viernes, 15 de noviembre de 2019

Garnachas Valle de Cárdenas La Rioja Vinos



GARNACHAS VALLE DE CÁRDENAS LA RIOJA VINOS

- Castezo Crianza 2015. Bodega Najerilla (Cooperativa). Arenzana de Abajo.
- Rulei Viña Barracallo 2014. Adrián Moreno Llorente. Badarán.
- Martinez Alesanco 2016. Martinez Alesanco. Badarán.
- Pancrudo 2017. Gomez Cruzado. Haro.
- Suzzane 2016. Oxer Wines. San Vicente de la Sonsierra.
- Octogenarius 2015. Bodegas Gama. Cárdenas.
- El Garnacho de la Familia Acha 2014. Hacienda Lopez de Haro. San Vicente de la Sonsierra.


Cata y extensa presentación de "Garnachas del Valle de Cárdenas en La Rioja", dirigida por Felipe y Adrián Moreno a estudiantes, enólogos, viticultores y sumilleres en el instituto I.E.S La Laboral en Lardero (La Rioja). Llegamos a la conclusión de que estos viñedos de más de 100 años de vida, de la variedad Garnacha Tinta, se ubican principalmente en terrenos de margas arcillo-ferrosas del terciario de color rojizo con afloramientos de sílex y cantos rodados. En el corazón del Valle del Alto Najerilla, en la zona de la Rioja Alta. En unos municipios de larga tradición elaboradora de vinos cómo son Cárdenas y Badarán.


El Autor del vino Rulei, Adrián Moreno Llorente. Es arquitecto, graduado en Administración y Dirección de Empresas, en la actualidad cultiva personalmente las viejas viñas que le ha transmitido su familia. Con pasión, amor, dedicación y esfuerzo por la viña y el vino. Elabora su vino desde 2011 en la pequeña bodega familiar artesanal, construida en torno a 1890 y excavada en la tierra de la forma tradicional en la zona. Está restaurada y reformada por él, para adaptarla a los procesos de elaboración de la actualidad pero manteniendo la vinificación en cubas de hormigón.


Cárdenas es un municipio que se ubica en el curso bajo del valle del río Cárdenas, en el espacio de la Cogolla, Comarca de Nájera (Rioja Alta). La base económica del municipio es la agricultura de secano, entre cuyos cultivos destacan la vid y los cereales, que suponen la mayor parte de la superficie de cultivo. La escasa superficie de regadío está mayormente dedicada a la patata.


Badarán también en el valle del río Cárdenas, a una altitud de 623 m sobre el nivel del mar. Se trata de un pueblo agrícola, en el que la mayoría de sus habitantes se dedica a la vid, seguido por el trigo y la cebada, sin dejar de lado la huerta riojana. Hay varias bodegas, perseverando todas ellas en sus tradiciones. Todas ellas ofrecen venta al público con diversos vinos, desde los cosecheros, pasando por los Crianzas, Reservas, hasta vinos de autor, además de los blancos y claretes, muy conocidos en la región.


Badarán está situado a 6 km de los Monasterios de San Millán de la Cogolla, cuna del castellano (Patrimonio de la Humanidad). Se encuentra en un cruce de caminos en el corazón de la Rioja alta, en plena ruta del vino y ruta de los monasterios. El municipio está rodeado de chopos y viñedos, con el río Cárdenas como afluente del Najerilla. Cerca del pueblo se encuentra la Atalaya, un montículo situado en la Carretera de Cordovin, desde donde se divisa el pueblo desde las alturas, además de tener una vista de 360º de todo el valle y de varios pueblos de La Rioja Alta. En alguno de sus caminos se encuentran viejos guardaviñas que datan del siglo XIX, y que eran utilizados como refugio de los agricultores y de los animales que desarrollaban su trabajo en torno a la vid.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario