martes, 15 de mayo de 2018

"El Sacramento" Vino de Bodegas Viñas Leizaola



 "EL SACRAMENTO" VINO DE BODEGAS VIÑAS LEIZAOLA

El restaurante y vinoteca "La Tavina" en la calle Laurel de Logroño, continua organizando sus catas maridadas para que los amantes de la gastronomía y el buen beber puedan disfrutar de su pasión por el vino. Sin duda alguna se trata de una experiencia gastronómica que no debería perderse. Para reservar una plaza o realizar cualquier consulta, es aconsejable acercarse al establecimiento o llamar por teléfono al 941 10 23 00.


Las Catas maridadas de La Tavina suelen ser los lunes o martes, a las 20:30. Las más prestigiosas bodegas comparten sus vinos con La Tavina y su equipo de cocina confecciona semanalmente un menú de pinchos acorde a los vinos catados. Una manera súper interesante de amenizar el inicio de la semana. El precio medio de la cata ronda los 20 euros y las catas de champagne 25 euros.


La Tavina es un espacio tematizado en torno al vino y a la gastronomía local. Ofrece una selección de vinos elaborados artesanalmente por pequeños productores, principalmente de La Rioja, además de las marcas más prestigiosas. También podemos encontrar vinos de otras partes de España, incluso del mundo. Aquí podemos encontrar una gran variedad de vinos para degustar y también comprar. Los vinos podemos acompañarlos de tapas en la primera planta, de raciones en la segunda planta y si queremos disfrutar de una comida más formal podemos utilizar el restaurante de la tercera planta.


Este "bar, tienda de vinos y restaurante", está situado en la Calle Laurel 2. La Calle del Laurel (conocida como Calle Laurel) es una de las calles del casco antiguo de Logroño, famosa por ser un lugar típico de tapeo de la ciudad. Esta calle se encuentra en pleno centro histórico de la ciudad, cerca del Paseo del Espolón y la concatedral. En los poco más de 200 metros que forman esta calle y sus alrededores están establecidos más de 65 bares y restaurantes, ofreciendo todos ellos distintas tapas, más conocidas en el norte de España como pinchos. A diferencia de otras zonas gastronómicas de los alrededores, la costumbre es que en cada bar se ofrezcan una o dos especialidades.


 - Nombre: La Tavina
- Actividades:  Bar, Tienda de Vinos y Restaurante
- Dirección: Calle Laurel 2, 26001 Logroño (La Rioja)
- Teléfono: 941 102 300
- E-mail: info@latavina.com / reservas@latavina.com
- Web: www.latavina.com


Esta vez "Bodegas Viñas Leizaola" presento una cata vertical de cuatro añadas o vinos de su marca "El Sacramento", y que el enólogo "Jesús de Madrazo", elabora en un dominio vitivinícola de Laguardia, patroneado por "Etienne Cordonnier", hombre de vino con raíces guipuzcoanas y belgas, que perteneciente a una familia vinculada con dos bodegas bordelesas. Este vascofrancés Etienne Cordonnier Leizaola, es también nieto del segundo lehendakari, al que le hacía mucha ilusión invertir en Rioja Alavesa para volver a sus raíces vascas. Por su formación bordelesa él tiene el concepto de ‘chateau’ grabado en la piel.


Con una enología dirigida por Jesús de Madrazo (enólogo e ingeniero agrónomo) que tras sus 23 años como enólogo y embajador de Viñedos de Contino se integró en 2017 en este nuevo proyecto "El Sacramento", para poder aportar su talento y su filosofía de elaboración de vinos equilibrados, armoniosos y que reflejan el terroir de la subzona alavesa. Jesús de Madrazo Mateo es el Director Técnico. Es Ingeniero Superior Agrónomo por la ETSIA de Madrid y Técnico Especialista en Viticultura y Enología (Escuela de la Vid y el Vino de Madrid). Tras su paso por Cvne, fue nombrado director técnico en Viñedos del Contino en abril de 1999.


Unidos han decidido dedicar sus conocimientos a una parcela, bautizada como "El Sacramento", con una altitud aproximada de quinientos treinta metros, con suelo de composición limosa, arcillosa y también arenosa en superficie. La variedad mayoritaria de este vino es tempranillo, con un aporte menor de graciano que alcanza una proporción del tres por ciento. En la elaboración se utilizan barricas de madera de roble francés para hacer la maloláctica y el refinamiento del vino durante quince meses.


"Viñas Leizaola" adquirió la propiedad de El Sacramento en marzo de 2011. Leizaola, oriundo de Gipuzkoa en el norte del País Vasco, es el apellido de la familia materna del actual propietario: Etienne Cordonnier, quien, con este proyecto, ambiciona volver a sus raíces familiares, así como proponer un vino que refleje la educación vinícola profesional de la familia Cordonnier, que lleva trabajando desde hace tres generaciones como agente, en el mercado belga de numerosos vinos de categoría mundial. El cuidado del viñedo se hace siguiendo un método que combina el análisis de los suelos y subsuelos, de los limbos al principio de la brotación y de las bayas durante el envero. El tratamiento específico de cada parcela permite armonizar los equilibrios.


"Jesús Velilla", quién procede de una familia de viticultores de Lapuebla de Labarca, se encarga de las labores vitícolas hasta la vendimia en cajas. La elaboración del vino se hace en una bodega alquilada para estos menesteres, en cubas de tamaño pequeño que se adaptan a la gestión individualizada de las distintas parcelas de la viña. Después del despalillado, se lleva a cabo la fermentación alcohólica controlando la temperatura hasta alcanzar los 28°, haciendo remontados diarios y varios “délestages” al final del ciclo. A continuación, se vierte el vino en barricas de roble francés, donde realiza la fermentación maloláctica y su crianza, con trasiegas manuales de barrica a barrica mediante el falsete. Se trata de un vino que intenta aunar dos conceptos que son complicados de mezclar, la potencia y la elegancia. Y que exprese el ‘terroir’. La única manera de hablar que tiene un suelo es a través del vino que produce. Estamos en unos suelos calizos, duros, de un vino que tendrá consistencia y cuerpo.


El nombre "El Sacramento" procede del registro catastral de las 4,5 hectáreas iníciales, o así venía reflejada la parcela. En el siglo XV la propietaria era la Cofradía del Santísimo Sacramento. Está registrado cómo enviaban a cuadrillas a podar, a vendimiar, cómo se hacía el vino. Todo el dinero se destinaba a los pobres. Se trata de una viña longeva, ya que muchos años más tarde se arrancó por falta de rentabilidad, pero en el 85-86 un agricultor la volvió a plantar. Por lo tanto tiene ya 31 años. Aunque cabe destacar que no es la única parcela, poco a poco han ido comprando hasta tener 11,5 hectáreas, todo alrededor de la futura bodega. Y aunque esperan sumar unas 20 hectáreas de aquí a cinco años. Es el tope que quieren y para lo que la bodega estará diseñada. Son depósitos de cemento como la mayoría de los ‘chateaux’ franceses, con todo el viñedo propio y con idea de ir a rendimientos bajos por hectárea y sacar la máxima calidad posible.


EL SACRAMENTO 2011

- Cata: Color rojo rubis de capa alta, límpida. Nariz: muy intensa de fruta negra madura y aromas especiados junto a une madera muy fina. La boca: se presenta amplia, muy sabrosa, con frescura y mucha longitud. Por vía retronasal vuelve el carácter frutoso de este vino. Un vino elegante que necesitara aun dos años para redondearse.

- Clima: La floración empezó el 28 de mayo con unas condiciones meteorológicas algo revueltas que le proporcionaron mayor duración. La mitad del envero acaecía el 10 de agosto. Durante el verano fue preciso homogeneizar la carga de la viña, quitando los racimos tardíos. Los meses de agosto y septiembre fueron excepcionalmente calurosos, sufriendo el viñedo la notable ausencia de lluvias; sin embargo, no se notó síntoma de estrés en las hojas. Se dejó en cada cepa la carga correcta (entre 4 y 10 racimos): racimos menudos, bien separados unos de otros, bien aireados. La diferencia de temperaturas entre el día y la noche favorecieron la maduración fenológica. La vendimia tuvo lugar el 30 de septiembre y el 1 de octubre, se reinició y acabó el 5 de octubre.


EL SACRAMENTO 2012

- Cata: El vino presenta una gran profundidad, una gran intensidad donde dominan hoy los aromas de fruta negra.

- Clima: La climatología general del año ha sido favorable al ciclo vegetativo del viñedo y a la maduración de la uva. Destaca, entre abril y setiembre, la ausencia de lluvias. Los suelos arcillocalcarosos  han compensado, pero este stress natural ha dejado en las cepas una carga moderada. La lluvia, aunque llegó tarde, benefició la maduración final y la vendimia se realizó en condiciones de estado sanitario perfecto de la uva.

- Fechas importantes: Flor 14 de Junio. Medio envero 13 de Agosto. Primera lluvia desde abril 25 de Setiembre. Vendimia 4–7 de octubre. Descube y trasiega a barricas 18 de octubre.





EL SACRAMENTO 2013


- Cata: Rojo granate buena capa. Nariz franca frutosa, fruta negra madura. Especias clavo pimienta negra notas ahumadas de una madera noble, golosa. Boca amplia y grasa. Aun juventud pero de tanino fino… elegante.

- Clima: La primavera ha sido fresca y húmeda con heladas tardías y ataques repetidas de enfermedades. La floración apareció más tarde de lo acostumbrado (del 25 de junio al 1 de julio), se desarrolló cuando la viña estaba en crecimiento vegetativo. Las uvas en formación han sufrido de coladura importante (mala fecundación). Por supuesto los terrenos más drenantes y las viñas más vigorosas han resistido mejor. El verano caluroso y soleado, junto con la pequeña carga de las cepas y el trabajo para homogenizar la cosecha ha permitido asegurar la calidad. Aun así, la materia prima era frágil y las lluvias de primeros días de octubre han facilitado un ataque de botritis muy rápido.

La vendimia tuvo lugar entre el 16 y 20 de octubre con un trabajo importante de selección en bodega. El graciano resistió mejor con un estado sanitario perfecto. Entro toda la producción de esta parcela en el cupaje así que el vino lleva un 15 por ciento de esta uva. La proximidad al viñedo durante todo el ciclo y la selección particular de la uva hasta los depósitos, ha permitido presentar en vino bien equilibrado, de buena complejidad aromática y de estructura amable y elegante.


ETIENNE CORDONNIER

En la Europa francófona, Cordonnier es nombre de vino: tanto desde la distribución en el mercado belga como en la elaboración en distintos châteaux de Burdeos como Saint Aubin, Dutruch Grand Poujeaux y Béard. Etienne Cordonnier, una de las caras más nuevas de Rioja, tiene una larga experiencia en la distribución de vinos en Bélgica, entre ellos algunos españoles y un concepto bien claro de lo que es un gran vino. Su apellido por vía materna, sin embargo, es Leizaola y, de hecho, es nieto del que fuera segundo lehendakari del Gobierno Vasco en el exilio Jesús María Leizaola.

Tras varios años buscando la manera de reencontrarse con sus raíces vascas, en 2011 tuvo la posibilidad de comprar un viñedo en Laguardia (Rioja Alavesa) que respondía a su idea de calidad. “Los grandes vinos –dice Cordonnier– nacen en lugares especiales, a menudo con fracturas geológicas; el drenaje y el equilibrio en la viña son fundamentales”. La parcela, dos hectáreas y media de tempranillo en vaso situado a 520 metros de altitud sobre suelos arcillo-calcáreos, cumplía estas condiciones y además tenía una historia detrás. Conocida como El Sacramento, Etienne cree que podría haber pertenecido a la cofradía del Santísimo Sacramento de Laguardia de la que se sabe documentalmente que elaboraba vino ya en el siglo XVII.


El nombre, unido a una etiqueta seria y de corte muy clásico con el escudo de los Leizaola, encaja bien con la personalidad de Etienne y su pasión por los vinos finos, en especial los grandes tintos de Burdeos.

La ubicación de la viña ha permitido al elaborador belga expandirse y adquirir terrenos colindantes, tanto viñedos en producción como terrenos en los que ha empezado a plantar garnacha blanca y tinta, graciano, maturana tinta y tempranillo blanco. Otra joya es una pequeña parcela de viñas centenarias llena de murgones (el viejo sistema de reponer faltas enterrando un brazo de la cepa para que surja una nueva planta) que piensa utilizar para realizar selecciones masales.

En la actualidad cuenta con 13,5 hectáreas, de las que unas 10 están en producción y está edificando una bodega en el propio paraje dimensionada para 20 hectáreas y dotada de depósitos de cemento para vinificación y almacenaje.


Frente a la visión borgoñona de elaborar por parcelas, Cordonnier cree que un 5% de algo muy bueno cambia un vino y que las producciones reducidas debilitan una marca al no existir suficiente disponibilidad. De ahí que su idea sea hacer un único vino, El Sacramento, que con el tiempo pueda llegar a alcanzar las 60.000 botellas de producción. Con 2011 como primera añada, este rioja se cotiza ya a unos 40 €, aunque de momento quizás sea más fácil encontrarlo en Bélgica que en España.

La tempranillo se acompaña con pequeños porcentajes de graciano que pueden oscilar entre un 3% y hasta un 10% en la complicada cosecha 2013 en la que no obstante se ha consguido una excelente textura. La añada 2014, de futura aparición en el mercado, es, probablemente, la más completa hasta la fecha, ya que debido a la filosofía de vendimiar relativamente temprano, se libró de las lluvias que complicaron notablemente la vendimia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario