martes, 15 de septiembre de 2015

Restaurante Casa Rural Zaldierna (La Rioja)



RESTAURANTE CASA RURAL ZALDIERNA (LA RIOJA)

El Restaurante Casa Rural Zaldierna es un lugar muy recomendable. Se especializa en comida tradicional riojana con un toque especial y unas materias primas excepcionales.

Los productos de la zona son el corazón de sus recetas, en el asador preparan carnes y pescados de excelente calidad.


Todo estos manjares se pueden degustar en un acogedor comedor con chimenea o en su amplia terraza en plena naturaleza.

Este lugar es ideal tanto para una escapada romantica, compartir un agradable momento con amigos, e incluso para celebraciones, ya que pueden atender grupos de hasta 40 comensales.


- Dirección: Calle del Puente s/n 26289
- Teléfono: 941 42 71 53 / 635 6716 59
- Web: www.casaruralzaldierna.com


MENÚ BISTRONÓMICO

Ofrecen un completo "Menú Bistronómico". Una opción muy interesante para poder degustar muchas de sus especialidades.

- Aperitivo de la casa


Entrantes para compartir:

- Ensalada ilustrada ó tomata de la huerta Riojana aliñada.
- Plato de cuchara del día.
- Surtidos de Ibéricos Sierra Béjar.


2° a elegir:

- Carrilleras de ternera guisadas sobre puré de manzana asada.
- Taco de bonito a la brasa con piperada.
- Secreto ibérico a la brasa con patatas panadera y pimientos en tiras de Tricio.
- Chuletillas al sarmiento.
- Chicharro asado a la brasa con su refrito.


Postres

- Tarta de chocolate.
- Fruta del tiempo preparada
- Tarta Cuajada
- Espuma de queso con confitura de cereza

Precio 20€/persona - No incluye bebida ni café. I.V.A. Incluido.


MENÚ ASADOR

Aperitivo de la casa Entrantes para compartir:

- Ensalada verde con langostinos.
- Embutido de Ezcaray a la brasa.


Plato principal:

- Chuleta de vaca a la brasa con patatas salteadas y pimientos en tiras de Tricio.


Postres:

- Melocotones asados con helado de Lías de vino blanco Abel Mendoza by @ferlado.


Bebida:

- Botella de Urbina crianza
- Café y licor

Precio 42€/persona (min. 2 personas). I.V.A. Incluido.

Servicio de pan 0,70€/persona.


OTRAS RECOMENDACIONES

- Alubias Rojas con Chorizo (Caparrones con sus Sacramentos):
El caparrón pinto o caparrón a secas, es como se conoce a una variedad de alubia roja de semilla más corta y redondeada de lo habitual. Es habitual en la región de La Rioja (España) y algunas comarcas limítrofes. Por extensión se llama caparrones al cocido preparado con esta alubia, uno de los más importantes platos de la gastronomía riojana. En su preparación no debe faltar el chorizo autóctono.


Su importancia cultural se puede comparar a la de la fabada en Asturias. Por ejemplo, cuando alguien quiere menospreciar la fuerza o el aguante de otra persona, le dice: Más caparrones tenías que haber comido, dando a indicar que es un alimento rico en energía. También se asocian con la flatulencia. Diversos establecimientos hosteleros en la región se denominan con este nombre (Mesón los Caparrones, etc.).


En todos los pueblos no falta su cultivo en las huertas, siendo famosos los de Castañares de Rioja, Anguiano y Belorado. Las varas obtenidas a partir de ramas de diversos árboles como el chopo o arbustos como el saúco que sirven para guiar el crecimiento de la planta (de tipo reptadora) reciben el nombre de palos de caparrón y se suelen agrupar en gavillas en los pajares durante el invierno, cuando no se usan, para reutilizarlos al año siguiente. Aunque también hay variedades denominadas sin palo, ya que no crecen mucho y no necesitan apoyo.


A la hora de su preparación una vez están bien repasados los caparrones, ha que lavarlos en agua fría dándoles unas vueltas con las manos. Cambiar esa agua y poner agua limpia para dejarlos en remojo durante la noche (unas 12 horas). Al día siguiente, ponerlos en agua limpia y fría, justo hasta cubrirlos, con la cebolla entera, los ajos sin pelar, el laurel, el pimiento choricero bien lavado y sin pepitas, y el aceite. Cocer primero a fuego vivo. Cuando rompe a hervir la primera vez, cortar la cocción añadiendo unos 200 ml de agua fría. A esto le llaman asustar pero algunos le llaman “mimar”, porque esta operación hay que repetirla unas tres o cuatro veces durante la cocción, y es la clave para que la legumbre quede suave y no se rompa. Pasados esos “mimos” ya se deja la cazuela a fuego lento pero manteniendo la cocción. Utilizar una cuchara de madera, nunca de metal, para removerlos, de vez en cuando.


