lunes, 24 de junio de 2019

Vitoria Gasteiz Turismo que Ver y Hacer





VITORIA GASTEIZ TURISMO QUE VER Y HACER

Vitoria es una ciudad hecha para caminar, para disfrutarla paseando, sin prisas, sin agobios de coches. Es quizas una desconocida para muchos viajeros, pero guarda verdaderos tesoros y un gran patrimonio. Hay muchísimas cosas que hacer en Vitoria-Gasteiz. Podría decirse que los puntos fuertes del turismo son la Catedral de Santa María, la Muralla Medieval, el Casco Medieval o el museo Artium. Si te gusa la naturalez, los parques y espacios verdes, son ideales para pasear, el Parque de La Florida, hacer footing por El Prado o sentarse bajo los castaños del Paseo de La Senda.




Ya desde tiempos romanos, en los que la calzada que unía Astorga y Burdeos pasaba por Álava, su capital Vitoria no han dejado de ser un eje de comunicaciones entre la Meseta Central y Europa. Siendo a lo largo de la historia un importante punto estratégico tanto en el plano militar como en el comercial y cultural, manifiestandose en su valioso patrimonio monumental y ostentando el título de "muy noble y muy leal". En la actualidad se la considera capital de facto del País Vasco por ser sede de las instituciones comunes. Durante el año 2012, Vitoria fue Capital Verde Europea. En tema de turismo Vitoria recibió a más de 302.000 de las 427.000 personas que visitaron Álava en 2017. Así, se produjo un aumento del 6,2 % frente al año anterior en Vitoria, mientras que lo hizo en un 6,3 % en el conjunto del territorio histórico.





La economía vitoriana sufrió una profunda transformación con la industrialización que sufrió en los años 50. Una pequeña ciudad con funciones administrativas y de servicios, se convirtió, en menos de diez años en un centro industrial próspero pasando de tener poco más de 52.000 habitantes en 1950 a más de 190.000 habitantes en 1980, todo este crecimiento se debió principalmente a la inmigración. A día de hoy Vitoria cuenta en su suelo con empresas multinacionales como Mercedes Benz (que produce la furgoneta Mercedes-Benz Vito, siendo Vitoria la ciudad a la que debe su nombre y la Mercedes-Benz Clase-V, monovolumen de lujo basado en la segunda generación del modelo anterior.), Michelin, Aernnova o Daewoo, así como con empresas locales que proveen de suministros a aquellas.




1. - Plaza de la Virgen Blanca: Antaño conocida como Plaza Vieja, es el centro neurálgico de la ciudad. Allí confluyen algunas de las calles más típicas del casco antiguo y del Ensanche y está rodeada de casas antiguas con miradores acristalados. En su centro se yergue el monumento conmemorativo de la Batalla de Vitoria. Entre los edificios que se encuentran en esta plaza destaca la Iglesia de San Miguel, del siglo XVI donde en uno de sus pórticos se representa una imagen de la Patrona, que da nombre a la plaza. La ultima reforma de la plaza fue en 2008 convirtiendola en un entorno diáfano y sin obstáculos, tras cambiar el pavimento, eliminar los jardines que la rodeaban y sustituirlos por parterres. En 2012 se instalo la "Escultura Green" para celebrar el galardón de Vitoria como capital verde europea.




2. - Catedral Vieja de Santa María: La historia de la Catedral Vieja (como se conoce popularmente), es en sí misma una síntesis de la historia de Vitoria. Edificada sobre el cementerio de la primitiva aldea vascona de Gasteiz (que hoy se puede visitar gracias a las excavaciones), la iglesia de Santa María se derrumbó con el incendio de 1202, y Alfonso VIII de Castilla (que había conquistado la plaza apenas dos años antes), ordenó reconstruir la ciudad y levantar en el sitio de la anterior iglesia una nueva que había de servir dos propósitos bien distintos: salvar almas y guardar armas. Así nació la Catedral de Santa María (Catedral Vieja), todavía iglesia, como un templo-fortaleza que servía de entrada a la ciudad. El proyecto fue cambiando con los siglos, de tal forma que cada modificación se hizo sin tener en cuenta las anteriores, esto fue así en el siglo XV (cuando la iglesia se convirtió en colegiata), y finalmente en los años sesenta, cuando se decidió revertir las obras de fortalecimiento de los muros exteriores y ampliar los ventanales por motivos puramente estéticos. Lo que acabó obligando a cerrar el templo por temor a que se colapsase durante las misas.




Hoy la Catedral vuelve a estar abierta, y ofrece al visitante una experiencia única: un paseo a través del tiempo por capas. Desde los vestigios de la aldea originaria, raíz de la Vitoria actual, hasta el rediseño gótico de mediados del siglo XX, pasando por cimientos de más de un milenio de antigüedad, y planes románicos y góticos, todos perfectamente discernibles por el color de los materiales utilizados en cada etapa. Una oportunidad única en el mundo de transitar por los atajos de la historia, en un templo que por sus peculiares características, y múltiples funciones a lo largo de su vida, se ha convertido en el principal atractivo de Vitoria. Ken Follett, autor de Los pilares de la tierra, dijo tras su estancia en la ciudad que Santa María era una de las tres catedrales más interesantes del mundo.




3. - Plaza España Plaza Nueva: Alberga el Ayuntamiento de Vitoria y en su fachada principal se encuentra el escudo de la ciudad. Sus soportales te darán buen cobijo, así como las terrazas que suelen poner con el buen tiempo. Es parecido a otras plazas mayores. Esta porticada, concebida por el arquitecto Antonio de Olaguibel en 1781 y para unir el casco antiguo con el nuevo Ensanche (entonces en construcción), y para dotar a la ciudad de un espacio para celebrar festejos, corridas de toros y mercados populares. Uno de los elementos más importantes del conjunto es la Casa Consistorial, de decoración neoclásica. Popularmente se bautizó como Plaza Nueva en contraposición a la contigua Plaza de la Virgen Blanca antes denominada Plaza Vieja. Pero en realidad su nombre real es Plaza de España y no plaza nueva Desde el año 1936 se denomina así, habiendo tenido anteriormente otros nombres oficiales, desde Plaza de la Constitución hasta hasta Plaza de la República, pero nunca Plaza Nueva.




4. - Catedral Nueva de María Inmaculada: conocida habitualmente, como la catedral Nueva, es un templo católico situado en el céntrico barrio de Lovaina. Construida en estilo neogótico en la primera mitad del siglo XX, su advocación precisa es Parroquia de María Inmaculada, Madre de la Iglesia, aunque popularmente es conocida como la Catedral Nueva, fórmula empleada para distinguirla de la más antigua Catedral de Santa María. El culto regular se celebra en la cripta, bajo la girola, funcionando dicho espacio como parroquia homónima. El templo, entre los más voluminosos de España, es también la última gran catedral erigida en el país, si bien se trata de una construcción incompleta, ya que la falta de financiación dejó sin realizar una serie de elementos arquitectónicos que habrían dado lugar a una iglesia de trazado muy vertical, en lugar de la horizontalidad resultante del incumplimiento del proyecto original, y con una decoración mucho más recargada. Su principal valor radica en la riqueza escultórica, en muchos casos correspondiente al estilo modernista, que ornamenta los paños de las naves y el ábside en el exterior, así como las capillas de la girola, el trascoro y la cripta en el interior.




5. - Plaza de los Fueros: Abarca una superficie de 8000 metros cuadrados sobre un área triangular. Se construyó según el proyecto de Luis Peña Ganchegui y Eduardo Chillida y fue inaugurada en 1979. Erigido el lugar en piedra de granito rosado, alberga la obra de Eduardo Chillida "Monumento a los Fueros", así como un frontón y un espacio pensado para el deporte rural vasco. Esta plaza alberga los conciertos gratuitos que se celebran en las fiestas de la ciudad, deporte rural vasco y otro tipo de eventos como la Semana de la Ciencia de Vitoria o el Ardo-Araba (feria del vino de Álava). Vista la Plaza de los Fueros desde arriba, se puede contemplar el mapa de Alava, diseñado a base de muros de piedra que le dan forma. Desde el verano de 2011, la plaza luce en gran parte el diseño original de los arquitectos.




6. - Parque de la Florida: Situado en el ensanche, está considerado un verdadero jardín botánico. Con 35.000 metros cuadrados, fue diseñado en el siglo XIX según el estilo romántico imperante en la época, con riachuelos y bosquetes. En él pueden encontrarse extrañas y exóticas variedades botánicas procedentes de todas las partes del planeta con noventa y cinco especies de árboles y setenta y nueve de arbustos. Alberga el quiosco de música de la década de 1890 y las estatuas de cuatro reyes godos, que fueron colocados aquí en el siglo XIX tras ser adquiridas por el Ayuntamiento, provenientes de proyecto decorativo para el Palacio Real de Madrid (Palacio de Oriente) que finalmente no se llevó a cabo. Su trazado denota la influencia francesa, especialmente del Parc des Buttes-Chaumont, caracterizado por un estilo rústico elaborado en rocalla. Así, se construyeron puentes y pasamanos con cemento a imitación de troncos y rocas, uno de los elementos más singulares del parque.




7. - Basílica de San Prudencio de Armentia: Desde el Parque de la Florida, una larga sucesión de paseos, conducen a Armentia, donde puede contemplarse una de las joyas del románico vasco. San Prudencio (patrón de Álava). El templo fue levantado en las últimas décadas del siglo XII, coincidiendo seguramente con la fundación de la ciudad de Vitoria en 1181, aunque se cree que en ese mismo solar se conservaban los restos de una edificación religiosa más antigua, del siglo VIII. Entonces, ya hacía un siglo que se había extinguido el antiguo Obispado de Armentia, surgido a finales del siglo IX, unas décadas después de la fundación del cercano Obispado de Valpuesta, en tierras occidentales alavesas y burgalesas. En la época altomedieval, el poblado de Armentia era un importante núcleo de población al ser encrucijada del Camino de Santiago y de la antigua calzada romana Astorga-Burdeos, que tenía aquí un hito llamado Suisaco, citado en el itinerario de Antonino, entre Veleia (Iruña) y Tulonio. Todo ello, unido al reconocimiento de Armentia como lugar de nacimiento de Prudencio, santo de época visigótica (hacia el siglo VI) muy venerado, además de en Álava, en tierras riojanas, sorianas y zaragozanas, donde transcurrió su vida de ermitaño, evangelizador, conciliador y obispo, convirtió a Armentia en el centro espiritual más importante de Álava.




8. - Anillo Verde: Red de parques seminaturales que rodea el perímetro de la ciudad. Una iniciativa que surgio en la década de los noventa del siglo XX y que fue seleccionada por la ONU entre las cien mejores actuaciones mundiales en el III Concurso Internacional de "Buenas Prácticas para la mejora de las condiciones de vida de las ciudades", celebrado en Dubái en el año 2000. Actualmente se compone de seis parques: Parque del Río Zadorra, Parque de los Humedales de Salburua, Parque y Jardín Botánico de Olárizu, Parque del Bosque de Armentia, Parque de Zabalgana y Errekaleor. Todos ellos conectados a través de sendas urbanas con el fin de facilitar el desplazamiento entre la ciudad y la naturaleza que la rodea.




9. - Muralla medieval: Los últimos restos de la Muralla Medieval de Vitoria fueron descubiertos en 2001 en unas excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el subsuelo de la Catedral de Santa María con motivo de las obras para su rehabilitación y completaron los tramos que ya se conocían con anterioridad. Se trata de una obra realizada en el siglo XI y que rodeaba completamente con sus 900 metros de perímetro la antigua Vitoria. El Ayuntamiento de Vitoria, en colaboración con el Gobierno vasco y el Departamento de Arqueología de la Arquitectura de la UPV, dejó al descubierto en una primera fase 236 metros de fortaleza y dos torreones situados en la parte trasera de la Calle Correría a los que se han ido sumando nuevos tramos. La muralla medieval de Vitoria obtuvo el premio Europa Nostra en 2010,98​ considerados como los Nobel del patrimonio, así, el galardón concedido en esta edición se suma a la medalla obtenida por la capital alavesa en 1982 por el tratamiento urbanístico del Casco Medieval y el Premio Especial otorgado a la restauración de la Catedral de Santa María en 2002.




10. - Iglesia de San Miguel Arcángel: Es un templo gótico-renacentista construido mayormente en el siglo XIV, emplazado en el lado sur del Casco Viejo de la ciudad, es monumento histórico-artístico nacional desde 1995. Ocupa seguramente el mismo lugar de la iglesia juradera dedicada también a San Miguel, que cita y sitúa a las puertas de la villa el documento del fuero fundacional concedido por el rey navarro Sancho VI el Sabio en 1181. La iglesia se asoma a la calle Mateo Moraza y domina las plazas de la Virgen Blanca y del General Loma, centros vitales de la ciudad, y su factura mayormente gótica contrasta con el conjunto de construcciones neoclásicas que discurren a sus pies.




11. - Casa del Cordón: Situada en la calle Cuchillería, es un bello ejemplo de arquitectura gótica civil. Se construyó en el siglo XV y tiene una torre del XIII. En esta casa se alojaron los Reyes Católicos, y Adriano VI fue nombrado Papa mientras se encontraba en la misma. Fue construida en el siglo XV por el comerciante judío converso Juan Sánchez de Bilbao sobre unas viejas casas medievales, rodeando la antigua torre de linaje de los Gaona del siglo XIII, la cual permanece en el interior de las dos primeras plantas del palacio. Destaca sobremanera la bóveda estrellada y policromada con la que se cubre la sala noble del torreón y que ha permanecido intacta hasta la actualidad. Fue residencia de paso de figuras ilustres de la época como Felipe el Hermoso y su esposa Juana la Loca. Fue en este palacio donde el 22 de febrero de 1522 le llegó a Adriano de Utrecht la noticia de su nombramiento papal 13 días antes. El futuro Adriano VI permanecería en la capital alavesa poco más de un mes, ejerciendo como regente de España y preparando a Navarra para la defensa frente a la invasión francesa. Tras un complejo trabajo de rehabilitación, actualmente el edificio alberga numerosas exposiciones con un marcado carácter didáctico. Así, el público puede visitar exposiciones sobre el mundo de la cultura autóctona, la historia, la naturaleza, la artesanía, el folklore, la mitología, etc.




12. - Itinerario Muralístico de Vitoria-Gasteiz: Christina Werckmeister, Veronica Werckmeister y Brenan Duarte fundaron en 2007 el Itinerario Muralístico de Vitoria-Gasteiz - IMVG La ciudad pintada, para dotar a la ciudad de Vitoria-Gasteiz con un espacio abierto de participación y creación. Desde el año 2007 la iniciativa ha creado 12 talleres de muralismo publico colaborativo en el Casco Histórico de la ciudad en los que han participado más de 500 personas.​ También se han creado murales colaborativos en centros educativos de la ciudad y el entorno rural de la provincia de Álava. En 2013 la experiencia del muralismo comunitario se extiende al barrio obrero de Zaramaga, donde se han realizado 4 proyectos participativos a lo largo del 2013-2016. IMVG la ciudad pintada, es una herramienta de expresión pública y comunitaria para crear murales a gran escala sobre fachadas, generando una galería de arte a ras de suelo, donde proceso y producto cobran igual valor.




13. - Museo Fournier de Naipes de Alava: Es un museo dedicado a la conservación, valoración, estudio y exposición de naipes, de todo el mundo y de todos los tiempos, con la finalidad de atender el interés del público y de investigadores, estudiosos y coleccionistas. El museo fue fundado por Félix Alfaro Fournier y está situado en el Palacio de Bendaña en el casco medieval de Vitoria (Álava). Su colección muestra la evolución de la fabricación y de la temática de los naipes en diferentes países (aunque predominan los naipes españoles) e incluye naipes desde el siglo XV, de temas que abarcan la historia, el arte, la mitología, la adivinación, la música, el erotismo y la tauromaquia. Junto al contiguo edificio del Museo de Arqueología, obra de Patxi Mangado ganadora del 14.º Premio Europeo de Arquitectura de Cobre (2009), forman el complejo museístico BIBAT.




14. - Museo de Bellas Artes: En una mansión neo-renacentista, el museo muestra tallas del siglo XIV, trípticos flamencos del XVI, cuadros de maestros españoles como Ribera y pintura moderna española entre la que pueden verse obras de Picasso o Zuloaga. El museo presta especial atención a la pintura costumbrista vasca. Desde su inauguración en 1942, ha sufrido numerosas transformaciones tanto en lo referente a los edificios que lo componen, como a las colecciones que ha ido albergando, hasta concretarse en la actualidad en un museo dedicado al arte español de los siglos XVIII al XX y de forma más especializada, al arte vasco del periodo 1850-1950.

No hay comentarios:

Publicar un comentario