viernes, 19 de agosto de 2016

Turismo en San Sebastián "Donostia" Guipúzcoa



TURISMO EN SAN SEBASTÍAN "DONOSTIA" GUIPÚZCOA

San Sebastián (cooficialmente en euskera: "Donostia") es una ciudad y municipio situado en el norte de España, en la costa del golfo de Vizcaya y a 20 kilómetros de la frontera con Francia. La ciudad es la capital de la provincia de Guipúzcoa, en la comunidad autónoma del País Vasco. La población del municipio es de 186.500 habitantes (2013), y su área metropolitana alcanza los 436.500 (2010). Es la cabecera de la Eurociudad Vasca Bayona-San Sebastián, una conurbación de más de 620.000 habitantes.


Sus principales actividades económicas son el comercio y el turismo, constituyendo en el pasado uno de los más famosos destinos turísticos de España. Su paisaje, dominado por la bahía de La Concha, así como su desarrollo arquitectónico moderno iniciado en la segunda mitad del siglo XIX, que configuró una ciudad de corte francés y aburguesado, propiciaron el desarrollo de la actividad turística a escala europea. Todo ello, unido a eventos internacionales como el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el Festival de Jazz de San Sebastián, la Quincena Musical o el Festival de Cine de Terror, ha dado proyección exterior a la ciudad, a pesar de sus pequeñas dimensiones. San Sebastián es Capital Europea de la Cultura en 2016 junto con Breslavia, Polonia.


San Sebastián constituye un importante destino turístico tanto en el ámbito español como en el europeo. Son habituales las referencias periodísticas internacionales a las bondades turísticas de la ciudad. De hecho, y a modo de ejemplo, San Sebastián fue elegida por el periódico inglés The Guardian como "una de las cinco mejores ciudades de veraneo" del mundo, junto con Berlín, Estocolmo, Nueva York y Ámsterdam.


Uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad es la gastronomía. También lo son los festivales de verano (Jazz, Quincena Musical y Cine). La bahía de La Concha, bordeada por su característica barandilla, es el símbolo turístico de San Sebastián. En el centro de la bahía se encuentra la perla de la concha, que es la Isla de Santa Clara.


Junto a la playa de Ondarreta, y siguiendo hasta el final el paseo que bordea la bahía, se llega al Peine del Viento, un conjunto escultórico elaborado por Eduardo Chillida y convertido en otro de los símbolos de la ciudad. Avanzando en sentido oeste por el paseo de La Concha se encuentra el singular Palacio de Miramar, construido en estilo inglés por la Casa Real española en 1893 y vendido al Ayuntamiento en los años setenta. Los jardines del palacio, abiertos al público, ofrecen unas espectaculares vistas a la bahía, al igual que el Parque de Atracciones del Monte Igueldo, pequeño parque de atracciones de principios del siglo XX desde el que se obtienen unas vistas espléndidas de la bahía. Desde el Peine del Viento hasta Mompás, una salida de tierra al mar bajo el monte Ulía en el extremo oriental de la ciudad, recorriendo la Bahía de la Concha, el pequeño puerto, el Paseo Nuevo, la desembocadura del río y el paseo de la playa de la Zurriola, puede recorrerse un paseo marítimo de unos siete kilómetros de longitud sin cruzar un sólo semáforo.


Los paseos por el centro de la ciudad, la denominada Área Romántica de la belle époque, cuyas calles principales están totalmente peatonalizadas, y junto al río Urumea, son otro de los puntos fuertes de la oferta turística de San Sebastián. Son reseñables los edificios de la Diputación Foral de Guipúzcoa (inspirado en el edificio de la Ópera de París), la catedral del Buen Pastor y los edificios de Correos y el Centro Cultural Koldo Mitxelena, situados en la misma plaza, o el Ayuntamiento (antiguo Casino). En la parte vieja son destacables el Museo de San Telmo, la Iglesia de Santa María y la parroquia de San Vicente. Junto a la desembocadura del río se encuentran el Teatro Victoria Eugenia y el Hotel María Cristina, que configuran uno de los conjuntos monumentales más atractivos de la ciudad. Cruzando el río por el puente de María Cristina, el más vistoso de los puentes donostiarras, se encuentran la Estación del Norte y las villas de estilo puramente francés situadas al borde del río.


SAN SEBASTIÁN TIENE DIVERSAS DENOMINACIONES O TOPONIMIAS

- San Sebastián: Es el nombre oficial en español. Su origen se debe a un monasterio consagrado a San Sebastián que se encontraba en la actual ubicación del Palacio de Miramar, junto al barrio de El Antiguo. La villa medieval fue fundada por el rey navarro Sancho el Sabio hacia 1180 en las cercanías del monasterio y este estableció en la carta-puebla que la villa se llamara por ello San Sebastián. Como el documento estaba redactado en latín el nombre que aparece mencionado es el de Sanctus Sebastianus, que evolucionaría en romance hasta dar el nombre de San Sebastián. San Sebastián ha sido el nombre oficial de la ciudad hasta 1980. Siempre ha sido la denominación más usada por sus habitantes en el habla coloquial a lo largo de la historia, es el nombre más conocido internacionalmente y del que derivan las denominaciones de la ciudad en otros idiomas. Así, la denominación habitual en francés es Saint-Sébastien y en inglés Saint Sebastian, sin acento en la a y pronunciado acentuando la sílaba -bas. El nombre en español se suele abreviar con Sn. Sn., S. S. (formas correctas), Sn.Sn., S.S., SnSn o SS (SS era la sigla que aparecía en las matrículas de los automóviles registrados en la provincia de Guipúzcoa hasta que se cambió el sistema en 2000).


- Donostia: Es el nombre oficial en euskera. Según la teoría más aceptada, una forma derivada de la denominación eusquérica antigua del santo patrón, Done Sebastiáne, y a la forma actual se llegó mediante los siguientes pasos, tal como los explica Koldo Mitxelena, insigne lingüista, hace ya más de medio siglo en su libro Apellidos vascos de 1953: "... el nombre vasco de San Sebastián, cuya evolución aproximada habrá sido "Donasa (b) astiai, Donasastia, Donastia, Donostia" (2ª edición, 1955, p. 96). No hay que olvidar que en euskera se usa Donosti en dos referencias más a ese santo: la ermita de San Sebastián (en euskera Jaun Donosti) en Orendain, y otra medio derruida del mismo nombre en Arano. Otra teoría deriva el nombre del latín: Domine (San) Ostium (Ostia, puerto; o lo que es lo mismo, "señor del puerto", en alusión a Sebastián Mártir). Donostia no ha sido una denominación oficial hasta hace pocas décadas, aunque de ella derive el gentilicio de los habitantes de la ciudad (donostiarras) tanto en español como en euskera. Esta denominación es poco empleada al hablar en español, prefiriéndose la variante Donosti.


- Donosti: Es una variante de Donostia. Como la -a final del euskera es un artículo, esta vocal se pierde al referirse a sustantivos indeterminados, como en nombres de pueblos y ciudades. Aún y todo, existe un grupo de sustantivos (comunes y propios) en los que la -a final se considera orgánica, como en el caso de Donostia, por lo que es incorrecto eliminarla. Sin embargo, Donosti es una denominación muy habitual, especialmente al hablar en español.


- Donostia-San Sebastián: Fue la denominación oficial entre 1980 y 2012. Debido a su nulo arraigo social y a la confusión que esta denominación compuesta creaba, el pleno del Ayuntamiento, a propuesta del gobierno municipal, decidió por unanimidad adoptar la denominación oficial bilingüe, Donostia / San Sebastián, con el fin de oficializar el uso exclusivo de Donostia en las comunicaciones en euskera y San Sebastián para las comunicaciones en español.


- La Bella Easo o Easo: Es una denominación surgida por la creencia en los siglos pasados de que la antigua ciudad romana de Oiasso o Easo se encontraba en la ubicación de la moderna San Sebastián. El gentilicio easonense utilizado como variante culta de donostiarra, y actualmente en desuso, derivaba de esta creencia. Recientes hallazgos arqueológicos confirman que la antigua Oiasso se encontraba en Irún y no en San Sebastián. Como herencia del nombre Easo, el código IATA del Aeropuerto de San Sebastián es EAS.


- Irutxulo o Hirutxulo: Que significa "tres agujeros" en euskera, es el nombre que los pescadores daban a San Sebastián, ya que desde el mar la ciudad se veía como tres entradas o huecos: el formado entre el monte Igueldo y la Isla de Santa Clara, el que se encuentra entre Santa Clara y el monte Urgull y el situado entre Urgull y el monte Ulía.


- Sanse: Es una forma coloquial y cariñosa que deriva de San Sebastián, muy utilizada también por los vecinos de San Sebastián de los Reyes, Madrid.


PLAYAS

La ciudad tiene tres playas urbanas: Ondarreta, La Concha y la Zurriola, las dos primeras situadas en la bahía de La Concha y la tercera al otro lado del río Urumea. Las tres están englobadas en un mismo Sistema de Gestión Medioambiental, que trata de garantizar un uso sostenible de las mismas.


- La Concha: Es una de las playas urbanas más famosas de España. Tiene una longitud de 1.350 m y una anchura media de 40 m. Al igual que las otras dos playas, su arena es fina. Cuenta con 38 duchas exteriores, alquiler de toldos y sillas de playa, y servicios de duchas y vestuarios. Próximo a la playa hay un párking. En la playa se encuentran el balneario de La Perla, la antigua Casa Real de Baños y el Real Club Náutico, edificios que, junto con la famosa barandilla, las elegantes farolas, dos grandes relojes de principios de siglo y el Palacio de Miramar, que la cierra por el oeste, configuran una playa elegante y singular.


- Ondarreta: Situada entre el Palacio de Miramar y el monte Igueldo, es la más pequeña de las tres playas. De aire algo más informal que La Concha, se trata de una playa de corte menos urbano. En el paseo que la bordea hay unos jardines en los que encuentra una estatua en honor a la reina María Cristina. Tiene una longitud de 600 m.


- Zurriola: Con una longitud de 800 m, es la playa más abierta al mar y con oleaje más fuerte, de forma que se ha convertido en la más frecuentada por los jóvenes y los surfistas. En 1994 se llevó a cabo una remodelación de la playa, hasta entonces prácticamente inutilizable, con la construcción de un espigón que redujo el peligro de las aguas y con la mejora general de la calidad de la arena y del agua. Está permitida la práctica del nudismo en esta playa desde 2004.


Además de estas tres playas, también es utilizable la pequeña playa que se forma en la isla de Santa Clara, a la que se puede acceder en barco en los meses de verano,14 o a nado, pues se encuentra a escasos 500 m de Ondarreta en marea baja.


EQUIPAMIENTOS CULTURALES

Auditorios y teatros:
- Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal: complejo arquitectónico que incorpora salas de congresos, espectáculos y conciertos diseñado por Rafael Moneo.
- Teatro Victoria Eugenia: histórico teatro inaugurado en 1912. En él han actuado algunos de los más importantes intérpretes de música clásica o teatro. Fue la sede principal del Festival de Cine hasta 1999, año de la inauguración del Kursaal y del cierre del teatro para su restauración. Fue reabierto en marzo de 2007.
- Teatro Principal: es el más antiguo de los teatros donostiarras. Inaugurado en 1843, adoptó su aspecto actual a finales del siglo XIX. Además de las obras de teatro habituales y de algunas de las presentadas en la Feria de Teatro, acoge la mayor parte de las proyecciones de la Semana de Cine Fantástico y de Terror, del Festival de Cine y Derechos Humanos y algunas películas del Festival de Cine.


Museos:
- Aquarium: el Aquarium de San Sebastián está situado en el muelle junto al Paseo Nuevo. Posee una relevante colección histórica, así como una moderna ampliación con un pasadizo que recorre una gran pecera.
- Museo San Telmo: de titularidad municipal y situado en un antiguo convento del siglo XVI. Ha sido reabierto en 2011 tras largos trabajos de ampliación y reforma. Alberga piezas de Bellas Artes tanto antiguas como del siglo XX, así como objetos arqueológicos, etnográficos y de diseño.
- Tabakalera: antigua fábrica de tabaco y futura sede del Centro Internacional de Cultura Contemporánea.
- Museo Chillida-Leku: situado en la localidad vecina de Hernani, alberga la más amplia colección de obras del escultor donostiarra Eduardo Chillida. Se trata de uno de los más importantes reclamos turísticos de la ciudad, si bien actualmente se halla cerrado por problemas económicos, lo que ha causado gran controversia.
- Museum Cemento Rezola: situado en el barrio de Añorga, frente a la Fábrica de Cementos Rezola. Edificio proyectado por el arquitecto Luis Peña Ganchegi, tiene como tema principal la trascendencia del cemento en la civilización occidental.
- Museo de Ciencia Eureka: situado en el Parque Tecnológico de San Sebastián (Miramón). Un espacio dedicado para todos los públicos: cuenta con una exposición permanente dotada de 160 módulos interactivos, un Planetarium digital de última generación y una sala de simuladores de montaña rusa, F1, simulador de vuelo, etc.


Bibliotecas:
- Casas de Cultura: de titularidad municipal, se trata de centros culturales dotados de biblioteca, salas de conferencias y otros equipamientos distribuidos por los diferentes barrios de la ciudad. Es también municipal la Escuela de Música y Danza, que oferta enseñanzas no regladas
- Biblioteca Central: situada en el Ayuntamiento, se trata de la biblioteca más amplia de gestión municipal
- Centro Cultural Koldo Mitxelena: de titularidad provincial, se trata del más importante equipamiento cultural de San Sebastián. Dispone de biblioteca, videoteca, fonoteca, hemeroteca, salas de exposiciones, salas de estudio y salas de lectura.


GASTRONOMÍA DONOSTIARRA

Se dice que San Sebastián es la ciudad del mundo con mayor número de estrellas Michelin por metro cuadrado. De hecho, es la única ciudad del mundo, junto con París, que posee tres restaurantes con tres estrellas, la máxima calificación. Así pues, la gastronomía es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Como representantes de la Nueva Cocina Vasca, prestigiosos cocineros como Juan María Arzak, Pedro Subijana o Martín Berasategui, los tres con las respectivas tres estrellas Michelín ya comentadas, tienen sus restaurantes en San Sebastián. También son muy populares los bares de pintxos de la Parte Vieja, obras de arte culinarias en miniatura. Actualmente el restaurante Mugaritz está considerado como el cuarto mejor del mundo. Se encuentra entre Astigarraga y Rentería a escasos 10 km del centro de San Sebastián.


Es tarea imposible desvincular la gastronomía donostiarra del conjunto de la cocina vasca. Pero es preciso remarcar sus peculiaridades pues las formas de comer y beber, los hábitos gastronómicos, así como las tradiciones más populares y típicas de esta bella ciudad, están marcadas por su ancestral vocación marinera y tienen rasgos propios, singulares y trascendentes, hasta el punto que han marcado, y aun lo siguen haciendo, modas y estilos culinarios, Es más, es algo muy curioso, como Donostia-San Sebastián (y el conjunto de su provincia Guipúzcoa); es como un microcosmos gastronómico, y es que en este pequeño territorio se pueden encontrar todos y cada uno de los distintos estilos de la cocina vasca (alta cocina tradicional, alta cocina atrevida y moderna, la popular, bien portuaria o de tierra adentro, la amateur, propia de las sociedades gastronómicas y la del "pintxo".


 DE TAPAS, PINCHOS Y COPAS

Tratándose de San Sebastián lo más adecuado es hablar de pinchos y de copas, ya que es como se denominan por estos lares. No pecamos de chovinistas si decimos que Donostia es la capital del pincho mundial, cosa que podrá comprobar con tan sólo entrar en alguno de los bares aquí citados.


ZOMA ANTIGUO

Tras recorrer el paseo de la Concha, nos encontramos con la zona del Antiguo. Por una parte siguiendo la playa de Ondarreta alcanzamos El Peine del Viento y por otro lado, la parte populosa, cuya calle Matía está repleta de comercios de todo tipo, con bares y lugares de chiquiteo bastante troteros, salvo honrosas excepciones. Siguiendo por esta calle accedemos al I barrio de Benta Berri, donde han surgido innumerables bares y cafeterías, con atractivos pinchos y minirraciones. Desviándonos un poco encontramos otras zonas limítrofes como la que acoge el campus universitario (Ibaeta) y la urbanización de Errotaburu, con edificios de nueva tecnología donde tienen su sede muchas empresas importantes.


Branka: P° Eduardo Chillida, 13. En un lugar privilegiado cómo es el Paine del Viento, desde donde se aprecia una magnífica panorámica de la bahía donostiarra. La oferta que nos proponen es una cuidada selección de pinchos que van desde preparaciones tradicionales como la excelente tortilla de patatas a combinaciones más actuales. También tiene pinchos de postre.


Danena: Matía, 6. Este pequeño local está en pleno barrio del Antiguo (cerca de la playa de Ondarreta). Buenas banderillas, sobre todo ios fritos y los ahumados. Especialidad en coctelería. Los fines de semana está lleno.


Kiki: Avda de Tolosa,79. En este coqueto bar se rinde culto al mejor producto sin alardes creativos. Una de las mejores tortilla de patatas de esta ciudad. Magnifica bodega.También tiene terraza en verano.


R.K: José María Sert. 2. Esta taberna comandada por Manolo Prietao y Gerardo Ormejo, antes en el Danena, repasa especialidades como el milhojas de calabacín con marisco o el txitxarro al txakoli entre otros suculentos pinchos. Además, carta pequeña, donde elegir entre equilibrados menús especiales.


ZONA AMARA MUEVO

Una zona relativamente nueva, unas antiguas marismas que se desecaron para la expansión de la ciudad.


Zona de tránsito hacia el Estadio de Anoeta y otras instalaciones deportivas, donde se celebran los más importantes conciertos y eventos musicales y culturales. Bares con predominio del mestizaje ibérico: gallegos, tascas de estilo andaluz, etc., y muchos del más puro estilo donostiarra. Bastante movimiento comercial en torno al centro Arcco Amara.


Maruxa: Paseo de Vizcaya, 14. La dueña del local, se vino desde Galicia con su mejor legado gastronómico y ha triunfado. Tiene una extensa barra repleta de bocadillos, donde también se pueden pedir raciones, con mesas corridas alrededor y un pequeño comedor donde comer tranquilamente. Especialidades típicas de Galicia.


Udane: Avda. Isabel II. 6. Sito en una de las calles más comerciales de Amara. Recomendable para delitearse con cazuelitas gustosas y caseras y pinchos realizados con cariño y mucho oficio. Buenos callos, morros, manitas de cordero, etc. Los pinchos fríos también son muy tentadores.


La Venta De Curro:  Avda. Madrid, 32 -34. Torre de Anoeta. Taberna de corte andaluz no tanto en su decoración como en las es¬pecialidades: excelente jamón cortado a cuchillo, ibéricos, puntilleas, gambas de Huelva, etc. Raciones y cazuelitas muy apañadas. Junto al estadio de fútbol de Anoeta.


ZOMA PARTE VIEJA

La parte vieja donostiarra es el lugar con más solera y carismático de la ciudad, atestado de bares y restaurantes donde poder "potear" y saciarse de comer pinchos. Entre las calles más representativas cabe destacar la 31 de Agosto, la plaza de la Constitución y la Fermín Calbetón, la más larga y animada de la Parte vieja. Cerca del tradicional mercado de la Bretxa (ahora por desgracia soterrado) y acercándonos al mar, se congregan multitud de locales, dedicados a copas.


Casa Alcalde: Mayor, 19. Bar de la Parte Vieja cuenta con una fecunda historia a sus espaldas. Paredes forradas de motivos taurinos y productos de la casa como su jamón de Jabugo, quesos, productos del Baztán, etc.


Ganbara: San Jerónimo, 21. La barra de este bar de la parte vieja está repleta de banderillas de todo tipo, frías y calientes. Especialidad en hongos y mini-cruasancitos rellenos. Cuenta con un pequeño asador-restaurante.


Goiz Argi: Fermín Calbetón n°4. Local minúsculo que goza de un éxito arrollador. Siempre lleno, sus pinchos gustan a todo el mundo, sobre todo los elaborados a la plancha. Barra colorista que incita a consumir. Muy rica la brocheta de gambas con el contrapunto de una vinagreta deliciosa.


Iturrioz 2:  Aldamar, 12. Eduardo Bretón ha creado un hermano "gemelo" para su establecimiento céntrico con el que también comparte nombre. En éste de la parte vieja destaca su decoración y una barra en la que hay para dar y elegir. Pinchos de nivel, como su lasagña de anchoas.


Izazpi: Treinta y uno de Agosto, 25. En esta diminuta tasca resulta increíble como se pueden ofrecer, por su limitado espacio físico, unos pinchos tan elaborados, delicados y modernos. Aquí no hay barra prácticamente y casi todo se prepara al momento. También muy solicitados sus bocatas "cantados".


La Cuchara de San Telmo: 31 de Agosto, 28 (esquina Santa Corda). Local de dimensiones muy reducidas . La grandeza le viene de su cocina, que está a la vista. Pinchos y miniraciones de vanguardia. En verano dispone de unas mesas exteriores, donde poder pedir.


La Cepa: 31 de Agosto, 9. Punto de encuentro en la Parte Vieja. Decoración estilo tasca, con solera. Maravillosos jamones de Jabugo y raciones donde el producto acapara el protagonismo. Todo tipo de cazuelitas, fritos, pinchos y bocadillos. Dispone de un restaurante dentro. Siempre abarrotado.

La Viña: 31 de Agosto, 3. Oferta de pinchos refinados y con un toque especial. Dispone de un comedor donde disfrutar con una cocina de mercado sencilla, pero hecha con buena mano. Entre las banderillas: croquetas de hongos, pastel de txangurro o crujiente de gambas y verduras.


Martínez: 31 de Agosto, 12. La barra de pinchos es impresionante. Hay de todo para elegir, pero son de nota los pimientos rellenos en ensalada, el pastel de verduras, los pinchos de chatka (nada de sucedáneos) y los fritos. Banderillas de primera calidad.


Tamboril: Pescadería, 2. Pequeño bar en la plaza de la Constitución de la Parte Vieja. Amplia oferta de banderillas, frías y calientes.


Txepetxa:  Pescadería, 5. En esta casa se rinde reverencia absoluta a la anchoa. Pinchos para quitarse el sombrero, como los lomos de anchoa con crema de centollo, o con tapenade de aceitunas negras. Las gildas o una fantástica brandada de bacalao son otras ofertas que salen del "recital" de la anchoa. Suculencia en estado puro, refinamiento que también se paga.


ZOMA GROS

En la confluencia de las calles Secundino Esnaola, San Francisco y Bermingham se sitúa esta zona de bares. Goza de prestigio en lo referente al mundo de la llamada alta cocina en miniatura, con presentación de banderillas y un servicio de vino más que notable.

Aloña-Berri: Bermingham, 24. Máximo representantes de la llamada alta cocina en miniatura, reconocido con numerosos premios y galardones. Infinidad de tapas. Algunas de sus especialidades ton: la tartaleta de lecheritas de ternera con hongos y la brandada de bacalao.


Bergara: Arteche. 8. Otro representante destacado de la cocina en miniatura. Decenas de bandejas de pinchos fríos y una extensa carta de especialidades calientes adornan la barra. Algunas de sus especialidades son: el txalupa (hojaldre de setas y langostinos), el udaberri (calabacín a la crema con cigalas) o las delicias de pato al calvados. Han ganado multitud de concursos.


El Lagar: Zabaleta, 55. Uno de los bares mas recientes, pero que en poco tiempo ha sabido conquistar una clientela adicta y comprometida con la calidad de sus ofertas culinarias en miniatura. Por otra parte la moderna y acogedora decoración es otra de sus virtudes. Y sobre todo, una de las mejores ofertas de vinos por copas y una carta de los mismos envidiable, por la calidad, actualidad y precio de los caldos que aquí se ofertan.


Garbola: P°. de Colón, 11. Una estupenda coctelería y banderillas sofisticadas y exquisitas se dan la mano en este pequeño establecimiento. Muy buenas las croquetas de bacalao y las gambas garbola. Tienen curiosidades como el pincho de tiburón con panadera. Delicioso café irlandés. Cuidada selección de los vinos y de espirituosos.


Iraeta: Padre Larroca, 2. Aquí se pueden encontrar especialidades muy apetecibles. Sobre todo, los pinchos de foie gras, como el que hacen a la plancha y acompañan de intxaur saltsa (salsa de nueces). Una selección de vinos muy pensada, con referencias extranjeras interesantes.


Patio de Ramuntxo: Peña y Goñi, 10. Este bar, que es uno de los más antiguos del barrio, hoy nos ofrece una amplia selección de deliciosos pinchos tanto fríos como calientes. Desde propuestas más bien clásicas a  otras más creativas y de  elegantes presentaciones. Algunos de estos pinchos han triunfado en diversos concursos de esta especialidad.    


ZOMA CEMTRO  
 

En esta zona se da cita el comercio más elegante, y lujoso y algunos bares y locales muy "chic" y tradicionales de la ciudad. Es el lugar perfecto para recorrerla paseando por sus muchas calles peatonalizadas. Detrás de la catedral del Buen Pastor y del edificio de Correos, se halla una de las zonas de pubs más característica: la de Reyes Católicos. Los bares suelen abrir hasta las 03,00 de la madrugada.



Alex: Larramendi, 10. Tres jóvenes donostiarras, Gonzalo ; Domínguez, Pedro Samper y Daniel Corman, se han hecho cargo de este negocio. Los pinchos que ofrecen son tan modernos y delicados como gustosos, y además con bellas presentaciones en una onda muy actual. Importante la cambiante selección de vinos por copas, que como los pinchos, se ofertan en una tentadora pizarra.

Antonio: Bergara. 3. La que fuera casa de Antonio Royo, un pequeño txoko en el centro de la ciudad, ofrece sus pinchos de anchoas en salazón con guindilla y pimiento verde o sus tartaletas variadas. Servicio amable y profesional, para "potear" con agrado.

Basque: Miramar, 5. Frente a la playa de la Concha, punto tradicional para la guente "guapa" y elegante. Los sábados pro la mañana, suele mostrar su mayor esplendor. Buenas copas y servicio esmerado. Entre las banderillas destacan las tortillas variadas y la brocheta de langostinos con beicon. 

  Casa Vallés: Reyes Católicos, 10. Bar mesón en la zona de Reyes Católicos. Excelentes jamones de Jabugo y chacinería ibérica. Estupendos chorizos salmantinos y jamón cocido así como anchoas, bonito y guindillas o los quesos por ejemplo.


La espiga: San Marcial, 48. Negocio de la familia Castro. Sus fritos recién hechos y cantados al momento tienen legión de seguidores: croquetas, chorreras (bola de jamón york con huevo), milanesas y pimientos rellenos. En la barra también hay pinchos fríos. Casi siempre, a tope de gente.


Mesón Martín: Elcano, 7. Espacioso local, con añorantes fotografías de los comercios donostiarras de principios de siglo XIX. Impresionante surtido de pinchos fríos y, también, oferta de banderillas calientes. Buenas gambas rebozadas.


Hikamika: Etxaide, 4. Este bar, decorado de forma minimalista, no parte de la nada. Los propietarios del emblemático bar Astelena se han trasladado aquí con sus pinchos más representativos (como sus croquetas, ropa vieja o pastela de merluza). Ahora también es restaurante con una sencilla cocina de mercado.


PLATOS TIPICOS  Y RECOMENDACIONES

Entre los platos típicos destacan, entre los entrantes: la sopa de pescado a la donostiarra, sencilla y servidos juntos el caldo con los tropiezos de pescado (puede llevar también almejas y crustáceos: gambas, langostinos, carabineros...), robustecida con el zopako o pan de sopa; el marmitako: rancho de pescadores a base de patatas con bonito del norte o atún, cebolla y pimientos (verdes, rojos o choriceros), con o sin tomate, que ha pasado de ser un plato marinero de subsistencia a ser una delicia culinaria; la porrusalda: reconfortante guiso caldoso de patatas y puerro que, según la zona puede llevar bacalao, zanahoria, calabaza e incluso tocino o grasa de oca: la guípuzcoana es la más sencilla y se le llama también porrupatata; el pastel de krabarroka y la pastela de merluza; el primero creado por Arzak fue sin duda uno de los emblemas de la Nueva Cocina vasca de los años setenta del pasado siglo; inspirado en la suculenta pastela de merluza del bar Astelena; el txangurro al horno o a la donostiarra: único plato de la cocina tradicional vasca que proviene de la alta cocina y no de la popular; la tortilla de bacalao: plato emblemático de las sidrerías en sus catas invernales antes del embotellamiento de la sidra; las angulas en cazuela: un plato a caballo entre el mito, el rito y el manjar.



En los segundo platos, Donostia brilla por sus pescados. Entre ellos destacaremos: chipirones en su tinta y encebollados, receta emblemática de la cocina vasca y que en la mejor época del chipirón (cuando son de bocado), se convierten en un refinado manjar (la tinta negra que interviene en su salsa es tóxica en crudo); la merluza en salsa verde con almejas es la gran señora de la cocina vasca de los pescados, la salsa verde esencial en la culinaria junto al pil-pil, la salsa roja o vizcaína y la negra, modernamente se le añadieron almejas y más tarde kokotxas, cortando el pescado en lomos; las kokotxas ya en salsa verde o  al pil-pil; la mendreska de bonito o de atún, el cogote de merluza y otros pescados a la parrilla. Hoy proliferan los asadores de pescados junto a los de carne. Las chuletas de carne roja, ya que bueyes casi no existen, se han convertido en las estrellas cárnicas de la gastronomía vasca; y como hijo adoptivo debemos destacar el foie tanto en frío como en caliente.



- Huerta: La cocina de esta tierra está determinada por la estaciona lidad de la mayor parte de sus productos. El mercado dicta sus criterios, que son respetados escrupulosamente. Así, en su huerta se encuentran guisantes enanos y dulces como ninguno, diminutas habas, las aterciopeladas judías verdes, llamadas aquí vainas o los veraniegos tomates. Particularmente interesantes son las huertas donostiarras de Igeldo y Ulia. Entre las frutas, hay que destacar la manzana, concretamente una variedad de reineta, llamada errezila, crujiente y de delicada acidez. Entre los productos de huerta no podemos olvidar a la ya citada Alubia de Tolosa. Los productos del mar son interminables, pescados que compiten en bondad entre los pescados blancos y azules y entre los frescos y en salazón. Algunos tan humildes aparentemente, como el txitxarro o el verdel.



- Carnes: En el apartado cárnico, destacan las morcillas de cebolla, particularmente las de Beasain, los mondejus y la buskantza. El segundo es una morcilla blanca de oveja en la que el coagulante es la clara de huevo. La última, típica de la zona del Goierri, es un embutido, realizado alrededor de San Martín. Son morcillas de oveja hechas con su sangre y sebo.


- Queso: El queso Idiazabal profundamente arraigado en la cultura del país y elaborado con leche cruda de oveja latxa. Ahumado o sin ahumar y amparado por la Denominación de Origen del mismo nombre.



- Bebidas: La bebida más representativa de la provincia de Guipúzcoa es, sin duda, la sidra natural. La sidrería en esta zona no sólo ha sido industria de elaboración, sino lugar de encuentro y consumo de sidra. En cuanto al txakoli (vino de zonas húmedas) actual es comparable a los grandes vinos blanco, con una gran riqueza aromática y una especial y singular acidez fija.



- Repostería: La mamia o cuajada elaborada con leche de oveja, es el postre más ancestral del País Vasco. Asimismo ancestral son las pipar opillak, dulce típico de las romerías y de las fiestas de los pueblos, cuyo nombre le viene porque se les añadía pimienta negra triturada. Otras especialidades de Guipúzcoa son los macarrones de Azkoitia, los delicados bizcochos de Mendaro, las delicias de Tolosa de yema y almendra, comercializados como xaxus, así como los cigarrillos y tejas de esta misma localidad. Los rellenos de Bergara (bizcochitos rellenos de huevo, miel y glaseados), la magnífica tarta de almendra de Segura. El pastel vasco de raigambre vasco francesa. Los ignacios de Azpeitia (también de almendra), el pastel peregrino de Oñate, las irunesas opillas de San Marcos, los martintxos de Beasain, y como novedad la tarta de sidra del gremio de confiteros. Y hablando de San Sebastián, la pantxineta o fanchispan, tarta de hojaldre y crema con almendra.


RESTAURANTES MÁS DESTACADOS


ARZAK Alto de Miracruz, 21. Tel: 943 278 465. E-mail: restaurante@arzak.es. Cerrado: Domingo noche, lunes, martes (de enero a junio) y domingo noche y lunes (de julio a diciembre), del 18 de junio al 5 de julio y del 5 al 29 de noviembre. Referencia inexcusable de la ciudad y de todo el panorama de la restauración española. Juan Mari Arzak y su equipo, con su hija Elena al frente, ejecutan una alta cocina de autor que les hace estar en la cúspide. De decoración modernista y confortable, lo mejor es dejarse aconsejar por el chef, ya que las innovaciones vanguardistas son constantes y certeras. En cualquier caso, algunos de los platos del recetario histórico vasco "se bordan". Carta de vino y servicio acorde a su alto nivel.


AKELARRE P°. Padre Orcolaga, 56 (B°. Igeldo). Tel: 943 311 209. E-mail: restaurante@akelarre. net Cerrado: Domingo noche, lunes y martes (de enero a junio) y domingo noche y lunes (de julio a diciembre, excepto festivos, que pasa al día siguiente), febrero y primera quincena de octubre. Otro de los grandes restaurantes de la ciudad. No sólo por sus líneas armoniosas en la decoración, unas vistas impresionantes de la bravura del mar Cantábrico y una sensación de confort muy logra¬da, sino por la cocina de factura impecable. Platos, los de Pedro Subijana y su equipo, de alta cocina de autor, caracterizada por un minimalismo en sus presentaciones y una combinación de sabores y matices. El menú degustación ofrece las innovaciones más interesantes y actuales. El servicio exquisito y la carta de vinos, así como la de cafés e infusiones impresiona por la cantidad y por la enorme calidad.


UREPEL P°. Salamanca, 3. Tel: 943 424 040. Cerrado: Martes, domingo, Semana Santa, tres primeras semanas en julio y 15 días en Navidad. Los llenos se suceden y la razón es bien sencilla: una cocina de corte clásico, estacional, con productos de primera calidad con ciertas pinceladas modernistas que gustan a todos los paladares. Todo ello a precios razonables. Suculencia en estado puro de Perú Almandoz digno sucesor del fundador de la casa, su padre Tomás ya desaparecido. Los salones, de innegable encanto, rememoran a los de una casa coqueta y acogedora. Servicio muy profesional y amable. Es necesario reservar.


CASA NICOLASA Aldamar, 4. Tel: 943 421 762. Cerrado: Domingo, lunes y tres semanas en febrero. Es uno de los históricos de San Sebastián, con salones elegantes y suntuosos no exentos de cierta añoranza. José Juan Castillo, hijo de una gran saga de cocineros, oficia una culinaria clásica de mercado, con recetas míticas de la casa y otras que se han ido incorporando: txangurro a la donostiarra, el lenguado Nicolasa, o la famosa orgía de postres. Platos de sabores tradiciones y muy gustosos. Servicio a la vieja usanza.


MIRAMON ARBELAITZ Mikeletegi. 53 (Parque tecnológico de Miramón). Tel: 943 308 220.
E-mail: artelaitz@arbelaitz.com. Cerrado: Domingo, lunes, martes noche, última quincena de agosto y desde el 24 de diciembre al 6 de enero. Situado en el futurista Parque Tecnológico de Miramón, esta casa, la dirige el pequeño de los hermanos Arbelaitz, José Mari, del laureado Zuberoa. Decoración moderna, en blancos y con líneas acordes con el entorno. Alta cocina de autor de categoría, con composiciones siempre sorprendentes y muy lógicas. Menú diario, menos sofisticado pero muy gustoso. Si lo que le va es la cocina como arte innovador, no se pierda el menú degustación. Servicio profesional y notable carta de vinos.


AGORREGI Portuetxe Bidea, 14. Tel: 943 224 328. E-mail: agorregi@agorregi.com. Cerrado: Domingo, lunes y martes noche, 15 días en febrero y 15 días en diciembre. Asentados hace ya un tiempo en su nueva ubicación, Gorka Arcelus en cocina y su esposa Beatriz en sala nos ofrecen una cocina sencilla y a la vez muy interesante. Platos muy gustosos y perfectamente resueltos, atentos a las modas y tendencias actuales. Carta de vinos corta, pero bien escogida. Su servicio exquisito y cordial. Magnífica relación calidad-precio.

ASTELENA Euskalherria, 3. Tel: 943 425 867. E-mail: astelena@telefonica.net. Cerrado: Domingo noche, lunes, miércoles noche, segunda quincena de febrero y primera quincena de octubre. De la misma regencia que fuera antes el popular bar Astelena, sito en la plaza Constitución de la parte vieja. También se identifica con el anterior por la sencillez en sus instalaciones, pero por ese gran ahínco por hacer las cosas bien. Platos de enraizamiento vasco, que no se han quedado desfasados. Las elaboraciones de su carta tienen siempre toques muy actuales. Especialmente recomendables los primeros y los guisos de carne. Postres modernos y exquisitos. Servicio amable.


LA MURALLA Embeltran, 3. Tel: 943 433 508. E-mail: lamuralla@euskalnet. net. Cerrado: Domingo y Navidades. Coqueto restaurante, en plena parte vieja, al frente de cual está Iñigo Bozal, con gran sensibilidad para los fogones. Cocina de gusto vasco salpicada de cierto mestiza¬je, hecha con gracia y gran perfección técnica. Muy recomendables los platos de pasta y arroz, los guisos como su milhojas de rabo de buey con verduritas y los postres, livianos y modernos. Carta de vinos corta, pero correcta. Poseen en las inmediaciones otro restaurante de similares característica y precios aún más livianos La Fábrica (Puerto, 17).


RESTAURANTE KURSAAL Zurrióla, 1. Tel: 943 003 162. E-mail: info@restaurantekursaal.com. Cerrado: Domingo noche y lunes y 15 días en Navidades. A Del Grupo Martín Berasategi, constituido por un equipo joven comandado por un chef perfeccionista e inquieto como es Raúl Cabrera. Ubicado en los impresionantes cubos del arquitecto Rafael Moneo, en la parte de abajo cuenta con una concurrida cafetería y en la de arriba el restaurante de decoración minimal. Comer disfrutando de vistas al mar es un placer añadido. Cocina de altos vuelos, muy bien realizada. Menús a precios muy atractivos. Postres de alto nivel. Carta de vinos muy cuidada y servicioprofesional.


KOKOTXA Campanario, 11. Tel: 943 421 904. Cerrado: Domingos noche, lunes, segunda quincena de febrero y 15 días en noviembre. Esta casa posee muchas virtudes: Gran sensibilidad de su cocina emanada del buen gusto de su chef Dani López, con puestas en escena brillantes y curiosas a la vez que acertadas combinaciones. Todo de una notable complejidad que aparenta sencillez sin perder de vista el norte del sabor tradicional. Y además, a precios interesantes, dada la calidad ofertada El servicio, sobre todo el de vinos, a cargo de Estela Velasco en línea ascendente.


ALDERI ZAHAR Fermín Caíbetón, 9 943 425 254. Domingo y lunes 4fc A Comida casera auténtica, de corte tradicional y muy digna. Productos escogidos como buenas verduras frescas, excelente merluza rebozada y un recomendable cabrito al horno.


ALBIZTUR SAGARDOTEGIA  Albiztur sagardotegia Matía, 52. Tel: 943 211 801. Cerrado: Martes. Se trata de una sidrería que abre durante todo el año. En la zona del Antiguo, cerca de la playa de Ondarreta. En consecuencia, la oferta se decanta por una cocina casera y de sidrería. Especialidades como las alubias de Albiztur (Tolosa), tortilla de bacalao, chuleta de buey y costilla a la parrilla. Postres hogareños típicos. Hay sidra al txotx todo el año. Menús diarios.


ILLARRA IIlarra, 97. Tel: 943 214 894. Cerrado: Domingo, lunes, martes y miércoles por la noche. En poco tiempo el joven chef Asier Abal ha trasformado este conocido asador situado en las afueras de la capital donostiarra (barrio de Berio) gracias a su cocina, muy actual, depurada, enraizada y a la vez plena de gustosidad. Postres de vicio. Precios asumióles para muchos bolsillos. Una bodega en formación, cada vez más interesante.


ALAMEDA Minasoroeta, 1. Hondarribia. Tel: 943 642 789. E-mail: reservas@restalameda.com. Cerrado: Domingo noche, lunes, martes noche, Navidades y segunda quincena de junio y octubre. Remozado espectacularmente en sus instalaciones, ha ganado empaque y elegancia con su agradable terraza exterior. Al frente de los fogones se encuentra uno de tos jóvenes cocineros más reconocidos de la alta cocina, Gorka Txapartegui que junto con su familia ha conseguido hacer de su casa una referencia en el arte del comer bien. Estilo de modernidad bien asumida, sin extravagancias, perfectamente construida. La carta de vinos incorpora muchos vinos actuales y de los llamados de autor.


FAGOLLAGA Ereñozu Auioa, 68. Hernani. Tel: 943 550 031. E-mail: fagollaga@fagollaga.com. Cerrado: Domingo noche, lunes, martes noche, miércoles noche, dos semanas en Semana Santa y una semana en Navidad. Caserón remozado, a las afueras de la ciudad con una de las cocinas más originales y de vanguardia. Al frente se halla Isaac Salaberría, reconocido cocinero que ha sabido encandilar al público y a la crítica especializada. Siempre hay en la carta algunos platos clásicos, pero la mente y el paladar se encandilan por los de corte más vanguardista. Servicio muy amable a cargo de su hermano Xabier.


KARLOS ARGUIÑANO Mendilauta, 13. Zarautz. Tel: 943 130000. E-mail: kahotel@karlosnet.com. Cerrado: Domingo y martes noche, miércoles, Navidades y enero. El televisivo y polifacético Karlos Arguiñano siempre ha querido mantener su bastión principal, su precioso castillo de Mendilauta, en Zarautz, que incluye hotel, restaurante y la escuela de cocina Ayala con dignidad y prestancia. Para ello ha puesto al frente a un equipo joven y entusiasta, que en los últimos tiempos se ha dejado notar. Cocina de gustos tradicionales, aunque cada vez hay más pinceladas vanguardistas.


MARTIN BERASATEGUI Loidi Kalea, 4. Lasarte. E-mail: info@restaurantemberasategui.<0943366471 .="" br=""> <0943366471 .="" br="">Cerrado: Domigo noche, lunes, martes y de mediados de diciembre a mediados de enero. La concesión de su tercera estrella Michelín, le ha aupado definitivamente a la élite de la cocina mundial. Magnífico broche a una meteórica carrera. No es un reconocimiento ocioso, sino el premio a una labor por una cocina personal y sorprendente, de vanguardia bien entendida, de ejecución técnica impecable. Lo mejor en estos casos es guiarse por el menú degustación, que suele ser espectacular. Servicio y carta da vinos en consonancia.
<0943366471 .="" br="">
<0943366471 .="" br="">
<0943366471 .="" br="">MUGARÍTZ Caserío Otzatzulueta, Aldura Aldea, 20. Errenteria. <0943366471 .="" br="">Tel: 943 518 343. E-mail: info@mugaritz.com. <0943366471 .="" br="">Cerrado: Domingo noche, lunes, martes mediodía, del 5 al 13 de abril (Semana Santa) y del 19 de diciembre al 14 de enero. Es quizá la cocina más vanguardista de Guipúzcoa. Recientemente ha conseguido la segunda estrella Michelín. Comandada por el chef Andoni Luis Aduriz, del grupo Martín Berasategi, cada plato es un derroche de imaginación, naturalidad, minimalismo y sorpresa. Combinando pocos ingredientes resultados apasionantes. Para mentes abiertas y sibaritas, en un caserío moderno, con una maravillosa borda exterior dónde tomar el café o las copas tras la comida. Servicio profesional. La carta de vinos aquí también está a la última.

<0943366471 .="" br="">
ZUBEROA JATETXEA Iturriotz Auzoa, 8. Oiartzun. E-mail: zuberoa@zuberoa.com. Cerrado: Domingo, miércoles, primera quincena de enero, una quincena tras Semana Santa y segunda quincena de octubre. En la casa principal de los hermanos Arbelaitz. Es uno de los restaurantes más reputados, un precioso caserón con una decoración mimada y confortable y una terraza idílica. Su cocina mezcla los sabores tradicionales y las técnicas más vanguardista, con toques justos de creatividad. Cremas de ensueño, salsas aterciopeladas, puntos de cocción milimétricos. Suelen gustar empezar con diversas copitas gelatinosas (sobre todo de frutos del mar). Géneros de primerísima. Bodega y servicio acorde a su nivel.


VIDA NOCTURNA

El ocio nocturno de la ciudad se centra en varios puntos: la Parte Vieja, el entorno de la calle de los Reyes Católicos junto a la Catedral del Buen Pastor y las discotecas de la Bahía de la Concha y de la playa de la Zurriola.


En la Parte Vieja se concentran grupos variados de jóvenes de todas las edades, muchos de los cuales se desplazan a las discotecas de La Concha tras el cierre de los bares de dicha zona. Las tres discotecas situadas en la bahía acogen a todo tipo de público, si bien son consideradas discotecas de público con alto poder adquisitivo. Estas tres discotecas, principalmente las situadas en el edificio del Real Club Náutico de San Sebastián y junto al balneario de La Perla, acogen las fiestas del Festival Internacional de Cine. Otras opciones de ocio nocturno son el café situado en el Teatro Victoria Eugenia, la discoteca a orillas de la playa de la Zurriola, el centro de Ocio Illumbe formado por la plaza de toros y un centro comercial con pubs, restaurantes y discotecas o los mencionados bares del centro de la ciudad en el entorno de la Catedral.


CLIMA

San Sebastián, tiene un clima oceánico de tipo Cfb de acuerdo a la clasificación climática de Köppen, siendo una de las ciudades más lluviosas de España, con una media anual de unos 1500 mm. Las lluvias son abundantes en todas las estaciones del año, especialmente en otoño, habiendo un mínimo en verano poco destacable. En 2007, San Sebastián fue la ciudad con más lluvia de España, con 1536,1 milímetros, según se desprende de los datos de los que dispone el Instituto Nacional de Estadística, recogidos en su anuario estadístico. Las precipitaciones en forma de nieve son escasas (entre 1 y 3 días al año, aunque hay inviernos como el 2004-05 y en el 2009-10 en los que el número de días fue superior a 10). A su vez, el número de heladas suele variar entre 5 y 10 anuales. A finales de septiembre y principios de octubre suelen darse "mareas vivas", pleamares más altas y bajamares más bajas de lo normal.


Las temperaturas son suaves y templadas (con una media de 15 °C), aunque en verano e invierno la gran humedad (en torno a un 70-80% la mayor parte de los días del año) provoca sensaciones térmicas de mayor calor/frío. Los días que sopla el viento del sur (que provoca efecto foehn) eleva las temperaturas hasta los 20 °C en pleno invierno y hasta los 37–38 °C en verano, descendiendo la humedad considerablemente (aunque esta situación de altas temperaturas en verano suele durar unos pocos días o incluso unas horas, interrumpiéndose con un giro de viento a componente NO, el cual proviene del mar Cantábrico; este fenómeno es la galerna y viene acompañado de un brusco descenso de las temperaturas y en ocasiones de nubes, tormentas o incluso niebla marina).


En situación de invasión de aire frío procedente de Europa (vientos del NE), San Sebastián es una de las primeras ciudades en notar el frío y suele ser una de las capitales costeras españolas más afectadas dada su proximidad a Francia. Esto se debe a que los vientos no tienen recorrido marítimo y por lo tanto se templan menos que en otras ciudades, por lo que no es raro ver la playa de la Concha cubierta de nieve. Las temperaturas extremas registradas en el observatorio meteorológico de San Sebastián son de 38,6 °C y de -12,1 °C.


HISTORIA

- Fundación: Si bien se desconoce de manera exacta su fundación, el primer dato lo aporta un documento (considerado falso por la mayoría de los historiadores) del año 1014 de Sancho el Mayor de Navarra, según el cual el monasterio de San Sebastián se pone en manos del abad de Leyre y obispo de Pamplona. Dicho documento será confirmado, en 1101, por el rey Pedro Ramírez (Pedro I de Aragón, rey de Navarra y Aragón). Las primeras noticias escritas de San Sebastián hacen referencia a un monasterio, situado en el barrio que aún hoy se denomina San Sebastián El Antiguo. A aquel lugar se le conoció primitivamente, según algunos historiadores, como Izurum. El término español San Sebastián y la palabra vasca Donostia surge etimológicamente de la evolución de la palabra Donebastian (de Domine o Done = Santo, y Sebastián).


En los siglos XI y XII, el monasterio de San Sebastián El Antiguo, al mismo tiempo que centro espiritual, lo era de la naciente vida social y administrativa de la población de esta zona, que, con el tiempo, de no ser por diversos avatares que tendrán lugar posteriormente, habría cristalizado en un municipio.


San Sebastián fue fundada hacia 1180 por Sancho el Sabio, rey de Navarra. Nace para ser puerto marítimo de Navarra, e inicialmente cumple su misión como tal. Guipúzcoa a partir del año 1200 rinde vasallaje al rey castellano Alfonso VIII, enemigo de Sancho el Fuerte. Tradicionalmente, se ha tendido a creer que ese cambio de un reino a otro se dio a través de una negociación o pacto. Sin embargo, a tenor de la relectura de fuentes históricas conocidas, parece que San Sebastián pasó a Castilla mediante conquista militar. En cualquier caso, los comerciantes de San Sebastián se acostumbraron rápidamente al cambio, puesto que pasó de ser el puerto de un pequeño estado sin posibilidades de expansión territorial (Navarra), a servir de salida al mar de una monarquía, la castellana, mucho mayor, más rica y en plena expansión.


- Edad Media: Los Reyes de Castilla contaron en 1.248 por primera vez con fuerzas navales de San Sebastián, que tomaron parte en inutilizar la escuadra de moros y el puente de Triana, cuyo resultado fue la rendición de la ciudad de Sevilla.


Alfonso VIII juró los fueros e inició la larga serie de privilegios otorgados a San Sebastián, tendentes a mantener unos vivo el tráfico navarro y otros una situación privilegiada de los comerciantes donostiarras en el mercado español. Esta prosperidad es la que la hizo resurgir de los múltiples incendios que padeció a partir de 1266, llegando a arder por completo seis veces en dos siglos y cuarto.


La Guerra de los Cien Años, las Guerras de bandos y la evolución de Navarra en dirección francesa por motivos dinásticos trajeron para San Sebastián, en la segunda mitad del siglo XIV, una consecuencia grave: el desplazamiento de las principales líneas de tráfico hacia Bilbao, sustituyendo a San Sebastián como centro de gravedad del tráfico comercial. En enero de 1.489 un incendio redujo a cenizas la villa. Este desgraciado acontecimiento tuvo como medida la construcción en piedra de la villa. Este incendio sería el último de la época medieval de San Sebastián.


A partir del último cuarto del siglo XV, San Sebastián pasó de ser un emporio mercantil gracias su situación estratégica, a ser plaza militar y su puerto principal, Pasajes, de ser esencialmente comercial a cumplir las funciones de base naval.


- Plaza militar: siglos XV-XIX: Tras la catástrofe de 1.489, más que de una reconstrucción de la villa hay que hablar de una nueva forma de vida de la colectividad donostiarra. A partir del último cuarto del siglo XV, San Sebastián pasará, de ser un emporio mercantil por su situación estratégica, a ser plaza militar; y su puerto principal, Pasajes, pasará de ser esencialmente comercial, a cumplir las funciones de base naval de la Escuadra Cantábrica, fuerza marítima que mantendrá durante siglos (hasta el XIX) la lucha contra las escuadras francesa, holandesa y británica.


Este nuevo papel de San Sebastián como fortaleza, encargada de frenar las acometidas de los franceses, dará lugar a que la villa tome nuevos derroteros, por los cuales ganó los títulos de Noble y Leal. En el período entre los Reyes Católicos y Felipe V, trescientos años aproximadamente, la villa sufrió numerosos sitios. Este continuo estado de guerra supuso para San Sebastián un fuerte deterioro de su economía, motivado por los gastos en las fortificaciones, el mantenimiento de la guarnición y la continua caída del comercio marítimo, que, a partir de 1.573, se agravó aún más, pues Sevilla adquirió el monopolio de las transacciones con América.


Después de llevar dos siglos cumpliendo heroicamente su misión bélica, Felipe IV le concedió en 1662 el título de Ciudad. Hasta su fundación sólo había pequeñas zonas residenciales en el barrio del Antiguo, en la Parte Vieja y en el valle del Urumea, emprendiendo hasta el siglo XV un lento proceso de crecimiento.


En 1719 San Sebastián fue tomada, por primera vez, por un poderoso ejército francés mandado por el duque de Berwick, quien se encontró una ciudad débil en fortificaciones y una pequeña guarnición con escasez de víveres y munición. La ciudad estuvo ocupada por una guarnición de 2.000 soldados franceses hasta el 25 de agosto de 1.721 en que fue evacuada por el Tratado de La Haya.


Durante la Guerra de la Independencia, San Sebastián fue ocupada en 1.808 por las tropas napoleónicas. Nombrado José I (José Bonaparte) soberano de España, entró el 9 de junio en San Sebastián, recorriendo la calle Narrica, en la que permanecieron todas las ventanas cerradas. En junio de 1.813 los aliados, las tropas anglo-portuguesas, bajo el mando directo de sir Thomas Graham y teniendo por generalísimo al duque de Wellington, con un fuerte contingente de tropas y armas, sitiaron la ciudad. Después de varios días de intenso bombardeo y un primer asalto fallido, el 31 de agosto tuvo lugar el asalto definitivo, realizado a través de la brecha abierta en las murallas, obligando a replegarse a las tropas francesas hacia el Castillo, donde capitularán el 8 de septiembre.


El saqueo de las tropas anglo-portuguesas causó un gran incendio, del que solo se salvaron las edificaciones situadas al norte de la calle de la Trinidad (iglesias de Santa María y de San Vicente y conventos de San Telmo y de Santa Teresa), así como treinta y cinco casas. Estas casas no fueron quemadas porque servían de alojamiento para los oficiales británicos y portugueses, mientras iniciaban el ataque al Castillo.


- Siglo XIX: hacia el Ensanche: Tras la guerra, los vecinos más representativos se reunieron en las afueras, en Zubieta, y decidieron reconstruir la ciudad.


La división del reino en cincuenta y dos provincias establece la capitalidad de Guipúzcoa en San Sebastián; hasta entonces ésta se había turnado entre San Sebastián, Tolosa, Azpeitia y Azcoitia, en función de dónde se realizaban las reuniones de Juntas y residiera el corregidor (representante del rey en la provincia). Tras un nuevo traslado a Tolosa (1844), en 1854 se declara San Sebastián capital de la provincia. Se decide el retroceso de las aduanas al Ebro y el cierre de San Sebastián como puerto habilitado para el comercio con América.


En la provincia se van formando dos bandos, carlistas y liberales, estos últimos partidarios de la Constitución. Ambos defendían los fueros, pero de diferente manera. San Sebastián optará por el liberalismo frente a la mayor parte de la Guipúzcoa rural.


En 1863, y tras un intenso debate, se procede a derribar las murallas, que limitaban el desarrollo de la ciudad. El 4 de mayo, a los acordes de una marcha expresamente realizada para tal acontecimiento, se procede a quitar la primera piedra, que, hecha pedazos, se repartirá entre los invitados de primera fila.


San Sebastián cambia de orientación. Terminada su etapa como fortaleza pasará a cumplir la función de capital de la provincia, comenzando su expansión reflejada en el plan de Antonio Cortázar para la nueva ciudad.


- La Belle Époque donostiarra: A la muerte del rey Alfonso XII de España, en 1885, su viuda la Reina Regente María Cristina traslada todos los veranos la corte a San Sebastián, residiendo en el Palacio de Miramar. El Ayuntamiento de San Sebastián, en reconocimiento a la gran labor en favor de la ciudad, la nombrará alcaldesa honoraria. Más adelante, ya en pleno desarrollo del Ensanche Cortázar, que dotará a la ciudad de su actual atractivo arquitectónico, la construcción del Casino en 1887 aumentará el número de veraneantes.


De esta etapa son todos los edificios reseñables de la ciudad (aparte de los presentes en la Parte Vieja, los más antiguos), como la Catedral del Buen Pastor de San Sebastián, la Escuela de Artes y Oficios (actual sede de Correos) y el Instituto Peñaflorida (luego ocupado por la Escuela de Ingenieros Industriales y hoy en día por el Centro Cultural Koldo Mitxelena), el Palacio de Miramar, el Teatro Victoria Eugenia, el Hotel María Cristina, las villas del Paseo de Francia o la estación del Norte, así como el resto de edificios del Área Romántica, todos ellos con un marcado estilo francés que hizo acreedora a San Sebastián del sobrenombre de Pequeña París o París del Sur.


En 1914, y con el inicio de la I Guerra Mundial, San Sebastián se convierte en la ciudad más cosmopolita de Europa. En su Casino se darán cita todos los personajes de la vida europea, Mata Hari, León Trotsky, Maurice Ravel, Romanones, Pastora Imperio, el torero de fama, el banquero ostentoso...; son los tiempos de la Belle Époque donostiarra, y en San Sebastián actúan la compañía francesa de opereta, los ballets rusos, cantantes de ópera y muchos otros artistas famosos.


En 1930, la ciudad acogió la reunión de políticos republicanos que se dio en llamar Pacto de San Sebastián, que tendría una gran trascendencia en el posterior advenimiento de la II República el 14 de abril de 1931; de hecho, el primer gobierno republicano estará formado, en gran medida, por el núcleo de políticos participantes en el "pacto". La elección de la capital donostiarra se debió, por una parte, a la proximidad de la ciudad con la República Francesa y al hecho de que San Sebastián fuera la capital de verano de la Corte. Fernando Sasiaín, anfitrión del Pacto, sería el alcalde de San Sebastián durante la República.


- Dictadura franquista: Al comenzar la Guerra Civil, el nacionalista vasco Telesforo Monzón se hace cargo de la Comisión de Orden Público, creada por la Junta de Defensa de Guipúzcoa, en la que se reunían nacionalistas vascos, republicanos, comunistas y socialistas. Constituido el Gobierno de Euskadi, el 7 de octubre de 1936, Telesforo Monzón ocupó asimismo el Ministerio de la Gobernación.


Al poco de estallar la Guerra Civil Española, San Sebastián cae en manos de los sublevados el 13 de septiembre de 1936. La dictadura mantendrá a San Sebastián en el papel de Ciudad Capital de Veraneo. Franco residirá durante los meses de agosto desde 1940 hasta 1975 en el palacio de Ayete, que, comprado por el ayuntamiento, fue ofrecido al general. Durante este período se celebran en dicho lugar los Consejos de Ministros.


En 1946, durante el mandato de Rafael Lataillade Aldecoa, se lleva a cabo la recuperación del Gran Casino para reconvertirlo en Casa Consistorial.


En 1953, y a iniciativa de un grupo de comerciantes de la ciudad, nace el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, con el doble objetivo de alargar el veraneo en la capital donostiarra y de devolver a San Sebastián la actividad cultural y el glamour perdidos desde la Guerra Civil. El éxito de la primera edición llevó a la dictadura a hacerse cargo del evento, que progresivamente iría ganando peso y prestigio hasta convertirse en uno de los eventos culturales más importantes y con mayor proyección exterior de España, y en uno de los mejores festivales de cine del mundo, escenario de algunos estrenos cinematográficos históricos y punto de encuentro de buena parte de las más importantes estrellas del séptimo arte.


- Desarrollo moderno: En 1955 se inició el segundo y más importante proceso de ensanche de la ciudad, en lo que se denominó Ensanche de Amara, dando lugar a un barrio del mismo nombre (que aludía a las marismas que había en dicho terreno antes de su construcción). Uno de los primeros pasos en la construcción del ensanche fue el traslado de la Escuela de Artes y Oficios y Comercio, situada en el centro, a unas escuelas de nueva construcción, así como el del Instituto Peñaflorida, pasando a denominarse Instituto Usandizaga en su sección femenina. Puede considerarse que el proceso de consolidación del barrio de Amara finalizó en 1993, con la construcción del Estadio de Anoeta y la renovación total de la ciudad deportiva de la ciudad (situada en Amara).


Tras ambos ensanches la ciudad consolidó su eje principal, alrededor del cual continúa expandiéndose aunque a un ritmo mucho menor. Hoy las prioridades de la ciudad son la mejora de las infraestructuras (potenciación del aeropuerto, mejores comunicaciones ferroviarias, mejora de las carreteras), la regeneración de los barrios de la periferia, el mantenimiento y potenciamiento del turismo, principal fuente de ingresos, y hasta hace unos años la lucha contra el terrorismo de ETA y la violencia callejera, que castigaron a la ciudad con intensidad. El crecimiento urbanístico pretende combinarse con el cuidado del medio ambiente, la lucha a escala municipal contra el cambio climático y la sostenibilidad. Fruto de los esfuerzos realizados en dicha dirección, San Sebastián fue premiada en 2008 por la Federación Española de Municipios y Provincias como la ciudad más sostenible de España.


A la muerte del dictador Francisco Franco se constituyó, en 1978, una gestora presidida por el socialista Ramón Jáuregui encargada de dirigir las instituciones municipales hasta las primeras elecciones municipales de la democracia, en 1979. En dichos comicios electorales resultó vencedor el PNV, siendo elegido primer alcalde de la nueva etapa democrática Jesús María Alkain. Le sucedió, en 1983, Ramón Labayen, también del PNV, quien a su vez sería sustituido por el nacionalista Xabier Albistur, de Eusko Alkartasuna, en 1987. En el marco de la fuerte reconversión industrial que vivió el País Vasco en la década de 1980 y el clima de tensión interno, algunos informes de la época situaron a San Sebastián como la ciudad con mayor proporción de adictos a la droga del mundo.23 El socialista Odón Elorza, del Partido Socialista de Euskadi, alcanzó la alcaldía en 1991 a pesar de ser el candidato de la tercera fuerza más votada, gracias al apoyo del PNV y el PP. El 23 de enero de 1995, en vísperas de las elecciones municipales de mayo, la banda terrorista ETA asesina al teniente de alcalde, Gregorio Ordóñez, candidato del Partido Popular. Ordóñez había mejorado progresivamente sus resultados electorales en el País Vasco, obteniendo la mayoría en las elecciones al Parlamento Europeo de junio de 1994. Tras su asesinato, el candidato del Partido Socialista, Elorza, reeditaba su cargo siendo el candidato más votado, y ostentando la alcaldía de la ciudad ininterrumpidamente desde entonces hasta su derrota en las elecciones municipales del 22 de mayo de 2011.

BARRIOS

- Alza (en euskera: "Altza"). Es el barrio más oriental de la ciudad, lindante con el vecino municipio de Pasajes, y uno de los más densamente poblados. Alza fue durante unos pocos años un municipio independiente, volviendo a reintegrarse a San Sebastián en 1940. De carácter principalmente rural, experimentó un gran crecimiento entre los años 60-80 siendo la principal área de expansión urbana de la ciudad con edificios de grandes alturas destinados a las clases trabajadoras inmigradas principalmente de otras regiones de España. El actual barrio de Alza comprende solo parte del antiguo término municipal de Alza, es decir la parte comprendida entre la autopista AP-8 y el puerto de Pasajes, separado del resto de la ciudad por el enlace de la AP-8 con el este de la ciudad. En los próximos años el planeamiento urbanístico augura un importante desarrollo urbanístico. Población en 2008: 21.500 vecinos. Dentro del barrio se distinguen a su vez numerosas zonas o barriadas: Alza-Gaina, Arria, Auditz-Akular, Buenavista, Eskalantegi, Herrera, Larratxo, Molinao y Oleta.

- Amara Nuevo (en euskera: "Amara Berri"). Principal barrio residencial de la ciudad, se construyó mediante un ensanche hacia la década de los 60. Al sur de dicho barrio se encuentra la ciudad deportiva de Anoeta, que incluye el Estadio Municipal de Anoeta (Real Sociedad de Fútbol). También son destacables sus establecimientos hosteleros. Población en 2007: 26.309 vecinos.

- Añorga. Barrio situado en la periferia de San Sebastián, a medio camino del municipio de Lasarte-Oria. Está separado del núcleo urbano y las comunicaciones con el mismo son problemáticas debido a la carretera N-1. Población en 2007: 2261 vecinos.

- Ategorrieta-Ulia. Barrio residencial compuesto de villas señoriales, ocupadas en su surgimiento por la población acomodada de la ciudad.

- Aiete. Barrio eminentemente residencial situado en un pequeño monte en el centro de la ciudad. En este barrio se encuentran el Palacio de Ayete (en el Parque de Ayete) y el Palacio de Arbaizenea. Población en 2007: 12 931 vecinos.

- Centro (en euskera: "Erdialdea"). Nace a mediados del siglo XIX (tras el derribo de las murallas en 1864) y es fruto de la fusión de dos proyectos firmados por los arquitectos Cortázar y Saracibar. Del primero se tomó el plano general y del segundo el Boulevard de unión entre la Parte Vieja y el nuevo Ensanche. Sobre este primer proyecto se realizaron numerosas variaciones (como la plaza del Buen Pastor, para dar cobijo a la nueva iglesia de la misma denominación; la calle Prim, la calle Easo, etc. En esta zona se situó el centro de la ciudad y el «km 0» de las carreteras guipuzcoanas (en el cruce de la Avenida de la Libertad, una de las calles más importantes de la ciudad y su centro económico, con la calle Hernani). Su plano ortogonal o en cuadrícula es típico del Modernismo, que organiza los edificios en cuadrículas y calles perpendiculares. De hecho, se considera que el Centro de San Sebastián es comparable, en términos arquitectónicos, con el de Barcelona, Bilbao o París. Población en 2007: 23 456 vecinos.

- Egia. Separado del centro de la ciudad por las vías del ferrocarril, en él se encuentran el parque de Cristina Enea y el Cementerio de Polloe. El antiguo campo de fútbol de Atocha estaba situado en este barrio. Población en 2007: 15 258 vecinos.

- El Antiguo. En este barrio surgió el primer asentamiento humano de la ciudad. Inicialmente poblado por obreros, hoy cumple funciones de barrio residencial, así como de alojamiento turístico en su zona más cercana a la Bahía de la Concha. Población en 2007: 15 271 vecinos.

- Gros. Barrio con mucha actividad comercial situado en la orilla este del río Urumea. La ampliación de la playa de Gros y la creación del Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal lo han revitalizado económica y socialmente. Población en 2007: 20.001 vecinos.

- Ibaeta. Zona en expansión, tanto para usos industriales como de vivienda. En este barrio se ubica el campus universitario de la Universidad del País Vasco y el campus tecnológico (Tecnun) de la Universidad de Navarra. Población en 2007: 8961 vecinos.

- Intxaurrondo. Dividido en sus partes vieja y nueva (sur y norte), concentra gran parte de la población donostiarra. Es un barrio eminentemente residencial situado en un pequeño monte, antiguamente pertenecía al municipio de Alza. Población en 2007: 16 424 vecinos.

- Loyola. En este barrio se encuentra el Cuartel Militar. Las riberas del río Urumea a la altura de Loyola se encuentran en proceso de construcción de una ampliación de su núcleo residencial. Población en 2007: 4676 vecinos.

- Martutene. barrio en el que se encuentra la cárcel del mismo nombre. Está siendo, junto con Loyola, objeto de reformas y mejoras. Población en 2007: 2853 vecinos.

- Miracruz-Bidebieta. Se trata de uno de los barrios más nuevos de la ciudad. Limítrofe con Pasajes, es objeto de diversas reformas estructurales destinadas a mejorar su calidad de vida y servicios. Población en 2007: 9239 vecinos.

- Miramón-Zorroaga. Lindando con el municipio de Hernani, en este barrio se encuentran el Parque Tecnológico de San Sebastián y el Hospital Donostia. Población en 2007: 1664 vecinos.

- Zubieta. Barrio compartido con Usúrbil. Este barrio se halla dividido entre los términos municipales de San Sebastián y Usúrbil. En él se encuentran las instalaciones deportivas de la Real Sociedad de Fútbol, así como el Hipódromo de San Sebastián.

Otros barrios tradicionalmente identificados por los donostiarras son considerados oficialmente por el ayuntamiento como parte del Centro de la ciudad.

- Amara Viejo. Barrio surgido a finales del siglo XIX con el desarrollo del ferrocarril. Los vecinos de este barrio presentan una de las edades medias más altas de la ciudad.

- Miraconcha. El privilegiado marco en el que se encuentra (frente a la bahía de la Concha) ha condicionado su configuración, desde fines del siglo XIX, como una zona residencial de lujo. Está ocupada, en su mayor parte, por palacetes rodeados de espacios verdes. Su creación responde a la demanda de residencia secundaria de calidad de la población que veraneaba en esas fechas en San Sebastián y de sus clases nobiliarias. En esta zona se encuentra el Palacio Municipal de Miramar, antiguo palacio real.

- Parte Vieja. Es el segundo barrio más viejo de la ciudad después del Antiguo y donde se encuentra el puerto pesquero. Según una antigua tradición, sus habitantes se dividen en joxemaritarras (los bautizados en la iglesia de Santa María) y Koxkeros (los bautizados en la Iglesia de San Vicente). Desde este barrio se tiene acceso al monte Urgull.

- Riberas de Loyola. Entre los barrios de Loyola y Amara, es un barrio que se encuentra actualmente en construcción. Oficialmente forma parte del distrito de Amara Nuevo.

ECONOMÍA

A pesar de ciertas incursiones en el mundo de la banca en la segunda mitad del siglo XIX, con la creación del Banco de San Sebastián (que posteriormente se integraría en el Banco Hispano-Americano) o el Banco Guipuzcoano, la ciudad no destacará por su actividad bancaria, sino que lo hará en el sector del turismo. La elección de la ciudad como lugar de descanso y veraneo por parte de la Casa Real española fue la catalizadora del desarrollo de la actividad turística y de su consiguiente configuración arquitectónica afrancesada a partir del derribo de las murallas que limitaban la expansión de la ciudad. Algunos organismos fueron creados ya a comienzos del siglo XX para atraer al turismo, entre los que destacan la Sociedad de Fomento de San Sebastián, creada por iniciativa privada para la construcción de un hotel de lujo (el Hotel María Cristina) y de un teatro (el Teatro Victoria Eugenia). Aún hoy el turismo sigue siendo la principal actividad económica de San Sebastián, que sigue la misma estrategia de atracción de los turistas mediante reclamos como los festivales de verano.

También es importante el sector del comercio, una constante a lo largo de la historia de la ciudad. La actividad comercial es intensa en el Centro, sobre todo en la Avenida de la Libertad, con una gran concentración de entidades bancarias y comercios de importancia. Los comercios familiares del centro están siendo relegados, progresivamente, por grandes multinacionales, algunas de las cuales poseen varios locales en la ciudad. La proximidad con Francia atrae a numerosos visitantes, que llenan los comercios y las grandes superficies locales. En lo que a las últimas se refiere, en la ciudad existen cuatro, una en el barrio de Amara, dos en el centro y otra cuarta, la más grande, situada entre los barrios de Alza e Inchaurrondo. En cualquier caso, el fenómeno de las grandes superficies fue tardío, ya que no se abrió la primera de ellas hasta 1996.

La industria, por su parte, tiene poca presencia en la ciudad y se concentra en otros puntos de la provincia de Guipúzcoa.

3 comentarios:

  1. Excelente guía historica de San Sebastian. Buen trabajo, la ciudad se lo merece espero que disfrutarais de la ciudad mas bonita del mundo.

    ResponderEliminar
  2. No he encontrado- en Palma de Mallorca- vinos Urbina.
    ¿Sería posible cambiar esta situación?
    Sebastián Urbina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más sencillo es comprar el vino en la página web de Bodegas Urbina "Tienda Online"
      http://www.urbinavinos.com/comprarvino/

      Eliminar