En una cazuela aparte, pasar a cocer el chorizo, la panceta, la costilla, la pata troceada y la oreja de cerdo entera con agua. Todos estos ingredientes son adobados y curados. Si el chorizo estuviera poco curado, se puede echar entero cuando los caparrones hayan sido ya “mimados” cuatro veces. Si estuviera más curado y duro, lo pondremos a cocer aparte con la pata y el resto de los ingredientes. Como los caparrones llevan cociendo a fuego lento ya un rato, es posible que queden séquitos. Entonces se añade un poco de caldo del cocido para que queden caldosos y vayan cogiendo el sabor de estos elementos. Cuando veamos que van estando cocidos, se añaden escurridos al cocido para que den un hervor junto con los demás ingredientes (siempre se cocinan aparte estos ingredientes, pues de esta manera el resultado final es mucho más suave y digestivo ya que les hemos eliminado gran parte de la grasa).


- Carrilleras de ternera guisadas sobre puré de manzana asada: La Carrillera (denominada también carrillada) es un corte de carne en el cerdo y la ternera (a veces incluso del buey) procedente de los músculos maseteros (Músculo que acciona las mandíbulas o quijadas, también conocidos cómo músculos pterigoideo medial y lateral). Corresponde a las partes grasas que se encuentran a ambos lados de la cara y pertenecen a la casquería. La palabra proviene de carrillo. Estas partes carnosas, en el caso del cerdo, a uno y otro lado del hocico (nariz) suelen prepararse los días de matanza. En la gastronomía de la Edad Media la carrillada es entendida como la carne existente en torno a la quijada de los animales vertebrados.


La carrillada puede encontarse en carnicerías y casquerías, la estructura gelatinosa (debido al contenido de colágeno que poseen) permite que puede ser guisada o braseada. Se preparan con legumbres como las alubias blancas. Estas preparaciones solicitan cocciones muy lentas y prolongadas en el tiempo. El tamaño depende del animal, las de cerdo suelen pesar unos doscientos gramos. Las del cerdo ibérico son muy apreciadas en la cocina española.


- Chuletillas al sarmiento: Las chuletillas al sarmiento (también denominadas chuletas al sarmiento) son un plato asado típico de La Rioja, cuyo ingrediente principal son las chuletas (denominadas en otras partes de España como costillas) de cordero. Suele ser parte fundamental de cualquier celebración en dicha comunidad, y difícil de ver fuera de la misma.


Se suelen emplear como ingredientes unas chuletillas de cordero y con la simple añadidura de sal (preferentemente sal gorda) se procede a asar. La dificultad de encontrar este plato en cualquier restaurante estriba en su modo de elaboración, ya que se requiere un espacio al aire libre, o en su defecto una chimenea. Se prepara un fuego con una gavilla de sarmientos (un atajo de ramas de vid secas), dejándola reducir hasta las brasas. Antes de que eso ocurra, se coloca la parrilla al fuego para limpiarla, una vez quemada, con papel de periódico, eliminando los restos de su anterior uso. Cuando los sarmientos se han convertido en brasas, se colocan las chuletillas en la parrilla, se salan, y se colocan sobre las brasas. Cuando se vea que están hechas por un lado, se da la vuelta a la parrilla y se termina su cocción. En ocasiones se riega con un chorro de vino de Rioja poco antes de sacarlas de las brasas.


Dada la complejidad de su elaboración, es un plato que se disfruta principalmente en las reuniones de amigos en bodegas o merenderos, siendo muy pocos los restaurantes de la comunidad autónoma que pueden incluirlo en su carta. Tradicionalmente, en las Fiestas de la Vendimia de Logroño, se celebra el denominado Festival de la chuleta al sarmiento, heredero de otro que se realizaba en la ciudad en los años 70 en una céntrica calle, en el cual cuadrillas de jóvenes competían en comer la mayor cantidad posible.


- Chuleta de vaca a la brasa con patatas salteadas y pimientos en tiras de Tricio:
Una chuleta (del valenciano xulleta, diminutivo del catalán xulla, ‘costilla’) es un corte de la carne situada justo encima de la costilla de un animal, ya sea cerdo, vacuno (es decir, buey, vaca o ternera), cordero o carnero. En general cada chuleta se corta con la sección de costilla que la acompaña (como en el chuletón de buey), e incluso a veces, además de con la costilla, una parte de la vértebra correspondiente (como en las chuletas de cordero y de cerdo).


En el caso de la chuleta de vacuno el término "chuletón" se usa en España para las chuletas grandes de vacuno, tanto si la carne sigue unida a su costilla como si se le ha quitado el hueso. En este último caso, una vez deshuesado, el chuletón de España es lo que en la gastronomía rioplatense se llama "bife de chorizo" o, en la gastronomía francesa, entrecôte (en español, "entrecot"). En España se distingue de todos modos al entrecot del chuletón en el sentido de que el entrecot suele ser una lonja de menor espesor que la chuleta original del animal (obteniendo de este modo dos o incluso más entrecots por cada chuletón, en función de lo fina o espesa que se quiera la carne). En cambio el chuletón se caracteriza por ser una chuleta de vacuno que conserva todo su espesor de origen, esté o no esté deshuesada la carne.


Las chuletas se suelen cocinar la mayoría de las veces asadas o a la barbacoa. En La Rioja se utiliza el tronco de la vid, ya que se necesita una brasa más potente y duradera que la de los típicos sarmientos utilizados en el asado de las chuletillas de cordero. En el resto de España, algunas veces se empanan (como en la cotoletta alla milanese) y a veces se suelen adobar o poner en salazón para que se conserven y se incluyan posteriormente en guisos. Es común también ahumarlas de modo que se conserven por un largo período de tiempo (especialmente las de cerdo).


LA ALDEA DE ZALDIERNA EN LA RIOJA

Zaldierna es una aldea de La Rioja (España), en las proximidades de Ezcaray. Está situado en el valle del Oja,  junto al barranco de Cilbarna y atravesado por el río Zambullón, y se cree que sus primeros habitantes llegaron en el siglo X o siglo XI.


Fue una aldea de importancia en la zona del entorno de Ezcaray, por lo que se la denominaba "la capital de las aldeas".

Basa su economía en el ganado vacuno, y actualmente también en el turismo, a raíz del turismo creciente desarrollo en el vecino Ezcaray, por lo que la zona está revitalizándose y cuenta con dos Casas Rurales con encanto.


- Ubicación / Coordenadas: 42°16′53″N 3°01′33″O
- Altitud: 907 msnm
- Distancias: 5,7 km a Ezcaray; 64,9 km a Logroño
- Población: 14 hab. (INE 2010)
- Gentilicio: chuetes
- Código postal: 26289


EL VALLE DEL OJA

El Alto Oja forma una comarca natural y turística de grandes atractivos medioambientales y paisajísticos. Enclavada en la parte más noroccidental del Sistema Ibérico, corresponde a un viejo macizo paleozoico conocido como Sierra de la Demanda, cuyo nombre procede de una demanda judicial por el uso de sus pastos entre dos localidades del Alto Oja.


Situada al sur-oeste de la Comunidad Autónoma de La Rioja, está formada por los municipios de Ezcaray, Ojacastro, Santurde, Santurdejo, Pazuengos, Valgañón y Zorraquín. Es recorrida por el río Oja, también conocido como Glera o Hilera por los habitantes de sus riberas, desde su nacimiento en las faldas del Pico Gatón, hasta que en Santurde y Santurdejo se abre a la llanura agrícola que no abandonará hasta confluir en el río Tirón a la altura de Cihuri. Juntos y rodeados de viñedos, vierten sus aguas al Ebro en Haro, buscando el mar.


Este espacio de montaña de fácil acceso está dominado por una cadena de montañas de 2.000 m., cubiertas de nieve en invierno y con nueve picos por encima de esta altitud, coronada por el monte San Lorenzo de 2.262 m.


El clima de influencia oceánica, dada la proximidad del Atlántico a la Demanda, favorece unas temperaturas extremas menores y unas mayores precipitaciones a lo largo del año, impidiendo los frentes Atlánticos el mantenimiento de la nieve a medida que avanza la primavera y suavizando las temperaturas estivales.


Esta influencia climática favorece la aparición de un paisaje Atlántico, que da lugar a la presencia de hayedos en las laderas más umbrías y a robledales en las más soleadas. El bosque mixto (hayas, fresnos, cerezos, tilos, arces, serbales, olmos de montaña, robles albares, etc). Es el gran atractivo otoñal con su mezcla de colores verdes, ocres, amarillos y rojos.


Desde Posadas (una de las aldeas pertenecientes al municipio de Ezcaray), surgen los primeros núcleos urbanos en ambas márgenes del río Oja. Las Aldeas, rodeadas de praderas donde pasta el ganado, separadas por setos vivos de diferentes especies vegetales donde abunda el fresno, el avellano, sauces, majuelos, espinos, etc. Estas aldeas, algunas de ellas abandonadas, se asientan en los valles perpendiculares, formando uno de los conjuntos de la arquitectura popular más importantes de La Rioja.


También en estos montes encuentra refugio una extensa fauna. Grandes mamíferos como el ciervo, el corzo, el jabalí y el lobo pueden ser vistos en alguna de sus incursiones desde las vecinas tierras castellanas. Otros mamíferos de menor tamaño también son habituales como la nutria, los murciélagos forestales, ardilla, zorro, tejón, gineta, el gato montés o el desmán ibérico en peligro de extinción.


La Sierra de la Demanda es una buena reserva para la avifauna por albergar especies protegidas como el águila culebrera, perdiz pardilla, halcón abejero, aguilucho pálido, águila calzada, águila real y búho real entre otras. También si ascendemos a los collados y cumbres más altas en el otoño se puede observar el paso de aves migratorias en grandes bandos como las grullas, ánsar común, el águila pescadora o el halcón abejero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario