.



Este establecimiento indígena estaba poblado por un grupo tribal pre-romano, los sámanos, de donde surge el nombre del valle de Sámano y el río. Se piensa que este pueblo poseía un nivel cultural alto como lo demuestra la escultura de bronce de 14 cm de altura llamada "Neptuno Cántabro", que posiblemente representó a una divinidad indígena que sostiene un delfín en una mano y en la otra posiblemente un tridente.


Este grupo se dedicaba a la pesca, agricultura y ganadería, ya que el territorio era favorable para estas prácticas. Se han encontrado varios restos de cerámicas de bronce, de hierro y restos de trigo, conchas y excrementos.


Ptolomeo dice que esa parte de la costa pertenecía a las tierras de los autrigones. Una posible explicación de estas discrepancias sería que caristios y autrigones fuesen parte de los várdulos. En el año 74, se establece en ese territorio la colonia romana de Flaviobriga, que debe su nombre al emperador romano Tito Flavio Vespasiano y cuya terminación en briga indica un origen inequívocamente céltico.


Era una Colonia y Convento jurídico, con jurisdicción sobre nueve ciudades. Uxama, Segisamunculo, Antecuja, Deóbriga, Vindelia, Salionica, Tritium, Metallum y Viruesca. Más tarde, en el siglo X, Luitprando escribe que Flaviobriga era la capital de los pueblos Amanos, que forman parte de los Autrigones.


- Edad Media: La actividad principal de Castro Urdiales en la Edad Media era principalmente marítima. Desde la construcción naval en los astilleros de Sámano, en el río Brazomar, hasta la participación en la Reconquista aportando naves y hombres a la marina de Castilla, pasando por la pesca, la caza de ballenas y el comercio marítimo.


En 1163, en la ciudad de Burgos, Alfonso VIII de Castilla concede a Castro Urdiales el título de villa a través del Fuero de Logroño. Es de notar la importancia en ese momento de la villa, y de los servicios prestados a la corona, ya que es la primera de la costa cantábrica en recibirlo. Santander no lo recibe hasta el año 1187, Laredo en 1201, Bermeo en 1236 y Bilbao en 1300.


En tiempos de Fernando III el Santo, naves de Castro Urdiales participan en la conquista de Sevilla.


En 1262, en tiempos de Alfonso X el Sabio, participa de forma importante, junto con las Cuatro Villas, en la repoblación de Cádiz, recientemente reconquistada.


En 1296 se crea en Castro Urdiales la Hermandad de la Marina de Castilla con Vitoria o Hermandad de las Marismas, en la que participan San Vicente de la Barquera, Santander, Laredo, Castro Urdiales, Bermeo, Guetaria, San Sebastián y Vitoria.


La finalidad principal de la Hermandad es proteger el comercio marítimo y aliarse con el Rey para mantener los fueros y evitar abusos de la nobleza. Esta Hermandad mantuvo enfrentamientos continuos con los ingleses, especialmente con los asentados en Bayona.

En el siglo XIII se construye la Iglesia de Santa María de la Asunción.


En esta época surge la divisa de la ciudad, que sobrevive hasta nuestros días. El texto original dice así:

"Castro soy y Castro he sido
Asiento en firme Montaña
Y a la Corona de España
Con lealtad siempre he servido
Armas, Escudo y Señal
Castillo, Puente y Santa Ana
Naos, Ballena y mar llana
Son de Castro la Leal"


También existe otra versión, en la que cambia el comienzo de la divisa:
"Castro soy y siempre he sido,
Vizcaya firme en mi asiento,
Y a España con noble aliento
Y lealtad siempre he servido"


Esta última divisa se usó entre los años 1394 y 1471. En 1394, Castro Urdiales se unió al señorío de Vizcaya buscando protección ante las luchas de banderías.


Al señorío de Vizcaya perteneció hasta el año 1471, cuando solicitó y obtuvo su separación, a través de una cédula despachada por Pedro Fernández de Velasco, señor de la Casa de Salas, conde de Haro y camarero mayor de Juan II de Castilla.


- Edad Moderna: Con el descubrimiento de América, se produce el resurgimiento comercial de Castro, dedicándose casi en exclusiva a la actividad mercantil con las colonias de ultramar y abandonando prácticamente el comercio con la Europa Atlántica.


A finales del siglo XVI, las pestes que asolaron la ciudad unidos con los continuos temporales, hicieron que la población de la ciudad descendiera notablemente. Es por ello que Castro comienza a perder importancia paulatinamente, y junto con las villas de Laredo, San Vicente de la Barquera y Santander forma el corregimiento de las cuatro Villas de la Marina de Castilla, cuyo corregidor residía en Laredo.


En 1588, participa en la aventura de la Armada Invencible con 15 naves y unos 400 hombres, que se integran bajo el mando de Don Antonio Hurtado de Mendoza.


- Edad Contemporánea: El 11 de mayo de 1813 es tomada, tras fuerte resistencia, por las tropas napoleónicas franco-italianas del General Foix. La ciudad queda prácticamente destruida, y parte de los defensores consiguen escapar en buques ingleses.


A mediados del siglo XIX, se produce un resurgimiento de la villa debido a las actividades mineras, y a la creciente importancia de la pesca y las fábricas de conservas de pescado. Esa importancia creciente queda patente cuando el 18 de diciembre de 1909, el Rey Alfonso XIII concede a la entonces Villa de Castro Urdiales el título de ciudad.


En 1924, tras un proceso separatista, la corporación decidió por 14 votos contra la anexión a Vizcaya. Debido a que el diputado por Castro en la Diputación provincial y el resto no llegaron a ningún acuerdo, ésta dimitió en pleno. Esta petición de anexión fue derivada de la nula distribución de medicamentos contra la terrible gripe española en 1918 por parte de la diputación provincial de Santander, que dejó en el olvido la región castreña.


El municipio recibió ayuda por parte de las autoridades vizcaínas y fue esta situación la que llevó a la población local a pedir su anexión a la provincia vasca. La posterior corporación municipal, designada por la dictadura primoriverista, y la nueva diputación de la provincia desestimaron la solicitud de la corporación castreña saliente.


Hoy en día es una ciudad turística y residencial. A principios del 2007 Castro Urdiales contaba con una población censada de 29.660 habitantes, superando la cifra de los 30.000 a lo largo del mismo año. Castro Urdiales es el tercer municipio con más población de Cantabria (superando a Camargo) y el noveno en superficie. Las cifras de población hacen referencia a la población de derecho por lo que cabe destacar, que en verano el municipio ve incrementado su población en una gran cuantía, superando con creces su población de hecho durante dicha época.


GEOGRAFÍA

- Ubicación: Castro Urdiales se encuentra situado en la Comarca de la Costa Oriental de Cantabria, de tendencia urbana y turística, que está compuesta además por los municipios de Laredo, Liendo y Colindres. Castro Urdiales limita con la provincia vasca de Vizcaya. A continuación se muestran los límites del que es el municipio más oriental de la región.


- Hidrografía: El río principal de la comarca es el Agüera, que desemboca en la ría de Oriñón y cuyo curso bajo transcurre por el valle de Guriezo, conformando el espacio natural del Lugar de importancia comunitaria Río Agüera. Dicho estuario divide en dos al municipio castreño, dejando como exclave al oeste a las localidades de Sonabia y la propia Oriñón, y al este la mayor parte. Otros ríos que fluyen por el municipio son el Mioño y el Sámano, que confluyen en la misma cuenca, y el Sabiote, en la parte más oriental.


- Orografía: El relieve municipal se compone, como se ha dicho, de tres cuencas fluviales, de las cuales, la cuenca de los ríos Sámano y Mioño termina en una llanura costera sobre la que se asienta la capital municipal. Una hilera montañosa, cuyas altitudes más notorias son el Monte Cerredo (643 m) al este y la Peña de Santullán al oeste, flanquea dicha cuenca. Sin embargo, las máximas altitudes del municipio se encuentran en su límite sur con Vizcaya, donde están el Pico Betayo (720 m) y el Ventoso (731 m).


- Litoral: El litoral del municipio tiene una longitud de casi 20 kilómetros, lo que hace de Castro Urdiales el de mayor en costa de Cantabria. En ésta podemos encontrar diferentes accidentes geográficos.

- Playas: Oriñón, Arenillas, Ostende, Brazomar, Dícido (Mioño) y El Berrón.


- Clima: En Castro Urdiales, al igual que en el resto de la comunidad autónoma, tiene un clima atlántico húmedo, con abundantes y persistentes precipitaciones a lo largo del año, influenciado por estar tan próximo al mar. El estar tan cerca del mar Cantábrico actúa como un amortiguador térmico impidiendo el excesivo aumento de temperaturas durante el día y una caída exagerada durante las noches. Del mismo modo, la corriente del Golfo contribuye a suavizar las temperaturas respecto a las que le correspondería realmente según la latitud a que se encuentra. Todo esto hace que las temperaturas no suelan superar valores máximos de 30 °C con medias que se mantiene por debajo de los 20 °C y una amplitud térmica que se sitúa entre los 8 y los 15 °C.


- Localidades: El municipio de Castro Urdiales está compuesto por el núcleo urbano de la capital municipal y además otras localidades. Nueve de ellas se constituyen en pedanía, es decir, poseen un órgano local de gobierno de nivel inferior al municipal: la junta vecinal.


DEMOGRAFÍA

El caso de Castro Urdiales es significativo desde el punto de vista demográfico. Aunque oficialmente la población de derecho del conjunto del municipio supera los 30.000 habitantes, debido a su proximidad con el área metropolitana de Bilbao su población de hecho (población flotante que no está empadronada en el municipio pero reside en él regularmente) es mucho mayor que la población de derecho. A causa de esto, los servicios municipales de los que dispone el Ayuntamiento se ven desbordados por el incremento de la población en la época estival. El atractivo turístico de la zona es un factor igualmente determinante de este incremento de la población.


En 1996, Castro Urdiales contaba con una población de 15.023 habitantes. Diecisiete años después, el municipio posee 32.253 personas censadas y otras tantas no censadas. Este dato demuestra que se ha consolidado como la principal ciudad que ha propiciado el aumento poblacional en Cantabria. Si se tiene en cuenta que en los últimos diez años la región ha crecido en 30.000 habitantes, Castro Urdiales representa casi un 50 % de este incremento.


El censo elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no contempla la cifra real de habitantes que residen en Castro Urdiales, ya que la población no empadronada en el municipio oscila es de alrededor de 38000 habitantepor lo que sumando ambas poblaciones, Castro Urdiales alcanzaría una población real de más de 70.000 habitantes, sobre todo en las épocas de más afluencia turística. Según esas mismas estimaciones el 35 % de los nuevos castreños proceden del País Vasco y el 7,2 % son extranjeros.


La distribución de la población se centra mayoritariamente en Castro Urdiales ciudad donde se concentra un 80 %, mientras que en las nueve pedanías castreñas reside el 20 % de la población total.

ECONOMÍA

El 3,3 % de la población de Castro Urdiales se dedica al sector primario. Un 15,1 % se dedica a la construcción, un 18,9 a la industria y un 62,7 % al sector terciario. La actividad agraria en el municipio de Castro Urdiales se caracteriza por la existencia de un minifundismo muy acusado. La fragmentación de la propiedad da lugar a superficies muy por debajo de la media regional, aunque se compensa con un grado de parcelación menor de la mitad de la existente en Cantabria, así como un tamaño medio de las parcelas también superior.


Este tipo de propiedad minifundista es el resultado de una práctica histórica en la ocupación del suelo, así como de factores geográficos, jurídico-políticos, económicos y psicológicos, tales como las dificultades de comunicación o la compartimentación física, la transmisión de la propiedad, el individualismo y el culto de la propiedad privada de los medios de producción, etc. Su existencia dificulta la reconversión de la empresa familiar, reducida y mal administrada, en una auténtica empresa agraria.


En las tierras de labor es cada vez más acusada la práctica de la horticultura intensiva, debido a la proximidad de centros urbanos, que también incluirá cultivos forrajeros. La organización del espacio agrario de Castro Urdiales incorpora como actividad fundamental la explotación ganadera, basada en la empresa familiar, salvo en casos excepcionales. Por otro lado, la pesca ha ocupado, a lo largo de la historia a buen número de castreños, vinculados entre sí a la "Cofradía de Mareantes de San Andrés".


Las especies capturadas por estos pescadores son, principalmente, verdel, anchoa, merluza, sardina, congrio, faneca y chicharro o jurel. La pesca suele realizarse de bajura con diversas modalidades, como cerco, boliche, volantas, cebo vivo, a la cacea, etc. Los problemas en el sector son globales, y pocos quieren invertir en mejorar las embarcaciones o materiales.


DEPORTE

Castro Urdiales, ciudad ligada al mar, destaca en el deporte principalmente gracias a su club de remo, la SDR Castro Urdiales, que milita actualmente en la Liga San Miguel. El club ha conseguido a lo largo de su historia varias e importantes victorias como 1 Campeonato de España de Traineras, 2 Campeonatos de España de Trainerillas, 3 Campeonatos de España de Bateles, 10 Campeonatos de Cantabria de traineras, 4 Banderas de La Concha o 3 Banderas de Santander.


En cuanto al fútbol, varias localidades del municipio cuentan con equipo, siendo el más importante el Castro FC. El conjunto juvenil del Castro FC jugó en la temporada 09/10 en la máxima división de la categoría juvenil, la División de Honor. En ella se enfrentan a los principales equipos del norte de España, como el Racing de Santander o el Deportivo de la Coruña. Por último, en fútbol sala, el FS Castro Urdiales, equipo que militó durante once temporadas (1996-1997, 2007-2008) en la División de Plata del fútbol sala español, ganando la liga en dos ocasiones, pero sin llegar a promocionar a la división de honor.


Tras una serie de problemas económicos el equipo fue descendido al finalizar la temporada 2007-2008,para pasar a "Segunda nacional A" y posteriormente,en 2012 y debido nuevamente a problemas económicos, a la tercera división. Es muy importante también el triatlón que se celebra anualmente en la ciudad que en 2008 celebra su XIX edición. Este es organizado por el club de la ciudad, el Triflavi.


De igual manera cabe resaltar la importancia histórica del atletismo en el municipio, ya que, incluso en el pasado, existían evidencias claras de la práctica de este deporte. Los momentos cumbre de esta disciplina llegaron de la mano de diversos colectivos de deportistas; que representando a Castro en nombre del primitivo Club Carbonero Castro, el antiguo Club Atlético Castro, la Castro O.J.E (Organización juvenil española), o bien por clubes vascos, llegaron a ser medallistas nacionales, campeones regionales y estatales, e incluso en algunos casos internacionales. Todo ello durante el régimen franquista, pero en la actualidad, todavía se sigue practicando este deporte a un alto nivel competitivo.



También cabe destacar que el ayuntamiento castreño cuenta con el Instituto Municipal de Deportes, que gestiona algunas instalaciones deportivas municipales y organiza escuelas para iniciar a los más pequeños en un deporte.


FIESTAS

- Festividad de Viernes Santo: celebrada el Viernes Santo, la fiesta consiste en la representación de la Pasión Viviente, evento que se viene celebrando desde el año 1984 y que tiene lugar por las calles del casco viejo de la ciudad. Cabe destacar que la representación está escenificada por los propios castreños.


- Festividad de San Juan: se celebra el 24 de junio, que es cuando comienza la Semana Grande de Fiestas en Castro Urdiales, con una tradicional sardinada en La Atalaya. Durante esta fiesta, la medieval calle de San Juan se convierte en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. La hoguera en La Atalaya, promontorio en la zona antigua de la ciudad que encara a la mar, y la verbena en la Plaza del Ayuntamiento el día 23, darán comienzo a una fiesta que se caracteriza por ser una de las más populares de Castro. Destaca también el torneo de fútbol de San Juan y los pasacalles de gigantes y cabezudos.


- Festividad de San Pelayo Mártir: San Pelayo Mártir es el santo patrón de Castro Urdiales, se celebrada el 26 de junio, y el momento más importante del día es la romería que se celebra en La Atalaya, donde la merienda con tortillas, refrescos, pimientos y música hace que la tradición no se pierda desde hace unos años. Junto a las de San Andrés, es unas de las fiestas más populares y celebradas.


- Festividad del Coso Blanco: se celebra el primer viernes del mes de julio, y es una fiesta de color y música. Es quizás la fiesta más popular de la ciudad y está considerada de Interés Turístico Nacional. Las creaciones artísticas de los carrocistas se muestran en el desfile que se celebra a las 11 de la noche en el parque de Amestoy, donde se ameniza con la presencia de las autoridades de la ciudad, comparsas y numeroso público que se agolpa para seguir "in situ" inmersos en una batalla de bolas de confeti y serpentinas. Además del desfile de las carrozas, se realiza el lanzamiento de unos fuegos artificiales, preámbulo de la larga noche. Dos monumentales verbenas con toro de fuego incluidas, dan a la noche un ambiente de magia y color.


- Festividad de la Virgen del Carmen: se celebra el 16 de julio y es una fiesta marinera, donde la bahía es el centro de atención ya que en ella se puede ver un espectáculo de color con todas las embarcaciones engalanadas y dispuestas a acompañar a la Virgen del Carmen hasta alta mar donde se realizará una ofrenda floral.

- Festividad de Santa Ana: se celebra el 26 de julio en la ermita dedicada a su nombre, ubicada en el conjunto histórico y donde se celebra una eucaristía. La verbena que se celebra en la parte inferior de la ermita centran los actos de este día dedicado a la Santa.


- Fiestas de Santa María de la Asunción: es la santa patrona de Castro Urdiales, se celebra el 14 de agosto y también se conmemora a San Roque. Es una fiesta con una de las más antiguas tradiciones de la ciudad. La festividad comienza el día 14 de agosto con la llamada Procesión de las Vellilas, procesión nocturna en la que se saca la imagen de la Virgen desde la iglesia de Santa María para recorrer todo el casco viejo de la ciudad, y en la que la gente que la acompaña lleva una vela encendida. El día 15, el plato fuerte, es la marmita popular que se celebra en la plaza del Ayuntamiento, donde numerosas cuadrillas se agolpan para preparar su particular marmita marinera, sometida a un riguroso jurado culinario. Son típicas en estas fiestas las cucañas marítimas. El ambiente de alegría, la verbena y el toro de fuego crean un ambiente puramente de identidad veraniego.


- Festividad de San Andrés Apóstol: se celebra el 30 de noviembre y es junto al Coso Blanco una de las fiestas más populares y características de la ciudad. El protagonismo de los marineros en estos días es singular, por ser éste el patrón de los mismos. El menú obligado de estos días son caracoles y besugo a la preve. Las regatas de bateles, las verbenas y concursos que evocan la vida marinera se celebran durante los días que se conmemora al santo.

- Fiesta de los Carnavales: la vistosidad de los trajes, la luz en el desfile y la necesidad de diversión caracterizan estos días, que finaliza con el entierro de la sardina en la dársena del puerto.


PERSONAJES ILUSTRES

- Antonio Hurtado de Mendoza: (1586-1644) Escritor y dramaturgo español del siglo XVII.
- Ramón de la Sota (1857-1936): Empresario naviero y político del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y una de las mayores fortunas de su época en España. Vivió la mayor parte de su vida en Bilbao (Vizcaya). Las polémicas tras su fallecimiento se sucedieron a lo largo de las décadas siguientes, por la incautación de sus numerosas posesiones por cuestiones derivadas de responsabilidades política del franquismo. En 1999 el profesor Eugenio Torres Villanueva presentó una biografía sobre este destacado empresario.


- Eladio Laredo (1864-1941): Fue junto con Javier González de Riancho, Gonzalo Bringas y Ricardo Lorenzo, el arquitecto cántabro más reconocido de todo el siglo XX.
- Leonardo Rucabado (1875-1918): Arquitecto que hizo un profundo estudio de la arquitectura montañesa de Cantabria que posteriormente aplicó al diseño de casas unifamiliares principalmente. Entre sus obras destacan: Casa de los Chelines (1902) y Chalet Sotileza (1913) en Castro Urdiales, y la Biblioteca y casa-museo de Menéndez Pelayo en Santander. Las tres construcciones están declaradas Bien de Interés Cultural.


- Arturo Dúo Vital (1901-1964): Compositor, después de dar sus primeros pasos musicales en instituciones locales de Castro y Vizcaya, ingresó en la École Normale de Musique de Paris en 1930. Allí recibió clases de composición y orquestación de Paul Dukas. Regresó a España en 1932 y tras instalarse en Madrid, recibió clases de dirección de orquesta de Enrique Fernández Arbós. Entre 1938 y 1939, en plena Guerra Civil, permaneció preso, formando un coro de reclusos en la cárcel. Arturo fue director de escuela, profesor y fue autor de una amplia y heterogénea obra que incluye música incidental para filmes, música coral de orquesta y cámara que suele encuadrarse dentro de las corrientes neoclásicas.


- Ataúlfo Argenta (1913-1958): Fue pianista y director de orquesta.
- Camilo Cienfuegos Gorriarán (1932-1959): Fue un revolucionario cubano y una de las figuras más emblemáticas de la Revolución Cubana, hijo de la anarquista castreña Emilia Gorriarán Zaballa.


- Peru Zaballa (1938-1997): Futbolista. Pedro Zaballa Barquín fue popularmente conocido por Peru Zaballa, jugó en el Racing de Santander y en el F.C. Barcelona entre otros. Fue el primer futbolista condecorado por su "Fair Play", al juego limpio.
- Lorenzo Oliván (1968): Destacado poeta castreño, recibió el Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe en el año 2001 por su obra Puntos de fuga.


- Jose Antonio Zamanillo Ahedo (1938): Conocido como Zama o Zamanillo, jugó en varios equipos españoles entre los que destacan Racing de Santander, Atlético de Madrid y Burgos C.F.
- Iago Herrerín (1988): Actual portero del Athletic Club de Bilbao


POLÉMICA SOBRE TERRITORIALIDAD

La proximidad de Castro con Bilbao (35 km), el precio de la vivienda, más asequible en la ciudad cántabra que en la vasca, y la amenaza del terrorismo en Vizcaya, ha supuesto que desde el año 1996 al 2007, el 65% del aumento de la población castreña sea originario de la provincia vizcaína, y que el 34% de los empadronados en Castro procede de Vizcaya.


La importancia de la inmigración vasca en Castro ha llevado a partidos políticos de corte nacionalista vasco como el ya desaparecido Acción Nacionalista Vasca a pedir la incorporación de la ciudad cántabra a Euskadi, pretensión que mereció el "rotundo rechazo" de los parlamentarios y partidos políticos cántabros, por ser un "despropósito alejado de la realidad y del sentimiento de los cántabros", y un "delirio incoherente".


Según ADIC, las teorías esgrimidas por los partidos anexionistas para justificar la incorporación se basan en planteamientos "político-administrativos" e imperialistas. Desde antes de la Edad Media. Castro Urdiales se relacionó económica y políticamente con las villas marineras de la costa de Cantabria en la llamada Hermandad de las Cuatro Villas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada