jueves, 14 de marzo de 2019

Ruta Acantilados: Molino Aixerrota, Fuerte Galea, y Sopelana



RUTA ACANTILADOS: MOLINO AIXERROTA, FUERTE GALEA Y SOPELANA

El paseo comienza en el molino de Aixerrota y el restaurante Cubita, adosado a él. Es un recuerdo de los tiempos en los que había que moler el trigo, que en tiempos pasados se cultivaba en toda Vizcaya. Es un molino de viento situado en los acantilados de La Galea en Santa María de Getxo. El origen del nombre no es otro que molino de viento en euskera (aixe (haize), viento y errota, molino). Actualmente y desde la remodelación de finales del siglo XX, el molino alberga una galería de pintura y, en el edificio anexo, un restaurante.


El molino se construyó en el año 1727, con motivo de una prolongada sequía que afectó al Señorío de Vizcaya a principios del siglo XVIII. Al parecer, un inglés ávido de dinero, construyó un molino de viento que no necesitara agua para moler el trigo. Una vez que la sequía hubo pasado, los molinos tradicionales volvieron a tener grano que moler y con el paso de los años el molino de Aixerrota se dejó de emplear con ese fin.


La arquitectura del molino poco tiene que ver con los típicos molinos de viento de La Mancha. Mientras que los molinos manchegos son de forma cilíndrica, los vizcaínos en general tienen forma de cono truncado. Por otro lado, los molinos vizcaínos son bastante más tardíos que los manchegos, pues mientras estos últimos datan de finales del siglo XVI, los vizcaínos fueron construidos en el XVIII.


Siguiendo el camino nos acercamos al fuerte de la Galea o Castillo del Príncipe, es un fuerte de defensa situado en Punta Galea a la entrada de la ría del Nervión en Guecho. Desde 1947 no tiene función militar alguna. Es una de las construcciones militares del siglo XVIII mejor conservadas del País Vasco y la mejor de Vizcaya, ocupó el lugar de una antigua atalaya que ya existía en el siglo XVI. En 1947 el Ministerio de Defensa abandono la propiedad que cedió al ayuntamiento de Guecho para fines públicos. Se instaló allí una zona de expansión centrada en un merendero que se clausuró en 1975. En la actualidad no tiene uso alguno.


Fue proyectado por el coronel Jaime Sycre y participaron en la construcción los vecinos de la zona (bajo obligación) dirigidos por los maestros canteros y carpinteros Juan Pagoeta, Lorenzo Oruaga y Francisco Doñabeitia. Se tardó un año en realizar su construcción que empezó en 1742, su costo final fue superior a los 130.000 reales.


En 1782 el Consulado de Bilbao mandó construir un faro siguiendo el ejemplo del realizado en el monte Igueldo de San Sebastián. Este faro era una construcción circular en la que se encendía un fuego alimentado por aceite de nabo. A mediados del siglo XIX se sustituyó por otro que se mantuvo en activo hasta 1925 año en el que se realizó el que actualmente está en funcionamiento. La construcción del castillo del Príncipe completaba la defensa del Abra junto a las baterías situadas en la margen izquierda, en la zona de Ciérvana.


Cuenta con potentes muros de mampostería y sillería y tiene 14 troneras para cañones (en un principio tenía 18) y está rodeado por un foso en la parte de tierra. En su interior diversos edificios albergaban los almacenes y polvorines correspondientes, así como las instalaciones para la tropa. En la guerra de la Convención lo ocuparon los franceses en 1795 y en 1827 lo destruyeron los ingleses. Se reconstruyó (fue entonces cuando se quitaron las 4 troneras) y en las guerras carlistas tuvo su protagonismo: En la primera lo destruyó la Legión Auxiliar Británica, para impedir que lo usaran los carlistas, en la segunda se reconstruyó de nuevo.


Por el paseo podemos continuar hacia la Playa de Sopelana (Arrietara-Atxabiribil), es una de las playas más extensas de la zona, con casi 1km de longitud. Es un lugar muy frecuentado por los amantes del surf durante todo el año gracias a sus famosas olas. Cuenta con duchas (en verano), bares y restaurantes así como un aparcamiento de pago. Hay una parada de metro en Sopelana. Durante los meses de verano el ayuntamiento pone un servicio de autobús desde la estación de metro de Sopelana hasta la misma playa. También se puede ir caminando, la distancia es de aproximadamente 1,5km.


Resumiendo la Galea es un paseo ubicado en la costa de Getxo y desde donde se pueden disfrutar de las mejores vistas panorámicas del Puerto del Abra. Con una gran similitud con los famosos acantilados de gres blanco de Normandía en Francia y Dover en Inglaterra, esta zona de esparcimiento para foráneos y visitantes cuenta con amplios espacios naturales donde disfrutar del contacto con la naturaleza. Precisamente en esta ruta es donde podemos encontrar dos de los enclaves turísticos más interesantes de la zona (Molino de Aixerrota y Fuerte de La Galea). Situados en lugares estratégicos de la costa, ambos son reminiscencias del S.XVIII. Junto a ellos, La iglesia de Andra Mari, el Faro o el Cementerio de Nuestra Señora del Carmen completan un paseo indispensable por los acantilados de Getxo.


Guecho (en euskera y oficialmente Getxo) es un municipio de la costa del territorio histórico y provincia de Vizcaya, en la comunidad autónoma del País Vasco, España. Está situado en la franja costera que comprende el último tramo por la derecha del río Nervión, ya convertido en ría de Bilbao, la orilla oriental del Abra, o estuario de dicho río, y parte de costa a mar abierto. Forma parte de la comarca del Gran Bilbao y del área metropolitana de Bilbao. Cuenta con 78.406 habitantes y destaca por la gran presencia de palacetes y viviendas construidas por la alta burguesía durante la industrialización.



No hay comentarios:

Publicar un comentario