jueves, 11 de julio de 2019

La Rochelle France (Turismo, Torres, Playas, Mapa, Hotel)




LA ROCHELLE FRANCE (TURISMO, TORRES, PLAYAS, MAPA, HOTEL)

La Rochelle, obtiene este nombre porque estaba construida sobre una plataforma rocosa. Es una ciudad de origen medieval, que está situada en la región de Poitou-Charentes, en la costa atlántica francesa, a dos horas al norte de Burdeos y a algo menos de dos horas al oeste de Poitiers. La entrada del conocido como Puerto Viejo de La Rochelle está enmarcada por dos grandes torres, que se han convertido en la imagen de la ciudad. Por el centro histórico pasearás por sus estrechas calles medievales, por sus soportales, y también llegaras al barrio de las mansiones y palacetes renacentistas. Tiene 76.848 habitantes



Esta bonita ciudad nos ofrece rincones realmente encantadores, como su puerto cuya entrada está flanqueada por unas torres medievales, y es que esta ciudad nació como un pequeño pueblo de pescadores, posteriormente se convirtió en un punto estratégico del comercio marítimo entre Francia e Inglaterra, basado en el vino y en la sal. En la actualidad muestra un estilo burgués que la hace muy agradable de pasear, además gran parte de sus calles son peatonales. Hay tres puertos, uno de comercio, otro de pesca y el gran puerto de recreo de Minimes, que anualmente alberga un salón náutico.



Históricamente sus socios comerciales predilectos fueron Gran Bretaña y el Norte de Europa. Durante la guerra de los Cien Años la ciudad permaneció en manos inglesas hasta que en 1372 la armada de Castilla (aliada de Francia) derrota contundentemente en sus aguas a la inglesa en la llamada batalla de La Rochelle, facilitando así la posterior conquista franco-española de la plaza. El cosmopolitismo, el relativo alejamiento de París y las influencias nórdicas hacen que las ideas laicas y luego reformistas se impongan con facilidad. La Rochelle se vuelve de hecho la capital gala del protestantismo.



Los grandes jefes protestantes, se instalan aquí, seguidos de los hugonotes (protestantes expulsados de Francia) que obtienen privilegios económicos y desarrollan el comercio con África, Sudamérica y Terra Nova (en Canadá). La prosperidad está asegurada por el comercio tradicional del vino y la sal, la pesca del bacalao y el nuevo comercio de las pieles provenientes de Canadá. Un cambio de política religiosa llevo a las conversiones forzosas al catolicismo, religión de Estado, mueren muchos habitantes, el comercio se derrumba, y familias enteras huyen a la Nueva Rochelle en América. La Rochelle en aquella época es el segundo puerto negrero de Francia después de Nantes. Durante la Segunda Guerra Mundial, la marina alemana creó utilizando mano de obra esclava una de las mayores bases de submarinos del Atlántico, la cual aún se puede ver.



- Plage de la Concurrence: Se encuentra a escasos 10 minutos andando desde el puerto viejo y centro de La Rochelle. No es muy grande, pero si muy concurrida, con un ambiente familiar y agradable. La arena es fina, pálida, pero hay rocas y piedras ásperas en el mar que la hacen un poquito complicada para nadar. Cerca hay un parque muy bonito (Le Parc Charruyer) además de bar tipo chiringuito (L'Endroit) y juegos para niños. También nos encontraremos con el elegante Restaurante (La Yole de Chris). Desde aquí podemos disfrutar de bonitas vistas de la Tour de la Lanterne. Tiene una cubierta de madera que facilita el acceso al agua para personas con movilidad reducida. Se admiten perros del 15 de septiembre al 15 de junio, con correa. El nudismo está prohibido.



- El fuerte de las damas (Fort des Dames): Es un pequeño fuerte construido en el siglo XVII para fortalecer los molinos de Porte des Deux. El Fuerte no sufrirá la misma suerte que la mayoría de las murallas, arrasada en 1628. El fuerte está separado de la puerta en el siglo XVIII después de la compra de molinos y ganchos por parte de los carmelitas. La historia de las fortificaciones de La Rochelle se remonta al siglo 13 dC, que termina en el siglo 20. Los elementos de defensa más conocidos hoy en día son las torres medievales en la entrada al Puerto Viejo, los emblemas de la ciudad y el lugar de atracción turística. Tres recintos están rodeados sucesivamente de la ciudad: un conjunto de fortificaciones medievales, el llamado recinto "Protestante" y el recinto de Ferry.



- Torre de la Linterna (Tour de la Lanterne): Destaca por su aguja gótica octogonal. Con 70 metros de altura, fue construida como faro, siendo el último faro medieval de la costa atlántica. También es conocida por haber albergado una cárcel donde se encerraba a corsarios británicos, holandeses y españoles, así como a prisioneros militares y religiosos. Hay unos 600 graffitis realizados por los prisioneros sobre los muros de piedra, los cuales reflejaban escenas de la época. Desde el mirador que hay lo alto de la misma, están las mejores vistas panorámicas de la ciudad.



- Torre de San Nicolás (Tour Saint-Nicholas): Esta orientada al mar y fue un edificio militar que cumplía la función de vigilancia. Construida en el siglo XIV, con una altura de 42 metros, en su interior nos encontramos un laberinto de escaleras y pasillos, que también alberga una sala abovedada de estilo gótico.



- Torre de las Cadenas (Tour de la Chaîne): Torre de menor altura, la cual era utilizada para vigilar los movimientos de los barcos y el tráfico en el puerto. Además era donde se cobraban las tasas y derechos. Adquiere su nombre porque en su tiempo ambas torres se unían con una cadena para cerrar el puerto.



- Torre Puerta del Gran Reloj (La porte de la Grosse Horloge): Une a través de un pasaje inferior la zona portuaria con el casco viejo de la ciudad.



- Antiguo Mercado de Pescadores: Edificio totalmente restaurado y ahora es un centro cultural, sede durante el verano del Festival Internacional de Cine de la ciudad.



- Restaurant La Yole de Chris: Situado en la Plage de la Rochelle, tiene un ambiente muy agradable y sofisticado. El interior tiene un elegante y bonito diseño, aunque también se puede comer en la terraza junto al mar con vistas a la playa. La Pergola Restaurant.



- Restaurant La Boussole: Buen restaurante de fusión en el centro de La Rochelle. La comida está rica, buenas materias primas, también utilizan muchas especias, rico en diversidad y con un soplo de exotismo. Su cocina forma parte de la ruta de las especias, de este a oeste, de norte a sur, trayendo sabores sin explotar cómo fèves de Tonca, poivre de Sarawak, Raz-el-Hanout, etc.



- Novotel La Rochelle Centre: Hotel de buen precio, bien ubicado, con habitaciones agradables, camas amplias piscina, buen desayuno, trato cordial del personal y parking de coches exterior. Si planificas un viaje por el oeste de Francia, La Rochelle debe ser una etapa imprescindible en tu ruta.



- Le Globe de la francophonie: Cada verano, durante el festival de las Francofolías, tenía que ser movido, lo que terminó dañándolo con el tiempo. Por eso se decidió colocarlo en el espolón de dragado, del lado de Ville-en-Bois. El trabajo diseñado por Bruce Kreps en 2000, encargado por Sacem y la asociación Musique + que luego se ofreció a la ciudad de La Rochelle, fue retirado hace dos años de la explanada de Saint-Jean d'Acre para ser restaurado.



- De génération en génération: Sculpture de Bruce Krebs. Esta placa de bronce se colocó en la muralla. Decenas de personajes de todas las edades que leen y transmiten sus conocimientos. Fijandote hacia el centro, algunos, no leen, se muerden las uñas y tienen cráneos partidos. Pero la mayorian parecen cautivados por su libro. También hay una bonita vista tomada desde arriba, para ver las páginas de estos libros. En cuanto a la escultura, Bruce Krebs prefiere el bronce y en la actualiad enseña cine en EMCA en Angulema.



- Statue Admiral Duperre: Guy-Victor Duperré (20 de febrero de 1775, La Rochelle - 2 de noviembre de 1846, París) fue un oficial naval francés y almirante de Francia. Duperré comandó las fuerzas navales en la Campaña de Mauricio y fue victorioso en la Batalla de Grand Port, donde fue herido. Más tarde recibió una orden en el Mediterráneo y continuó sirviendo durante la Restauración Borbónica. Estaba a cargo de las expediciones navales de la fuerza expedicionaria, que sobrevivió a la Invasión de Argel en 1830 y se convirtió en Ministro de la Marina tres veces.







No hay comentarios:

Publicar un comentario