viernes, 12 de agosto de 2016

Turismo Ciudad y Torre de Pisa (Toscana - Italia)



TURISMO CIUDAD Y TORRE DE PISA (TOSACANA - ITALIA)

Pisa es un municipio de la región italiana de la Toscana y la capital de la provincia homónima.


Entre los monumentos más importantes de la ciudad figura (en la célebre Piazza dei Miracoli, declarada Patrimonio de la Humanidad) la catedral, construida en mármol entre los años 1064 y 1118, en estilo románico pisano, con su portal en bronce de Bonanno Pisano y el púlpito de Giovanni Pisano. Al lado de la catedral se encuentra la llamativa torre inclinada, del siglo XII, con una altura de 58,36 metros, que sufrió su característica inclinación inmediatamente después de iniciarse su construcción.


Debido a la naturaleza del terreno, existen en Pisa otras dos torres inclinadas: el campanario de la iglesia de San Nicola, en el extremo opuesto de Vía Santa Maria, junto al Lungarno; y el campanario de la iglesia de San Michele degli Scalzi, en la mitad del paseo fluvial delle Piagge, sito en la parte este de la ciudad (en este caso incluso la iglesia está inclinada). También está inclinado el Palacio Toscanini en "Lungarno Pacinotti".


La razón de que tal cantidad de edificios, sobre todo los altos y esbeltos como los campanarios, se encuentren inclinados, es la naturaleza pantanosa del terreno sobre el que está situada la ciudad, que en muchos casos cede y se asienta con el peso de estas edificaciones.


- Historia: Se desconoce el origen de Pisa. La leyenda habla de unos fundadores de origen griego, procedentes de una ciudad llamada Pisa que se encontraba en la orilla del río Alfeo en el Peloponeso, que habrían fundado otra ciudad con el mismo nombre de la original en Italia, según algunos después de la guerra de Troya.


El nombre de la ciudad en latín, Pisae, está en plural, lo que podría indicar que, al contrario de la Pisa griega que tenía solo un río, en la nueva pasaban dos cursos de agua: el Arno y el Auser. De todas maneras de esta época no queda ningún resto arqueológico, lo que hace dudar de la veracidad de la leyenda y pensar que en realidad fuera fundada por los ligures. Seguramente luego fue ocupada por los etruscos y los romanos. Hacia el siglo IX la ciudad ya tenía un gran poderío naval. Aliada con Génova, expulsó de Córcega y Cerdeña a los sarracenos en el siglo XI.


Pisa obtuvo grandes beneficios comerciales tras la Primera Cruzada, y su creciente poder económico la llevó a conflictos con otras importantes ciudades de la península itálica, como Génova y Venecia. Junto a éstas y a Amalfi fue una de las cuatro Repúblicas Marítimas (Repubbliche Marinare) italianas. El siglo XII y principios del XIII fueron su época de esplendor. Quedó debilitada luego de la batalla de Meloria, en 1284, en la que los genoveses hundieron su flota, a pesar de su inferioridad numérica. En el siglo XIV Pisa perdió sus posesiones ultramarinas y en 1406 la propia ciudad fue vendida a Florencia. Solo recuperó su independencia durante un periodo de 12 años, entre 1494 y 1506, cuando Pisa fue reconquistada por las tropas florentinas comandadas por Antonio da Filicaja, Averardo Salviati y Niccolò Capponi.


El puerto de Pisa estaba situado en la actual ciudad de Livorno, que a medida que fue creciendo obtuvo entidad propia convirtiéndose en el puerto principal de la Toscana. Pisa pasó a desempeñar un papel principalmente cultural, aunque secundario, impulsado por la presencia de la universidad, creada en 1343.


Pisa fue el lugar donde nació Galileo Galilei. Aún es la sede de un arzobispado. En los últimos siglos se ha convertido en centro de industria ligera. Sufrió repetidas destrucciones durante la Segunda Guerra Mundial.


LUGARES DE INTERÉS

Aunque la torre inclinada es la imagen más famosa de la ciudad, es una de las muchas obras de arte y arquitectura situadas en la Plaza de la Catedral o "Plaza de los Milagros", al norte del centro de la ciudad vieja. Allí se levantan también el Baptisterio, el Duomo y el Camposanto (cementerio monumental).


Otros lugares de interés en la ciudad son:
- Piazza dei Cavalieri ("Plaza de los Caballeros"), donde puede verse el Palazzo della Carovana, con su impresionante fachada diseñada por Giorgio Vasari.
- La antigua iglesia de San Pietro in Vinculis, con su cripta y su pavimentación cosmatesca.
- Iglesia de Santa Maria della Spina, una pequeña iglesia gótica que constituye uno de los edificios góticos más destacados de Italia
- El Mural Todomundo de Keith Haring.


Pisa tiene varios museos, entre los que destacan:
- Museo dell'Opera del Duomo: muestra entre otros objetos, las esculturas originales de Nicola y Giovanni Pisano y los tesoros de la catedral.
- Museo nazionale di San Matteo: muestra esculturas y pinturas desde el siglo XII al XV, entre ellas obras maestras de Giovanni y Andrea Pisano, el Maestro de San Martino, Simone Martini, Nino Pisano y Masaccio.
- Centro d'Arte Palazzo Blu: una colección de obras de arte fundamentalmente de los siglos XVI y XVII. Se halla en el Palacio Giuli Rosselmini, cerca del Arno.
- Museo nazionale di Palazzo Reale: un museo en el palacio que fue residencia de los grandes duques de Toscana y, después, de la familia real de los Savoya. Muestra pinturas desde el siglo XV al XIX (Rafael Sanzio, Rosso Fiorentino, Pieter Brueghel el Viejo.
- Museo della Grafica en Palacio Lanfranchi, un museo con obras de artistas gráficos modernos como Joan Miró, Emilio Vedova o Giovanni Fattori.
- Centro d'arte San Michele degli Scalzi - SMS, centro de arte contemporáneo.
- Jardín Botánico de Pisa, que es el más antiguo jardín botánico del mundo.
- Gioco del ponte, competición de carácter histórico y folklórico que se realiza anualmente sobre el puente principal entre dos facciones rivales.


- Luminara: fiesta ciudadana que se celebra tradicionalmente el 16 de junio, día anterior a la fiesta del patrón San Ranieri. Los edificios que se asoman al río son adornados de particulares marcos blancos a las ventanas, puertas y balcones; cada marco sirve de soporte para candiles, que son encendidos uno por uno durante la tarde. Al atardecer así la ciudad se encuentra alumbrada de velas y las calles se llenan de gente que se apresta a ver los fuegos artificiales. Este evento atrae cada año a muchos turistas además de los habitantes de la zona, y se suman conciertos y fiestas en las plazas de la ciudad.


TORRE INCLINADA DE PISA

La Torre de Pisa o Torre inclinada de Pisa (en italiano: torre pendente di Pisa) es el campanario de la catedral de Pisa, situada en la Plaza del Duomo de Pisa, en la ciudad del mismo nombre, municipio de la región italiana de la Toscana y capital de la provincia homónima.


La torre comenzó a inclinarse tan pronto como se inició su construcción en agosto de 1173. Su altura es de 55,7 a 55,8 metros desde la base, su peso se estima en 14.700 toneladas y la inclinación de unos 4°, extendiéndose 3,9 m de la vertical. Tiene ocho niveles: una base de arcos ciegos con 15 columnas, seis niveles adornados con arcadas abiertas de medio punto, y un campanario en la cima. La escalera interna en espiral tiene 294 escalones. Está considerada, junto a la catedral de la que forma parte, una de las joyas del arte románico.


El gobierno de Italia solicitó ayuda el 27 de febrero de 1964 para evitar su derrumbe, y el 7 de enero de 1990 fue cerrada al público como medida de seguridad. En mayo de 2008, después de la eliminación de 70 toneladas métricas (70.000 kg) de tierra, los ingenieros de la torre anunciaron que se había estabilizado de tal forma que había dejado de moverse por primera vez en su historia. Se indicó que iba a ser estable durante al menos 200 años. Se volvió a permitir la entrada al público el 16 de junio de 2011, después de la finalización de 20 años de trabajo.


En 1987, el conjunto patrimonial de la plaza del Duomo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


- Historia: La construcción de la Torre de Pisa se desarrolló en tres etapas durante un periodo de 177 años. La construcción de la primera planta comenzó el 8 de agosto de 1173, en un periodo de éxito militar y prosperidad. La primera planta está rodeada de semicolumnas con capiteles clásicos y arcos ciegos, todo ello en mármol de color muy blanco.


Existe controversia sobre la identidad del arquitecto: durante muchos años el diseño se atribuyó a Guglielmo, un artista residente en Pisa en el siglo XII, famoso por sus piezas de bronce fundido, particularmente en la catedral de Pisa. Bonanno Pisano dejó Pisa en 1185 y marchó a Monreale, Sicilia. Su sarcófago fue descubierto al pie de la torre en 1820.


Después de que se construyera la tercera planta en 1178, la torre se inclinó tres metros hacia el norte, debido a unos cimientos débiles, en un subsuelo inestable. El diseño de esta torre era imperfecto desde su comienzo y su construcción cesó durante un siglo, debido a las guerras entre los pisanos y los estados vecinos. Este lapso permitió al suelo asentarse: de otro modo, la torre se habría derrumbado.


En 1272, Fernando Di Vincenzo, arquitecto autor del camposanto, retomó la construcción. Se añadieron entonces cuatro nuevas plantas, construidas con cierto ángulo con objeto de contrarrestar la inclinación. Las obras se detuvieron nuevamente en 1284 tras la victoria genovesa ante Pisa en la batalla de Meloria.


En 1274 se añadió el tercer piso de la torre y a partir de entonces comenzó a inclinarse.


En 1372 Tommasso di Andrea Pisano construyó la última planta (el campanario) y se colocaron las campanas. Se considera que su intervención combina armónicamente los elementos góticos del campanario con el estilo románico de la torre. Las campanas son siete y cada una corresponde a una nota de la escala musical; la mayor de ellas fue instalada en 1655. Sin embargo, tras la conclusión del campanario, la torre empezó de nuevo a inclinarse, esta vez hacia el sur.


Se dice que Galileo Galilei dejó caer dos balas de cañón de diferente masa desde la torre para demostrar que la velocidad de descenso era independiente de la masa. La historia, aunque descrita por un estudiante del propio Galileo, se considera un mito.


Unos pocos años después de finalizada la torre, el daño en su estructura se hizo manifiesto y muchos de los elementos de piedra originales realizados en mármol de San Giuliano fueron sustituidos: para ello, se empleó mármol blanco de Carrara.


Alessandro Della Gherardesca excavó un camino alrededor de la torre para hacer visible la base. Esto causó una inundación de la base y, de nuevo, un incremento de su inclinación.


El 27 de febrero de 1964, el Gobierno de Italia pidió ayuda para evitar la caída de la torre. Un conjunto de ingenieros, matemáticos e historiadores se asignó al proyecto y debatieron sobre los métodos de estabilización en las islas Azores. Tras dos décadas de trabajo, la torre fue cerrada al público en enero de 1990.


Después de una década de esfuerzos de reconstrucción y estabilización, fue reabierta al público el 15 de diciembre de 2001. Muchos métodos se propusieron para estabilizarla, incluyendo añadir 800 toneladas métricas de plomo de contrapeso. La solución final para corregir la inclinación fue eliminar 38 m³ de tierra de la zona inferior a la base, con lo que se considera que se garantiza la estabilidad de la torre para al menos otros 200 años.


Las labores de consolidación han permitido que la inclinación sea la que tenía en 1700: 3,99 metros.


CATEDRAL DE PISA

La catedral de Santa María Asunta, en el centro de la Piazza dei Miracoli es la sede episcopal de la ciudad italiana de Pisa. Obra representativa del arte Románico, en particular del románico pisano, muestra el testimonio tangible del prestigio y de la riqueza alcanzados por la república marinera de Pisa en el momento de su apogeo.



En 1987, el conjunto patrimonial de la plaza fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


- Historia: Fue iniciada en 1063-1064 por el arquitecto Buscheto, con la décima del botín de la empresa pisana contras las Islas Baleares. Se fundieron en ella elementos estilísticos diversos, clásicos, lombardo-emilianos, bizantinos y en particular islámicos para probar la presencia internacional de los mercaderes pisanos de aquellos tiempos. En el mismo año se iniciaba también la reconstrucción de la Basílica de San Marcos en Venecia, por lo que puede colegirse que también hubo cierta rivalidad entre las dos repúblicas marineras para crear el lugar de culto más bello y suntuoso.


La catedral fue consagrada en 1119 por el Papa Gelasio II, que pertenecía al grupo pisano de los Gaetani (o Caetani), condes de Terriccio y d'Oriseo, pero ya en la primera mitad del siglo XII fue ampliado bajo la dirección del arquitecto Rainaldo a quien correspondió el proyecto de la fachada actual, concluida por su grupo de maestros guiados por los escultores Guglielmo y Biduino.


El aspecto actual del complejo edificio es el resultado de repetidas campañas de restauración que se sucedieron en diversas épocas. Las primeras intervenciones radicales se realizaron tras el incendio de 1595: se elaboraron las puertas de bronce de la fachada, obra de escultores de la escuela de Giambologna; a partir del siglo XVIII se inició el progresivo revestimiento de las paredes internas con grandes pinturas en tela, los quadrones con Historias de beatos y santos pisanos, realizados por los principales artistas de la época gracias a la iniciativa de algunos ciudadanos que se financiaron creando una actividad comercial para el efecto.


Las intervenciones sucesivas se dieron durante el siglo XIX y se concentraron en las decoraciones internas y externas, que en muchos casos, por ejemplo para las esculturas de la fachada fueron sustituidas por copias (los originales están en el museo.


- Perfil artístico: Al inicio, el edificio tenía planta de cruz griega y la cúpula sobre el cruce de ambos brazos. Hoy tiene planta de cruz latina con cinco naves con ábside y transepto de tres naves. El interior sugiere un efecto espacial similar al de las grandes mezquitas.


- Exterior: La riquísima decoración comprende mármoles multicolores, mosaicos y numerosos objetos de bronce provenientes del botín de guerra, entre los cuales el Grifo usado como parte del techo, junto a Palermo en 1061.


Los arcos de perfil agudo hacen referencia a influencias musulmanas y del centro de Italia. La fachada de mármol gris y blanco, decorada con incrustaciones de mármol colorado fue edificada por el maestro Rainaldo.


Su famoso campanario la Torre de Pisa Los tres portales están bajo tres órdenes de logias divididas por cornices con teselas de mármol, tras las cuales se abren monóforas, bíforas y tríforas.


La puerta principal de bronce macizo fue fundida en el taller de Giambologna, pero antiguamente los visitantes entraban en la catedral a través de la Puerta de San Raniero, hoy colocada atrás, frente a la Torre inclinada. Fundida en torno al 1180 por Bonanno Pisano, y única que sobrevivió al incendio que semidestruyó la nave, esta puerta fue transferida de su lugar original en la fachada precisamente tras el incendio.


La puerta de san Raniero está decorada con 24 motivos ornamentales dentro de cornices. Esta puerta es una de las primeras producidas en Italia en la Edad Media, tras la importación de numerosos ejemplos de Constantinopla (en Amalfi, Salerno, Roma, Montecassino, Venecia) y se admira de ella una sensibilidad occidental, que se separa de la tradición bizantina.


Sobre las puertas hay cuatro filas de galerías abiertas, con la Virgen y el Niño en la cima y, en los ángulos, los cuatro evangelistas, la tumba de Buscheto se encuentra a la izquierda de la puerta norte de la fachada.


- Interior: El interior está revestido de mármoles blancos y negros, tiene un techo a artesonados dorados del siglo XVII, en madera y pintado, por los florentinos Domenico y Bartolomeo Atticiati. No se sabe si el techo original fuera similar o de simples armaduras. El techo actual dorado muestra el escudo de los Médici.


En el punto de encuentro entre los transeptos y el cuerpo central se alza la cúpula con frescos de la Virgen en la gloria y los santos de los pisanos Orazio y Girolamo Riminaldi (1627-1631).


Las impresionantes columnas graníticas en estilo corintio entre la nave y el ábside provienen de la mezquita de Palermo, botín de la batalla en la “Cala” de 1063.


El gran mosaico del ábside con Cristo en majestad, rodeado por la Virgen y San Juan Evangelista fue terminado con el rostro de san Juan por Cimabue en 1302, y sobrevivió milagrosamente al incendio de 1595. El San Juan Evangelista es la última obra realizada por él antes de la muerte y una de las pocas de las que existe documentación certificada. Evoca los mosaicos de las iglesias bizantinas y normandas, como la de Cefalú y Monreale, en Sicilia.


Entre las obras medievales que escaparon al incendio figuran el fresco La Virgen con el Niño del pisano Maestro de San Torpè en el arco triunfal, y bajo él el pavimento cosmatesco, realmente raro fuera del Lacio. Fue realizado con teselas de mármol usando temas geométricos en opus alexandrinum (mitad del siglo XII).


El púlpito, obra maestra esculpida por Giovanni Pisano entre 1302 y 1310,sobrevivió al incendio pero fue desmontado durante los trabajos de restauración y no fue repuesto hasta 1926. Con su estructura arquitectónica y la compleja decoración escultórea, la obra es una de las más vastas narraciones por imágenes del siglo XIV que refleja la renovación y el fervor religioso de la época. En las placas, ligeramente curvas, se han esculpido con un lenguaje expresivo los episodios de la Vida de Cristo. La estructura poligonal, como los ejemplos análogos precedentes, en el púlpito de Pisa, de Siena y de Pistoya, pero por primera vez los paneles están ligeramente curvados, dando una idea de circularidad nueva en su género. Igualmente originales son:


- La presencia de cariátides, figuras esculpidas en el lugar de simples columnas, que simbolizan las Virtudes.
- La adopción de ménsulas en lugar de arcos para sostener el piso alzado.
- El extraordinario sentido del movimiento, dado por las numerosas figuras que llenan cada espacio vacío.


Por estas cualidades unidas a la técnica narrativa de las nueve escenas es considerado como la obra maestra de Giovanni y de toda la escultura gótica italiana.


El púlpito solicitado a Giovanni sustituyó a otro realizado por Guglielmo (1157-1162) (púlpito del Maestro Guglielmo), que fue enviado a la Catedral de Cagliari, dependiente del arzobispo de Pisa.


Dado que no había documentación de cómo era el púlpito antes de ser desmantelado, fue reconstruido en una posición distinta de la original y, seguramente, con las partes en el mismo orden y orientación de como se había pensado. No se sabe si poseía o no una escalera de mármol.


La iglesia conserva además las reliquias de San Rainiero, patrón de Pisa, y la fragmentaria tumba de Enrique VII, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, muerto en Buonconvento mientras asediaba Florencia. La tumba, también desmontada y recompuesta, fue esculpida por Tino di Camaino entre 1313 y 1315 y está en el transepto derecho, mientras que originalmente estaba en el centro del ábside, como signo de la fe gibelina de la ciudad. Sucesivamente trasladada otras veces por cuestiones políticas, fue separada en varias partes (unas dentro de la iglesia, otras en la fachada, otras en el cementerio monumental, y finalmente en el museo).


Las 27 pinturas que revisten la tribuna detrás del altar mayor, que representan Episodios del Antiguo Testamento e Historias cristológicas, fueron realizadas entre el siglo XVI y XVII por los mejores pintores de Toscana: Andrea del Sarto, El Sodoma y Domenico Beccafumi.


Numerosos y preciados son los adornos del siglo XVII, entre los que sobresalen el crucifijo de bronce del altar mayor y los ángeles portacandelabros al extremo de la “transenna” de mármol, obra de Giambologna. Además está el ciborio de plata ideado por Giovan Battista Foggini (1678-1686) en el altar de la capilla del Santísimo Sacramento. En los numerosos altares laterales se encuentran pinturas del siglo XVI y XVII elaboradas por pintores prestigiosos. Particularmente venerada es la imagen de la Virgen con el Niño (del siglo XIII), llamada Madonna di sotto gli organi, atribuida a Berlinghiero Berlinghieri.


El edificio, como el campanario está hundido perceptiblemente en el suelo, y algunos desequilibrios en la construcción se pueden ver con facilidad así como las diferencias de nivel entre la nave de Buscheto y la prolongación por obra de Rainaldo.


Los originales “graduales” de la catedral, obra de Giovanni Pisano de fines del siglo XIII fueron sustituidas en 1865 por el actual Sagrato. Estos graduales rodeaban el perímetro de la catedral al nivel del terreno y consistían en un casco de recuadros esculpidos con figuras de animales y cabezas. Actualmente algunos fragmentos se pueden ver en el museo.


PIAZZA DEI MIRACOLI

La Piazza dei Miracoli («Plaza de los Milagros»), nombre con el cual es conocida en el mundo la Piazza del Duomo («Plaza de la catedral»), es una amplia área amurallada en el corazón de la ciudad de Pisa, Toscana (Italia) renombrada como uno de los principales centros de arte medieval del mundo. En parte pavimentada y en parte cubierta de hierba, está dominada por cuatro grandes edificios religiosos: El Duomo, la Torre inclinada de Pisa, (campanario de la catedral), el Baptisterio y el Campo Santo, (cementerio).


El nombre de Piazza dei Miracoli fue acuñado por el escritor y poeta italiano Gabriele d'Annunzio quien, en su novela Forse che sì forse che no (1910) describió la plaza de esta manera:


"L’Ardea roteò nel cielo di Cristo, sul prato dei Miracoli". que significa: "El Ardea rotó sobre el cielo de Cristo, sobre el prado de los Milagros". A menudo la gente tiende a confundir el término con Campo dei Miracoli ("Campo de los Milagros"). Este último es un campo ficticio que aparece en el cuento Pinocho, donde una moneda de oro hace crecer un árbol de monedas. En 1987 la plaza fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


BAPTISTERIO

El Baptisterio, dedicado a san Juan Bautista, está frente al extremo occidental de la catedral. El edificio se comenzó a mediados del siglo XII: 1153 Mense August fundata fuit haec ("En el mes de agosto de 1153 fue aquí fundada..."). Se construyó en estilo Románico por un arquitecto conocido como Deustesalvet ("Diostesalve"), quien trabajó también en la iglesia del Santo Sepulcro en la ciudad. Su nombre es mencionado en un pilar interior, como Diotosalvi magister. La construcción, sin embargo, no terminó hasta el siglo XIV, cuando la loggia, la planta superior y la cúpula fueron añadidos en estilo Gótico por Nicola y Giovanni Pisano.


Es el baptisterio más grande de Italia. Su circunferencia mide 107,25 metros. Contando la estatua de san Juan Bautista (atribuida a Turino di Sano) en la parte superior de la cúpula, es incluso unos centímetros más alto que la Torre Inclinada.


El portal, que queda frente a la fachada de la catedral, está flanqueado por dos columnas clásicas, mientras que las jambas interiores están ejecutadas en estilo bizantino. El dintel está dividido en dos pisos. El inferior representa varios episodios de la vida de san Juan Bautista, mientras que el superior muestra a Cristo entre la Virgen y san Juan Bautista, flanqueados por ángeles y evangelistas.


La inmensidad del interior es impresionante, pero es sorprendentemente sencillo y carece de decoración. Tiene también una acústica destacada.


La pila de agua bendita octogonal en el centro data de 1246 y es obra de Guido Bigarelli da Como. La escultura de bronce de san Juan Bautista en el centro de la pila, es una obra de Italo Griselli.


El púlpito fue esculpido entre 1255 y 1260 por Nicola Pisano, padre de Giovanni Pisano, el artista que realizó el púlpito de la catedral. Las escenas del púlpito, y especialmente la forma clásica del Hércules desnudo, son buen ejemplo de las cualidades de Nicola Pisano como el más importante precursor de la escultura renacentista italiana al restablecer las representaciones antiguas. Por lo tanto, las investigaciones sobre el renacimiento italiano normalmente comienzan con el año 1260, el año en que Nicola Pisano fechó su púlpito.


CAMPOSANTO

El Campo Santo, es el cementerio monumentale, conocido también como camposanto viejo o camposanto monumental y queda en el límite norte de la plaza. Es un cementerio tapiado. Se dice que se erigió sobre un cargamento de tierra sagrada procedente del Gólgota, traído a Pisa durante la Cuarta Cruzada por Ubaldo de Lanfranchi, arzobispo de Pisa en el siglo XII del cual deriva su nombre de Campo Santo. En esa época no se utilizaba llamar los cementerios camposanto y ese sinónimo deriva precisamente del cementerio pisano.


El edificio en sí data de un siglo más tarde y fue erigido sobre las huertas de propiedad del obispo Federico Visconti. Antes de esa fecha los enterramientos se realizaban en el terreno alrededor de la Catedral o en los sarcófagos romanos que formaban parte del perímetro externo de la iglesia misma. El edificio de este claustro enorme, rectangular, en estilo gótico, comenzó en 1278 se supone por el arquitecto Giovanni di Simone y tuvo muchísimas fases constructivas debido a continuos cambios de proyecto. El cementerio sólo se terminó en 1464. El muro exterior está compuesto por 43 arcos ciegos. Hay dos entradas principales y una de la capilla. La de la derecha está coronada por un elegante tabernáculo gótico, que custodia a la Virgen María con el Niño, rodeada por cuatro santos. Es obra de la segunda mitad del siglo XIV, de un seguidor de Giovanni Pisano. También el prado central ha sido utilizado como lugar de sepultura, ya que según la leyenda, un cuerpo sepultado en la tierra santa del Gólgota se corrompía en solo 24 horas. El patio interior está rodeado por elaborados arcos de medio punto con finos parteluces y tracería plurilobulada.


Contiene una amplia colección de esculturas romanas y sarcófagos, pero sólo quedan 84. Los muros estuvieron recubiertos de frescos, los primeros de 1360, los últimos de tres siglos más tarde. Las Historias del Antiguo Testamento de Benozzo Gozzoli (siglo XV) estaban en la galería norte, mientras que la arcada meridional era famosa por las Historias del Génesis de Piero di Puccio (finales del siglo XV). El fresco más destacado era el realista Triunfo de la Muerte, obra de Buonamico Buffalmacco. Pero el 27 de julio de 1944 los Aliados lanzaron bombas incendiarias que prendieron fuego al tejado y los cubrió de plomo fundido, destruyéndolos. Desde 1945 las obras de restauración han ido avanzando y actualmente el Camposanto está recuperando su estado original.


Dada la importancia que tenía este lugar, fue una de las metas del Grand Tour en Italia y también el primero de los monumentos del conjunto en la que se exigió una entrada a pago. Eso fue en 1891, antes de la torre que fue puesta a pago solo cinco años después. Los enormes daños recibidos con la guerra y el consiguiente boom del turismo de masa ha puesto el esplendor del Campo Santo en la sombra.


PIAZZA DEI CAVALIERI

La Piazza dei Cavalieri de Pisa, Italia, es, tras la Piazza del Duomo, la plaza más importante de la ciudad. En la antigüedad representaba el centro del poder civil (frente al religioso de la platea episcopalis), mientras que a partir de la segunda mitad del siglo XVI fue la sede de la Orden de caballeros de San Esteban, deseada por el gran duque Cosimo I de' Medici. Actualmente es un centro de atracción cultural y estudiantil por la presencia de la sede central de la Scuola normale di Pisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada