viernes, 23 de junio de 2017

Vinos Tintos Atlánticos del Norte de España



VINOS TINTOS ATLÁNTICOS DEL NORTE DE ESPAÑA

Cata a ciegas y extensa presentación de "Vinos Tintos Atlánticos del Norte de España", dirigida por el técnico en vitivinicultura Eduardo Ruiz Andollo a estudiantes, enólogos, viticultores y sumilleres en el instituto de I.E.S La Laboral en Lardero (La Rioja).


- Pésico 2013, Productor: Dominio del Urogallo, D.O. VT Cangas (sin DO), Variedad: Albarín, carrasquín, mencía, verdejo, Grado: 13,50%, Precio: 15,12 €
- Zárate 2015, Productor: Eulogio Pomares, D.O. Rías Baixas, Variedad: Caiño tinto, Grado: 12,00%, Precio: 22,32 €
- Gorrondona 2016, Productor: Doniene Gorrondona, D.O. Bizkaiko Txakolina, Variedad: Hondarrabi beltza, Grado: 13,00%, Precio: 12,50 €
- Massimo 2016, Productor: Viña D'Mateo, D.O. Ribeira Sacra, Variedad: Mencía, Grado: 12,50%, Precio: 9,50 €
- Cuvée de O 2014, Productor: Avancia, D.O. Valdeorras, Variedad: Mencía, Grado: 13,50%, Precio: 11,90 €
- Torna dos Pasás 2014, Productor: Luis Anxo Rodríguez Vázquez, D.O. Ribeiro, Variedad: Brancellao, ferrol, caíño longo, caíño redondo    12,00%, Precio:    16,66 €
- Picos roble 2014, Productor: Picos de Cabariezo, D.O. VT Liébana, Variedad: Mencía, Grado: 13,00%, Precio: 8,56 €


Podríamos decir que la mayoría de los vinos de perfil Atlántico de España, se encuentran en la zona noroccidental de la península sobre todo en (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y algunas zonas de la DOC Rioja). Se trata de una área mucho más fresca y lluviosa que el resto del país. El clima, más húmedo y fresco, se traduce en maduraciones más prolongadas, lo que permite elaborar vinos con mayor acidez y frescura, más ligeros, finos, florales y de expresión no tan opulenta. Con un grado alcohólico menor, entorno a los 13 grados.


Las Denominaciones de Origen de corte atlántico son principalmente (Rías Baixas, Ribeira Sacra, Bierzo, Valdeorras, y algunas zonas de la DOC Rioja). Aquí nos encontramos con vinos más claros de color y con menos capa, con brillantes colores rubí. En nariz tienen aromas sutiles y elegantes, con expresiones frutales menos opulentas, que con frecuencia traen recuerdos a, reminiscencias florales. En boca son más ligeros, desaparecen los sabores afrutados intensos y aparece la fruta más fresca. Graduaciones de alcohol más moderadas, menos golosos, frescos y con tramas más livianas. Son vinos estilizados, en los que prima la verticalidad, nerviosos, con buenas acideces, en algunos casos muy equilibrados, además de muy estables en el tiempo.


CLIMA ATLÁNTICO EN ESPAÑA

Bajo esta denominación genérica se engloban los climas del norte y noroeste peninsular. Tienen en común el hallarse bajo los efectos del mismo océano, pero la diferente latitud y la presencia del relieve en las inmediaciones de la costa originan contrastes térmicos y pluviométricos notables.


Clima oceánico templado húmedo: (Cfb). Se extiende por la cornisa cantábrica y la costa gallega, con una penetración hacia el interior que apenas supera, y no siempre, los 100 km. Entre los climas peninsulares ofrece el régimen menos contrastado. Mes a mes se mantiene un ritmo constante en las precipitaciones, humedad, temperaturas, insolación, etc.


Las precipitaciones son muy abundantes y se sitúan casi siempre por encima de los 1.000 mm (Vigo 1791 mm, Pontevedra 1595 mm, La Coruña 971 mm, Oviedo 964 mm, Santander 1198 mm, Bilbao 1.258 mm y San Sebastián 1.529 mm). Además de copiosas, las lluvias están muy bien repartidas a lo largo del año, con un máximo en otoño-invierno y un mínimo estival, aunque ningún mes recibe menos de 30 mm. Los 150-160 días de precipitación anual suponen la presencia de lluvia un día sí y otro no, de media. La intensidad de su caída es baja y recibe los nombres de chirimiri, orballo, morrina y calabobos. En estas condiciones, la humedad relativa es alta (80-90%) durante todo el año.


Las temperaturas medias son suaves pues oscilan entre los 12° de Lugo y los 14° de Vigo, pasando por los 13° de San Sebastián y los 14,1° de Gijón. La media de enero no baja de los 6° y la de julio no supera los 20°, lo que nos da una amplitud térmica entre 9-11°, la más baja de la Península. Los veranos son a su vez, lo más suaves de toda España, siendo muy raros los periodos de calor extremo que sí son frecuentes en otras zonas del país.


Las heladas son poco frecuentes en esta franja costera (menos de 10 días al año). Sorprende, sin embargo, que Galicia vaya a la cabeza entre las regiones peninsulares por los días de granizo, que tienen lugar durante el invierno como fruto de tormentas de origen frontal. Los granos de hielo son de tamaño reducido (5 mm) y sus efectos destructivos están muy lejos de los originados en otras zonas como la Mancha, el valle del Ebro o la costa del Mediterráneo.


Existe una clara diferencia entre la cornisa cantábrica y el noroeste gallego. La primera, abierta tanto a las advecciones del norte como a las del noroeste, es algo más fresca que la segunda y su cielo aparece cubierto de nubes con mayor frecuencia. Sin embargo, la llegada de los vientos húmedos del sur, tras cruzar la Cordillera Cantábrica, eleva las temperaturas de finales del invierno y comienzos de la primavera debido al efecto föhen. Esta es la explicación de las máximas absolutas en la costa durante los meses de febrero (Gijón 28,8° y Bilbao 26,6°) y marzo (Gijón 31° y Santander 30°).


La costa gallega ofrece un régimen más lluvioso, con alguna excepción como La Coruña, y con menores contrastes térmicos que la zona cantábrica por hallarse bajo los efectos de las masas más cálidas y húmedas, arrastradas por los vientos del oeste y suroeste.




 PÉSICO

En la parte suroccidental de Asturias se encuentra el territorio de Cangas del Narcea, una comarca que desde el siglo IX se dedica a la producción de vinos, y en donde el albarín francés (cabernet sauvignon) se cultiva junto a variedades propias como el carrasquín, el albarín o el verdejo.

Aunque es una zona desconocida para mucha gente esta es una tierra productora de excelentes vinos. De hecho, tres de los tintos elaborados en esta comarca han conseguido superar los 93 puntos en la edición 2013 de la Guía Peñín, considerada una de las referencias del sector vitivinícola.

Uno de estos vinos es el muy recomendado Pésico 2013, producido por Dominio del Urogallo con la paciencia que sólo Nicolás Marcos puede darle. El gerente de esta bodega se ha lanzado, tras su paso por tierras francesas, como viticultor independiente de Cangas del Narcea, donde realiza un cultivo biodinámico en pequeñas parcelas de las variedades autóctonas verdejo tinto, carrasquín, albarín blanca y albarín tinta.

Pésico es un coupage elaborado con las vides verdejo negro, mencía, albarín negro y carrasquín, que pasa por un proceso de envejecimiento de diez a doce meses en barricas de roble francés. Al contemplarlo se detecta un bonito color rojo, limpio y brillante, y los aromas como los frutos rojos, las maderas finas y las notas de crianza resaltan cuando se acerca a la nariz. En boca se exhibe intenso, fresco (debido a la altitud a la que se cosecha las vides), con una acidez bien integrada, y un tanino frutal y potente.




ZÁRATE

Empiezan a dar que hablar los tintos gallegos, porque estamos volviendo como consumidores a apreciar la frescura y la acidez. Los vinos atlánticos están de moda y Galicia tiene variedades autóctonas como la Caíño Tinto que pueden transmitir fielmente los suelos graníticos de la D.O. Rías Baixas. No son vinos para los amantes de vinos potentes y golosos, pero son auténticos vinos de terruño que, además, son cada vez mejores.

El Caiño tinto es una de las 3 variedades tintas autóctonas del Val do Salnés, variedad de brotación y maduración tardía. Viñedo de 60 años, con suelo de jabre granítico y en conducción en emparrado.

La vendimia es manual y en la parcela se realiza una selección de uva. Las uvas se pisan sin despalillar en un tino de roble abierto, donde transcurre la fermentación, una vez finalizada, se realiza durante 4 semanas un pigeage diario. Con esta larga fermentación-maceración se busca una infusión de las uvas en el vino para extraer color y aromas. El vino se somete a crianza de 12 meses en barrica de roble francés de tercer año donde realiza la fermentación maloláctica. El vino se embotelló sin filtración ni clarificación.




GORRONDONA

Gorrondona Tinto es el vivo ejemplo de que también es posible degustar txakoli tinto fresco y con una buena expresión de fruta, cualidades que suelen caracterizar de mayor manera a los txakolis blancos que a los tintos. Procede de los viñedos más antiguos de Bakio siguiendo las pautas de sostenibilidad medioambiental para acentuar el carácter de la variedad y del suelo.

Viñedos más antiguos de Bakio. La bodega tiene además de su viñedo propio, convenios con cinco pequeños viticultores que disponen de parcelas de viñedo muy antiguas. La mayoría en espaldera, aunque todavia existen parrales bajos. 16 hectáreas. Viñedos plantados en 1932 (85 años).

El suelo es orgánicamente muy rico, puesto que eran tierras de pasto, con fondo arenoso, que cuando gana en altura pasan a ser más arcillosos y minerales.

El carácter de zona abrigada de Bakio le confiere un microclima propio caracterizado por una temperatura suave, con ausencia de heladas, y con precipitaciones abundantes.

Rendimientos medio-bajos de entre 6000 y 8000 kilogramos por hectárea.

La vendimia tuvo lugar el 16 de octubre mediante vendimia seleccionada. Manual y en cajas. La uva entra en bodega en un plazo máximo de 3 horas. La primera selección rigurosa se realiza en el viñedo.

La segunda selección se realiza durante la recepción de la uva. Despalillado. Fermentación a temperatura controlada con diferentes levaduras indígenas siguiendo pautas de sostenibilidad medioambiental y con el objetivo de acentuar el carácter de la variedad y del suelo. Prensado hasta 1000 mb. Fermentación maloláctica a finales de diciembre y estancia sobre lías en depósito hasta finales de enero.




 MASSIMO


Los fans de los vinos atlánticos tienen en Massimo un motivo de peso para seguir disfrutando de los tintos elaborados en las regiones más septentrionales de nuestro país. Un buen exponente de lo que puede entregar una de las zonas más espectaculares de España: la Ribeira Sacra. Tinto joven con bajo grado alcohólico, marcado por su buena acidez y sus notas de fruta roja. En boca resulta sedoso, goloso y muy fácil de beber.

Bancales situados en la subzona de la Ribeira de Vilachá, dentro del municipio de Vilachá de Salvadur, en la zona noreste de la Ribeira Sacra, dentro de la provincia de Lugo.

Viñedos centenarios. Zona de origen pizarroso sobre roca madre granítica. Las precipitaciones son escasas (entre 750/1100 mm anuales), y están concentradas en los meses invernales. Las temperaturas medias anuales oscilan entre 13 y 14°C. Entre 3.000 y 5.000 kg/ha.

Selección de la uva en el propio viñedo. La vendimia tuvo lugar a mediados de septiembre de 2016. Fermentación durante 10 días en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada de 25°C. Este vino no tiene crianza en barrica. Embotellado a principios de febrero de 2017.

Color rojo cereza con ribetes violáceos. Toques de fruta roja, tropical y complejo, con aromas de finas lías. Es un vino de paso sedoso y equilibrado en su fase gustativa. 18.000 botellas 85% Mencía, 10% Tempranillo, 5% Sousó.



 CUVÉE DE O

Dos viñedos: Bancales y Ladeira. Bancales ( a 630 m de altitud) y Ladeira ( a 550 m de altitud) localizados en la ribera norte del Río Sil con orientación Sureste. 7 Has. Pizarra con pequeñas aportaciones de cuarcita. 7 Tm/ha. En el viñedo "Bancales" se vendimió a principios de octubre y en "Ladeira" a mediados de septiembre.

Realiza la fermentación en pequeños fermentadores abiertos de 2 Tm a 5 Tm max., con levaduras salvajes. Se realiza un prensado vertical y tras él, la fermentación maloláctica en barrica de roble francés. El vino tiene una crianza de 8 meses en barricas de roble francés. Sin filtrar, ni estabilizar ni clarificar.

Nariz floral, flores azules, violetas, frutillos rojos. Joven, ligero, delicado. Muy afrutado.




TORNA DOS PASÁS

A Torna Dos Pasas es un vino tinto elaborado por Luis Anxo Rodríguez en Arnoia, D.O. Ribeiro. Luis Anxo Rodríguez crea en el año 1988 un pequeña bodega de tradición familiar en el lugar de “Os Pasás”, en Paixón, municipio de Arnoia. Cuenta con 2,7 hectáreas de viñedo repartido en 29 parcelas. Su objetivo es trabajar con las variedades autóctonas, recuperar los terrenos arenoso-silíceos de ladera y practicar una viticultura de bajos rendimientos, manual y respetuosa con el medio ambiente.

A Torna Dos Pasas procede de antiguas parcelas que se fueron reconvirtiendo con variedades autóctonas, algunas de ellas casi desaparecidas.
Es un vino elaborado con Brancellao, Caíño y Ferrol. Vendimia manual, despalillado y maceración en frio. Fermentación con levaduras autóctonas en depósitos de acero inoxidable y envejecido durante 6 meses en barricas de roble usadas.

A Torna Dos Pasas es un vino fresco, delicado y sugerente. Muy complejo en nariz y en boca. Destaca por su equilibrio entre fruta roja fresca, notas balsámicas y fondo mineral.




PICOS ROBLE

Uvas de viejas viñas de la zona, seleccionadas y vendimiadas con una ligera sobremaduración y de forma natural.Doce meses en barrica de roble francés y más de cinco meses en botella. Elegante y potente aroma de frutas rojas maduras con finas notas tostadas de roble y especias.Tinto de color cereza granate con ligero borde violaceo. En boca es sabroso, expresivo y ligeramente graso, con notas de confitura de ciruela y taninos maduros que aportan frescura final

No hay comentarios:

Publicar un comentario