martes, 13 de marzo de 2018

Cata Vinos Estados Unidos America (USA) EEUU



CATA VINOS ESTADOS UNIDOS AMERICA (USA) EEUU

Cata y extensa presentación de "Vinos de Estados Unidos", dirigida por Marina Grijalba a estudiantes, enólogos, viticultores y sumilleres en el instituto de I.E.S La Laboral en Lardero (La Rioja). Llegamos a la conclusión de que actualmente, la producción de vino se lleva a cabo dentro de los cincuenta estados del país, siendo California el líder de la producción vinícola, junto a Washington, Oregón y Nueva York. Estados Unidos es el cuarto productor de vino a nivel mundial, con 22.5 millones de hectolitros, tras Italia (48.8 mill. hl), Francia (41.9 mill. hl), y España (37.8 mill. hl), y por delante de la de Australia (12.5 mill. hl).


El continente norteamericano alberga una serie de variedades nativas de uva, entre ellas "Vitis labrusca", "Vitis riparia", "Vitis rotundifolia", "Vitis vulpina", y "Vitis amurensis", pero fue la introducción de la europea "Vitis vinifera" por los colonos europeos lo que llevó al crecimiento de la industria vinícola. Con más de 4500 km² de vid, Estados Unidos es el quinto país con más vid plantada del mundo, tras Francia, Italia, España y Turquía.


- Au Bon Climat Sanford & Benedict Vineyard Chardonnay, Santa Ynez Valley, California, USA (31,00€)
- Cline Cellars North Coast Viognier, North Coast, California, USA (10,00€)
- Klinker Brick Winery Old Vine Zinfandel, Lodi, California, USA (15,00€)
- Sokol Blosser 'E - Evolution' Big Time Red, USA (12,00€)
- Carabella Vineyard Pinot Noir, Willamette Valley, Oregon, USA (31,00€)
- Smith and Hook Cabernet Sauvignon, Central Coast, California, USA (16,00€)



CATA DE VINOS (CALIFORNIA, OREGON Y WASHINGTON)

California (95 % de los vinos estadounidenses), es la cuna privilegiada de los vinos americanos más famosos, especialmente el Valle de Napa y Sonoma, que ofrecen suelos y microclimas que permiten elaborar algunos de los mejores vinos del mundo, junto con los estados de Oregón, Washington y Nueva York. La uva para poder elaborar vino, llegó a California desde España, a través del sur de México, de mano de los frailes franciscanos que tenían por misión, convertir a los indios al cristianismo, y necesitaban vino para celebrar misa.


Napa Valley, es la zona más conocida y representativa, dedicada casi en exclusiva al cultivo de la vid. Sus vinos figuran hoy entre los más famosos del mundo, la influencia de grandes bodegas europeas, y los trabajos de lo la Universidad de Davis, junto con un clima muy hospitalario, dan lugar a vinos de perfil muy moderno, frutales en intensos. Le sigue en importancia Sonoma, que cuenta con una superficie de cultivo de viñedo algo inferior a Napa, pero en un territorio más de dos veces mayor. Otras zonas vitivinícolas son Central Valley, Mendocino, Monterey, Lake, la zona de la Bahía de San Francisco, San Luis Obispo y Santa Bárbara.


En Oregón son muy famosos y de calidad los vinos elaborados a partir de la uva Pinot Noir y también Chardonnay. Sus noches frías y sus días templados producen unas uvas con una maduración lenta y pausada, con una frescura y elegancia típicas de la gran Borgoña francesa. Ubicado en la misma latitud que el sur de Francia, aunque en su parte oeste el clima aquí es frío y más humedo a medida que nos acercamos al océano. Aquí no pueden plantar al azar o ampliar sus viñedos según la demanda sino que deben estudiar concienzudamente la zona para detectar cuáles son los emplazamientos más adecuados.


En Washington State, casi la totalidad del viñedo es de riego, debido a que la mayoría del territorio del este es puro desierto. Los ríos importantes son el Yakima, el Columbia y el Serpiente de Cascabel, que proporcionan la suficiente agua. Los inviernos son muy fríos, pudiendo llegar a los -25 ºC, hecho que hace que en Washington no haya filoxera y los viñedos estén plantados en pie franco. El clima es muy seco, con escasa formación de nubes e intensa luminosidad. En verano las zonas más calidad llegan a los 40º C, pero por la noche refresca mucho, de esta forma las uvas sufren una maduración muy lenta, pero intensa, con un nivel aromático alto.


En el sur, en Nuevo México y Texas, cada día hay mejores elaboraciones de vino, marcadas éstas pro un clima cálido y maduraciones muy altas. Típicas del norte de África o del Mediterráneo alicantino y murciano. También hay interesantes elaboraciones de vinos de hielo en el lago de Michigan e Idaho.


REGIONES VINÍCOLAS

- Costa Oeste: La mayoría de la producción de vino estadounidense se lleva a cabo en los estados de (California, Washington y Oregón).
- Región de las Montañas Rocosas: Principalmente (Idaho y Colorado).
- Suroeste de Estados Unidos: Principalmente (Texas y Nuevo México).
- Medio Oeste de Estados Unidos: Principalmente (Misuri, Illinois y Minnesota).
- Región de los Grandes Lagos: Principalmente (Míchigan, el norte de Nueva York y Ohio).
- Costa Este de los Estados Unidos: Principalmente (Nueva Jersey, Estado de Nueva York, Pensilvania, Virginia, y Carolina del Norte).


SISTEMA DE DENOMINACIÓN Y ETIQUETADO

El primer sistema de denominación estadounidense se basaba en los límites políticos de los estados y condados. En septiembre de 1978 el Bureau of Alcohol, Tobacco and Firearms (hoy Alcohol and Tobacco Tax and Trade Bureau) desarrolló normas para establecer las "AVA", American Viticultural Area (esto es, "región vitícola estadounidense") basándose en rasgos geográficos y climáticos distintivos. En junio de 1980, el AVA Augusta en Missouri se estableció como la primera AVA con el nuevo sistema de denominación.9 Con el propósito de etiquetar el vino, todas las denominaciones de estados y condados se mantuvieron transitoriamente como denominaciones. Había 187 AVA diferentes en los Estados Unidos en abril de 2007.


Para que el AVA aparezca en la etiqueta de vino, al menos el 85% de las uvas usadas para producir el vino deben crecer en el AVA. Con los estados y condados más grandes las leyes varían dependiendo de la comarca. Para una denominación del condado (County Appellation), el 75% de las uvas usadas deben provenir de ese condado. Si las uvas son de dos o tres condados contiguos, una etiqueta puede tener una denominación de múltiples condados en tanto los porcentajes usados de cada condado estén claramente señalados en la etiqueta. La mayoría de denominaciones de estados, el 75% de las uvas del vino deben ser de esa región. Texas requiere el 85% y California requiere el 100%. Si las uvas son de dos o tres estados contiguos, puede hacerse el vino con una etiqueta multi-estatal siguiendo las mismas exigencias que las denominaciones multi-condales.


American wine ("Vino estadounidense") o United States ("Estados Unidos") en alguna ocasión aislada se usa como denominación clasificando un vino hecho en cualquier lugar de los Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico y Washington, D.C.. Los vinos con esta denominación son parecidos al vin de table vino de mesa francés y no pueden incluir un año de cosecha. Por ley esta es la única denominación permitida en los vinos exportados en grandes cantidades a otros países.


Las actuales leyes de los Estados Unidos permiten que los vinos realizados allí sean etiquetados como "American Burgundy" ("Borgoña estadounidense") o "California Champagne" ("Champán estadounidense"), incluso aunque estos nombres están protegidas en Europa. Las leyes estadounidenses solo restringen el uso para incluir la zona de origen calificada que vaya con estos nombres semigenéricos. Otros nombres semi-genéricos en los Estados Unidos son Claret, Chablis, Chianti, Madeira, Málaga, Marsala, Moselle, Port, Rhine wine, Sauternes (normalmente escrito en las etiquetas estadounidenses como Sauterne o Haut Sauterne), Sherry y Tokay. La Unión Europea ha estado trabajando con los Estados Unidos a través de las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio para eliminar el uso de estos nombres semigenéricos.


En los Estados Unidos, al menos el 95% de las uvas deben ser de la cosecha particular de ese año para aparecer en la etiqueta. Antes de principios de los setenta, todas las uvas tenían que ser del año de la cosecha. Todas las etiquetas deben mostrar la graduación alcohólica. Para las botellas con vino varietal debe usarse al menos el 75% de la variedad correspondiente. En Oregón se requiere que sea el 90%. Las etiquetas estadounidenses deben también indicar si contienen sulfitos y llevar la advertencia del Cirujano General de los Estados Unidos (una especie de Ministro de Sanidad) sobre el consumo de alcohol.


SISTEMA DE DISTRIBUCIÓN

Tras la abolición de la prohibición, el gobierno federal permitió a cada estado regular la producción y venta de alcohol en su propio estado. La mayoría adoptaron un sistema de tres escalones entre el productor, el mayorista y el consumidor. Dependiendo del estado hay algunas excepciones, permitiendo que las bodegas vendan directamente al consumidor en ese mismo lugar. Algunos estados permiten ventas interestatales a través de comercio electrónico. En el caso de 2005 de Granholm v. Heald, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos derogó leyes estatales que prohibían envíos interestatales pero que permitían ventas interestatales. El resultado de la decisión del Tribunal Supremo fue que los estados podían decidir permitir ventar interestatales de vino junto con los envíos o bien prohibir las dos.


MAYORES PRODUCTORES

1. E and J Gallo Winery: Se le atribuye más de un cuarto de todas las ventas de vino estadounidense y es el segundo mayor productor del mundo.
2. Constellation Brands: Con participación extranjera, Constellation es el mayor productor del mundo e incluye Bodega Robert Mondavi y Bodega Columbia en su cartera.
3. The Wine Group: Negocio con sede en San Francisco que posee la etiqueta de vino de tetrabrick Franzia, Viñedo Concannon y vino kosher Mogen David.
4. Bronco Wine Company: Propietarios de la línea de vino de Charles Shaw "Two Buck Chuck" que alcanza cerca de 5 millones de las 9 cajas que Bronco produce anualmente de media.
5. Diageo: Compañía con sede en el Reino Unido con participaciones estadounidenses en Viñedos Sterling, Viñedo Beaulieu y Viñedo Chalone.
6. Brown-Forman Corporation: Propietarios de la marca Bodegas Korbel Champagne.
7. Beringer Blass: División de vino con sede en Australia del Grupo Foster's y propietario de las marcas vino Beringer y Bodega Stags' Leap
8. Jackson Wine Estates: Propietarios de la marca Kendall-Jackson


HISTORIA Y ORIGENES

Cuando se produjeron las últimas glaciaciones en el Pleistoceno, algunas vides hallaron un refugio climático en Alaska, en Oregón y en el sudeste de Estados Unidos. Algunas de estas plantas tienen mucha importancia para los viticultores a nivel mundial, ya que permiten injertar la viña para protegerla de la filoxera. Sin embargo, la "Vitis vinífera sativa", que permite elaborar buenos vinos, no procede de América sino del Mediterráneo y de Oriente. La vid mediterránea fue introducida en Estados Unidos por los europeos. La viña llegó primero a la península de Baja California, cuando fray Junípero Serra y el padre Juan Ugarte establecieron, entre (1769-1773), las primeras misiones vinícolas californianas.


Más tarde los misioneros llevarían las vides hacia el norte, plantándose el primer viñedo en Sonoma alrededor del año 1805. California tiene dos variedades nativas, pero hacen vino de calidad pobre. Por lo tanto, los misioneros usaron la uva mission, a la que se llama criolla o "colonialized European" en Sudamérica. Aunque es una variedad de Vitis vinifera, es de calidad "muy modesta". Jean-Louis Vignes fue uno de los primeros colonos que usaron vinífera de alta calidad en su viñedo cerca de Los Ángeles.


La primera bodega comercialmente exitosa en los Estados Unidos se fundó en Cincinnati, Ohio a mediados de los años 1830 por Nicholas Longworth, quien hizo vino espumoso con uvas catawba. En los años 1860, los viñedos del valle del río Ohio fueron atacados por la podredumbre negra. Esto llevó a varios viticultores a moverse hacia el norte, a la región de los Finger Lakes de Nueva York. En esta época, la industria del vino de Missouri, centrada alrededor de la colonia alemana de Hermann (Missouri), despegó y pronto secundó a California en la producción de vino. A finales del siglo XIX, la epidemia de filoxera en el Oeste y la enfermedad de Pierce en el Este devastó la creciente industria del vino estadounidense.


La prohibición en los Estados Unidos comenzó por el estado de Maine en 1846. Culminó en la aprobación de la 18.ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos en 1920 que prohibió la elaboración, venta y transporte de alcohol. Se hizo excepción con el vino de misa, usado con propósitos religiosos, y algunas bodegas pudieron mantener sus instalaciones con tales propósitos. Otras recurrieron al contrabando. Se hizo también frecuente la elaboración casera de vino, permitida a través de las excepciones para los vinos de misa y la producción para uso en el hogar.


Después de la abolición de la prohibición, el vino estadounidense volvió a emerger en condiciones muy pobres. Muchos vinicultores de talento habían fallecido, las viñas se habían descuidado o replantado con uva de mesa y la prohibición había cambiado el gusto de los estadounidenses en materia de vino. Los consumidores reclamaban entonces vino barato (el llamado dago red) y vino de alta graduación dulce y generoso. Antes de la prohibición se vendía más vino de mesa seco que vino dulce, en proporción de tres a uno, pero después la ratio era más que a la inversa. En 1935, el 81% de la producción de California eran vinos dulces.


Liderando el camino hacia los nuevos métodos estaba la investigación llevada a cabo por la Universidad de California, Davis y algunas de las universidades estatales en Nueva York. Las facultades en las universidades publicaban reportajes sobre qué variedades de uva crecían mejor en qué regiones, celebraban seminarios sobre técnicas vinícolas, y promocionaron la producción de vinos de calidad, asesoraban a viticultores y vinicultores, ofrecían titulaciones académicas en viticultura y promocionaron la producción de vinos de calidad.


 En los años setenta y ochenta, el éxito de los vinateros californianos ayudó a asegurar dólares de inversiones extranjeras de otras regiones vinícolas, más notablemente la Champaña. El cambio de gusto estadounidense ayudó también a promover este crecimiento, con 2.525 millones de litros de vino consumidos en los Estados Unidos en 2004. La industria del vino estadounidense se enfrenta a los crecientes desafíos de las exportaciones internacionales en expansión y manejar las reglamentaciones nacionales respecto a las ventas interestatales y al envío del vino.


CARACTERÍSTICAS DE LOS VINOS

- Tecnología y Creatividad: Los vinos de Estados Unidos se enfocan en la habilidad de la persona que elabora el vino, la tecnología y la ciencia. Al contrario que Europa, Estados Unidos es mucho más experimental, la normativa es más permisiva con las prácticas enológicas y vitícolas, por lo que el proceso de elaboración es mucho más creativo. Experimentan con cepas, con mezclas, con tiempos y tipos de barrica. Los enólogos se convierten en artistas.


Aunque también es destacable, que a pesar de la aparente libertad norteamericana, la gama de variedades, al menos entre los vinos de calidad, no es muy extensa. La mayoría de los productores y productoras de Estados Unidos, se decantan por la Cabernet sauvignon y la Chardonnay. Otras variedades utilizadas son Zinfandel, Pinot noir, Garnacha y Syrah para tintos, y Colombard, Chenin blanc, Sauvignon blanc y Riesling para blancos.


- Untuosidad y Voluptuosidad: En general, los vinos resultan ser potentes, concentrados, con mucho más cuerpo y mayor grado alcohólico. Esto en comparación, reduce las expectativas de sutileza y elegancia por algo mucho más cargado de sabores y aromas. Son más frutales, expresivos y exóticos. Se dice, que el único defecto que tienen los vinos de Estados Unidos, es ser demasiado buenos, demasiado intensos y demasiado directos. Pero ése es el estilo americano, capaz de batir siempre un récord.


- Principales Marcas: A la hora de clasificar los vinos, Europa se guía más por las denominaciones de origen, mientras que las tierras vitivinícolas de Estados Unidos se conocen menos por ellas mismas, y más por las principales marcas.

- Marketing y Presentación: Otro aspecto diferencial es la mercadotecnia y la comercialización de los vinos. En estas tierras es crucial, la forma de la botella y las etiquetas modernas y sugerentes, son parte inseparable de su personalidad y de la lucha por conseguir un posicionamiento en el mercado. Por el contrario, la mercadotecnia de los vinos de Europa ha sido muy inferior, se conocen y se venden más fácilmente ya que su permanencia en el tiempo y su calidad es mundialmente reconocida.


Cuando cogemos una botella de vino de Estados Unidos, lo primero que nos puede llamar la atención, es que los nombres de los vinos son sencillos. Por lo general la información que nos aportan las etiquetas, comienza con el nombre de la explotación, seguido del de la variedad como principal reseña en la etiqueta. Ya  que lo más común es el vino monovarietal, que se bautiza en función de la variedad dominante y debe constituir al menos el 75 % del contenido de la botella. En cuanto a la procedencia, lo más extendido es hacer referencia al estado (California, Oregón, etc.), y a continuación poner el nombre del condado. Como dato curioso, el año de la cosecha no es obligatorio indicarlo, pero de hacerlo, el vino debe contener al menos un 95 % de la añada mencionada.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

Las Universidades estadounidenses, como Berkeley, Fresno o Davis, se han distinguido en sus investigaciones en todos los campos de la viticultura y la enología. Pero, el sentimiento épico no siempre puede aplicarse a la práctica científica, no todos han sido éxitos. La Universidad de Davis recomendó en los años ochenta el empleo de unos portainjertos conocidos con el nombre de AXR-1 y que demostraron ser poco resistentes a la filoxera. Este fracaso costó muchos millones de dólares a la industria californiana y obligó a replantar muchos viñedos en Napa y Sonoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario