viernes, 14 de julio de 2017

Visita "Veuve Clicquot Ponsardin" Champagne (Reims)



VISITA MAISON "VEUVE CLIQUOT PONSARDIN" CHAMPAGNE

- Nombre: Veuve Clicquot Ponsardin
- Año de fundación: 1772
- Producción: 83.000 cajas al año.
- Grupo propietario: LVMH.
- Titulo: Negociante-manipulador.
- Dirección: 1 Place des Droits de l´Homme, 51100 Reims.
- Telefono: + 33 (0) 3 26 53 69 53 / + 33 (0) 3 26 89 53 90
- Web: www.veuveclicquot.com


Desde 1987 Veuve Clicquot Ponsardin forma parte del poderoso grupo de productos exclusivos LVMH, junto a otras bodegas como Champagne Moët & Chandon, Ruinart, Krug y Jas. Hennessy & Co.


La "Veuve Clicquot Ponsardin" es una de las firmas históricas de Champagne, fundada en 1772 por Philippe Clicquot, banquero y comerciante textil. Su hijo y sucesor François (1774-1805) contrajo matrimonio en 1798 con Barbe Nicole Ponsardin (1777-1866), descendiente de una familia burguesa de tejedores de Champagne.


Con el propósito de extender su negocio de vinos, François viajó por Baviera, Austria y Suiza. Aunque el largo viaje no fue muy rentable, conoció y contrató en esa época al que sería el mejor de sus colaboradores: un alemán llamado Ludwig Bohne.


La muerte de François dejó viuda a su esposa de 27 años con una hija de tres años. A partir de entonces la viuda Clicquot demostró que sabía administrar su herencia y consiguió convertir el champagne Veuve Clicquot en un mito.


 Lord Byron regó con Veuve Clicquot sus aventuras venecianas; Merimée imaginó a su Carmen delante de una copa de Veuve Clicquot; Marcel Proust, que era tan exigente en sus gustos, acudía todas las noches al Hotel Ritz para beberse su Veuve Clicquot con fresas.


 Louis Bohne murió en 1821, pero la viuda Clicquot encontró otro colaborador fiel en la persona de Edouard Werlé. Este alemán fue un extraordinario administrador, del que se cuenta que revisaba minuciosamente los libros de contabilidad de la casa y decía luego a sus empleados: "Señores, es un placer tener colaboradores de tanta confianza, y es un placer también verificar las cuentas para comprobarlo".


La viuda Clicquot dedicó muchos esfuerzos a seleccionar los mejores viñedos de Champagne para elaborar sus vinos. Así se fueron reuniendo las 515 ha que hoy posee la bodega y que lo convierten en uno de los viñedos más grandes de la región. Sin olvidar que Veuve Clicquot tiene parcelas en 13 de los 17 mejores crus de la Champagne.


 Para reforzar la calidad de la vendimia, las uvas se prensan en el propio viñedo, en "centres de pressurage" situados cerca de los pagos, en Vertus (Côte des Blancs), en Avenay (Grande Vallée de la Marne y sur de la Montagne de Reims), en Villedommange (oeste de la Montagne de Reims) y en Saint-Thierry (Massif de Saint-Thierry).


De esta forma se respeta, además, la identidad de las diferentes parcelas, al prensarlas por separado. Veuve Clicquot selecciona exclusivamente las primeras prensadas (cuvées y una fracción de premières tailles) para elaborar sus champagnes secos (Brut, Rosé Réserve, Vintage Réserve, Grande Dame).


 Las históricas cavas de Veuve Clicquot se extienden a una profundidad de 20 metros, excavadas directamente en la creta que forma el subsuelo de Reims "crayères". Aquí, a 8 °C, las botellas reposan en las mejores condiciones.


La viuda Clicquot también es famosa por haber perfeccionado la técnica del removido: se dice que en su obsesión por elaborar los champagnes de más calidad creó el pupitre para remover las botellas.


 Ocho grandes crus (Verzennay, Verzy, Ambonnay, Bouzy, Aÿ, Avize, Oger, Mesnil-sur-Oger) aportan sus vendimias a la cuvée de la Grande Dame, su champagne estrella: los más delicados chardonnay de la Côte de Blancs y los más frutales pinot de la Montagne de Reims, entre ellos el famoso Bouzy, que da también la pinot noir para el legendario Rosé Clicquot.


En la Grande Dame todavía se mantiene una buena proporción de pinot noir (65 %), sobre todo en las vendimias que lo permiten, manteniendo una tradición que ya aparece en los cuadernos de notas de la viuda.


 En la gama de sus vinos destacan el Demi Sec (fundamentado en el cuerpo firme de la pinot noir), Brut Carte Jaune (dominado por la pinot noir, enriquecido por la elegancia de la chardonnay y redondeado por la pinot meunier), el Vintage Réserve (sólo se elabora en los años excepcionales, que le permiten alcanzar en una larga crianza su madurez floral, su raza y su elegancia), el Rosé Réserve (siempre con mención de añada) y el más excepcional de todos: la Grande Dame.


Al cabo de los años, el champagne de la Veuve Clicquot se convirtió en un símbolo. Los chansonniers más populares llevaron su nombre a las operetas y a los teatros, al ritmo de polkas, valses y tangos. Y en los años dorados de Hollywood, la Veuve Clicquot convierte sus estrellas en stars, apareciendo en pantalla en la película La soga de Alfred Hitchcock, en manos de James Stewart y Joan Chandler; en My Fair Lady, con Audrey Hepburn y Rex Harrison; en La Dolce Vita de Fellini, con Marcello Mastroianni y Anita Eckberg; en Casino Royal, The Cotton Club, Le festin de Babette... Sin olvidar uno de los clásicos inolvidables, como Casablanca, donde Ingrid Bergman dice a Humphrey Bogart: "Si es Veuve Clicquot me quedo".


LUIS BOHNE

Monsieur Bohne fue el más fiel colaborador de la viuda Cliquot. Este alemán nacio en Mannheim (su verdadero nombre era Ludwing) se había convertido en 1801 en el principal colaborador de François  Cliquot y lo sería más tarde de su viuda. Fue él quien acometió la audaz aventura de conquistar el mercado ruso.


En sus años de colaboración con la casa viajó por toda Europa, arriesgando incluso la vida en aquellas difíciles rutas. Buen conocedor del champagne, apreciaba la burbuja pequeña y escribía a la vida: "Usted sabe de adoro los ojos grandes... excepto en el champagne". Murió en 1821 a consecuencia de un accidente, después de haber caído en el Rin, luchando contra las aguas eladas.


VIUDA CLIQUOT PONSARDIN

La viuda Cliquot Ponsardin, es uno de los personajes femeninos (1777-1866) que ha marcado la historia del champagne. Viuda a los 27 años, Barbe Nicole Ponsardin tuvo que ponerse al frente de la bodega que había heredado de su marido, François Cliquot. Ayudada por Louise Bohne, un colaborador fiel, coniguió conquistar importantes mercados extranjeros.


Madame Clicquot consiguió elaborar el champagne de burbuja más delicada que nunca se habia visto en Reims. Cuando las tropas rusas devastaban sus bodegas, madame Clicquot se limitó a decir: "Dejadlos... ¿Beben...? Pues pagarán".


 En una carrera increíble, adelantándose a todos sus competidores, la viuda Clicquot fletó en secreto el pequeño barco holandés Gebroeders, de 75 toneladas, para enviar 12.000 botellas de champagne a través de la frontera rusa.


 Habían salido de Reims y Ruán, y atravesado el mar del Norte, cuando Europa estaba todavía en los estertores de las últimas batallas napoleónicas. El cargamento llegó a Rusia y las primeras botellas que se abrieron provocaron el siguiente comentario de L. Bohne: "Este VC 1811 es prodigioso. Su fuerza es tal que cuando se descorcha, la mitad de la botella se derrama como un surtidor".


La Grande Dame conquistó el imperio de los zares: los cronistas de la Corte relataban cómo el champagne corría por las mesas y se derramaba alegremente sobre las mujeres. Pushkin, Gogol y Chejov se deleitaron bebiendo este vino, ya alabado en Francia por Julio Verne, Gautier y Merimée.


En San Petersburgo su champagne se vendió a precio de oro y, animada por el éxito conseguido, el día 15 de octubre envió un segundo barco, el Bonne intention, que obtuvo el mismo éxito que el anterior. Desde entonces sus vinos fueron los preferidos de la aristocracia.


 A Federico IV de Prusia le llamaban el rey Clicquot. Al zar Alejandro le llamaron el emperador Clicquot. Eduardo VII, cuando todavía era príncipe de Gales, hizo famosa a la viuda Clicquot en toda la Costa Azul. Eugenia de Montijo lo había introducido también en la Corte de España, después de convertirse en emperatriz de los franceses. Eugenia era amiga personal de la viuda Clicquot, y en octubre de 1858 se había hospedado en el castillo de Boursault.


Se atribuye a madame Clicquot la invención del sistema del removido en pupitres de las botellas de champagne. Se dice incluso que tuvo que destruir algunos muebles de su propia casa, hasta dar con el sistema perfecto.


 La propia madame Clicquot diseñó los jardines de su castillo de Boursault, que se derraman entre surtidores y viñedos hasta el valle del Mame. Y todo, finalmente, por dar satisfacción a su hija y a su yerno, el conde Chevigné, que adoraban estas locuras y organizaban fiestas con fuegos artificiales. Pero nadie puede criticar a una Grande Dame de Champagne por llenar de estrellas fugaces el sueño de una noche de fiesta.


CRAYÉRES (CAVAS SUBTERRÁNEAS)

Cavas subterráneas, abiertas en los suelos calizos (cretas) de Champagne, donde las grandes firmas de Reims y de Épernay guardan los vinos durante la crianza. Se calcula entre 350 y 400 kilómetros la extensión de estas galerías en toda Champagne.


Las más antiguas fueron excavadas por los esclavos romanos para extraer el material de construcción de Durocortorum, la antigua Reims. La forma piramidal de las altas paredes, inclinadas en extraplomo, de forma que se estrechan hacia lo alto, se debe a la técnica de construcción practicada por los romanos.


 Éstos hacían un agujero en la dura superficie y construían un pozo muy profundo de hasta 20 m. Luego, ensanchaban la parte inferior construyendo la red de galerías, trabajo que se veía facilitado por el material blando de yeso, fósiles calcáreos y arcilla (restos de un antiguo fondo marino) que constituye el subsuelo de Champagne.


Después de la caída del Imperio romano y durante mucho tiempo, estas catacumbas permanecieron ignoradas. Pero a finales del siglo XVIII, Claude Ruinart las descubrió por azar cuando trasladó sus bodegas a una colina de las afueras de Reims, conocida con el nombre de Butte Saint-Nicase.
 La firma Ruinart dedicó algunas inversiones a fortalecer las viejas crayéres, realizando una obra arqueológica magistral, que le valió a esta bodega ser declarada Monumento Nacional.


Sin duda, el efecto de las luces que se filtran a través de las paredes y se reflejan en las botellas de champagne tiene un efecto mágico, como las vidrieras de una catedral. La misma obra de recuperación fue acometida por la familia Pommery & Greno, mejorándola si cabe con una escalera de 116 peldaños y una fantástica decoración que recuerda, en cada galería, un estilo: románico, normando, gótico...


 Merece la pena recorrer este fresco y húmedo laberinto subterráneo que mantiene las condiciones ideales para la crianza de los vinos: 12 °C a 12 metros de profundidad, 10 °C a 36 metros. Algunas firmas de Reims, como Charles Heidsieck, compraron sus crayéres a los cultivadores de setas que abandonaron el negocio, cuando el comercio con Estados Unidos sufrió una grave crisis.


Pero aunque las crayéres romanas permanecieron mucho tiempo olvidadas, todas las casas, mansiones y monasterios de Champagne excavaban sus cavas Las familias las utilizaban como almacenes de víveres o incluso como sala de estar, ya que la temperatura es fresca pero constante. Y algunos jóvenes las aprovechaban para menesteres divertidos, si atendemos a las advertencias severas que el arzobispo de Reims pronunció en 1588.


En el siglo XIX ya se realizaron importantes trabajos subterráneos para disponer estas cavas para la crianza de los vinos. Se construyeron montacargas y calzadas subterráneas. Para iluminar las galerías de Moët & Chandon en Èpernay se consumían 60.000 libras de velas al año.


LVMH MOET HENESSY / LOUIS VUITTON

En la actualidad Veuve Clicquot Ponsardin pertencece a "LVMH Moët Hennessy / Louis Vuitton" mejor conocido como LVMH, que es un conglomerado multinacional francés dueño de más de 60 marcas de renombre alrededor del mundo. Tiene su sede en París, Francia y es presidido por Bernard Arnault, el cuarto hombre más rico del mundo.


- Historia: La compañía se formó en 1987 tras la fusión de dos grandes empresas, la casa de modas Louis Vuitton y Moët Hennessy (formada en 1971 tras fusionarse la productora de champaña: Moët & Chandon, con la casa productora de cognac: Hennessy).


- Estructura corporativa: En 2010, se declaró que el accionista mayoritario en LVMH era Groupe Arnault, holding controlado por Bernard Arnault y su familia. El porcentaje que controla Groupe Arnault es de 47.64% de las acciones (42.36% a través de Christian Dior S.A., y 5.28% en control directo) y 63.66% en derechos de voto (59.01% de Christian Dior y 4.65% directo). LVMH posee el 66% de la división de bebidas Moët Hennessy, el 34% restante lo posee Wong Yuchin JP.


LVMH opera en cinco sectores comerciales a través de más de 60 compañías subsidiarias:

- Vinos y licores: Moët & Chandon; Dom Pérignon; Veuve Clicquot; Krug; Mercier; Ruinart; Château d'Yquem; Château Cheval Blanc; Hennessy; The Glenmorangie Company; Belvedere; Domaine Chandon California; Bodegas Chandon; Domaine Chandon Australia; Cloudy Bay; Cape Mentelle; Newton; Terrazas de los Andes; Cheval des Andes; 10 Cane Rum; Wenjun; Numanthia; Armani Exchange.


- Artículos de piel y moda: Louis Vuitton; Céline; Loewe; Berluti; Kenzo; Givenchy; Marc Jacobs; Fendi; E. Pucci; Thomas Pink; Donna Karan; NOWNESS


- Perfumes y cosméticos: Parfums Christian Dior; Guerlain; Parfums Givenchy; Kenzo Parfums; BeneFit Cosmetics; Fresh; Make Up For Ever; Acqua di Parma; Perfumes Loewe; Emilio Pucci Parfums; Fendi Perfumes; Nude.


- Relojes y joyería: TAG Heuer; Zenith; Hublot; Dior Montres; Chaumet; Bulgari; De Beers; FRED.


- Minoristas selectos: DFS; Miami Cruiseline Services; Sephora; Le Bon Marché Rive Gauche; La Samaritaine.


ESTILO DE LA CASA Y GAMA DE VINOS

El mayor atributo que se puede hacer a Veuve Cliquot es decir que esta casa ha probado que es posible vender ocho millones de botellas al año manteniendo la mejor calidad. Además hace grandes y amplias añadas de mucha longevidad, viene guardar la sin añada durante dos años para obtener la complejidad de galleta tan típica en los champagnes de Cliquot. Hay que esperar por lo menos dos años para que su complejidad comenze a revelarse.


VEUVE CLICQUOT CHAMPAGNE BRUT YELLOW LABEL

- Precio Aproximado: 42,20 €


Es el símbolo de la Maison desde 1772. Su complejidad, el perfecto equilibrio entre potencia y sutileza, procede de la presencia predominante de Pinot Noir. Refleja nuestros magníficos viñedos y la coherencia de nuestro estilo.


- Assemblage: El assemblage del Yellow Label está compuesto por uvas de entre 50 y 60 crus diferentes. El predominio de Pinot Noir otorga la estructura tan típica de Clicquot, y completa la mezcla un toque de Meunier. El Chardonnay añade la elegancia y la sutileza esenciales en un vino perfectamente equilibrado.


Tradicionalmente, la proporción de las variedades de uva utilizadas es de un 50% a un 55% de Pinot Noir, de un 15% a un 20% de Meunier y de un 28% a un 33% de Chardonnay. Estas cifras varían ligeramente de un año a otro, según las condiciones.


El maestro bodeguero debe lograr la consistencia total del sabor que permite reconocer al instante el Yellow Label,un vino absolutamente fiable en cuando a calidad, color y bouquet.


El assemblage se realiza con vinos de reserva sin igual: del 25% al 35%, y a veces incluso el 40%, para asegurar la continuidad del estilo de la Maison. Cada uno de estos vinos añejos, de hasta nueve años de edad, se conserva por separado para preservar las cualidades únicas del viñedo y la cosecha.


- Notas de cata: Amarillo oro y burbujas finas. Aromas afrutados (melocotón, mirabel, pera), vainilla, y tostado (brioche).


"Textura potente, caracterizada por una acidez con cuerpo y un toque mineral. Notas sutiles de melocotón blanco, anís, galleta y kumquat. Su refinado final evoca una nota ahumada. Para degustar antes de 2022". Wine Espectator 2012.


VEUVE CLICQUOT CHAMPAGNE ROSÉ VEUVE

- Precio Aproximado: 52,50 €


En 1818, Madame Clicquot creó el primer rosado de assemblage al añadir algo de vino tinto al champagne Yellow Label. El resultado fue el Veuve Clicquot Rosé, una expresión afrutada y con cuerpo del estilo Veuve Clicquot.


- Assemblage: La cuvée, elaborada con 50 a 60 crus diferentes, se basa en el assemblage tradicional del Brut Yellow Label: del 44% al 48% de Pinot Noir, del 13% al 18% de Meunier y del 25% al 29% de Chardonnay.


El assemblage incluye un porcentaje particularmente alto (del 25% al 35%, a veces del 40%) de vinos de reserva procedentes de varias cosechas (generalmente cinco o seis), lo que garantiza la consistencia del estilo de la Maison.


Los vinos de reserva, algunos de nueve años, se conservan por separado en función del origen de los crus y del año de producción de cada vino.


Este assemblage se completa con un 12% de vinos tintos, elaborados con uva roja cultivada y seleccionada especialmente para dar un equilibrio perfecto a este rosado.


- Notas de cata: Luminoso, con reflejos cobrizos. Aromas de frutos rojos frescos, biscuit, frutos secos, y bollería.


"Color cobre-naranja. Un perfume expresivo con aromas de fresas y frambuesas muy maduras. Un paladar con cuerpo, estructurado, de origen vínico, que se mantiene fresco. La duración y el carácter definen a este champagne". Gilbert & Gaillard.


VEUVE CLICQUOT CHAMPAGNE SEMISECO

- Precio Aproximado: 50,05 €


Veuve Clicquot Semiseco rinde homenaje al sabor del siglo XIX. La mayor presencia de Chardonnay destaca su suavidad y su sedosidad. El Semiseco alcanza su punto álgido al servirse en jarra, lo que permite que los sabores se desplieguen y se desarrollen plenamente.


- Assemblage: Esta cuvée está compuesta por nada menos que 50 vinos. Las proporciones tradicionales del Semiseco son: del 40% al 45% de Pinot Noir, del 30% al 35% de Meunier, del 20% al 25% de Chardonnay.


La incorporación del 20% al 30% de vinos de reserva garantiza la consistencia del estilo Veuve Clicquot.


Estos vinos se conservan separados, cada uno en una bodega individual, según corresponda a su origen y edad.


El nivel de dosificación decidido en el momento del degüelle (45 g/l) resulta en una armonía aromática más dulce, sin dejar de conservar la frescura inherente al vino.


- Notas de cata: Capa dorada, con reflejos intensos, y efervescencia armoniosa. Aromas de fruta madura, toques de pan tostado y brioche.


"Tras un envejecimiento adicional en cava (de dos a tres años, o incluso más en las condiciones adecuadas), el Semiseco desarrolla unas notas aún más ricas en praliné o tostadas. Es, pues, ideal con postres elaborados con caramelo, café o praliné: Paris-Brest, tarta Tatin, peras caramelizadas, etc".

VEUVE CLICQUOT CHAMPAGNE VINTAGE

- Precio Aproximado: 62,05 €

Todo Vintage, distintivo y potente, es la expresión única de una sola cosecha seleccionada por su notable calidad y su fidelidad al estilo de la Maison. Los Vintage, de cualidades excepcionales y un potencial de envejecimiento incomparable, se conservan cuidadosamente durante décadas en las bodegas de piedra caliza de Veuve Clicquot en Reims, que constituyen la Cava Privada.

- Assemblage: Como sucede con cada cosecha, este vino es reflejo del tiempo y el clima del año. El 2008 terminó de forma excelente, por lo que la uva maduró en condiciones idóneas. Las vendimias, agrupadas en la región de Champagne, tuvieron lugar entre mediados de septiembre y principios de octubre, en un clima perfecto. La calidad de esta cosecha fue excepcional, con gran potencial de envejecimiento, por lo que el 2008 se declaró Veuve Clicquot Vintage, el tercero de la década tras 2002 y 2004, y el 65º de la Maison desde su primer Vintage en 1810.

Novedades de este 2008 Vintage: el 5% de los vinos se elaboraron y envejecieron en barricas de madera procedente de los bosques del centro de Francia, de Allier y los Vosgos. El objetivo era aumentar la complejidad y riqueza aromática de nuestros Vintages, nuestros vinos gourmet. Estos vinos envejecidos en barrica constituyen las especias del assemblage, aportando aromas ligeros de madera, vainilla y tostados.

- Notas de cata: Tonos dorados, claros, brillantes, efervescencia persistente y notable. Aromas delicados matices tostados, cítricos ligeramente escarchados, y ruta seca (albaricoques).

"En el paladar el ataque franco, vivo y puro da paso a una boca potente y estructurada, delicadamente cincelada con la mineralidad del terreno calcáreo de Champagne. La generosidad de la frutosidad del Pinot Noir concuerda con la frescura de los aromas cítricos (limón) ligeramente escarchados, adornados en el final con delicados matices tostados y fruta seca (albaricoques)". El V

VEUVE CLICQUOT LA GRANDE DAME CHAMPAGNE

- Precio Aproximado: 124,45 €

La Grande Dame, creado en 1972 para celebrar el bicentenario de la Maison, es un homenaje a Madame Clicquot, también conocida como "La Grande Dame de la Champagne". Se trata de un assemblage exclusivo de ocho de nuestros históricos Grands Crus, una expresión mineral y fresca del estilo Veuve Clicquot. 

La primera añada de la Grande Dame fue la de 1969, lanzada en 1977 para celebrar el bicentenario de la empresa, y las uvas empleadas procedían exclusivamente de los ocho viñedos Grand Cru que pertenecían originariamente a la propia gran dama en Ambonnay, Avize, Ay-Champagne, Bouzy, Le Mesnil-sur-Oger, Oger, Verzenay y Verzy.

La Grande Dame ha sido siempre una de las cuvées de prestigio, pero sufrió con la imagen que le daba su botella regordeta y de cintura baja hasta que Joseph Henriot la volvió a lanzar en 1985 con su actual botella estilizada, Había dos versiones de 1985: Una en la botella anterior, excelente como de costumbre, y otra en la nueva botella, que resultaba aún mejor, con más elegancía y finura.

De hecho, es la dimensión que le otorga la elegancia y la finura lo que diferencia a esta cuvée de la añada de Veuve Cliquot. La Grande Dame Rosé es la misma mezcla que la cuvée brut original, pero se añade hasta un 15% de vino tinto elaborado en uno de los mejores viñedos de Cliquot en Bouzy, Clos Colin. Se trata de un comienzo, pero las añadas producidas hasta haora figuran dentro de los mejores champanes rosados que jamás se hayan hecho, en un estilo de pura suculencia y finura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario