jueves, 25 de mayo de 2017

Periodistas Chinos Visitan Bodegas Urbina en la Rioja



 PERIODISTAS CHINOS VISITAN BODEGAS URBINA EN LA RIOJA

Un grupo de prensa especializada procedente de China visita Bodegas Urbina (D.O.Ca Rioja). El objetivo del viaje de estos profesionales con capacidad de prescripción es el poder mostrarles las características y singularidades de los vinos de esta bodega y su denominación, tanto en su viticultura, técnicas de elaboración, y fundamentalmente la cata de su amplia gama de estilos de vinos.

El grupo de prensa está integrado por 6 periodistas especializados en vino y gastronomía:
- Mr. Guo Minghao (Charles): Senior educador de vinos, consultoría de marketing. Fundador de "Winemaster House". Orador y creador del programa de TV “All about wine”.
- Mr. Lu Jiang (Maxim): Wine Media, fundador de (www.wineonline.cn)
- Mr. Gao Xiang: Jefe editor de la publicación "Le Vin Magazine"
- Ms. Liang Wei: Editor principal de la revista "Global Gourmet"
- Mrs. Gao Yan: Crítico y columnista independiente en gastronomía y vinos.
- Mrs. Su Lanlan (Lancat): Editor de “Fine Drink International Media” incluyendo la revista “Drink Guide” y escritor de 8 libros independientes relacionados con el vino.

Estos profesionales chinos no se pierden un detalle de la visita. Atienden a su guía Pero Benito Sáez y fotografían todo aquello que les llama la atención. Vienen para aprender, ya que los vinos españoles son apreciados en China por su buena relación calidad-precio, la variedad de referencias y los aspectos culturales, turísticos y gastronómicos que envuelven el mundo del vino en España.


CURSO DE CATA DE VINOS BODEGAS URBINA (RIOJA)

Estos prescriptores y educadores aseguran que los vinos de Rioja, cada vez se conocen más en un mercado en el que los chinos están aún aprendiendo sobre el vino. El vino de Rioja no tiene límites en China, donde el mercado está creciendo cada vez más y queda una gran cantidad de población por conocer la cultura vitivinícola, para lo que es clave mantener el trabajo pedagógico. Muchos chinos están empezando a conocer el tempranillo y la garnacha, además del sistema de clasificación de los vinos de Rioja. Además una de las facetas más importante en la que inciden esta cata de vino es en la del maridaje de estos vinos riojanos con la cocina tradicional china.

Jóvenes, Monovarietales sin barrica:
- Urbina Blanco: 100% Viura, ha permanecido 48 horas en maceración pelicular a 10º C y ha fermentado a 18º C. Posee un color blanco-verdoso. Aromas frutales muy agradables y complejos. Gusto compacto y un retrogusto muy prolongado.
- Urbina Rosado: Garnacha y Tempranillo, ha permanecido 48 horas en maceración pelicular a 10º C y ha fermentado a 18º C. Color rojo-rosa. Aromas frutales muy agradables y complejos. Gusto compacto y muy fino, con retrogusto muy prolongado.
- Urbina Garnacha: 100% Garnacha elaborada mediante maceración carbónica a 20ºC durante 10 días. Color rojo-cereza con reflejos rojo-rubí. Aromas primarios intensos con tonos de frutos rojos, elegante, aromas frutales y complejos muy agradables. Fresco en boca, con buen cuerpo, fuerte sensación equilibrada de frutas frescas.
- Urbina Tempranillo: 100% Tempranillo, maceración durante 15 días a 25º C. Color rojo intenso cereza picota, con ribetes rubíes muy brillantes, de capa media-alta. Aromas primarios intensos a frutos rojos, fresas y frambuesas, elegantes, dejando descubrir ligeros aromas de regaliz y flores. Gusto fresco, con buen cuerpo, sensación fuerte y con equilibrio de sabores de frutos secos.


Clásicos:
- Urbina Tinto Crianza: Fermentado a 28ºC y macerado durante 28 días en depósito de acero inoxidable, el vino permanece en barrica de roble durante 12 meses. Color cereza-rubí, equilibrado, con bouquet (aroma terciario, con solera, los aromas que le confieren su estancia en barricas o botellas). Buena estructura y persistencia. Este vino procede de viñas que no alcanzan los 20 años de edad, pero todas procedentes de viñedos propios de gran calidad.
- Urbina Tinto Reserva Especial 1998: Este vino procede de las mejores uvas de la explotación, todas ellas procedentes de viñedos con más de 20 años. Ha permanecido 12 meses en madera de roble nueva y 12 meses en madera de roble de 7 años. Color rubí oscuro con matices ámbar, sabroso bouquet a vainilla de roble, elegante, atractivo dulce en el paladar medio con muy buen concentrado a fruta madura, excelente largura, clásico y complejo.
- Urbina Gran Reserva Especial 1994: Este vino procede de las mejores uvas de la explotación, todas proceden de viñedos con más de 20 años. Fermentado a 28ºC y macerado los 28 días finales, seguidos por 24 meses en roble. Color granate-rojizo, espléndida madurez, complejidad en nariz, en el paladar se aprecia roble armonioso y equilibrado, taninos frutales, gran elegancia y suavidad aterciopelada, y maravillosa largura.


Modernos, de Autor, o Diseño:
- Salva Crianza: Fermentado a 28º C y macerado durante 28 días en depósito de acero inoxidable, el vino permanece en barrica de roble 80% Americano y 20% Francés durante 12 meses, y se estabiliza de manera natural en depósito de acero inoxidable durante un año. Rojo picota, brillante con abundante lágrima de caída lenta y marcada. En nariz, encontramos aromas de rutas rojas y negras maduras, mora, frambuesa y cereza picota madura, con trazas balsámicas y especiadas. Torrefactos de cacao, mucha mineralidad, recuerdos a lluvia y a bosque. En boca es elegante, recorre equilibradamente toda la boca, muy sabroso, destacan las frutas negras del bosque sazonadas con cacao y especias. Refrescante acidez y mineralidad, con una larga y sabrosa persistencia en boca.
- Salva Reserva 2010: Fermentado a 28º C y macerado durante 28 días en depósito de acero inoxidable, el vino permanece en barrica de roble 80% Americano y 20% Francés durante 36 meses, y se estabiliza de manera natural en depósito de acero inoxidable durante un año. Aromas intensos y complejos, que van apareciendo según se airea la copa. fruta negra madura, cedro, balsámicos, menta, hoja de tabaco fresco, madera nueva, tostados y tierra mojada. En boca, paso intenso, que llena toda la boca, notable acidez. Aparecen las notas de madera perfectamente ensambladas con las de frutas rojas y negras, grosellas, moras, mentolados, nuez moscada, chocolate, humo y mineralidad. Aterciopelado, de tanino redondo y suave.
- Urbina Tinto Reserva Especial 2001: Este vino procede de las mejores uvas, procedentes de viñedos con más de 20 años de antigüedad. Permanece dos años en barrica de roble francés y americano y aproximadamente dos años en la botella. Color oscuro. Nariz de intensidad media, de gran finura donde aparece la fruta negra ensamblada a la perfección con la madera de roble. Muy redondo sin ninguna arista, la expresión máxima de la armonía y el equilibrio. Este vino también marida muy bien con todo tipo de comidas y momentos del día. El prescriptor y gurú del vino más famoso del mundo Robert Parker le otorgó 91 puntos.


PERCEPCIÓN DEL VINO ESPAÑOL

España es reconocida como uno de los grandes países productores a nivel mundial. Es actualmente el cuarto mayor proveedor del mercado chino, con un 6,8% de cuota de participación por detrás de Francia, Australia y Chile. A nivel de posicionamiento, la imagen del vino español está transitando desde una percepción de vino barato de granel hacia otra donde la nota dominante es la buena relación calidad-precio y la amplia variedad de opciones en términos de denominaciones de origen y variedades autóctonas de uva. Sin embargo, el conocimiento sobre los vinos españoles por parte del mercado chino aún es limitada, restringiéndose en su mayoría a las regiones productoras españolas, generalmente a Rioja y Ribera del Duero y vinos de Jerez. Respecto a variedades de uva españolas como Tempranillo o Monastrell, sólo parte de los expatriados y entendidos chinos las pueden conocer y distinguir.

Por tipología, el vino tinto continua dominando las ventas (68%), seguido del blanco (26%), quedándose con el 6% restante los rosados, espumosos, olorosos y otras variedades. Entre 2009-2014 se ha moderado la cuota de los tintos, que partían de un 74%, a favor de blancos y espumosos, dulces, con poca graduación y fáciles de beber. En este segmento España se sitúa como tercer importador en valor y segundo en volumen, habiendo crecido su cuota de mercado durante el 2015 por encima de sus principales competidores.


- España es reconocida como una de las principales zonas productoras de vino a nivel mundial, pero en general está asociada a un producto barato y de baja calidad. Esto se debe en gran medida al dominio que tuvieron inicialmente los vinos a granel importados a un precio bajo. Desde 2011 se comenzó a revertir esta tendencia, de modo que actualmente tan solo un 4% del vino importado en 2014 correspondió a la categoría granel.

- Esta imagen de menor calidad tiene su reflejo en los menores precios unitarios de entrada de los vinos españoles, que en el primer semestre del 2015 se situaron, junto a los chilenos, como los precios de importación CIF más bajos de los 25 principales proveedores de vino a China.

- El conocimiento sobre las regiones productoras españolas específicas es aún limitado, restringiéndose generalmente a Rioja y Ribera del Duero.

- Respecto a variedades de uva españolas como Tempranillo o Monastrell, sólo parte de los expatriados y entendidos chinos las pueden conocer y distinguir. El Tempranillo es la variedad española más fácil de encontrar, pero a su vez es la más difícil de pronunciar y, por tanto, más fácil de olvidar para los consumidores chinos.

- España aún no tiene una imagen muy definida, como sucede en el caso de Francia o Italia, tanto por desconocimiento de España en otras facetas complementarias al vino como la cultura o la gastronomía, como por la menor intensidad relativa desarrollada en labores promocionales frente a otros países. A este respecto las labores de promoción desarrolladas en materia turística, cultural, gastronómica o de aprendizaje del español, puede tener efectos desbordamiento positivos sobre el sector del vino. La organización de misiones inversas de importadores y turoperadores para conocer rutas de vino y cultura españolas puede tener en este sentido un impacto positivo y amplificador en la imagen de los vinos de España en China.


Pese a la debilidad que supone para las bodegas la falta de imagen de país definida de los vinos españoles, existen también una serie de fortalezas que pueden favorecer su penetración en el mercado chino a lo largo de los próximos años:

- La identidad e imagen de marca de los vinos españoles está evolucionando favorablemente entre los círculos de consumidores y aficionados con mayor experiencia y sensibilidad al precio y la variedad.
- Implicación creciente y con mayor frecuencia de bodegas en las labores de promoción desarrolladas por importadores y distribuidores a nivel local.
- Buena relación calidad-precio y amplia variedad de referencias.
- Vinos de calidad media de bodegas con reputación. La evolución del mercado del vino en China hacia un mercado más maduro que exige que las bodegas puedan garantizar la trazabilidad de sus vinos, es beneficiosa para las bodegas españolas que tienen experiencia demostrada en este mercado.
- Novedad en el mercado. Frente a alguno de nuestros principales competidores, como Francia, que empiezan a tener una imagen de vinos antiguos y caros, el mayor desconocimiento de los vinos españoles puede suponer una oportunidad para su promoción entre los consumidores más jóvenes. Además el menor desconocimiento de los vinos españoles permite innovar más a la hora de diseñar las etiquetas y adaptar los productos al mercado chino.
- Capacidad creciente de adaptación. Los importadores y distribuidores aprecian igualmente la voluntad de un número creciente de bodegas españolas por adaptar sus productos al mercado chino tanto en materia de producto, como de envase y etiquetado. Este es un aspecto que han trabajado de forma muy intensa los países del "Nuevo Mundo" como Australia, Chile o Sudáfrica frente a otros de mayor tradición como Francia o Italia.
- Esfuerzo promocional institucional en ferias y eventos en las principales ciudades y emergentes de zonas costeras y de interior.


CRECIMIENTO DEL MERCADO

Las exportaciones de Rioja a China alcanzaron 3,7 millones de litros el año pasado, con un aumento del 14,88 %, y un inicio de 2017 que apunta a cifras aún mejores para este ejercicio.

Es importante destacar el espectacular crecimiento de las importaciones de vino en China (OeMv balance del vino español en 2016, país que creció muy por encima del resto de principales mercados mundiales. La demanda de la bebida en el país asiático no deja de crecer y todo apunta a que se convertirá en el primer mercado mundial. De esta forma el sector del vino en China ofrece un alto potencial de crecimiento, asociado al desarrollo de las clases medias, el aumento de la renta per cápita y el proceso de urbanización y sofisticación en los patrones de consumo.

China es el quinto consumidor de vino en el mundo, sin embargo cabe destacar que su consumo per cápita es aún muy limitado, se estima en 1,7 litros por persona y año, un cantidad muy inferior en comparación con la promedio global de 7 litros. No obstante, a pesar que sea difícil que se llegue a los estándares de consumo occidentales, la tasa de crecimiento aumenta a buen ritmo.

Pero sin duda alguna a popularidad del vino aumenta considerablemente, ya que el vino se ha convertido en una bebida de moda y su consumo crece progresivamente especialmente entre la clase media-alta y la gente joven. Se estima que al término del año 2016, el consumo de vino en China alcance los 10.6 billones de USD a un ritmo de crecimiento anual del 3,8% en los últimos cinco años. Debido a esto, bodegas de todo el mundo tratan de vender sus productos en este país, sobre todo en las áreas de influencia de las grandes ciudades como Pekín, Shanghai, Shenzhen o Cantón. Todo esto hace que el mercado sea altamente competitivo y solo apto para aquellas empresas con experiencia exportadora consistente y recursos suficientes para desarrollar estrategias a largo plazo.


- China gastó un 30% más en vino español en 2016 en un año récord para sus importaciones.
- China ha sido el país que más ha aumentado sus importaciones de vino en 2016 entre los principales mercados mundiales, registrando máximos históricos con 639 millones de litros (+15%) y 15.728,4 millones de yuanes (+22,6%).
- Francia lideró de nuevo las importaciones de forma destacada, seguido de Australia en valor y de Chile en volumen. España, cuarto exportador, creció por encima de la media en ambos aspectos, a precios más elevados.
- El vino envasado protagonizó el crecimiento global y gana cuota como primer vino adquirido, con el 75,5% del volumen y casi el 93% del gasto total. Leve caída del espumoso, así como del granel en volumen pese a crecer más del 20% en valor.
- Respecto al volumen total importado a nivel mundial, España representó el 21,8%, pero menos del 10% de la inversión, ya que pese a la mejor marcha de los vinos con mayor valor, aún registra precios inferiores a la media de mercado en 12 de los 13 principales importadores mundiales: todos menos Estados Unidos, que es no obstante donde menos cuota tenemos con el 6,3% de su volumen total importado.


Gran diversidad de distribuidores, trabajando de forma crecientemente profesional, destacando:
- Las grandes marcas chinas, son importantes, no sólo porque dominan el mercado de vino a granel, sino porque también dominan los canales de distribución.
- Las grandes compañías internacionales que han creado su propia distribución y solo
llevan sus productos,
- Los distribuidores de vino importado, encontrando empresas líderes, otras de media
penetración (ambas muy cotizadas por las bodegas de todo el mundo), y muchas recién creadas, con un elevado grado de volatilidad.
- Grandes conglomerados empresariales que están optando de forma creciente por diversificar su actividad hacia el mundo del vino, apoyados por un sólido respaldo financiero.

Las previsiones de crecimiento de Euromonitor International apuntan a que las ventas en volumen crecerán en el periodo comprendido entre 2014 y 2018 a un ritmo superior al 11 % anual para el conjunto de los vinos. El ritmo de crecimiento de las ventas de vino en volumen se irá ralentizando, desde una previsión del 11,9% para 2014 hasta un porcentaje del 10,7% en 2018. El vino espumoso es la categoría que más crecerá, aunque su ritmo de crecimiento se moderará, pasando del 39,6% anual en 2014 al 17% en 2018. Por su parte, se estima que el vino rosado sea la categoría que menos crezca en el periodo, con tasas anuales del 1,9%.


PRECIO ALTO DEL VINO IMPORTADO

El vino importado en el mercado chino tiene un precio notablemente superior al de otros países productores. Su precio y calidad son generalmente superiores a los de producción nacional. Como estimación, el precio de una botella en un lineal minorista chino duplica o triplica al de esa misma botella en una tienda en España. El precio del vino importado en hostelería suele multiplicarse por 7 o por 8 respecto a su precio en bodega. Esto se debe no sólo a la incidencia de los aranceles, impuestos y elevados costes logísticos, sino también a la percepción de los vinos importados como un producto de lujo. Sin embargo, debido a los recientes cambios que se están produciendo en el mercado, se observa una progresiva reducción del precio del vino, generando oportunidades para los países que venden vinos con buena relación calidad-precio.

Se están produciendo cambios estructurales en los canales de distribución:
- Dominio del canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías, y en el caso de China, habría que añadir karaokes), el más importante en valor representando dos tercios de las ventas totales. El consumo de vino no se ha se generalizado en los hogares chinos.
- Pérdida de peso del canal regalo vinculado al sector público. Tradicionalmente ha tenido mucho peso pero pierde parte de su relevancia debido a las políticas anticorrupción y restricciones al gasto público en regalos y celebraciones aplicadas por el gobierno chino desde 2013.
- Desarrollo de canales con menor número de intermediarios: canal directo, grupo de compra y on-line. Permiten ofrecer precios muy competitivos al eliminar eslabones en la cadena de distribución, reduciendo costes en un país donde los márgenes aplicados por cada intermediario son muy elevado.


El vino en China tiene unos precios relativamente elevados en relación a otros países:

Los aranceles, impuestos, márgenes, costes de almacenamiento y transporte y sistemas de incentivos generan un aumento muy destacado de precios desde la bodega hasta el consumidor final. Para el grueso de la población china, el precio es un factor crítico a la hora de la compra, y el vino resulta muy caro frente otras bebidas alcohólicas como los licores tradicionales o la cerveza. Teniendo en cuenta el aumento de las ventas por internet, así como la posibilidad de que los consumidores accedan a más información sobre los vinos, es previsible que los precios del vino se reduzcan a largo plazo.

- Desde la bodega (EXW), aproximadamente cada botella se encarecerá alrededor de 0,5 euros a causa del transporte (CIF), si las botellas se envían por mar en palés sin completar un contenedor estándar de 20 pies TEU (que es el caso más habitual). Este es el único coste fijo que soportará la botella tras su salida de la bodega, por lo que supondrá un menor porcentaje sobre el precio final de la botella cuanto mayor sea el valor de esta.

- El introducir la mercancía en el país supondrá, entre arancel, impuesto al consumo e IVA (como se detalla más adelante), incrementa el coste CIF en un 48,2%. Como se puede ver, el efecto de estos porcentajes es enorme y supone que un incremento de un euro en el valor de una botella en posición CIF suponga un incremento de 2,5 euros en la tienda, o de 5 en la mesa del restaurante.

- Posteriormente, el distribuidor en China, cargará en torno al 40%. A cambio, realizará la importación, asumirá los costes de transporte y algunos de los costes de promoción. Normalmente los grandes importadores pedirán a las bodegas que costeen parte de los costes de promoción, mientras que los importadores más pequeños tienden a exigir menos a las bodegas, si bien siempre les sugerirán que acudan a ferias para apoyarles, que realicen promociones conjuntas, etc. Por último, el minorista cargará cerca de un 50-60%.

- El bodeguero puede contar que su precio en bodega EXW se multiplicará por cerca de 4 ó 5 para llegar a un establecimiento minorista en China (hipermercado o supermercado de productos de importación), y por 8 ó 10 en la carta de vinos de un restaurante. Se debe multiplicar el precio CIF por 3 para estimar su precio en el canal minorista, y por 7 para colocarlo en la mesa de un restaurante. Dicho de otra manera, el precio en restaurante es entre 2 y 3 veces mayor al precio en el canal minorista. Normalmente el precio de una botella en un lineal minorista en China duplica al de esa misma botella en España.

- No obstante, hay que tener en cuenta que existen diferencias significativas tanto geográficas como por el tipo de importador y distribuidor. En regiones del interior de China con poco conocimiento sobre el vino los márgenes de los distribuidores y minoristas pueden superar el 100%. Por otro lado, en las grandes ciudades los márgenes se están reduciendo debido a la saturación del mercado.


Medios de Pago:

- Para las primeras operaciones con importadores chinos es habitual recurrir a medios de pago seguros, como la carta de crédito documentario, normalmente a 60 días, aunque hay que tener en cuenta que las condiciones pueden variar mucho, especialmente con los grandes importadores, que suelen ofrecer peores condiciones a las bodegas.

- Tanto en las compras de vino a granel como de vino embotellado, muchos importadores prefieren gestionar el transporte de la mercancía, por lo que normalmente realizan la compra en términos Ex Works. Las operaciones con exportadores españoles suelen estar denominadas en euros, aunque en algunos casos se recurre a los dólares americanos, sobre todo en compañías con negocios diversificados de exportación.

- Solo en el caso de que las operaciones se prolonguen durante el tiempo con un mismo importador se deberá optar por medios de pago más rápidos como la transferencia bancaria. En el canal de la distribución invisible, debido a la estacionalidad de las operaciones, es habitual que los importadores recurran al pago de un anticipo y el pago total contra la recepción del pedido, para asegurar la entrega de las mercancías. Este tipo de medios de pago no es recomendable dada la volatilidad del tejido empresarial chino, así como por la dificultades comunicativas en caso de que exista algún problema en el transporte.


Precios de Importación:

- En 2015 se observa por primera vez en tres años un aumento de los precios CIF de vino, impulsada por un aumento del precio unitario del vino embotellado de un 15%. Por su parte los precios de las partidas correspondientes al vino a granel y al vino espumoso continúan su tendencia bajista y sus precios se han visto reducidos de nuevo en 2015.

- Precios de importación de vinos embotellados: Crecimiento del precio en un 17,89 % de los vinos embotellados durante los nueve primeros meses del 2015. Los vinos españoles, tienen el precio más bajo de entre los principales exportadores a China, manteniéndose estable en 2011, 2012 y 2013 en torno a los 2,30 €/l, y habiéndose incluso reducido más durante los nueve primeros meses de 2015, hasta situarse por debajo de los 2 euros (en los 1,86 €/l). Esta caída del precio del vino español durante los primeros meses del año contrasta con el aumento de los precios del resto de los principales importadores de vino a China en este mismo periodo.

- El precio de importación de los vinos espumosos continúa su tendencia bajista: Desde 7,49 €/l en 2012 hasta 4,28 €/l en 2015. El precio unitario del vino espumoso español ha ido cayendo año a año, hasta ser uno de los más baratos actualmente, únicamente superior al precio de los vinos espumosos chilenos. Sin embargo durante los nueve primeros meses del 2015 el precio de los vinos españoles ha revertido esta tendencia, creciendo un 7,68% en este periodo, en sentido inverso al comportamiento del conjunto del mercado.

- El precio unitario del vino a granel lleva bajando constantemente desde el año 2014: Hasta alcanzar un precio unitario de 0,63 € el litro durante los primeros nueve meses del 2015. En el caso del precio unitario español, este sigue siendo notablemente inferior al de los principales competidores, con un precio de importación durante los nueve primeros meses del 2015 de 0,47 € el litro.


Aranceles e Impuestos:

El vino soporta una serie de gravámenes: arancel, IVA e impuesto al consumo, que se aplican de manera secuencial y que incrementan considerablemente el coste de la botella.

Los porcentajes del arancel dependen de que el vino sea embotellado (TARIC 2204.21: en envases menores a 2 litros) o espumoso (TARIC 2204.10), en cuyo caso es un 14%; o que sea a granel (TARIC 2204.29), en cuyo caso soporta un 20%. El IVA es un 17% y el Impuesto al Consumo (IC) es de un 10%.

Estos porcentajes no se acumulan mediante una mera suma, sino que se aplica una fórmula cuyo resultado es que al valor CIF se aplica un gravamen total del 56% para el caso del granel, o un 46, 72% en el caso de embotellado y espumosos.

A pesar de que en 2002 los precios de referencia fueron eliminados, las autoridades chinas a menudo hacen comprobaciones para determinar si el valor CIF de la factura presentada se ajusta a la realidad. En la actualidad se han creado oficinas de valoración dentro de la aduana que en ocasiones generan problemas en la valoración de mercancías por considerar que el precio en factura no coincide con el precio real. Estas oficinas de valoración suelen fijar umbrales de precios para las regiones vitivinícolas más importantes, no siendo estos precios públicos. Además en muchas ocasiones suelen realizar búsquedas por internet para cotejar si el precio en factura es real, por lo que en estos casos se recomienda a la bodega que presente justificante del precio de venta (o factura comercial) de otros destinos. En el caso concreto de España, han fijado unos valores por D.O. y según tipo de vino, crianza, reserva, gran reserva.

Según la OMC, en su examen de las políticas comerciales de China (informe de mayo de 201426), desde 2006 el valor en aduana se establece sobre la base del valor de transacción, que incluye los costes de transporte y de seguros (precio de Incoterm CIF), así como otros gastos conexos. De conformidad con las normas relativas a la determinación del valor en aduana de las mercancías importadas y exportadas, cuando no es posible establecer el valor de transacción, el valor en aduana se basa, por este orden, en las siguientes consideraciones: el valor de transacción de mercancías idénticas; el valor de transacción de mercancías similares; el valor deductivo; el valor reconstruido; y el valor determinado con arreglo a un criterio "razonable". Si el importador lo solicita, puede invertirse el orden de aplicación del valor deductivo y el valor reconstruido. Según las autoridades, en 2012 y en 2013 el 99% del valor de los productos importados, aproximadamente, se determinó de acuerdo con su valor de transacción.

La página web del organismo competente (General Administración of Customs of the Peop/es RepubUc of China está disponible en el siguiente enlace: www.english.customs.gov.cn


FACTORES DE COMPRA

- Cultura del regalo: En China existe una fuerte cultura del regalo. Si el vino es para regalo, aquel con empaquetado o etiquetado especial es más atractivo. Los momentos de compra para regalo son claros, justo antes y durante las principales festividades chinas.

Una gran cantidad de vino importado embotellado es comprado para regalarse por compañías gubernamentales o semipúblicas (ya sea entre sus propios empleados o como regalos para otras empresas) para eventos institucionales, celebraciones, festividades, etc. Este tipo de ventas, como sucede en muchas otras ocasiones cuando se hacen negocios en China, se basan fundamentalmente en amistades y/o relaciones personales, en chino esto es conocido como “guanxi que literalmente significa “relaciones”.

Este canal de ventas ha ocupado tradicionalmente el lugar destacado dentro del mercado del vino, aunque desde 2013, año en el que gobierno chino aplicó importantes restricciones en cuanto al gasto en regalos y celebraciones, su importancia ha disminuido bastante, afectando especialmente a los vinos de precio más alto. Es poco probable que estas restricciones se relajen en el corto plazo, por lo que el crecimiento del mercado del vino tendrá que venir de la mano de vinos de precio menos elevado.


Las épocas de mayores ventas de vino en China se concentran en los principales festivos:

Un alto porcentaje de las ventas de vino se realizan en el Año Nuevo Chino, que puede celebrarse entre mediados de enero y finales de febrero, determinándose la variación de fechas según el calendario lunar. Asimismo destacan las festividades del Barco del Dragón (principios junio) y el Medio Otoño (mediados septiembre) como fechas señaladas en las que existe una elevada pro-pensión a regalar. Otras efemérides a considerar pero con menor tradición de regalo son las fiesta del trabajo (primera semana de mayo) y la fiesta nacional (primera semana de octubre), Durante estas fechas se distribuyen regalos y se llevan a cabo las cenas de empresa, por lo que el consumo de vino aumenta considerablemente, siendo además concebido como un producto adecuado para regalar (el color rojo del vino tienen connotaciones muy positivas en la cultura china).. Es preciso tener en cuenta que las festividades tradicionales en occidente se están empezando a celebrar, especialmente en las grandes ciudades. La Navidad o el día de los enamorados tienen igual componente consumista. Cabe destacar el “día de los solteros”, celebrado a iniciativa del gran grupo de comercio electrónico Alibaba el 11 de noviembre, que aunque no está reconocida como festividad nacional, es uno de los momentos de mayor consumo en China, debido a las agresivas promociones que se dan durante esta fecha, especialmente en el canal de ventas online.


- Prestigio del vino: Dado que el consumo de vino se asocia a un alto poder adquisitivo, en muchos casos, el consumidor prefiere optar por un precio más alto para demostrar su capacidad económica. Este factor es especialmente relevante en zonas con poca o nula cultura del vino y se empieza a observar, sobre todo en las grandes ciudades, un grupo de consumidores que prefieren demostrar su alto poder adquisitivo a través de su conocimiento sobre los vinos que adquieren.

- Progresivo conocimiento del vino: A medida que aumenta la cultura del vino en los centros urbanos, los consumidores demandan cada vez más información sobre el producto y una justificación del precio que pagan. Algunas empresas, especializadas en el canal visible, ofrecen cursos de formación tanto a consumidores como a distribuidores y mantienen una comunicación fluida con sus clientes sobre cómo disfrutar de un vino.


MAYOR PODER ADQUISITIVO

Pese a la gran población de China, y de los grandes avances producidos en los últimos años, una gran parte de la población aún no puede permitirse productos de lujo, y el vino en China, sobre todo si es importado, se considera un producto de lujo.

Los consumidores chinos pueden segmentarse según su nivel de renta:

- Los consumidores con menor renta centran su consumo en las marcas chinas más conocidas y valoran el obtener algún regalo con la compra. También podrían valorar comprar alguna botella de vino extranjero, preferentemente si éste fuese de origen francés, aunque de bajo precio. Este segmento de población no consume vinos en los restaurantes debido al alto margen que aplican en los precios. Normalmente se decantan por la cerveza o incluso por los licores tradicionales chinos.

- Los consumidores de renta media, el grupo de mayor tamaño y progresión, consumen vino con frecuencia y cuentan con conocimientos básicos. Buscan vino que ofrezca buena relación calidad y precio, siendo más propensos a descubrir nuevos países y orígenes. McKinsey estima que en 2022 un 75% de los consumidores urbanos, unos 680 millones de habitantes, ganarán entre 9.000 y 34.000 dólares americanos al año. En el año 2000 el número de hogares situados en este rango era de un 4%, mientras que en 2012 alcanzó la cifra de 68%.

- Los consumidores con una renta más elevada consumen vinos más caros, más allá de las características de calidad o su relación calidad/precio, ya que para ellos el gasto en artículos de lujo supone una demostración de estatus. Así es importante, no solo que sea caro, sino que los demás perciban que el vino comprado es caro. Este segmento de los consumidores cada vez se preocupa más por tener conocimientos sobre los vinos que adquieren, con el objetivo de demostrar su estatus a través de este conocimiento.

- Por otro lado, existe también el segmento de los expatriados, cuyos hábitos de consumo no difieren de los de los consumidores de vino en países occidentales: un nivel de conocimiento del producto relativamente alto, preocupación por la relación calidad-precio y valoración del servicio de asesoramiento y seguimiento a la compra. Este segmento va disminuyendo su importancia relativa debido a que cada vez más consumidores chinos se optan por consumir vino importado.

A medida que se va desarrollando el mercado y el conocimiento sobre el vino aumenta, los consumidores optan cada vez más por consumir vino porque les gusta, más que como símbolo de estatus. En este sentido, una buena relación calidad-precio irá adquiriendo mayor importancia.


PRINCIPALES PAÍSES PROVEEDDORES DE CHINA

Francia continúa liderando el mercado pero con una pérdida sostenida de cuota ocupada por Australia, Chile y España principalmente. Desde que en 2011 Francia disfrutó de un 52% de la cuota de mercado de importación, su participación relativa se ha visto reducida hasta un 43% como fruto de la mayor competitividad de vinos procedentes principalmente de Australia, Chile y España, así como a un patrón de demanda más diversificado. En 2014, Francia exportó vino embotellado por valor de 463 millones de euros. Australia continúa con un crecimiento imparable consolidándose como segundo proveedor.

Crecimiento de las importaciones españolas durante los nueve primeros meses del 2015 fue de un 34,70% en valor y en 38,6% en volumen con respecto al mismo periodo del año anterior. Estas buenas cifras asientan la buena tendencia de la importación de vinos españoles, que mantienen un ritmo de crecimiento significativo en los últimos años.


- Francia: Líder moderando su posición hegemónica. Ha sido el líder tradicional del mercado chino, manteniendo una cuota de mercado superior al 50% hasta el año 2011, momento a partir del cual comenzó a moderar su peso hasta el 43% actual, duplicando aún no obstante la cuota de mercado frente al segundo proveedor: Australia. Los vinos franceses continúan siendo los más vendidos en China con una gran ventaja sobre su principal competidor. Gozan de un gran reconocimiento y gran parte de la cultura del vino en China ha sido iniciada por profesionales de este país, por lo que los consumidores siguen pensando que el vino francés es el de más calidad. Francia es el país que más vino embotellado vende y el quinto en granel, manteniendo uno de los precios unitarios más altos. El champagne francés siempre ha dominado el mercado chino de vinos espumosos, manteniendo una cuota de mercado superior al 50% en el segmento de espumosos y el precio unitario más alto.


- Australia: Es el segundo suministrador con los vinos más caros. Es el segundo país suministrador de vino a China en valor con una cuota del 22,4%, habiendo experimentado un crecimiento sostenido superior a la media del mercado desde 2011 cuando contaba con una cuota del 15%. Australia ha reducido mucho sus ventas de vino a granel, apostando claramente por vinos de mayor valor, incrementando año a año el precio unitario CIF que actualmente se sitúa en 5,88 euros por litro, el precio de entrada más alto de los principales proveedores de China, por delante de Francia (4,48), España (1,52) o Italia (3,15)... Los australianos han sabido transmitir una imagen de calidad para sus vinos, favorecidos por contar con un gran número de profesionales en el sector de la restauración y la hostelería establecidos en China. Además el Tratado de Libre Comercio firmado entre China y Australia en noviembre de 2014, que prevé entre otras medidas una supresión de los aranceles del vino entre u 14 y un 20% en cuatro años, facilita la venta de los vinos australianos en China.


- Chile: Tercer proveedor y líder granelista. Ocupa la tercera posición en el mercado chino, por encima de Italia y España con una cuota de mercado de en torno al 11%. Desde el año 2012 lidera las exportaciones de vino a granel a China, con una cuota de mercado en 2015 del 60%, seguido a mucha distancia por España y Australia. En el gran incremento de las exportaciones de vino a granel chilenas ha influido mucho el tratado de libre comercio que mantiene con China, que ha reducido progresivamente los aranceles aplicados, hasta situarse en cero en 2015, otorgando a Chile una gran ventaja en un mercado tan sensible al precio del producto. El precio unitario de los vinos chilenos es el más bajo de entre todos los grandes exportadores de vino a China, debido especialmente a la importancia que tiene el vino a granel dentro de las exportaciones chilenas. Además el vino embotellado chileno es el que tiene el segundo precio unitario más bajo, superando únicamente al vino español.


- España: Cuarto proveedor, con los vinos embotellados más baratos del mercado. La imagen de los vinos españoles en China se ha visto perjudicada por la entrada masiva de vino a granel en la primera década del siglo XXI, que hizo que se identificara como vino barato. Así el ratio de exportación de vino a granel fue en 2005 del 90% frente a tan solo 10% de vino embotellado. Sin embargo este ratio ha dado un vuelco, de modo que en el año 2014 la cuota de vino embotellado supuso ya el 96% de las exportaciones españolas. Como muestran los datos anteriores, la estructura de las exportaciones de vino español a China, está cambiando a favor de una estructura de mayor valor añadido. No obstante, la evolución reciente de los precio CIF de entrada del vino español podría estar afectando a este cambio de tendencia. En 2014 dicho precio fue de 1,69 euros/litro, un 56% inferior a la media del sector, solo superior a Chile (1,4 euros/litro) entre los principales proveedores de vino de China. Entre enero-septiembre de 2015 los precio de vino embotellado español han experimentado una fuerte caída de 11,8% hasta 1,82 euros/litro, tendencia opuesta al aumento del 13,14% del total del sector de vinos importados, situándose como el vino embotellado que ofrece un menor precio relativo entre los principales proveedores. Respecto a los vinos espumosos, el comportamiento de los vinos españoles está siendo muy favorable, con incrementos tanto en volumen como en valor muy superiores a los de sus principales competidores.


- Italia: Quinto proveedor, buena imagen pero cada vez menor capacidad de penetración en el mercado. Italia es el quinto suministrador de vino a China, situándose cerca de España en valor, aunque no en volumen, ya que el precio unitario de los vinos italianos es notablemente superior al español. Italia exporta principalmente vinos embotelladlos y espumosos. Los vinos espumosos destacan en el mercado chino, ocupando la segunda posición en valor, pero la primera en volumen. Los vinos italianos se benefician enormemente del gran número de restaurantes italianos presentes en China, que constituyen una gran red de distribución para abordar el mercado chino, y que proyectan una imagen de calidad de las bebidas y de los alimentos italianos ante los consumidores chinos.

- Estados Unidos: Las exportaciones de vino estadounidense han experimentado un comportamiento positivo en los últimos años, comportándose mejor que el global de las importaciones chinas. A pesar de ir ganando cuota de mercado en los últimos años, sigue siendo el sexto proveedor de vino a China. Estados Unidos también destaca como uno de los principales suministradores de vino a granel, ocupando la tercera posición en valor y la cuarta en volumen.


- Alemania: Alemania, séptimo suministrador de vino a China, destaca como suministradora de vinos espumosos, siendo el quinto país que más exporta a dichos vinos.

- Nueva Zelanda: Nueva Zelanda no exporta una gran cantidad de vino a China, pero el que exporta es de calidad, de hecho sus vinos se venden al precio unitario más elevado de entre los diez principales exportadores de vino a China. Los vinos neozelandeses se benefician de no soportar arancel en China, debido a que mantienen un tratado de libre comercio con China desde 2008.

- Sudáfrica: Los vinos sudafricanos han mantenido una cuota de mercado cercana al 1,5% en los últimos años, ocupando Sudáfrica el séptimo y octavo lugar de proveedores de vino a China.


SITUACIÓN GEOGRÁFICA DEL CONSUMO DEL VINO

Las ventas de vino embotellado se concentran en el este, en torno a Shanghai, donde se encuentran las ciudades de mayor renta y crecimiento, además es donde viven más expatriados y hay una mayor aceptación y conocimiento de los productos importados. Los otros grandes centros de consumo se encuentran en el sur, con Cantón y Shenzhen a la cabeza, y al norte del país, en Pekín y Tianjin.

El segmento de expatriados y de ciudadanos chinos de renta alta o familiarizados con el vino, así como los chinos que han vivido en el exterior y vuelven a China habiendo adoptado hábitos de consumo occidentales, que consumen sobre todo vino importado, y, que, por tanto, marcan la distribución de éste, está casi en su totalidad concentrado en torno a Shanghai, Pekín y Cantón. Hay que destacar que proporcionalmente el segmento de expatriados cada día juega un papel más limitado en el consumo de vino debido al aumento de consumidores chinos que optan por el vino importado.

Resulta difícil ofrecer datos concretos de cómo se reparten las ventas geográficamente, aunque los datos acerca de los principales puertos de entrada de vinos embotellados pueden servir como aproximación. Durante los nueve primeros meses de 2015, el 26% del total del vino importado entró por el puerto de Shanghai, mientras que el 34% entró por los puertos de Cantón, Shenzen y Xiamen y el 12% lo hizo por Pekín y Tianjin.


Situación del consumo en las diferentes regiones de China :

- Región Este: Esta región ha liderado tradicionalmente la importación y el consumo de vino, debido a que sus consumidores tienen un poder adquisitivo relativamente alto y están más abiertos a la influencia occidental. El crecimiento de la renta per cápita ha tenido como consecuencia que los consumidores opten por adquirir más productos de gama media y alta. Además, los beneficios para la salud del vino de uva están empezando a ser apreciados por el consumidor de la zona Este de China, cada vez más sensible a la seguridad alimentaria.

- Región Centro: Los consumidores del centro de China prefieren licores tradicionales de hierbas, que perciben como saludables, aunque los jóvenes están adoptando cada vez más costumbres occidentales, optando por consumir cada vez más vino. Es una de las zonas de China con más potencial para que se desarrolle el mercado del vino. Destaca la gran acogida que tiene el vino espumoso en la región.


- Región Norte y Noreste: Los consumidores de esta zona prefieren habitualmente bebidas de alta graduación alcohólica y cervezas. Sin embargo, en los últimos años el consumo de vino está creciendo significativamente. El consumo de vino se asocia a un estilo de vida moderno y saludable, así como a un poder adquisitivo alto. Los vinos tranquilos y los espumosos tienen una gran aceptación en esta región y se prevé un aumento significativo de su consumo, asociado a los momentos de celebración.

- Región Noroeste: Es una de las regiones con menor población y desarrollo económico, por lo que el consumo del vino es reducido y está dominado por las marcas locales, muchas de las cuales se producen en esta zona, siendo el consumidor muy sensible al precio. Además, es la zona donde tienen una mayor presencia las etnis uygur y hui, pre-dominantemente musulmanas y por tanto menos proclives a consumir bebidas alcohólicas. Existen pocas referencias de vino de importación en este mercado y el consumo está restringido prácticamente al canal regalo. A pesar de esta situación se prevé una evolución positiva para el consumo de vino en esta región, motivada por el aumento de la renta per cápita y la adopción de estilos de vida saludables.


- Región Sur: Los consumidores de esta región prefieren cerveza fría, debido a que esta zona es la más cálida de China. Sin embargo, el consumo de vino en esta zona es uno de los mayores de China, debido a su asociación con un alto poder adquisitivo y a sus consecuencias favorables para la salud. Este último factor para el consumo viene impulsado por la tradición de consumir licores de hierbas con propiedades saludables.

- Región Suroeste: Esta zona interior de China es uno de los principales centros de producción y consumo de bebidas espirituosas de alta graduación alcohólica. Los consumidores tienen una gran lealtad a sus marcas favoritas de licor chino, decantándose casi exclusivamente por marcas locales. Actualmente, las ventas de vino en esta zona están entre las más bajas del país. Las restricciones del gobierno respecto al gasto en regalos, produjeron una gran caída de las ventas de vino de precio alto, aunque se espera un gran incremento de las ventas de vino de precio medio y precio bajo.


CHINA ES EL SEGUNDO PAÍS DEL MUNDO EN SUPERFICIE DE VIÑEDOS PLANTADOS

- China es el segundo país del mundo en superficie de viñedos plantada, según las estimaciones de la OIV, con aproximadamente 700.000 hectáreas en todo el país (aproximadamente el 8% de la extensión de viñedos mundial), si bien parte de ellas están dispersas en regiones remotas y no pretenden abastecer el mercado nacional sino el mercado local.

- China produjo en 2014 un total de 1.110 millones de litros, lo que supone el segundo año consecutivo de caída de la producción nacional tras el periodo 2000-2012 en el que se registró un crecimiento acumulado de la producción del 42% .

- La mayor parte del vino que se consume en China es de producción local y está centrado casi exclusivamente en productos de gama baja, un factor que explica en parte su precio medio inferior al del vino importado.

- Cuatro zonas principales de producción: la bahía de Bohai, que comprende la zona de la provincia de Hebei, y las ciudades de Pekín y Tianjin; el área Noroeste, que incluye las provincias de Ningxia, Gansu y Xinjiang; el distrito de Shacheng en la provincia de Shangdong; el área del río Amarillo, principalmente en la provincia de Henan y el norte de Anhui y Jiangsu, además de otras zonas productoras, como Jilin o Yunnan.

- La producción local de vino chino está centrada en un 90-95 %    en tinto y sólo    un 5-10% en blanco, sobre la base del cultivo de variedades internacionales de uva.

- Deficiencias en la estructura sectorial y métodos de producción generan un nivel de calidad bajo. La producción de uva se obtiene en gran medida de pequeñas explotaciones, poco eficientes, por lo que tanto la calidad de la uva como la mejora de las variedades de vid cultivadas continúan siendo los principales lastres para la producción nacional.


Esfuerzos recientes por incrementar la calidad del vino:

- Se han creado joint ventures con socios occidentales, siendo la más antigua la establecida en 1980 entre la empresa francesa Remy Martin y la empresa china Tianjin City Grape Garden, para crear la bodega Dynasty . Las empresas chinas también están optando por la adquisición de centros de producción en el extranjero . Los vinos producidos por bodegas establecidas en China con socios o capital extranjero están entre los vinos chinos de mayor calidad, aunque no han logrado aún alcanzar los niveles de sus países de origen, a pesar de haber importado las principales técnicas de producción y saber hacer. De hecho, producir vino de calidad en china resulta costoso debido a la falta de recursos naturales, humanos, materiales y de una industria auxiliar suficientemente desarrollada.

- En el año 2012 el Ministerio de Industria, Información y Tecnología promulgó una normativa para regular las condiciones de acceso a la industria del vino (“Access Conditions for Wine industryin China'), las cuales prevén, entre otros puntos, la necesidad de establecer una producción mayor a 1 millón de litros de vino para todas las nuevas bodegas. Esta normativa tiene como objetivo modernizar la industria y crear condiciones favorables a una eventual concentración del sector . Sin embargo, estas medidas por el momento no han conseguido estabilizar el panorama competitivo del sector, ya que, pese al leve incremento de su cuota de mercado durante el año 2014, los líderes tradicionales del mercado tienen una cuota de mercado menor que hace dos años. Sin embargo, la situación del mercado induce a pensar que el sector del vino en China está en proceso de reestructuración, con tendencia a concentrarse ligeramente en el medio y largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario