miércoles, 13 de julio de 2016

Que Ver y Hacer en Venecia (Turismo en Italia)



QUE VER Y HACER EN VENECIA (TURISMO EN ITALIA)

Venecia (en italiano: Venezia [veˈnɛʦːi̯a] y en véneto: Venessia o Venesia [veˈnɛsi̯a]) es una ciudad ubicada en el noreste de Italia. Es también la capital de la región véneta y de la provincia de Venecia. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está situado en un conjunto de islas en la laguna de Venecia, en el norte del mar Adriático.


La ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que desde la vecina ciudad de Mestre accede al Piazzale Roma. En el interior de la ciudad no hay tráfico rodado, siendo, a excepción de la navegación por los canales que separan a las islas, una ciudad totalmente peatonal. El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras conocidas como vaporettos. Están a cargo de la empresa municipal ACTV.


Sus canales componen un gran entramado a modo de calles que parten del Gran Canal, gran vía por donde discurren multitud de embarcaciones, grandes y pequeñas, las más conocidas de las cuales son las llamadas góndolas.


- Historia: Venecia fue fundada en el siglo V, buscándose en su particular geografía, que le daba protección contra los ataques de los pueblos germanos. Inicialmente se encontraba bajo el gobierno del Imperio Romano de Oriente, es decir de Constantinopla, pero poco a poco llegó a independizarse de aquél. Durante varios siglos, constituida en ciudad-estado, se especializó en la navegación y desarrolló un poderío marítimo que le permitió dominar el comercio mediterráneo.


Debido a su ubicación en la encrucijada entre grandes imperios, ocupó una posición dominante en el comercio con los reinos de China e India. Hasta el año 1797 fue capital de la República de Venecia (conocida como La Serenissima) y, con sus 180.000 habitantes, una de las ciudades más pobladas de Europa. Al frente de la ciudad, a pesar de constituirse nominalmente como república, se encontraba una especie de monarquía electiva (el dux o dogo), quien dirigía junto a otros órganos de gobierno la vida de la ciudad y de sus posesiones.


Después de una época de dominación francesa y austríaca, Venecia fue incorporada a Italia en el año 1866.


Desde su fundación, la ciudad ha sufrido los efectos de inundaciones periódicas. En la actualidad la ciudad afronta una grave amenaza por las repetidas inundaciones. En primavera y otoño tiene lugar la llamada acqua alta (marea alta), dos veces al día, que inunda completamente la Plaza de San Marcos. El gobierno italiano prepara un proyecto, denominado MOSE (Modulo sperimentale elettromeccanico), para levantar unos diques móviles que se cerrarían en caso de aumento del nivel del agua del mar durante la acqua alta.


- Geografía y clima: La ciudad histórica está dividida en seis áreas o "sestiere". Estas son Cannaregio, San Polo, Dorsoduro (incluyendo la Giudecca y Sacca Fisola), Santa Croce, San Marco (incluyendo San Giorgio Maggiore) y Castello (incluyendo San Pietro di Castello y Sant'Elena). Cada sestiere fue administrado por un procurador y su personal. Hoy en día los sestiere son áreas estadísticas e históricas sin ningún grado de autonomía.


Estos distritos contienen parroquias (setenta en 1033, reducido su número por Napoleón y a día de hoy treinta y ocho). Estas parroquias fueron el precedente de los sestieri, que fueron creados en 1170. Otras islas de la Laguna de Venecia no forman parte de ninguno de los sestieri, habiendo gozado históricamente de un considerable grado de autonomía. Cada sestiere tiene su propio sistema de numeración callejera, en el que cada casa tiene asignado un número único dentro del distrito.


- Clima: De acuerdo a la clasificación climática de Köppen, Venecia tiene un Clima subtropical húmedo (Cfa), con inviernos fríos y veranos muy calientes. El promedio de 24 horas en enero es de 3,3 °C (37,9 °F), y para julio esta cifra es de 23,0 °C (73,4 °F). La precipitación se extiende de manera relativamente uniforme a lo largo del año, y con un promedio de 748 milímetros (29,4488188676 in).


- Conexión de la isla con el continente: El transporte rodado puede llegar a la ciudad a través del Puente de la Libertad, un largo muelle a través de la laguna véneta dotado de vía de ferrocarril y autovía que la unen con el continente. Los autobuses y turismos particulares tienen parada y aparcamiento en el Piazzale Roma, en el punto de conexión del Puente de la Libertad con la entrada de la ciudad.


- Canales: En Venecia son muy útiles los transportes colectivos (vaporetto). En la parte antigua del centro los únicos medios de desplazamiento son las embarcaciones privadas, los taxis (lanchas de coste elevado) y los traghetti: barcas muy parecidas a una góndola pero sin decoración, que hacen de puente en diversos puntos del Gran Canal.


La clásica embarcación veneciana es la góndola, actualmente usada fundamentalmente para turistas, bodas, funerales y otras ceremonias. La mayoría de los venecianos viajan en vaporetto, que cubren rutas regulares a lo largo del Gran Canal y entre las distintas islas lagunares. Además muchos de ellos poseen barcas o lanchas motoras a modo de automóvil.


- Calles: La numeración de las calles es por barrios o sestiere, y en lugar de estar numeradas calle a calle, cada barrio tiene asignada una serie numérica. La abundancia y trazado sinuoso de calles, canales, callejones, callejuelas y patios hace difícil la orientación del visitante. Para evitarlo, las vías y puentes están rotulados con grandes letreros y en muchos sitios se encuentran carteles que indican la dirección hacia los lugares de referencia más importantes: San Marcos, Piazzale Roma (donde está la estación de autobuses, a la entrada de la ciudad), Rialto, Academia, etc.


Los nombres de las calles venecianas siguen conservando la nomenclatura del siglo XI, por lo que son diferentes a las del resto de ciudades italianas. Así, existen canales (que lógicamente no se consideran calles, y si son grandes se denominan canale; y si son estrechos rio), calles (que, a diferencia del resto de Italia, donde se denominan via, aquí se llaman calle), calles y muelles que discurren junto a los canales y ríos (que se llaman fondamenta), calles pequeñas flanqueadas por casas y tiendas (llamadas ruga o rughetta).


Otras denominaciones particulares son: las primeras calles que se pavimentaron reciben el nombre de salizada o salizzada; callejones pequeños, denominados ramo, calles sin salida, llamadas corte, muelles de atraque importantes, llamados riva, calles que pasan por debajo de edificios, denominadas sotoportego y plazas (todas llamadas campo o campiello según su tamaño, excepto la de San Marcos, que sí recibe el calificativo de piazza, y la de la estación de autobuses, que al ser más pequeña se llama piazzale).


Puentes sobre el Gran Canal:
- Puente de Rialto: Durante muchos años fue el único que cruzaba el Gran Canal. Construido por Antonio da Ponte a finales del siglo XVI, es uno de los lugares más visitados de la ciudad por sus vistas sobre el canal, y las tiendas que lo flanquean a ambos lados.
- Puente de la Academia: Data de 1933.
- Puente de los Descalzos (Ponte degli Scalzi): Inaugurado en 1934.
- Puente de la Constitución: También llamado Cuarto puente o Puente de Calatrava. Inaugurado en el año 2008.


- Arte y cultura: Venecia goza de una fama legendaria por su amplio patrimonio artístico y largo historial como referencia de la pintura europea. La riqueza de los poderosos de la ciudad (la Iglesia, los políticos y ciertos comerciantes) permitió mantener un prolongado patrocinio sobre pintores, arquitectos y demás artistas: Desde Gentile Bellini en el siglo XV hasta Francesco Guardi a finales del siglo XVIII, pasando por Giovanni Bellini, Tiziano, Giorgione, Sebastiano del Piombo, Tintoretto, Veronés, Jacopo Bassano, Giambattista Tiepolo, entre otros. Curiosamente, muchos de estos artistas habían nacido en otras localidades y acudieron a Venecia atraídos por su pujanza.


El estilo de los sucesivos pintores de Venecia mantuvo algunas características comunes (colorido cálido y rico) que irradiaron su influencia por media Europa. La llamada "Escuela veneciana" influyó en maestros tan diversos como Rubens y Velázquez, y fue decisiva en la génesis de la pintura barroca en el siglo XVII.


La arquitectura de la ciudad experimentó un periodo especialmente brillante durante el Renacimiento, con arquitectos como Mauro Codussi, Pietro Lombardo, autor de bellísimas iglesias, y Jacopo Sansovino, que construyó la monumental Biblioteca Marciana. Andrea Palladio y Vincenzo Scamozzi también dejaron obras notables en la Venecia renacentista. Posteriormente destacará Baldassare Longhena.


En Venecia nació Antonio Vivaldi, una de las cimas de la música barroca, el 4 de marzo de 1678 (muerto en Viena el 28 de julio de 1741). Otro de los grandes de la música, Richard Wagner, falleció en la ciudad el 13 de febrero de 1883. Igualmente el gran compositor Ígor Stravinski, aunque murió en Nueva York, quiso que sus restos fueran llevados a Venecia y reposan hoy en el cementerio de San Michele. Todo ello es reflejo de la importancia de la ciudad no sólo como lugar de origen de muchos genios, sino sobre todo como inagotable fuente de inspiración a lo largo de la historia de poetas, músicos, pintores y todo género de artistas.


En Venecia se encuentra uno de los coliseos de ópera más famosos del mundo, el teatro de La Fenice, que literalmente significa "Ave Fénix" y hace honor a su nombre, habiendo surgido de sus cenizas tras repetidos incendios, el último a finales del siglo XX. Fue lugar de estreno de algunas de las más famosas piezas del repertorio, entre ellas varias de Verdi.


La ciudad también fue cuna de famosos escritores como Marco Polo (1254-1324) y su célebre libro Il Milione y Giacomo Casanova (1725-1798) con su autobiografía, Histoire de ma Vie (Historia de mi vida), que vincula su estilo de vida a la propia ciudad de Venecia. En teatro, destacaron dramaturgos que incorporaron la tradición de teatro italiano de la Comedia del arte pero usando el dialecto veneciano en sus comedias, como Carlo Goldoni.


Desde 1895 la ciudad alberga la Bienal de Venecia, nombre usado normalmente para referirse a la Exposición Internacional de Arte de Venecia, que incluye el Festival Internacional de Cine de Venecia, nacido el 1932. Ambos acontecimientos son los primeros y más antiguos de su clase que todavía se realizan. Otros eventos relacionados con la Bienal son la Exposición Internacional de Arquitectura de Venecia, el Festival de Teatro, el Festival de Danza contemporánea y el Festival de Música contemporánea. Por su antigüedad y prestigio, actualmente la Bienal es una de las citas más importantes de arte contemporáneo en el mundo.


El inmenso acervo cultural de Venecia, resumen de su historia milenaria, fue reconocido por la Unesco con la distinción de Patrimonio de la Humanidad en el año 1987 para el casco histórico de la ciudad y la laguna.


- Universidades: Venecia cuenta con varias universidades. La Università Ca' Foscari, fundada en 1868, tiene su sede en el Palacio gótico del mismo nombre sobre el Gran Canal. Esta universidad ofrece cursos de economía y comercio, idiomas y literatura, filosofía y ciencias naturales. Está organizada en ocho departamentos y cuatro escuelas interdepartamentales. Durante el curso 2012/2013 contaba con 18.829 estudiantes matriculados.


La otra universidad de la ciudad es la IUAV, una universidad pública de arquitectura, diseño, teatro, moda, artes visuales, urbanística y planificación territorial. Cuenta con sedes en Mestre y Treviso. La universidad de arquitectura fundada en 1926 por Giovanni Bordiga, en aquella época presidente de la Galería de la Academia de Venecia, fue la segunda en Italia tras la de Roma. Hoy en día cuenta con tres departamentos: Arquitectura, edificación y conservación, Cultura de proyectos y el Departamento de diseño y planificación en entornos complejos.


La Galería de la Academia de Venecia, fundada el 24 de septiembre de 1750 por voluntad del senado de la República de Venecia tiene su sede principal en el antiguo Hospital de los Incurables. Otras sedes se encuentran en la isla de San Servolo y en la Villa Manin di Passariano en Codroipo. Algunos de los famosos artistas que enseñaron aquí fueron: Piazzetta, Tiepolo, Hayez, Nono, Ettore Tito, Arturo Martini, Alberto Viani, Carlo Scarpa, Afro, Santomaso, Emilio Vedova y Riccardo Schweizer.


En 1995 se fundó la Venice International University como un consorcio de cinco universidades y dos instituciones italianas. Desde entonces ha crecido hasta reunir dieciséis miembros, entre ellos la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Duke o la Boston College. Ofrece cursos universitarios, seminarios intensivos, actividades extra-curriculares y co-curriculares durante los dos semestres académicos (otoño y primavera) y escuelas de verano; celebrados cada año y abiertos a los estudiantes de las universidades miembro.


Venecia es la única ciudad italiana con una facultad eclesiástica de Derecho Canónico, "San Pío X". Su conformación actual se debe a un decreto de la Congregación para la Educación Católica del 2008. Encargado por el entonces patriarca, el cardenal Angelo Scola, la facultad se encuentra en el edificio restaurado del Seminario Patriarcal, junto a la Basílica de Santa Maria della Salute. Forma parte del centro pedagógico académico Studium Generale Marcianum, que también incluye el Instituto Superior de Ciencias Religiosas "L. Giustiniani", afiliado a la Facultad de Teología del Triveneto.


En 1876 se fundó el Conservatorio Benedetto Marcello, situado en el Palazzo Pisani desde 1940. En Mestre se encuentra la sede del curso de enfermería de la Universidad de Padua y el Laboratorio de Ciencias de la Construcción IUAV.


- Carnaval de Venecia: Sin duda alguna, la fiesta más popular de Venecia es el Carnaval. Oficialmente se declaró como festividad suprema durante el siglo XIII. Sin embargo, fue en el siglo XVIII cuando el carnaval veneciano alcanzó su máximo esplendor. A él acudían viajeros y aristócratas de toda Europa, en busca de diversión y placer. Con la decadencia de Venecia como poder mercante y militar, el carnaval palideció hasta casi desaparecer. Se recuperó algo a finales del siglo XX, con la llegada masiva de turistas a la ciudad, aunque las grandes épocas de diversión desenfrenada quedaron atrás.


Durante siglos, el carnaval fue la vía de escape de los ciudadanos para evadirse del gran control del gobierno veneciano. Con la ocupación de Venecia por el ejército de Napoleón, el carnaval quedó prohibido por miedo a las conspiraciones, aprovechando el incógnito. No se recuperó hasta 1979. Durante los 10 días que dura, la gente se disfraza y sale a la calle a pasear y a hacerse fotos, ya sea en desfiles organizados o improvisados. Mayoritariamente, los disfraces son elaborados trajes coloridos de época del siglo XVII veneciano, imitando los modelos de pinturas antiguas y cubriendo el rostro con máscaras muy decoradas, que se han convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Durante el carnaval también se organizan muchos eventos y fiestas.


- Plaza de San Marcos: Napoleón Bonaparte dijo de esta plaza que era "El salón más bello de Europa". Es la única de Venecia que alcanza la categoría de piazza. El suelo es de losas de piedra de Istria. La plaza está delimitada por edificios famosos: Al fondo, la fachada de la Basílica de San Marcos, el Campanile de ladrillo (desde allí se señalaba la llegada de los barcos y se avisaba de los incendios), el Palacio Ducal y la Torre dell'Orologio. Delimitando la plaza con una longitud de casi 350 m están los dos edificios llamados Procuradurías Viejas y Procuradurías Nuevas, cuyas fachadas son una continua arcada.


El edificio de las Procuratie Vecchie ('Procuradurías Viejas') era la sede de los procuradores y magistrados encargados de la conservación de la Basílica. Construidas entre finales del siglo XV y principios del XVI, se encuentran a la derecha de la misma. En el lado opuesto están las Procuratie Nuove ('Procuradurías Nuevas'); comenzadas por Scamozzi a finales del siglo XVI, fueron terminadas por Longhena en 1640. Al fondo de la plaza, entre estos dos edificios, se admira la Fabbrica Nuova, hoy Museo Correr. En el extremo del edificio de las Procuradurías Viejas, en el ala norte de la plaza, se encuentra la torre llamada Dell'Orologioo de Los Moros, y que da acceso al barrio de las Mercerías. En el centro de la misma se muestra un gran reloj que señala las horas, los días y el curso de los planetas y las estrellas. En lo alto se ven las figuras conocidas como moros y que dan las horas golpeando una campana. Se puede subir a la terraza donde se encuentran éstas.


El espacio que se encuentra frente al Palacio Ducal, inmediato a la Basílica, se conoce como Piazzetta, y es, quizá, el corazón de la ciudad. Rodeado de edificios de variados estilos artísticos, como la Loghetta o pórtico de acceso al Campanile, la Bibliotea de san Marcos, imponente edificio renacentista obra de Sansovino, y el propio Palazzo, se abre hacia la laguna en un muelle adornado por dos grandes columnas, con el León de san Marcos, símbolo de Venecia, culminando una, y San Teodoro, antiguo patrón de la la ciudad, en la otra. Antiguamente, la plaza fue un amplio recinto herboso recorrido por un río y delimitado por dos iglesias: San Teodoro y San Gemignano.


CAFÉS HISTÓRICOS DE VENECIA


Cuando se habla de cafés históricos italianos no se puede dejar de mencionar Venecia. Es en la ciudad de los canales donde, gracias a su posición y a sus relaciones comerciales con el mundo árabe, nació la tradición de los cafés, difundidos por todo el resto de Italia.


La noticia de la primera “bottega da caffé” en la Plaza de San Marcos se tiene ya a finales del siglo XVII y a la “Bottega del Caffé” precisamente dedicará una obra el maestro del teatro veneciano Carlo Goldoni. Pero la primera explosión del fenómeno tiene lugar en el 1700, con el nacimiento de numerosos locales. Entre ellos uno de los más conocidos y antiguos: el Caffé Florian, aún hoy símbolo de la ciudad. Un recorrido entre los más conocidos cafés históricos venecianos inicia justamente aquí, exactamente bajo los pórticos de la Procuradoría Nueva en la Plaza de San Marcos.


- El Caffè Florian: El Caffé Florian fue fundado en  1720 e inaugurado con el nombre de “Alla Venezia Trionfante”. Enseguida, este elegante edificio se distinguió por sus productos exclusivos y por sus clientes: Aquí se reunían nobles, políticos, intelectuales y don juanes, protagonistas de su tiempo, como Carlo Goldoni, Giacomo Casanova o, más recientemente, Gabriele d’Annunzio.


Hoy, el Caffé Florian conserva el encanto de los tiempos vividos. Con sus arquitectura, fruto de restauraciones y modificaciones, las salas decoradas en distintos estilos (las más famosas son la Sala del Senado, la Sala China, la Sala Oriental y la Sala de los Hombre ilustres) y sus interior del siglo XIX, el local es un importante centro  cultural donde se organizan exposiciones, encuentros, instalaciones (aquí, a finales del siglo XIX, se optó por crear lo que se convertiría después en la Bienale de Venecia). Sigue siendo un lugar ideal para los turistas que quieren simplemente saborear un café expresso sentados en la plaza: en el corazón del Venecia, a dos pasos del Canal Grande.


- Gran Caffè Quadri: También en la Plaza de San Marcos hay otro café histórico que desde 1775 ha conquistado un espacio relevante entre los numerosos locales de la plaza. El Gran Caffé Quadri, conserva el recuerdo de los siglos vividos entre el crepúsculo de la República de la Serenísima y el nacimiento de la Edad Moderna, así como  los secretos de los personajes que se sentaron en sus salas. Después de Stendhal, Lord Byron, Alejandro Dumas, Wagner o Marcel Proust, hoy, el Gran Caffé Quadri es la meta preferida de actores y directores que frecuentan el festival de Cine de Venecia, como por ejemplo Woody Allen.


- Harry’s Bar: Más reciente pero igualmente llena de encanto es la historia del Harry’s Bar, local nacido en 1931 y en 2001 declarado Patrimonio Nacional por el Ministerio de Bienes Culturales. Surgido en un viejo almacén cerca de Plaza San Marcos, el Harry’s Bar debe su nombre al estudiante americano Harry Pickering. No se trata propiamente de un café histórico pero en su interior transcurrieron las tardes intelectuales, artistas y escritores como Arturo Toscanini, Guglielmo Marconi, Charlie Chaplin, Orson Welles o Peggy Guggenheim.


- Caffè La Calcina y otros locales históricos: Si nos desplazamos hacia la parte más al sur de la ciudad, en el antiquísimo barrio de Le Zattere, encontramos el Caffé la Calcina, otro importante lugar de encuentro que en el 900 fue lugar de artistas pobres y acogió por ejemplo a Rainer Maria Rilke. El local cuenta hoy en su interior con un bar restaurante llamado la Piscina en recuerdo del establecimiento con piscina que se encontraba antes aquí.


- En la zona del Lido: Se encuentran el Lion’s Bar, del 1925, que ofrece a los visitantes y turistas un buen ejemplo de Art Decó gracias a los frisos en hierro fundido, las vidrieras de colores y la decoración floreal típica de la época.


PALACIOS DE VENECIA

- Palazzo Ducale: Edificio gótico en su mayor parte, situado en el extremo oriental de la Plaza de San Marcos, sus dos fachadas más visibles miran hacia la laguna de Venecia y la plaza de San Marcos. El palacio fue residencia de los dux, sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión de la República de Venecia. Su acceso principal es la Porta della Carta, admirable obra tardogótica cuajada de esculturas, contigua a la Basílica. Muy suntuoso es el patio del palacio, con la Escalera de los Gigantes, de Sansovino. El interior conserva parte de las estancias originales con ricas colecciones pictóricas.


- Ca' d'Oro: Uno de los más hermosos palacios venecianos, con característica fachada gótica de arcos mixtilíneos, fue construido por el arquitecto Bartolomeo Bon en el siglo XV, introduciendo tímidos detalles renacientes en la decoración y estructura.


- Ca' Rezzonico: Imponente palacio barroco, obra de Baldassare Longhena, quien pareció inspirarse en la Biblioteca de Sansovino para componer la fachada, exagerando la decoración y los volúmenes. Alberga el museo del Barroco veneciano.


- Palazzo Dolfin Manin: Construido por Jacopo Sansovino para Giovanni Dolfin, señor de Verona. En él vivió el último Dogo de Venecia, Ludovico Manin.


- Palazzo Fortuny: Sede del homónimo museo sobre el pintor español Mariano Fortuny y Madrazo.


- Palazzo Grassi: Obra de Giorgio Massari (1748). Los encargados de restaurarlo fueron Gae Aulenti y Antonio Foscari, que lo transformaron en museo en 1986. Alberga grandes exposiciones de nivel internacional.


- Colección Peggy Guggenheim: Instalada en el Palazzo Venier dei Leoni, o Palazzo Nonfinito, por quedar inconclusas sus obras en el siglo XVIII, fue adquirido por la mecenas que lleva su nombre actual, destinándolo a su colección de arte contemporáneo, que incluye excelentes obras de Picasso, Max Ernst (segundo marido de la fundadora), Pollock y Marino Marini, entre otros. Es uno de los museos más importantes de Italia en su género.


- Palazzo Contarini del Bovolo: Muy conocido por su espectacular escalera exterior de forma helicoidal.


- Ca' Corner della Regina: Sede de la Fundación Prada.

 
- Ca' Pesaro: Obra maestra del Barroco, obra de Longhena. En él se encuentra el Museo de Arte
Moderno.


- Palazzo Vendramin: Palacio renacentista (1509) de ventanales geminados. En él murió Richard Wagner en 1883.


- Ca' Foscari: Sede de la Universidad homónima.


- Palazzo Savorgnan: Del siglo XVII, es un centro de educación secundaria. Sus jardines son parque público.


- Otoros: Ca' Tron; Ca' Dario; Palazzo Labia; Scuola Grande di San Marco; Palazzo Malipiero.


IGLESIAS DE VENECIA

- Basílica de San Marcos: Obra maestra de la arquitectura bizantina en Occidente, construida para albergar los restos del Evangelista Marcos, traídos de Alejandría, la actual basílica data del siglo XI. Presenta una compleja planta de cruz griega con multitud de cúpulas, nártex muy desarrollado e iconostasio. Destaca su airoso Campanile, seña de identidad de Venecia, notablemente separado del cuerpo de la basílica y precedido de la Loghetta, obra de Jacopo Sansovino. En el interior, sorprenden los mosaicos, de aire decididamente oriental, y la Pala d'Oro, pequeño retablo de filigrana de oro, esmaltes y piedras preciosas.


- Basílica de Santa Maria Gloriosa dei Frari: Famosa por albergar una de las obras maestras de Tiziano, la Asunción de la Virgen, que preside el altar mayor, es asimismo una de las obras maestras del estilo Gótico en la ciudad.


- Basílica de Santa Maria della Salute (Santa María de la Salud): Obra maestra del barroco veneciano, fue construida por Baldassare Longhena con gran suntuosidad, como tributo de la ciudad después de la gran peste de 1630. Son muy originales las grandes volutas que sostienen la cúpula, y en el interior, el escenográfico altar mayor.


- Basílica de San Giorgio Maggiore: Situada frente a la plaza de San Marco, en la isla de San Giorgio. Comenzó la construcción de la iglesia Palladio en 1566, la fachada es obra de Vincenzo Scamozzi que la terminó en 1610. El campanile de ladrillo, a imitación del de San Marcos se levantó en 1791. En el interior hay obras de Tintoretto y una espléndida sillería.


- Iglesia del Redentore: Situada dando vista al canal de la Giudecca, es una de las obras más depuradas de Palladio, que la terminó en el año 1592.


- Iglesia de San Zaccaria: Destaca por su bella fachada marmórea, obra de Mauro Codussi, y por contener una importante colección pictórica con obras de Giovanni Bellini y Van Dyck, entre otros.


- Iglesia de San Giovanni e Paolo: Iglesia gótica construida por los dominicos entre 1234 y 1430. Conocida como San Zanipolo en el dialecto veneciano, alberga numerosas sepulturas de personajes notables, entre ellas las de 25 dogos y las de los hermanos Giovanni y Gentile Bellini, así como varias obras de Paolo Veronese.


- Iglesia de la Madonna dell'Orto: Gótica, donde se encuentra enterrado Tintoretto.


- Iglesia de San Giovanni in Bragora: iglesia de origen prerrománico con fachada gótica. Aquí fue bautizado Vivaldi.


- Iglesia de San Rocco: Guarda una importante colección de pinturas de Tintoretto sobre la vida del santo titular, patrón de la Scuola anexa, que fue una de las instituciones venecianas más destacadas durante siglos.


- Iglesia de San Francesco della Vigna: Construida por Jacopo Sansovino, fue ultimada por Palladio, quien diseñó la fachada, de sobrio clasicismo.


- Iglesia de San Salvador: Construida por Tullio Lombardo y Sansovino, conserva importantes pinturas de Tiziano y Giovanni Bellini.


OTROS LUGARES DE INTERÉS

- Biblioteca de San Marcos: Suntuoso edificio construido por Jacopo Sansovino frente al Palazzo Ducal, es una de las obras maestras de la arquitectura renacentista, notable por la armonía clásica de sus fachadas y la minuciosa decoración que las recubre. Alberga en su interior una importante colección de documentos, así como obras de los pintores venecianos más eminentes.


- Arsenal de Venecia: El mayor complejo industrial de la Europa anterior a la Revolución Industrial.


- Galería de la Academia: Tiene su origen en la Academia de artes fundada en el siglo XVIII. Este museo es quizá el más rico en pintura veneciana del mundo, junto con el Museo del Prado de Madrid. Casi todos los pintores que trabajaron o pasaron por Venecia están representados, y algunos, como Giorgione o Tiziano, con algunas de sus máximas creaciones.


- Teatro la Fenice: Inaugurado en 2003 tras el último incendio que lo destruyó, la reconstrucción reprodujo fielmente el antiguo teatro.



- Gran Canal: Tiene 3800 m de longitud, de 30 a 70 m de anchura y 5 m máximo de profundidad. A sus orillas, se levantan cerca de 200 palazzos, construidos desde el siglo XII al XVIII. Los venecianos le llaman el canalazzo. Los canales menores se llaman rii. Lo atraviesan cuatro puentes, siendo el Puente de Rialto el más antiguo.


- Otros: Piombi; Scuola Grande di San Rocco; Teatro San Moisè.


GASTRONOMÍA DE VENECIA

Platos y postres:
- Pescado del mar Adriático: Lo más típico son las gambas, calamares, cangrejos de Murano o las sardinas.
- Carpaccio con queso parmesano.
- Hígado a la veneciana.
- Arroz a la "pescatora".
- "Mandolato": Turrón crujiente con almendra.


- Bigołi in salsa: Bigoli pasta served with an anchovy and onion sauce.


- Fegato ała venesiana: A high-class Venetian plate of liver, chopped and cooked together with chopped onions.


- Mołeche: small green species crabs (Carcinus maenas), when they arrived at the peak of phase changes and then soft, they are fried. The mołeche are very valuable because the process of changing the water brackish lagoons lasts a few hours, the armor back hard and immediately return to be called maxenete.


- Pasta e faxioi: Bean soup with noodles (typically long pasta rough).


- Połenta e schie: Small shrimp from the lagoon (gray mud, gray-brown from boiled), fried and perched on a bed of very soft, white polenta.


- Rixi e bixi: A poor but tasty dish consisting of a simple risotto with pancetta and peas cooked in a broth.


- Rixoto de gò: Rice prepared with goby (of the Gobius ophiocephalus species), also known as gò, typical fish of the Venetian Lagoon.


- Sarde in saor: Fried sardines, dipped in partially fried onion in the same oil in which the sardines are fried, raisins and pine nuts (traditionally only by winter to increase the calories), other spices and sprinkled with plenty of vinegar. One leaves everything to marinate at least one night.


- Sepe al nero: Cuttlefish cooked with their ink lagoon.


Among the many Venetian desserts, the most well-known are:
- Baicołi (or baicoli).
- Fritołe (or frittelle).
- Pinza (or pinsa): an Epiphany cake based on cornmeal and mixed dried fruits (usually figs and raisins) and nuts.
- Xałeti (or zaletti): cornmeal biscotti with rasins.


BEBIDAS TÍPICAS DE VENECIA

- Spritz: La bebida más típica en la ciudad es el spritz, un refresco con alcohol, muy tradicional de la zona del Véneto. Se puede tomar acompañado de bitter.


Su origen se remonta a los tiempos de la dominación austro-húngara en el Véneto y en el Friuli Venezia Giulia, en particular en el área de Venecia y de Trieste, aunque hoy en día es comúnmente consumido también en Padua y Treviso. En su forma original, era obtenido de la mezcla entre agua con gas y vino (normalmente, blanco). Con los años, ha ido variando la receta original, convirtiéndose en un verdadero aperitivo.


Con el paso del tiempo, la bebida se ha extendido rápidamente entre las ciudades del Véneto, del Friuli Venezia Giulia, del Trentino, de Emilia y también de Istria. Hoy en día, se puede encontrar esta bebida en todos los bares desde Milán hasta la Rivera Romagnola. Su consagración ha venido por medio de la publicidad de un productor de bebidas alcohólicas que a inicios de 2008 llevó a cabo una campaña publicitaria incitando el consumo de Aperol Spritz.


No existe una única composición para el spritz, sino que los propios camareros de los bares tienen sus recetas particulares. La graduación alcohólica es, por tanto, variable, pero podemos estimar que se encuentra alrededor del 15%. El denominador común entre las variantes es, sin duda, la presencia del vino blanco seco y de agua mineral con gas o agua de seltz (se puede utilizar también tónica) que debe de ser al menos entre el 40% y el 30% sucesivamente. El 30% restante es completado con diferentes bebidas alcohólicas, a veces mezcladas, pero con el objetivo de obtener un color rosado al final.


En Venecia, Padova y Ferrara, el spritz se prepara añadiendo a la base de vino y el seltz, Campari, Aperol, Select (típico de Venecia o Cynar y añadiendo una rodaja de limón, de naranja o una aceituna. En el trentino el spritz es bien conocido tanto por los jóvenes como por los ancianos y estos, generalmente, para identificar el producto usan el sinónimo vino blanco con Aperol. Solamente en Trento, Rovereto o Riva del Garda (las zonas donde más se consume), si se pide un spritz la receta no cambiará, es decir, hielo, Aperol, vino espumoso, soda y una rodaja de naranja. La única variante, en las diferentes zonas, es el sabor del vino espumoso. En Trento utilizan el vino Ferrari, como en Riva del Garda, pero en el Val Lagarina otras variedades de vinos son utilizados, como el proseco.


El lugar donde está más consolidado el ritual del spritz en la zona del "Mercà", en "campo Santa Margherita en Venezia en Padova, en la Piazza delle Erbe, en el Ghetto, en la Porta San Tommaso en Treviso, en la zona Piazza Matteotti en Udine, en la Piazza delle Erbe en Verona, en la Piazza delle Erbe e Piazza dei Signori en Vicenza, en la Spiaggia del Faro y en los numerosos locales en la via Bafile en Jesolo Lido, en la Piazza Unità d'Italia en Trieste en el Bar Roma en San Donà di Piave, en la Piazza Libertà y el Ponte Vecchio en Bassano del Grappa, en la Piazza Giorgione en Castelfranco Véneto, sobre la Loggia dei Grani en Montebelluna, en el Caffè Centrale de Asolo, en el Bacaro en Oderzo, en la Piazza Cima en Conegliano Veneto, en la Piazza Martiri en Mirano. En Chioggia, es tradición consumir el spritz en los bares que se encuentran a lo largo del canal, acompañándolo de pescado a la "scòta deo" (apenas asado).


- Crodino: Una bebida no alcohólica. Crodino is a non-alcoholic bitter aperitif, produced since 1964. From 1995 it is part of Gruppo Campari.[1] It is an orange colored drink made of herbal extracts and sugar, and it is sold in 10 cl (6 oz) bottles. It is primarily consumed in Italy and other European countries.


- Prosecco: El Prosecco es un vino blanco italiano, generalmente un vino espumoso seco o extra seco;1 hoy en día solo se elabora a partir de la variedad de uvas Glera, anteriormente conocidas como uvas Prosecco. Las uvas Glera crecen en muchas regiones de Italia, pero para poder elaborar Prosecco (que es DOC) tienen que proceder de las regiones de Friuli-Venecia Julia y Véneto, en Italia. Tradicionalmente en la región de Friuli para el Prosecco Friuliano, y en todo el Véneto, pero especialmente en las áreas cerca de Conegliano y Valdobbiadene, en las colinas al norte de Treviso, para el Prosecco del Véneto.


El Prosecco es conocido por ser el principal ingrediente del cóctel Bellini, y se ha vuelto popular recientemente como un sustituto más barato y de mejor gusto y calidad para el champán.


- Bellini: Es un cóctel con vino y zumo de melocotón blanco.


Bellini es un combinado originario del Harry's Bar en Venecia, donde lo han bebido grandes personajes de la historia contemporánea, como Orson Welles o Ernest Hemingway.


Fue creado por Giuseppe Cipriani en el año 1948, mezclando 2/3 de prosecco, un vino espumoso y seco italiano, con 1/3 de puré de melocotón, todo ello muy frío. De forma casera y más sencilla se puede preparar con 2/3 de champán o cava y 1/3 de zumo de melocotón.


Con un champán rosado o un zumo de melocotón de tono rojizo o rosado se puede conseguir el característico color rosa por el que se dice que obtuvo su nombre: el pintor renacentista Giovanni Bellini, conocido por emplear rosas en sus pinturas.


También se le pueden añadir unas gotas de limón para darle más acidez y se puede decorar con melocotón.


Su sabor es suave y con poco contenido alcohólico.


- Bussulai: Bebida a base de canela, o el sgroppino, un licor con sorbete de limón, vodka y prosecco.


DIEZ COSAS PARA VER Y HACERN EN VENECIA

Repleta de historia y de cultura, adornada con la más maravillosa arquitectura, llena de vida; así es Venecia. Colmada de museos asombrosos, de edificios históricos y ubicada a un viaje en ferry de distancia de diversas islas paradisíacas; definitivamente aquí no le faltarán cosas para hacer. Desde los bulliciosos mercados de mariscos hasta los auténticos restaurantes escondidos entre medio de las acogedoras cafeterías; jamás podrá tener hambre en esta ciudad. Paseos en góndolas, caminatas fantasmas y vistas panorámicas desde los campanarios son apenas algunas de las atracciones venecianas. Siga leyendo y descubra diez cosas para ver y hacer en esta magnífica ciudad.


1. Piazza San Marco: De seguro pensó que habíamos pasado por alto la famosa Piazza San Marco, ¿o no? Decidimos dejar lo mejor y supuestamente lo más importante para el final. La plaza pública de Venecia, el epicentro social, religioso y político, el salón de Europa; hay tantas formas de referirse a este sitio. La domina la magnífica Basílica de San Marcos, su increíble decoración hecha de mármol, sus arcos y sus cuatro caballos; este es un punto de referencia que ningún visitante se quiere perder.


La superficie está repleta de palomas, en el aire se percibe un delicioso aroma a café y el sonido de los distintos idiomas se mezclan y le dan un toque de magia a este punto clave de su recorrido. La magnífica área peatonal en la que los estudiantes se sientan a leer, los turistas que beben Prosecco en las mesas al aire libre y los monumentos y edificios que lo rodean lo dejarán impactado. No se pierda nada de lo que esta maravilla tiene para ofrecer.


2. Recorrer el Plazzo Ducale: El Palazzo Pucale o Palacio Ducal, es un« obra maestra de la arquitectura gótica que aparca tres manzanas completas- Este enorme palacio alguna vez fue un centro de gobierno, la sede del duque Federico III de Monteteltro y una prisión Recorrer este lugar puede llevarle muchas horas, especialmente si se sumerge por completo en las manifestaciones artísticas, en la fascinante arquitectura y en la interesante historia que lo aguarda aquí.


No se pierda la pintura al óleo más grande del mundo, la cual se encuentra en la Sala del Consejo Mayor y es descrita como una pieza artística oscura y dinámica. Fije su mirada en la parte superior de la Cámara del Senado para deleitarse con vistas magnificas de las obras de Tintoretto. Anímese a cruzar el puente de suspiros, donde los prisioneros exhalaban su Ultimo aliento de libertad antes de ser encarcelados. No se pierda el recorrido de itinerarios secretos, en el que un guía lo llevará por pasadizos secretos, por apartamentos privados, por cámaras de tortura y finalmente, lo conducirá a la azotea de la prisión.


3. Suba al Campanile di San Marco: El Campanile di San Marco o, como seguramente lo conoce, el campanario de San Marcos ha existido por casi un siglo o por más de cien años; según como quiera mirarlo. La torre original colapsó en 1902 y la estructura que se puede apreciar hoy en día se completó en 1912 a modo de réplica exacta. Las cinco campanas utilizadas para comunicar distintos mensajes todavía funcionan en la actualidad; aunque sólo constituyan una tradición más que un medio de comunicación.

Podrá llegar a la cima por medio de un elevador que sube fluidamente y que se detiene en el punto máximo para permitirle disfrutar de las vistas. Prepárese para rodearse de los paisajes más hermosos de la ciudad desde este punto estratégico. Los techos, los canales, el puerto, las montañas y la plaza pueden apreciarse a 360 grados. Pase todo el tiempo que quiera en la cima de la torre; puede tomar fotografías y maravillarse al ver Venecia desde otra perspectiva completamente distinta. En el momento de la publicación, la atracción costaba 8 euros, el cual resulta un precio razonable si considera las recompensas.


4. San Roque (Scuola di San Rocco): Cualquier viajero que llegue a Venecia y que de verdad aprecie el arte, deberá darse el lujo de visitar la Scuola di San Rocco y su alucinante colección de pinturas realizadas por Tintoretto. Allí encontrará dos edificios; primero, la Scuola, la cual fue diseñada por un grupo de aristócratas venecianos para funcionar como una "gran escuela". Se puede recorrer todos los días y el precio de admisión incluye el servicio de audio guía. Las paredes de madera tallada, los techos pintados y las imponentes obras de arte lo dejarán sin palabras; en el lugar le ofrecerán espejos para que pueda apreciar lo que está por encima suyo como antesala de lo que viene después.


La iglesia de al lado fue nombrada así en honor a San Roque, conocido como el patrón de los enfermos. Los visitantes pueden contemplar en el interior de la iglesia la tumba de vidrio donde yacen sus restos. Es asombrosamente hermosa, menos concurrida que las calles principales de Venecia y un lugar tranquilo para pareciar el arte. Sin duda San Roque es una parada obligatoria en la ciudad.


5. Pase el día en Burano o Murano: A poca distancia en ferry, o en taxi acuático a un precio mayor, se encuentran dos islas increíbles para visitar en Venecia. Son populares por diferentes razones. Burano está llena de casas coloridas y de encajeras, mientras que Murano es famosa por su tradicional soplado de vidrio. No le sugerimos que visite ambos lugares durante la misma excursión. Es recomendable que le dedique un día a cada uno para explorarlos por completo.


Ambas islas son únicas y constituyen un increíble escape de las calles ajetreadas de Venecia. Burano tiene historias interesantes acerca de la historia de los edificios coloridos que rodean la vía marítima. Las familias solían pintar sus casas de colores para definir dónde finalizaban sus construcciones para dar comienzo a los barrios; los colores que utilizaban eran muy brillantes de modo que pudieran verse desde el mar.


Los pescadores locales proveen a los restaurantes de la isla de los mariscos más frescos, por lo que no se arrepentirá de comer aquí. No se olvide de hacer una parada en las auténticas encajeras, las cuales suelen estar llenas de mujeres. Murano ofrece a los visitantes alucinantes demostraciones de soplado de vidrio y galerías que exhiben miles de piezas originales junto con su propio museo de vidrio.


6. Campo del Ghetto: El Campo del Ghetto o el Guetto Judío es un área de Venecia en donde la comunidad judía fue forzada a vivir entre los siglos 16 y 18 y en la actualidad se trata de una zona tranquila y repleta de historia que realmente vale la pena ser visitada. La historia de este lugar es lo que lo vuelve tan particular; está rodeado de agua y cuenta con dos entradas protegidas por guardias cristianos que les garantizan la seguridad a los habitantes; cabe destacar que los judíos han vivido aquí desde 1797. Hoy en día, el ghetto es un territorio abierto entre medio de edificios de gran altura que funcionan como sede de sinagogas en los pisos más elevados; esto se debe a que en el pasado, las leyes venecianas prohibían la separación de las sinagogas de los edificios.


En el Museo Ebraico podrá conseguir tickets para realizar recorridos guiados por tres templos judíos distintos. Este museo también resalta el legado histórico de la religión judía por medio de lámparas Hanukkah y Torás junto con acuerdos matrimoniales escritos a mano en hebreo. Asegúrese de detenerse en los dos monumentos en memoria del Holocausto que se encuentran situados a ambos lados de la construcción conocida como Casa di Riposa. Una visita al Campo del Ghetto sin duda es una forma inolvidable de pasar la tarde recordando la historia.


7. Dé una caminata fantasma: Por la noche, Venecia está llena de misterio, de romance y, si es creyente, de fantasmas. Su rica historia incluye cementerios antiguos bajo tierra, pasadizos secretos, casas embrujadas y "La Calle de los Asesinos". Muchos visitantes eligen realizar una caminata fantasma, la cual combina intrigantes relatos fantasmagóricos con lecciones de historia. Muchos recorridos empiezan en el puente Rialto, en donde un guía experimentado lo acompañará por 1 ó 2 horas llenas de adrenalina.


A los más valientes les recomendamos que visiten por su propia cuenta algunos "lugares embrujados", los que ni los mismos guías se atreven a pisar. Diríjase al norte a la Casin degli spirit, lo cual se traduce literalmente como "el hogar de las almas". La leyenda dice que este palacio ha estado maldito por años debido a la gran cantidad de sectas que han venido a invocar espíritus y demonios. Todo esto junto con el suicidio de un famoso pintor tras descubrir un cuerpo atrapado en un tronco ha contribuido a la mala reputación del lugar.


Ca Dario en el Gran Canal es, quizás, una de las casas más perturbadas de Venecia y los habitantes locales la llaman "La casa sin retomo", ya que todos sus propietarios han sido poseídos, han muerto o han sufrido lesiones graves. Esta serie de eventos desafortunados comenzó en el siglo 15 y continúa hasta la actualidad; todos sus propietarios tienen una historia de horror para contar. Si reúne el coraje suficiente, la casa suele estar siempre a la venta. Animarse a poner un pie en estos terroríficos lueares dependerá exclusivamente de usted.


8. Cenar en un restaurante auténtico: Irse de Venecia sin haber visitado algún auténtico restaurante sería verdaderamente una locura. No le costará encontrar lugares que busquen atraer turistas y que, por lo geheral, ofrezcan comida de baja calidad a precios impagables. Lo ideal es averiguar dónde van a comer los habitantes locales. Afortunadamente, estamos dispuestos a darle una mano con eso. En las calles laterales encontrará lo mejor de lo mejor.


En la Osteria ai 4 Feri encontrará auténtica comida italiana mientras se rodea de la atmósfera local llena de vida. El menú diario escrito a mano está en italiano por lo que le aconsejamos que traiga consigo un diccionario y que reserve con anticipación antes de que el lugar se llene. La especialidad de la casa son los mariscos. A muy poca distancia de la ajetreada zona turística se encuentra AH'Arco; uno de los mejores sitios en esta área. Esta tienda de comidas tan querida casi nunca forma parte de las opciones de los turistas. La comida es deliciosa, el personal de servicio es muy cálido y los dueños hablan un dulce dialecto veneciano. Manténgase alejado del bullicio y experimente la verdadera gastronomía italiana.


9. Explorar los mercados de Rialto: Conocidos como banquetes visuales, los mercados de Rialto son un deleite para sus papilas gustativas, ya que ofrecen frutas frescas, vegetales y mariscos de primera calidad. Ajuste su reloj despertador para levantarse temprano y así poder observar cómo llegan las barcazas al amanecer; así entenderá cómo los vendedores preparan sus puestos para la llegada de los visitantes. Muchas tiendas cierran al mediodía, por lo que es esencial llegar antes de las 8 a.m. debido a que muchos vendedores ya están ocupados negociando con la clientela. Para sacar provecho de esta visita, recorra el lugar de izquierda a derecha antes de cruzar el puente Rialto.


El mercado de Erberia es un mercado de vegetales plagado de colores y de variedades de productos frescos disponibles para la venta. Siéntase libre de negociar con los vendedores, pero no se olvide de pagarles un precio razonable. El siguiente mercado con el que se encontrará es el de pescados; también se lo conoce como Pescheria. Diviértase al observar a los vendedores mientras juegan a lanzarse pescados y disfrute de la increíble variedad de mariscos que tiene para elegir.


10. Dé un paseo en góndola: Cuando alguien menciona la ciudad de Venecia seguramente lo primero que se le viene a la cabeza son las icónicas góndolas. A pesar de estar llena de turistas y de no ser tan romántica como se la ve en las películas, su viaje a Venecia no estará completo sin un paseo nocturno. Elegir un buen gondolero marca una gran diferencia, por eso le recomendamos que se asesore antes de tomar una decisión.


Ya sea que elija navegar por el Gran Canal o por los canales y ríos más angostos, no experimentará algo así en ningún otro lugar del mundo. Las vistas de los edificios antiguos repletos de adornos en las paredes, la inigualable arquitectura, los sólidos cimientos bajo el agua, los intrincados diseños de los portales; esto es lo que convierte a estos paseos en algo inigualable. No se preocupe por reservar con anticipación, ya que hay una gran cantidad de gondoleros entre los cuales elegir. Si busca vivir una experiencia más tradicional, anímese a manejar un traghetto. Este le permitirá cruzar de un extremo a otro en lugares donde no hay puentes.


HISTORIA Y ORIGEN DE VENECIA

Venecia, desde su origen, convive con el agua: Los primeros habitantes, para escapar de las incursiones de los bárbaros, se refugiaron en la laguna, y, a causa del terreno pantanoso, se vieron obligados a construir palafitos para vivir. Estos palafitos, poco a poco, fueron convirtiéndose en una de las ciudades más bonitas del mundo, que vive entorno al agua y cuya calle principal es el Canal Grande, por el que cada día pasan muchas embarcaciones que van de una parte a la otra de la ciudad. 446 puentes de piedra, hierro o madera unen las calles y callejuelas de la ciudad.


El agua es la particularidad de esta ciudad, pero no siempre es fácil, porque también existe el fenómeno del "acqua alta", la marea alta: el agua cubre el suelo de Venecia a causa de las corrientes y del viento. Este fenómeno es más frecuente en los meses que van de noviembre a mayo. La primera parte que se sumerge es Plaza San Marcos, que es el punto más bajo de la ciudad, y la plaza es todavía más espectacular. Pero por muy fascinante que pueda resulta, la frecuencia de este fenómeno está aumentando cada año y está dañando los cimientos de las casas y los demás edificios.


El centro histórico de Venecia está formado por 118 pequeñas islas con más de 400 puentes que las unen y forman un único territorio, dividido en seis antiguos distritos administrativos o "sestiere", tres a cada lado del Canal Grande.


El "sestiere" de San Marcos, con la majestuosa basílica y el elegante Palacio Ducal, es uno de los lugares con más turistas y el más caro de la dudad. Al norte de San Marcos, está el "sestiere" de Cannaregio y al este, el de "Castello", los dos son barrios residenciales, tranquilos e interesantes de ver.


En el otro lado del Canal Grande, están los "sestieri" de Dorsoduro, Santa Croce y San Polo, éste último es el más vivo y comercial en esta parte del canal. Cada "sestiere" tiene sus particularidades y es interesante descubrirlas, por eso les aconsejamos, dependiendo del tiempo que tengan, que los visiten todos, para que descubran sus encantos.


EN EL CANAL GRANDE

El Canal Grande, que los venecianos llaman el "Canalizzo", es la calle principal de Venecia. Es de unos 4 Km. y divide la ciudad en dos: la parte este, que tiene tres "sestieres", y la oeste, con otros tres "sestieres". Tiene tres puentes: degliScalzi, de Rialto y del Accademia.


Desde que Venecia se convirtió en una potencia, este canal ha sido la vía principal para el transporte de la ciudad: antiguamente estaba lleno de barcos que iban hasta Rialto. Hoy, en cambio, navegan "vaporettos", góndolas y lanchas que van y vienen de una orilla a la otra para que los turistas puedan admirar los preciosos palacios de las dos riberas. Fueron construidos en un periodo de unos quinientos años y algunos son espléndidos ejemplos de arquitectura veneciana que nadie puede perderse si visita esta ciudad.


Los edificios que hay que ver son tantos que sería necesario recorrer el canal más de una vez, por esto aconsejamos verlo al menos una vez de día y otra de noche.


Antiguamente, se celebraban regatas, fiestas y juegos, hoy, en septiembre, se organiza la Regata Histórica, una espectacular procesión de barcas históricas con la tripulación vestida con trajes de época. El mejor modo para ver bien el Canal Grande es en góndola o en "vaporetto", mucho más barato, ya que muchas líneas pasan por aquí, pero aconsejamos la línea 1, que va despacio, tarda unos 40 minutos, para que la gente pueda apreciar las diferentes iglesias y los muchos palacios.


- La orilla izquierda: Si llegan en tren a la estación de Santa Lucia, construida en el siglo XIX, se encontrarán, justo enfrente, el embarcadero del "vaporetto". Después de comprar el billete, pueden empezar su viaje por el Canal Grande, que muchos definen como "la calle más bonita del mundo".


Nada más salir de la estación, se pasa por debajo del Puente degli Scalzi, construido en 1934 para sustituir el puente de hierro que habían levantado los austríacos en 1858. A pocos metros, se puede admirar la iglesia degli Scalzi y la de San Geremia, sonde se conservan los restos de Santa Lucía, y cerca está el Palacio Labia, de 1750, con los frescos de la historia de Cleopatra, del artista Tiepolo.


Más adelante, se halla la iglesia de San Marcuola, de Giorgio Massari, de 1730, que está sin terminar, y más allá se levanta el Palacio Vendramin-Calergi, que fue terminado a principios del siglo XVI y es el primer edificio que tiene ya el estilo de León Battista Alberti, que recuperaba el clasicismo.


Por su dimensión enorme, ha hospedado a muchos personajes ilustres, como Richard Wagner que murió aquí en febrero de 1883. En la esquina con el Río de Noale, se encuentra un edificio reconstruido a mediados del siglo XVI, el Palacio Gussoni-Grimani della Vida, que antiguamente tenía la fachada cubierta con frescos de Tintoretto.


Al lado se halla un palacio muy importante, Ca'd'Oro, construido entre 1420 y 1440, de estilo gótico, y que antiguamente tenía la fachada decorada con oro; dentro hay muchos cuadros, frescos y esculturas, que son de la colección del barón Giorgio Fianchetti, que le donó el palacio y sus pertenencias al Estado.


Un poco más adelante, está el Palacio Sagredo, que es el resultado de una mezcla de estilos típica del arte veneciano, con la fachada que presenta elementos tanto véneto-bizantinos como góticos. Continuando, se encuentra el Palacio Mangili-Valmarana, del siglo XVIII, de estilo clásico, construido para el cónsul inglés Joseph Smith, uno de los mecenas de Canaletto.


Más adelante, se halla el interesante edificio Ca'da Mosto, de estilo véneto-bizantino, del siglo XIII, uno de los monumentos más antiguos del Canal Grande, que, además, fue la casa donde nadó el navegante Alvise da Mosto.


Justo después del meandro del canal, se puede admirar el "Fondaco dei Tedeschi" [Almacén de los alemanes], que al principio los mercaderes alemanes usaban como almacén y alojamiento y que, actualmente es la sede del servicio de correos.


Después se pasa bajo el famoso Puente de Rialto, que está en la zona más antigua y viva de Venecia. El actual puente es de piedra y fue construido en el siglo XVI por el artista Antonio da Ponte, para sustituir al puente de madera que no era muy seguro.


Hasta 1854, antes de que se construyera el puente dell'Accademia, era el único puente por el que se podía cruzar el Canal Grande a pie. Cerca del puente está el Palacio Dolfin-Manin, el primer palacio que el artista Sansovino construyó en Venecia en los artos 1538-1540, pero sólo se conserva la fachada clásica, porque el último dux de Venecia, Ludovico Manin, reformó todo el interior, ya que vivió aquí hasta su muerte en 1797.


Después, se pueden admirar el Palacio Loredan y el Palacio Farsetti, uno enfrente del otro, de estilo véneto bizantino, del siglo XHI, pero a los que también se les han hecho muchas reformas.


Ca' Farsetti fue la sede de una academia de jóvenes artistas, como Canova. Actualmente, en estos dos edificios está la sede del municipio. Justo después, se encuentran el Hotel Leon Bianco y el Palacio Grimani, este último fue construido en estilo renacentista en 1556 por el procurador Girolamo Grimani, y actualmente es la sede de la Corte de Apelación de Venecia.


Si se continúa por el canal, verán el Palacio Comer-Spinelli, un importante palacio renacentista del artista Mauro Coducci, realizado a finales del siglo XVI, que se convirtió en el prototipo de casa patricia veneciana.


Si se continúa por el canal, verán el Palacio Comer-Spinelli, un importante palacio renacentista del artista Mauro Coducci, realizado a finales del siglo XVI, que se convirtió en el prototipo de casa patricia veneciana.


Justo después, en la "Volta del Canal", es decir, el punto más estrecho en el que el canal gira bruscamente, se hallan cuatro palacios todos juntos que antiguamente pertenecían a la familia Mocenigo, son el Palacio Mocenigo-Nero, de finales del siglo XVI, donde Byron vivió en 1818, el doble Palacio Mocenigo, del siglo XVII, y el Palacio Mocenigo Viejo, de estilo gótico, reestructurado en el siglo XVII.


En el último, según la leyenda, vive el fantasma de Giordano Bruno, porque Giovanni Mocenigo lo denunció al Vaticano cuando Bruno fue condenado a la hoguera en el año 1600.


Otro palacio importante que se encuentra después es Palacio Grassi, sus dimensiones son impresionantes, fue construido a mediados del siglo XVIII por Giorgio Massari, y en 1984 lo compró la Fiat, que lo usa para exposiciones y conferencias. Justo después está Ca' del Chica, un palacio suntuoso y elegante, que empezaron a construir en el siglo XV pero que nunca terminaron. Poco después, el "vaporetto" pasa por otro puente, el Puente dell' Accademia, que al principio era de hierro, construido en 1854 por los austríacos, pero en 1932 lo cambiaron por éste de madera.


Nada más cruzar el puente, se encuentra Palacio Franchetti, edificado en el siglo XV y restaurado a finales del siglo XIX, y los dos palacios Barbaro, del siglo XV y XVI, respectivamente.


Henry James o Claude Monet son solo algunos de los muchos personajes ilustres que vivieron en este último palacio. Justo después, se alza la "Casina delle rose" (La Casita de las rosas), una de las casas más pequeñas en el canal, donde vivió el poeta.


D´Annunzio durante la Primera Guerra Mundial y que también fue el estudio artístico de Cano va en 1770.


Al lado, se halla Palacio Comer della Ca' Grande, un impresionante palacio clásico proyectado por Sansovino en 1545 para Giacomo Comero, miembro de una de las
familia más ricas de Venecia.


En el último tramo del Canal Grande, antes de llegar a los Jardines Reales que construyó Napoleón, destacan Palacio Pisan, del siglo XV, que ahora es el lujoso Hotel Gritti, el estrecho Palacio Contarini-Fasan, de mediados del siglo XV y el Palacio Giustinian, también del siglo XV, que antiguamente fue un lujoso hotel y hoy es la sede de la Bienal.


- La orilla derecha: Si llegan a Venecia en automóvil o autobús, se detendrán en Plaza Roma, en la orilla derecha del Canal Grande, enfrente de la estación de trenes. El primer edificio que llama la atención es la gran iglesia de San Simeone Piccolo, de 1738, con una particular cúpula verde.


Después de pasar por el Puente degli Scalzi, se ve la parte final de la plaza Campo San Simeone Grande, Palacio Gritti, Palacio Doná-Balbi, Palacio Giovanelli y el "Fondaco dei Turchi" (almacén de los turcos), que primero fue una casa normal hasta el siglo XVII cuando la compraron los mercaderes turcos de la ciudad, que la tuvieron hasta 1838.


A mediados del siglo XIX le hicieron una gran reestructuración que lo modificó completamente. Actualmente es el Museo de Historia Natural. Al lado del "Fondaco", hay un edificio almenado del siglo XV, los Depósitos del Megio, donde antiguamente era el granero común, y al lado el Palacio Belloni-Battagia, del siglo XVII, del artista Longhena para la familia Belloni.


Siguiendo por el canal, aparece la Iglesia de San Stae, con una elegante fachada barroca enriquecida con estatuas de mármol de 1709, y un poco más adelante, el solemne palacio Ca' Pesaro, también de Longhena.


Fue construido a mediados del siglo XVII, tiene un lado de piedra, algo insólito en los edificios venecianos, que normalmente son de ladrillo para que los edificios puedan construirse uno al lado del otro, para aprovechar mejor el espacio.


Hoy es la sede de un complejo museal de arte moderno y oriental. Le sigue un gran edificio, el Palacio Comer della Regina, diseñado por Domenico Rossi en 1720 y que actualmente es la sede de los archivos de la Bienal. Este edificio se llama así por Caterina Corsaro, reina de Chipre que nació aquí en 1454.


Más adelante, están los mercadosde Rialto, que empiezan con la neogótica "Pesquería", de principios del siglo XX, Las Fábricas Nuevas de Rialto y las Fábricas Viejas de Rialto, del siglo XVI. Un poco antes de pasar el puente, se halla, a la derecha, el Palacio dei Camerlenghi, construido en 1528, sede de las oficinas financieras y las prisiones de los deudores del Estado.


En el otro lado, en cambio, está el Palacio dei Died Savi, que es la sede de las oficinas de los ministros de Hacienda. Continuando por el canal, se llega al Palazzo Fapadopoli, antiguamente conocido como Cocdna-Tiepolo.


Fue construido en 1560 y los mercaderes venecianos hicieron sus casas siguiendo su estilo, conserva un maravilloso claustro de espejos. Después de pasar los palacios que están al lado. Palacio Dona y Palacio Doná della Madonnetta, se alza el Palacio Cappello-Layard, del siglo XVI, que fue la residencia del arqueólogo Heniy Layard.


Al cruzar la curva del canal se encontrarán ante otros magníficos palacios, destaca Palacio Balbi, cerca del Río Ca' Foacari. Proyectado por Alessandro Vittoria para Nicoló BaJbi en 1580, es un ejemplo del primer barroco en Venecia. Hoy es sede de la Región del Véneto. En el otro lado del rio, se alza Ca' Foscari, un espléndido ejemplo de arquitectura tardo gótica del año 1437, realizado por el dux Francesco Foscari, que actualmente es la sede de una parte de la "Universidad Ciudadana".


Justo al lado de Ca' Foscari, se hallan los Palacios Giustinian, construidos a mediados del siglo XV por dos hermanos que querían vivir juntos pero separados, en los años 1858 y 1859.


En uno de estos palacios vivió Wagner y compuso "Tristán e Isolda". Un poco más adelante, se encuentra Ca'Rezzonico, un palacio del artista Longhena de la segunda mitad del siglo XVIII para la familia Bon. Como no tenía suficientes reclusos para terminarlo, la familia se vio obligada a vendérselo a la rica familia de genoveses deiRezzonico.


Actualmente es la sede del Museo del Settecento veneziano [Museo del siglo XVII veneciano]. Después de pasar un par de canales, se levanta el Palacio Loredan, del siglo XV, propiedad del Embajador y donde vivió el dux Francesco Lorena. En la otra parte del río surgen los palacios Contarini-Corfu y Contarini degli Scrigni, construidos en el siglo XVII.


Poco antes de pasar por el puente, a la derecha se ve la Galería de la Academia, que en el pasado fue iglesia y Escuela de la Caridad, y hoy conserva los cuadros venecianos más importantes del mundo.


Justo después del puente, se encuentra otro edificio de la familia Contarini, Palacio Contarini dal Zaffo: un maravilloso palacio renacentista de finales del siglo XV que actualmente es propiedad de la familia Polignac.


Continuando por el canal, se pasa por enfrente del Palacio Barberigo, al lado de la plaza Campo San Vio, con magníficos mosaicos de la segunda mitad del siglo XIX. Después se ve el Palacio Venier dei Leoni, que está sin terminar, cuyas obras empezaron en 1759 y que estaba destinado a ser el palacio de la familia Vemier, pero por el coste exagerado, construyeron sólo el primer piso, donde hoy se encuentra la colección Guggenheim de arte moderno.


Un poco más adelante, está Palacio Dario, edificado a finales del siglo XV por el secretario de la Corte de Justicia Giovanni Dario, un desafortunado palacio con un encanto especial y misterioso.


Más a delante, Palacio Salviati, construido en 1924 como sede central de la vidriería Salvati, por lo que tiene unas decoraciones de cristal con colores llamativos. Llegando al tramo final del canal, destaca la enorme iglesia barroca de Santa María della Salute, proyecto de Longhena en 1630 para conmemorar el final de una peste. Al final de la orilla derecha del Canal Grande, se al« la Aduana "di Mare", que tiene en lo alto una veleta que simboliza la fortuna.


PLAZA SAN MARCOS

Plaza San Marcos es, desde hace siglos, el símbolo histórico de Venecia, única en el mundo por su encanto y meta de millares de turistas. La plaza se remonta al siglo IX, cuando el dux, que abandona Malamocco y se traslada a Rialto, decidió que esta plaza era el lugar donde establecerse porque aquí confluían las principales vías del agua. En aquella época, la plaza estaba en una isla que se llamaba "Morso", por la que pasaba el Río Batario que la dividía en dos: en un lado estaban la Basílica de San Marcos y la Iglesia de San Teodoro, en el otro, la Iglesia de "San Geminiano" y los amplios huertos del convento de "San Zaccaria", mientras que el Palacio Ducal estaba separado de la plaza por un canal.


Desde su origen, en la plaza se han celebrado muchas actividades de la ciudad, desde mercados a espectáculos teatrales, procesiones o desfiles de carnaval. En el siglo XII, por decisión del dux Segastiano Ziani, para celebrar una visita del papa Alejandro III y del emperador Barbaroja, la plaza fue reformada: el Río Batario fue enterrado, alrededor del Palacio Ducal se construyó una plaza donde se alzaron las columnas de San Marcos y San Todaro, los patrones protectores de la ciudad, la iglesia de San Geminiano fue demolida y reconstruida justo en la parte contraria y se empezaron a construir las actuales "Vecchie Procuratie" (Procuradurías Viejas).


En los siglos XIV y XV, se modificaron el Palacio Ducal y la basílica para respetar el nuevo gusto del estilo gótico, se construyó la Torre del Reloj y se modificaron las Procuradurías Viejas. En el siglo XVI, Sansovino y después Scamozzi construyeron la Librería, la "Loggetta" [la lonja] y las Procuradurías Nuevas, para darle todavía más prestigio a la ciudad. Las tiendas de café, la primera abrió en 1683, han contribuido para que la plaza sea aún más especial. El Florian, el Quadri, el Lavena son cafés del siglo XVIII que siguen abiertos y donde los turistas pueden probar un café en la Plaza de San Marcos.


CA' PESARO

Fue la casa de la familia Pesaro y es el resultado de la unión, en el tiempo, de tres palacios. Este espléndido palacio es obra del arquitecto Longhena, yes lo mejor del barroco veneciano. En el siglo XIX, la Duquesa de Bevilacqua la Masa creó una fundación para que los jóvenes artistas venecianos pudieran exponer sus obras. En 1902 se fundó el Museo de Arte Moderno, en el que hoy se conserva una muestra permanente con obras de Miró, Matisse, (Candisky, Klimt, Bonnard y otros artistas italianos del XIX al XX El palacio, además, es la sede del Museo de arte oriental más importantes de Europa, con objetos artesanales chinos y japoneses.


BASÍLICA DE SAN MARCOS

La basílica de San Marcos es una de las catedrales más bonitas de Europa y del mundo. Es el fruto de diferentes estilos, y conserva aspectos tan orientales que pueden dejar atónitos a los turistas por su particularidad y esplendor. El edificio actual es el resultado de una larga historia que empieza en el año 828, cuando dos mercaderes robaron el cuerpo de San Marcos de la Tumba de Alejandría en Egipto y lo trajeron a Venecia para donárselo aldux.


Para acoger los restos del Santo, que nombraron protector de la dudad, construyeron una iglesia siguiendo el modelo de la basílica de los Doce Apóstoles de Constantínopla, que fue destruida el año 976 durante la insurrección del Dux Candiano IV. Volvieron a construir otra iglesia, que en 1063 sustituyeron por una tercera más espectacular, para que representara el poder de la próspera República veneciana, la actual Basílica de San Marcos. Fue construida respetando el modelo de des basílicas de la antigua ciudad imperial de Bizancío (los Santos Apóstoles y Santa Sofía), con una planta central con forma de cruz griega, con cinco grandes cúpulas y una particular mezcla de arte antiguo y oriental.


Con el tiempo, la Basílica sufrió otras modificaciones, sobre todo en cuanto a la decoración: los arcos góticos apuntados, el areo de Sani'Alipio, las esculturas y los mosaicos de los siglos XVII y XVIII de la fachada principal, los bajorrelieves que representan las profesiones y los signos zodiacales del portón central, los mármoles que provienen de Oriente, las figuras de pórfido de loe Tetrarcas y los caballos de San Marcos. El resultado es una estupefaciente «tirarla de estilos.


En un principio era la capilla privada del dux, por lo que no se celebraban funciones. En 1807 fue nombrada catedral de la ciudad La imponencia de la basílica y su riqueza decorativa representan la posteira independiente de Venecia y su autonomía respecto a la Iglesia de Roma. En su exterior, hay que observar atentamente los cuatro caballos de San Marcos encima de la puerta central, los bajorrelieves de la arquería central, los mosaicos de la fachada, los del Baptisterio y los Tetrarcas. mientras que dentro destacan el retablo de oro, el Tesoro, los mosaicos del atrio y las cúpulas de la Ascensión y de Pentecostés.


Teniendo en cuenta que para ver bien la riqueza de la basílica no es suficiente una visita, les aconsejamos que vayan por la mañana temprano, para evitar las largas filas que hay al mediodia. El horario de apertura es de lunes a sábado de 9:30 a 17:00 y los domingos de 14:00 a 16:00.


SANTA MARIA DELLA SALUTE

La basílica barroca de Santa María della Salute, que está ubicada en uno de los lugares más prestigiosos de Veneda, cerca de la cuenca de San Marcos, fue construida en 1630 para agradecerle a la Virgen el final de una peste.


El proyecto es de Baldassare Longhena y las obras se terminaron en 1687, cinco años después de la muerte del artista. El edificio, con planta octogonal, está cubierto con piedra de Istria, tiene un cuerpo central rodeado de seis capillas, dos cúpulas y dos torres.


El interior es bastante sobrio, tiene un imponente altar decorado con esculturas de Josse Le Court y de Giusto de Corte. También hay muchos cuadros, destacan la Presentación de María en el Templo, la Asunción y el Nacimiento de la Virgen, que son de Luca Giordano, Pentecostés, San Marcos en el Trono con los Santos Sebastián, Roque, Cosme y Damián, de Tiziano, y las Bodas de Caná, de Tintoretto.


El 21 de noviembre de 1687, el dux Giustinian prometió que cada año, el mismo día, los venecianos harían una procesión hada el Santuario de la Salute como gesto de devodón a la Virgen, que había acabado con una epidemia de peste. Esta tradidón se sigue conservando, es la Fiesta del Redentor, una de las celebradones religiosas más tradicionales de Venecia.


EL PALACIO DUCAL

El Palado Ducal se remonta al siglo IX y es uno de los palacios europeos más bonitos de su época. Tiene la parte externa de I estilo gótico y el interior, clásico. En un prindpio, era una fortaleza con planta cuadrada con altas murallas de defensa, dentro de éstas se tomaban las decisiones más importantes para el destino de Venecia. Además de ser la residencia del dux, era la sede del gobierno y la magistratura, acogía a muchos altos funcionarios, tenía sala de armas, tribunales y prisiones. A causa de varios incendios, el edificio fue reconstruido entre los años 1340 y 1419, para darle a Venecia una sede prestigiosa y una nueva sala para el "Maggior Consiglio" (El Consejo Mayor).


La fachada es una obra maestra del gótico: el interior del palado es de mármol de Verona y se apoya en arquerías de piedra con un soportal con columnas, cuyos capiteles y esculturas en las esquinas son magníficos. La entrada principal al palado en la Puerta "deUa Carta", una puerta gótica del siglo XV, desde la que, siguiendo por un porticado, se Uega al Arco Fosean y al patio interno donde se halla la Escalera de los Gigantes, una famosa obra del siglo XV, donde se coronaba al dux.


Debido a su gran prestigio, durante varios siglos ha sido el único edificio de Veneda que se definía como “palado", todos los demás se llamaban "ca". La abreviación de casa. Los mejores pintores, desde Tintoretto a Veronese, contribuyeron con sus obras para embellecer las paredes y los techos de los atrios y las estancias de los tres pisos del edificio (los aposentos del dux, la sala del colegio, la sala del senado, la sala del consejo de los diez, la sala de la brújula, etc.) para que el palacio reflejara la gloria del poder de la República de Venecia. Es obligatorio ver la Escalera de los Gigantes, la puerta "della Carta" en el exterior del palacio, la sala del "Maggior Consiglio", las Salas del Colegio y las Prisiones en la parte interna.


CA´D´ORO

Es uno de los palacios más bonitos de Canal Grande, de estilo gótico-veneciano, con una clara influencia oriental. Lo mandó construir un noble, Contarini, en 1420. Ha sido restaurado en varias ocasiones, por los diferentes dueños, hasta que lo donaron al Estado en 1916. La fachada tiene ventanas con arcos
apuntados, pináculos y calados de mármol, dándole un diseño exótico al palacio. En los tres pisos del edificio se encuentran importantes obras de arte,
como el San Sebastián de Mantegna, la Anunciación y el Tránsito de la Virgen de Vittore Carpaccio, las esculturas La Pareja de Jóvenes de Tullio Lombardo, la Virgen con el Niño de Sansovino o la Venus del Espejo de Tiziano.


IL C AMPAÑILE (LA TORRE CAMPANARIO)

Fue construida en la esquina que une Plaza San Marco y Piazzetta, a principios del siglo X. La torre original servía como faro para los navegantes y como campanario. Fue restaurada varias veces hasta que se le dio la forma actual en 1515, cuando Bartolomeo Bon puso, en lo alto de la cúspide de la pirámide, un ángel dorado como veleta. En la torre hay cinco campanas y, cada una de ellas, durante la república, tenía una función diferente: la "Marangona", la más grande, se tocaba cuando empezaba y terminaba la jomada laboral, el "Maléfico", la más pequeña, anuncia ha las condenas a muerte, la "Nona" tocaba a las nueve, la "Trottiera" servía para llamar a los miembros del "Maggior Consiglio" para que fueran a la Cámara del Consejo, y la "Mezza terza" anunciaba una sesión del Senado.


En 1902. la torre te derrumbó porque cedió la estructura, y diez años después, en el mismo sitio, se inauguró otra torre, copia de la original. Con sus 98,5 metros de altura, es el edificio más alto de la ciudad, y regala unas vistas estupendas de Venecia.


LA TORRE DEL RELOJ

La Torre del Reloj (dell´Orologio, en italiano) está en el lado de la plaza, encima del pasaje con forma de arco por el que se va a las Mercerías, la calle comercial más importante de Venecia. Fue realizada entre 1496 y 1506, y ecima del arco se puede admirar un enorme reloj esmaltado de azul y dorado que marca las horas, las fases de la lima y el zodiaco. Servía de referencia para los navegantes, que podían saber los movimientos de las mareas y cuáles eran los mejores meses para emprender un viaje por el mar. Más arriba, hay un nicho con una Virgen, y a los lados están las dos puertas de las que, los días de la Epifanía y de la semana de la Ascensión, salen los Magos para tocar las horas y, junto a un ángel, se inclinan delante de la Virgen.


En el punto más alto de la torre hay dos estatuas de bronce, conocidas como los "moros", por la pátina oscura, que, gracias a un mecanismo complejo, marcan las horas tocando la campana. Si se encuentran enfrente de la torre, a la derecha se ve Piazzetta dei Leondni, que se llama así por los dos leones de mármol del siglo XVIII.


ACADEMIA

La colección de arte veneciano más importante se encuentra en la Academia de Bella Artes y en el museo, ubicados en tres edificios que antiguamente eran religiosos: el convento "dei canonici lateranensi" fundado en 1134, la iglesia de Santa María della Carità del siglo XII y la escuela homónima del año 1260. La primera academia de Bellas Artes fue creada por el Senado en 1750 y su primer director fue Piazzetta.


En los siglos posteriores, la colección fue aumentando con muchas obras de arte de iglesias y conventos abolidos por un decreto napoleónico, hasta que se convirtió en un auténtico patrimonio cultural en el que se encuentra una gama completa de la escuela veneciana que cubre cinco siglos de arte. En las salas se hallan obras de Paolo y Lorenzo Veneziano, Michele Giambono, Giovanni Bellini, del siglo XV. Tiziano, Veronese, Tintoretto, del XVI; Tiepolo, Piazzetta y Longhi, del XVII y del XVIII, además de los dibujos de Leonardo da Vinci y del cuaderno de esbozos de Canaletto.


EL "VAPORETTO"

- El “Vaporetto”: Es como un autobús acuático y es el medio de transporte público típico de Venecia para moverse dentro de la ciudad o hacia las otras islas de la laguna. A menudo es más rápido desplazarse a pie, pero es indispensable coger el “vaporetto". aunque sea para descansar los pies o para ir a un lugar un poco más lejos. Hay 15 líneas con embarcaciones de diferentes tipos: lanchas, motonaves y los auténticos “vaporetti”.


- La línea más famosa es la n° 1: Que recorre lentamente el Canal Grande, por lo que se pueden ver todos los palacios. Tarda 45 minutos desde Sant'Elena a Rialto (a pie se tarda la mitad). Si tienen prisa, la línea 2 es más rápida y también recorre el Canal Grande pero con menos paradas. La responsable del servicio de transporte es la empresa Actv. A menudo, modifican los recorridos de las líneas, por lo que, si no tienen un plano reciente, pregunten al personal de bordo dónde tienen que bajar.


- Los horarios: En las líneas principales, los “vaporetti” suelen pasar cada 10-20 minutos durante el día; por la noche (21.45-23:45) hay menos embarcaciones y la línea 1 salta algunas paradas. Desde las 23:30 hasta las 04.30 hay un servicio nocturno que pasa cada 20 minutos y pasa por San Marcos.


Piazzale Roma, Rialto y las islas de Lido y Giudecca. Otro servicio nocturno pasa cada 30 minutos y va de Venecia Murano y a Burano.


El mapa y los Billetes: Se pueden comprar en cualquier parada de los “vaporetti” o en los bares y estancos que tienen el cartel “Actv”. Consideren que muchas taquillas cierran por la tarde. También pueden comprar los billetes a bordo, avisando inmediatamente al personal antes de subir a la embarcación.


BILLETE NAVEGACIÓN 60 min: (7,00 €) Pueden viajar durante 60 minutos desde que timbran, incluso pueden cambiar de línea, pero sólo si van en la misma dirección. En el precio está incluido el transporte de una maleta, pero la suma de sus tres dimensiones (ancho, largo y alto) no puede superar los 150 cm. No incluye el viaje de vuelta.


BILLETES TURÍSTICOS POR TIEMPO: (Válidos 12h, 24h, 36h, 48h o 72h) Pueden viajar sin límites y utilizando todos los medios de transportes de las líneas de navegación (excepto las líneas) y terrestres que realicen recorridos urbanos en el territorio de Veneda (bus lido y red urbana de Mestre).


TRANSPORTE DE VEHÍCULOS EN FERRY: Los vehículos se dividen en 10 categorías a la hora de ser transportados en ferry, cada categoría tiene una tarifa dependiendo del recorrido. La tarifa de pasajero más bicicletas es de 7 €.


Si compran la Venice Card. tienen buenos descuentos para el transporte urbano, los museos y los servicios higiénicos de la ciudad. Existen también tarifas especiales para grupos de estudiantes o ancianos, grupos organizados (Agencias, Cral, Asociaciones) de al menos 20 personas, o para grupos de congresistas con un mínimo de 100 personas.

Las tarifas anteriores permiten viajar en cualquier línea, excepto la n° 3 y las líneas rápidas Alilaguna, Clodia, Fusina, que van de Venecia a Tierra firme.

Para más información: www.actv.it / Call center Hellovenezia (+39) 041.24.24.

Las líneas principales:
- n° 1: Recorre despacio todo el Canal Grande, por lo que se puede disfrutar de los palacios. El recorrido sale de Plaza Roma y llega a Lido pasando por la estación de trenes de Santa Lucia y por San Marcos.
- n° 2: Recorre más rápidamente el canal Grande porque tiene menos paradas. Para en Trochetto, plaza Roma, la Giudecca, S. Giorgio. S. Marcos y llega hasta el Lido.
- n° 51 e 52: Estas líneas tienen un recorrido circular entorno al centro de la ciudad. Para dar toda la vuelta hay que hacer trasbordo en “Fondamenta Nuove”.


LAS GÓNDOLAS

Las góndolas son el medio de transporte más lujoso para pasear por entre las muchas maravillas venecianas, que utilizan sobre todo los turistas. Hay muchos amarres en toda la ciudad, donde los gondoleros esperan a los clientes.


Les aconsejamos que antes de subir regateen el precio, porque los gondoleros intentan ganar todo lo que pueden. Las tarifas oficiales están sobre los 60 euros por 45 minutos, aunque por la noche, después de las ocho de la tarde, el precio llega a 80 euros.


Una manera de ahorrar es subir con otra gente, pero recuerde que en cada góndola puede subir un máximo de cinco personas.


LOS "TRAGHETTI", LAS GÓNDOLAS QUE CRUZAN EL CANAL GRANDE

Los “traghetti” son auténticas góndolas que cruzan el Canal Grande en siete puntos diferentes, dan un servicio barato y continuo a los turistas, que muy a menudo ni los conocen. Existen unos carteles amarillos con pequeñas góndolas negras que indican los puntos en los que se encuentran los “traghetti”.Un viaje cuesta solamente cincuenta céntimos por persona, y todos tienen la posibilidad de permitirse un pequeño viaje en góndola, saboreando la emoción, aunque dure poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada