viernes, 12 de mayo de 2017

Brochetas a la Parrilla en el "One for you" (Calle San Juan - Logroño)



BAR DE PINCHOS A LA BRASA "ONE FOR YOU" ( CALLE SAN JUAN - LOGROÑO)

Tras la reforma de este establecimiento en la esquina de San Juan, sucediendo al "In Vino Veritas", en la actualidad se caracteriza por sus brochetas a la parrilla. Si eres un amante de la carne y no quieres comer algo demasiado grasiento o complicado, quizás estés buscando comer brochetas a la parrilla. En este caso el bar de tapas "One for You" en la calle San Juan, tiene una interesante selección (Atún rojo, chuletón de vaca, muslitos de codorniz, vegetales, etc.). La verdad que es imposible no reconocer y disfrutar del aroma suculento de los ingredientes frescos chisporroteando en una parrilla caliente.

- Nombre: One for You
- Dirección: Travesía San Juan 2, Logroño
- Facebook: www.facebook.com/pinchos.one/
- Teléfono: 661 96 81 89


Los 5 fundamentos para preparar unas buenas brochetas de carne:
1. Utilizar piezas metálicas del mismo tamaño para conseguir un asado rápido y homogéneo.
2. Escoger diferentes tipos de carne y verduras que necesiten el mismo tiempo de asado.
3. Marinar la carne durante un mínimo de 30 minutos/una hora. Si se deja marinando durante toda la noche, el resultado será incluso mejor.
4. Cocinar la carne grasa a una temperatura superior. La carne magra se debe cocinar a una temperatura inferior pero durante más tiempo.
5. Dé la vuelta a las brochetas con frecuencia para obtener un resultado homogéneo.


¿QUE ES UNA BROCHETA (BROCHETTE)?

En gastronomía, brocheta (del francés brochette, que significa "pincho", "ensartado") se refiere a las comidas servidas ensartadas en un pincho (brochette). En otros países se conoce a este platillo como "chuzo" o "pincho". Otros sinónimos: broqueta, aguja, estaca, pincho.

En Francia es empleada como una hiperonimia. El término se refiere por igual al shish kebab, al satay, o al souvlaki, indicando la generalidad de los alimentos cocinados que pueden ir ensartados o espetados en un pincho, que van desde las carnes de mamíferos, verduras, a los pescados y mariscos, etc. La comida servida en una brocheta generalmente es a la parrilla.

El pincho por sí mismo, la brocheta, puede ser empleado para embeber pedazos de comida en una fondue, una bagna cauda o preparaciones semejantes. En este caso toma una forma ligeramente diferente y suele adquirirse como una brochette de fondue o está ya incluida en el conjunto junto con la olla de la fondue.


BROCHETAS DEL MUNDO (SABROSAS Y ATRACTIVAS)

Por mucho que difieran los gustos y los sabores entre los distintos países, culturas, o estilos culinarios, la idea de preparar trozos de carne en pinchos es tradición en muchas partes del mundo y no ha perdido ni un ápice de su atractivo en la cocina moderna. Algunas especialidades nacionales incluyen:

- Souvlaki: Un clásico de la gastronomía griega desde tiempo inmemoriales. Carne de cerdo acompañada con piezas de cordero y pollo insertadas en el pincho. Algunas veces se acompaña de verdura. La carne se marina en una mezcla de zumo de limón, sal, pimienta y orégano. En Chipre siempre se añade un trozo de limón al asar el pescado, y agregan pepino y col a la pita.

- Şiş kebap: Tradicional la brocheta en Turquía, que incluye cordero, tomate y pimiento morrón. La carne se deja marinar durante horas en un adobo compuesto por aceite de oliva, leche, sal, pimiento y especias como ajo, comino, canela y menta para que coja sabor.

- Ražnjići: Así se llama la carne en brocheta de Serbia y Croacia. Puede ser de cerdo, venado o cordero, aunque a menudo se combinan varios tipos. Después de dejar marinar la carne toda la noche en aceite y cebolla, se añaden verduras como pimientos entre las piezas de carne.

- Shashlik: Es el nombre de la brocheta de muchos países, desde Rusia y Azerbaiyán hasta Uzbekistán pasando por Hungría, la India, Marruecos o Israel. Dependiendo de la región, la brocheta se prepara con carne de cordero, carnero, ternera o pollo, a veces acompañada de verdura.

- Pincho Moruno: En España esta brocheta se le pone ternera, cerdo o incluso cordero en el pincho tras haber dejado marinar la carne en un adobo compuesto de aceite de oliva e ingredientes tales como pimientos picantes o dulces, menta, comino, perejil y cilantro.

- Brochetas de Saté: En el sureste asiático (en Singapur, Tailandia o Malasia, entre otros) toman este tipo de brochetas, originarias de Indonesia. La carne, que se inserta en el típico pincho de bambú, suele ser de pollo o cordero. La cúrcuma es el elemento central del adobo.

- Yakitori: Es la versión japonesa de la brocheta, que se puede preparar con diferentes tipos de carne, pescado, marisco o verdura. Se sirve con sal y salsa picante. Para preparar dicha salsa se cuece salsa de soja, vino de arroz dulce, azúcar y especias hasta que el líquido se espesa.


CÓMO ASAR BROCHETAS A LA PARRILLA (FACILES Y ORIGINALES)

1. Ingredientes: Escoge una receta de brocheta o tus propios ingredientes. Si bien cualquier combinación de ingredientes dará buenos resultados, también podrás preparar platos de brochetas con recetas fijas. Normalmente, las brochetas contienen carne o vegetales, aunque también se usan mucho los mariscos, frutas y otros ingredientes. Escoge una selección de los que más te gusten, no existe una receta única y obligatoria. Por lo general, para la carne la gente opta por el pollo, vacuno, cerdo, salchicha, cordero, camarones y pescado. Para los vegetales, cebolla, hongos, pimiento verde o rojo, calabacín y tomate. Para las frutas, piña, durazno o manzana.

2. Marinado: Si vas a usar una receta que contenga carne, considera marinarla. Si tienes pensado asar la carne a la parrilla, podrías preparar un adobo para marinarlo, aunque no es estrictamente esencial. Remojar la carne en el adobo antes de asarla le dará el sabor de los ingredientes de esa salsa, lo cual creará nuevas combinaciones de sabor que serían imposibles de saborear en la carne sin marinar. Para marinar carnes, lo típico es ponerlas en un recipiente hermético (como una bolsa de plástico con cierre) con una mezcla de aceite y un elemento ácido (por ejemplo, zumo de limón) como mínimo. Por lo general, se le agregan condimentos y hierbas a esta base líquida para crear sabores más complejos.

Si vas a asar carne sin marinar, podrías sazonarlos con una mezcla de especias y condimentos en polvo que le darán una capa externa sabrosa (Páprika, Sal, Cebolla en polvo, Ajo en polvo, Pimienta negra, Tomillo, Orégano). Para aplicar esta mezcla de especias, solo tendrás que mezclar los ingredientes y cubrir la carne generosamente con ella.


3. Remoja los pinchos de madera en un tazón de agua: A la hora de asar a la parrilla las brochetas, generalmente tendrás dos opciones para los pinchos: de metal, de madera o de bambú. Los primeros son más resistentes y durables, pero más costosos, mientras que los dos últimos son económicos y más prácticos. Si decides usar pinchos de madera o de bambú, remójalos en agua al menos 30 minutos antes de cocinar con ellos. Así retendrán la humedad durante la cocción y evitarás que se prendan fuego o se quemen.

4. Pica los ingredientes en trozos pequeños: Coloca los ingredientes en una tabla de picar y con un cuchillo afilado pícalos en cubos de aproximadamente 3 cm (1 pulgada). Evidentemente, no podrás picar ciertos alimentos en esas dimensiones, por ejemplo, tendrás que cortar los pimientos en cuadraditos, no en cubos. Lo más importante será recordar picar los ingredientes en trozos pequeños casi del mismo tamaño para que se cocinen casi al mismo tiempo.


5. Hacer las brochetas: Con las puntas afiladas de los pinchos, perfora cada trozo de carne o vegetal y pásalo hasta el final, formando una pila de ingredientes. Normalmente, las brochetas tienen un trozo de carne y luego un trozo de fruta o vegetal, ya que así tendrá sabores contrastantes. Deja un espacio pequeño entre cada trozo para que se cocinen bien en todos lados.

Si vas a cocinar otros ingredientes que requieran diferentes tiempos de cocción, trata de colocar toda la proteína en un pincho y todos los vegetales en otro. Por ejemplo, si vas a cocinar carne que tardará 10 minutos junto con los tomates, que solo tardarán 2 o 3 minutos, podrías poner los dos ingredientes en pinchos diferentes. Esto te permitirá cocinar cada conjunto de ingredientes correctamente sin afectar su cocción.

Si vas a utilizar pinchos de madera, sobre todo los redondos, prueba utilizar 2 palos por brocheta. Esto le dará estabilidad a las brochetas, pues podrían ser muy pesadas, además podrás girarlas con mayor facilidad cuando los ases a la parrilla.


6. Alienta la parrilla a fuego medio: Para que las brochetas tengan un “dorado” exterior delicioso, será importante que la parrilla esté bien caliente antes de asarlas. Para los que tienen una parrilla a gas, será muy fácil, solo tendrás que encender los quemadores a nivel medio, cerrar la parrilla y dejar que se caliente. Para los que tienen una parrilla a carbón, será un poco más complicado, tendrás que encender el carbón y dejar que arda hasta que las llamas se apaguen, los carbones se hagan ceniza y emanen un brillo anaranjado. El proceso podría tomar 30 minutos o más. Por lo general, para medio kilo de carne, tendrás que usar aproximadamente 30 carbones.

7. Coloca las brochetas en el asador: Si la parrilla está caliente, inmediatamente oirás un sonido chisporroteante. Mientras colocas las brochetas, deja un espacio entre ellas para garantizar una cocción uniforme. Para evitar que se peguen, se puede pasar aceite vegetal o de oliva a la superficie inmediatamente antes de colocar las brochetas. Por motivos de seguridad, hazlo con una brocha para parrilla, no intentes hacerlo con papel toalla o con otras herramientas improvisadas.


8. Gira las brochetas durante la cocción: De esta forma todos los lados se cocinaran de manera uniforme. Asegúrate de que todos los lados de cada brocheta toquen la parrilla, porque además de garantizar su correcta cocción, la carne (si la usas) tendrá un exterior crujiente. La mayoría de las brochetas necesita cocinarse unos 10 a 15 minutos (2,5 a 3,75 minutos por cada uno de los 4 lados). Para las brochetas vegetarianas, se pueden girar las veces que deseen para que los vegetales y las frutas tengan una bonita capa exterior dorada o negra y una textura suave.

9. Comprobar la cocción de la carne: Saca las brochetas de la parrilla. Si vas a usar carne, corta un trozo de carne para ver si está cocido o no. Observa los típicos signos de la cocción (se supone que sus jugos serán claros, su interior ya no estará rosa y deberá ser fácil de cortar). Si la carne aún está demasiado rosa, sus jugos son rojizos o su interior es difícil de cortar, necesitará cocerse más.

10. Sacar las brochetas de la parrilla cuando estén listas: Cuando los ingredientes hayan terminado de cocerse, sácalos de la parrilla y ponlos en un plato o bandeja limpia. No uses ninguno de los platos que usaste para poner las brochetas crudas, sobre todo si tienen carne, porque los gérmenes de la carne cruda podrían contaminar los alimentos cocidos.


CALLE SAN JUAN (TAPEO POR LOGROÑO)

La Calle San Juan es una de las calles del casco antiguo de Logroño (La Rioja, España), famosa por ser uno de los lugares más típicos de tapeo de la ciudad, junto con la calle Laurel. En los poco más de 150 metros que forman esta calle y sus alrededores están establecidos 26 establecimientos de hostelería, 3 ofreciendo todos ellos distintas tapas, más conocidas en el norte de España como pinchos.

Se llama pincho (pintxo en su grafía en euskera) a una pequeña rebanada de pan sobre la que se coloca una pequeña porción de comida. Recibe dicho nombre porque tradicionalmente se sujetaba la comida al pan con un palillo (aunque esta no sea una característica obligatoria). Es muy similar a una tapa. Pero a diferencia de la tapa, que suele incluirse en algunos bares al pedir la bebida, el pincho se debe pedir por separado y suele ser más grande. Los pinchos fríos son aquellos que generalmente están dispuestos sobre la barra del bar y el cliente los coge a voluntad o pide al camarero y luego, al terminar de comer, los paga. Los pinchos calientes deben ser pedidos al camarero, quien los solicita a cocina para ser preparados o calentados al momento.

A la zona de pinchos compuesta por esta calle, la vecina Calle Laurel, sus aledañas Albornoz, San Agustín y Travesía del Laurel, se las conoce popularmente como "La Senda de los Elefantes", ya que se dice que todo el que entra sale con trompa y a cuatro patas.

Sin duda alguna la Calle San Juan de Logroño, es un rincón de la capital Riojana donde encontramos a parte de un buen ambiente, una de las mejores calles típicas de pinchos y vinos de toda La Rioja, y también de las mejores de España. En este pequeño barrio dentro del Casco Antiguo, entre el Espolón y La Redonda, conviven más de una veintena de bares y restaurantes, que deleitan los más exigentes paladares. También destaca su variopinta actividad comercial, vecinal y de servicios.

La convivencia de esta mezcla de atractivos (comercial, hostelero y vecinal) le confiere un carácter especial que dificulta su clasificación en función de una sola de ellas. Ciertamente, la actividad hegemónica de la hostería en la calle San Juan, hace que su protagonismo sea mayor y constituya en principal reclamo de la zona. Como zona de chiquiteo (es la tradición de tomar chiquitos o chatos, vasos pequeños de vino, yendo de bar en bar, en una zona limitada, con una cuadrilla de amigos o conocidos) a la que añade una excelente oferta gastronómica y un ambiente más sosegado y familiar, que su bencina calle Laurel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario