jueves, 22 de diciembre de 2016

Enoturismo de Invierno en Bodegas Urbina



ENOTURISMO DE INVIERNO EN BODEGAS URBINA

La Vid está en descanso, en el suelo quedan restos de hojas, que después de la Plena Caída de Hojas, que se ha producido a finales de otoño. Podríamos decir que queda el esqueleto, donde quedan las yemas, que brotarán en primavera.

Es el momento de la poda, que se puede hacer durante todo el periodo de letargo, de diciembre hasta marzo. La poda podríamos decir que es el principio del nuevo ciclo de la próxima cosecha.

Es el momento de labrar la tierra, para permitir que el agua caída durante este periodo, penetre en el atierra y reponga el nivel freático que permitirá el desarrollo de la nueva cosecha.

Es el momento de aportar el abono orgánico para reponer los niveles de nutrientes, que se han consumido durante la anterior cosecha, devolviendo a la tierra algo de lo que con tanta generosidad producirá el año que viene.

- Bodegas: Urbina
- Lugar: Cuzcurrita de Río Tirón
- Horario: todos los días 11:00 h.
- Duración: 2 horas
- Teléfono: 941 22 42 72
- E-mail: urbina@fer.es
- Web: www.urbinavinos.com

NOVIEMBRE MES DEL ENOTURISMO

Fuente: Alejandra Malaina. Revista Vivir el Vino. Noviembre 2016

El 13 de noviembre se unirán vino y turismo en el día europeo del enoturismo. Una celebración que pone en relieve esta palabra aún no reconocida por la Real Academia, pero que suponemos pronto los miembros no les quedará otro remedio que aceptarla. El enoturismo es una realidad. ¿Elaborar tu propio vino? ¿Ver una puesta de sol entre viñedos? ¿Envolver tu cuerpo en Tempranillo? ¿Comer en una bodega?... todo esto y mucho más son los alicientes de un turismo que mueve a un millón y medio de personas al año en España.

Hasta hace solo unos quince años, a los turistas no les resultaba fácil encontrar bodegas abiertas para visitar. Para muchos propietarios los turistas molestaban en las labores cotidianas, sobre todo en la vorágine de la vendimia, y no encontraban la utilidad ni contaban con el personal adecuado. Hoy hemos pasado de tener las puertas cerradas de las bodegas a que los turistas entren hasta la trastienda y se pongan incluso a vendimiar. Abrir las bodegas al turismo es muy beneficioso en todos los sentidos. Las bodegas que abren estas nuevas líneas de negocios aumentan sus ingresos a corto y largo plazo. Según el último informe de ACEVIN (Asociación Española de Ciudades del Vino), el gasto medio el enoturista en España vuelve a sobrepasar el nivel de la media del turista nacional o internacional. El gasto medio total diario del enoturista asciende a 144,34 euros, un 7,73% más que el arrojado por el estudio anterior (133,98 euros). Así, si consideramos los 2,19 días de media de duración del viaje, el gasto medió total en un viaje de enoturismo sería de 316,10 euros por persona.

- Día Europeo del Enoturismo: Los recientes cambios de la demanda turística están propiciando la aparición de nuevas formas de turismo y una mayor valoración de las manifestaciones de la cultura popular como factor diferenciador de los destinos turísticos. Por eso, no se extrañen si últimamente en vez de ver a sus amigos entre sombrillas y arena, les muéstran en su álbum de vacaciones fotos de bodegas, barricas y, por supuesto, vino. Y no sólo es interesante el enoturismo de cara al mundo del vino, sino en general a toda la zona. Restaurantes, promotores turísticos, hoteles, tiendas... muchas tierras vinícolas han resurgido por este fenómeno del vino.

Tal es la importancia del Enoturismo que RECEVIN, Red Europea de Ciudades del Vino promueve, por sexto año consecutivo, la celebración del Día Europeo del Enoturismo, que este año celebra su 8ª edición y tendrá lugar el próximo domingo 13 de noviembre. Una iniciativa que pretende promocionar el turismo del vino como una forma diferente de conocer los pueblos que lo conforman. El Día Europeo del Enoturismo comprende una serie de eventos basados en la promoción de los territorios del vino que cada ciudad organizará en su territorio y que serán promocionados de manera conjunta de modo que habrá un impacto más fuerte a nivel de imagen y difusión. La cultura y la tradición del territorio están íntimamente vinculadas a la identidad del vino, y a miles de productos típicos que se vuelven así símbolos de calidad de vida y embajadores de un lugar, dando a conocer los puntos enoturísticos de cada uno de los municipios socios de RECEVIN. La apertura de las bodegas, el descubrimiento de la riqueza paisajística, asi como los productos típicos, artesanales y genuinos, permitirán descubrir la cultura, la naturaleza y la tipicidad del territorio, características esenciales de cada una de las ciudades de la Red.

- Enoturismo no es solo visitar bodegas: Los de la vieja escuela comentan burlonamente que ahora algunas bodegas se dedican a todo menos a elaborar vino. Extremismos a parte, casi todos coinciden en que abrir las bodegas al público es un escaparate impagable para conseguir clientes. Nuestro país está viviendo en los últimos años un desarrollo en este aspecto, aunque todavía estamos a años luz de países como Francia, Italia o Estados Unidos. Hollywood no ha sido ajeno a este movimiento y películas y series tan famosas como “Entre Copas", “Falcont Crest” o “Gran Reserva” están despertando el interés por este tipo de turismo de los sentidos. “Entre Copas” resultó ser un fenómeno de público en los Estados Unidos (pese a que se trata de una producción independiente) y que provocó un aumento del 22% en las ventas de monovarietales de Pinot Noir en su país. El protagonista no dejaba de alabar las virtudes de esa uva a lo largo de toda esta “road-movie” del vino. Y es que hay mil y una formas de potenciar el consumo del vino, y el turismo enológico es una de ellas. Cada vez más las bodegas españolas se están convirtiendo en auténticos parques temáticos en torno al vino, los “Enopark” podríamos llamarlas. Guía en varios idiomas, trenecitos para pasear por las instalaciones, audiovisuales espectaculares, paseo entre viñedos... son algunas de las claves de este fenómeno. Las bodegas están abriendo sus puertas a ojos y paladares curiosos, ávidos de conocimientos y experimentación. Las hay para todos los gustos y lo cierto es que cada año reciben a miles de visitantes. Además de dejar un buen dinero no sólo en la bodega, sino en muchos sectores de la zona, el enoturista cada vez que tenga un vino en sus manos de la bodega que ha visitado, echará la vista atrás pensando en aquel viaje donde visitó la bocega y su entorno. Y es que beber un vino no es una sensación aislada. Lo recordaremos según cuándo, donde y, sobre todo, con quién nos lo hemos bebido. Por ello el enoturismo, ofertar una agradable jornada, supone a as bodegas una manera de fidelizar a sus clientes, además de diversificar sus ingresos. La afición por el vino y la buena mesa son dos motivaciones considerables en el turismo cultural y decisivas para el turismo enológico y/o enogastronómico. La transformación de las bodegas en un producto turístico, dotándolas de alojamientos y salas donde disfrutar del vino, museos, restaurantes, las han convertido en hoteles del vino muy especiales.

- Premios Enoturismo: Potenciar el mundo del vino como un destino turístico solo puede traer ventajas. Por un lado para las bodegas, ya que el enoturismo representa una oportunidad de marketing tanto a corto como a largo plazo, y por otro, para el sector servicios de la zona. Esperemos llegar un día a superar tos niveles del Valle de Napa en California, una de las zonas más turísticas del mundo gracias al vino. Si ellos han hecho eso con sus modernas bodegas, qué podríamos hacer nosotros con nuestras más de 5000 bodegas, muchas de ellas centenarias, nuestra gran oferta de vino, nuestra variada gastronomía y nuestro rico patrimonio cultural.

En tos últimos años, han surgido varios premios que reconocen el trabajo de las bodegas en esta materia. Los más destacados son tos que otorga “Rutas del Vino de España” ACEVIN (Asociación Española de Ciudades del Vino) que este año celebrará su entrega de premios el próximo 22 de noviembre en Madrid. Entre los galardonados destaca Pazo Baión que ha sido distinguida con el premio al “Mejor rincón o paisaje enoturístico”; Ruta del Vino de Jerez como “Mejor Campaña de Promoción”; Ruta del Vino de la Garnacha-Campo de Borja como “Mejor Destino Enoturístico Sostenible y Responsable” o Bodegas David Moreno (Rioja Alta) como “Mejor Bodega Abierta al Turismo”, entre otros.

Otros galardones son los premios “Best of” otorgados por Great Wine Capital, que impulsan la innovación y excelencia en el mundo del vino en las ocho principales regiones vitícolas del mundo. Los premios han recaído en Bodegas Ramón Bilbao, de Haro (La Rioja), Bodegas y Viñedos de Páganos, Laguardia (Álava) y Bodegas Valdelana, Elciego (Álava). La mención especial del jurado ha sido para la empresa Wine Fandango de Logroño (La Rioja). Incluso los usuarios de TripAdvisor, la web de planificación y reserva de viajes, ha elaborado un ranking de tours vinícolas en España y otro para Europa, donde dos de los tours españoles, Barcelona y Madrid, se sitúan en los puestos 8ª y 10ª respectivamente a nivel europeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada