jueves, 23 de julio de 2020

Sajazarra y Alrededores (Castillo, Turismo, Que ver, Fotos)



SAJAZARRA Y ALREDEDORES (CASTILLO, TURISMO, QUE VER, FOTOS)

Sajazarra forma parte de la Asociación Los pueblos más bonitos de España. Se sitúa en torno a la confluencia de los ríos Aguanal y Ea, en la comunidad autónoma de La Rioja (España). El nombre proviene del euskera "Saja Zaharra" que significa 'Saja la vieja', para distinguirlo del municipio vecino llamado "Sajuela", que significa 'la pequeña Saja'. Aunque en principio Sajazarra estaba en línea defensiva frente a Navarra, por su situación estratégica como enclave militar entre los Obarenes y peña de Gembres hasta la llanura del Tirón, pronto pierde importancia en ese sentido y se transforma en lugar de señorío, construyéndose en ella un castillo-palacio.


En la primera mitad del siglo XV era de Don Diego Gómez Sarmiento. En 1463 estaba en obras, y lo poseían Alfonso de Saavedra y el bachiller Pedro Alfonso. A finales del siglo XV recae en la casa de los Velasco, Condes de Nieva, siendo de Don Sancho Velasco y su mujer María Enríquez en 1483, los cuales finalizarán las obras entrando ya el siglo XVI. En 1970 su propietario inició su rehabilitación, reconstruyendo las cuatro plantas de la torre del homenaje y todas las líneas generales de las salas y defensas del edificio. Hoy es uno de los mejores conservados de toda La Rioja.


Sajazarra fue creada como villa defensiva, y por eso se cercó con una muralla. Su urbanización, es en bastida, tipo frecuente de villa militar inspirada en los castros romanos, que desde el siglo XII comienza a darse en Francia, Navarra, Aragón y Castilla, dando como resultado una serie de villas cuadriculadas, con calles rectas cortadas por otras, y perímetro de acuerdo a la topografía del lugar: alargado, redondo o cuadrado.


En Sajazarra se disponen una serie de manzanas dentro de la muralla con sentido regular hipodámico, con calles de norte a sur y de este a oeste. Los centros de poder (la iglesia, el castillo-palacio y el concejo o ayuntamiento) quedan exéntricos, hacia un extremo concretamente en el norte, lo que se explica por la preexistencia de pobladores que ya tendrían su iglesia y cementerio, y por el aprovechamiento del monasterio cisterciense de Santa María como parroquia.


El trazado de la muralla, de forma trapezoidal por adaptarse a las curvas de nivel, se puede reconocer en las trasera de las casas. Tenía por lo menos cuatro puertas, de las que sólo se conserva la denominada el Arco, apuntada,  que ocuparía una torre defensiva muy desmochada. Se sitúa entre la iglesia, que ocuparía el ángulo noreste, y el Ayuntamiento viejo, entre dos paños de la muralla en sillería de arenisca. Uno de estos paños envuelve la iglesia, y tiene un garitón redondo volado con ménsulas y mechinales para colocar vigas que sostuvieran un cadalso de madera corrido en toda su longitud. El resto de la muralla practicante ha desaparecido. Su trazado debe ser  de la época de Alfonso X el Sabio (segunda mitad del siglo XIII), y las partes que quedan son de los siglos XIV y XV.


La primera mención de la villa, con el nombre de Saggazahar, aparece en un documento del cartulario de San Millán de la Cogolla, cuando el rey de Pamplona, Sancho el de Peñalén, dona algunas tierras en su territorio al cenobio riojano el día de Reyes del año 1075. Antes del final del siglo XI aparece en el Fuero de Miranda de Ebro en 1099 con la denominación de "Saja". En 1146 aparece con el nombre actual en los documentos de concesión de fuero a Cerezo de Río Tirón por parte de Alfonso VII. En 1169 el rey Alfonso VIII donó la villa al monasterio de Valdefuentes, en escritura fechada en Tudela.


Fue fortificada entre los siglos XII y XIII. En 1463 fue una de las cinco villas fundadoras de la Hermandad de Álava junto con Vitoria, Miranda de Ebro, Pancorbo y Salvatierra. Su castillo/palacio fue construido en la segunda mitad del siglo XV al transformarse la villa en señorío de los Velasco. La villa y el castillo pertenecieron a los Condes de Nieva. La villa también perteneció a Bugedo. En 1790 Sajazarra fue uno de los municipios fundadores de la Real Sociedad Económica de La Rioja, la cual era una de las sociedades de amigos del país fundadas en el siglo XVIII conforme a los ideales de la ilustración.


- Castillo de Sajazarra: Construido en el siglo XV al transformarse la villa en señorío de los Velasco. Por su buen estado de conservación es una de las fortalezas más bellas de La Rioja. Actualmente es propiedad particular. Está construida en piedra de sillería. Su configuración es parecida al Castillo de Cuzcurrita de Río Tirón, con un recinto exterior rectangular, cubos redondos en las esquinas y flanqueando la puerta de acceso. En el centro del reducto se levanta la torre del homenaje, de planta también rectangular, con torreones octogonales en sus esquinas, coronada con matacanes y almenas.


El castillo se sitúa en el centro de la manzana norte del pueblo y de la cortina norte de la muralla, y tiene una configuración parecida al de Cuzcurrita. Es de sillería, con los muros rellenos de mampostería. La torre del homenaje, una de las mayores de La Rioja, queda prácticamente en el centro, es rectangular y se flanquea por torreones octogonales en las esquinas. Tenía cuatro plantas divididas las tres primeras por pisos de madera, a juzgar por los mechinales de vigas que se aprecian en los suelos, y la última con cubierta de cañón apuntando sobre arcos fajones y ménsulas de rollos (hundida en 1956). Sobre ella iban unas arcadas de ladrillo para soportar el tejado, que sería a cuatro vertientes. Esta torre se corona con matacanes corridos, almenas rectangulares y aspilleras con troneras.


El acceso principal está en el lado sur, flanqueado por cubos redondos y con matacán de defensa. En el rincón noroeste hay otro acceso que lleva al ala norte del recinto, dividida en dos pisos. Su recinto exterior cuadrangular tiene cubos redondos huecos en las esquinas. En el centro de la cortina este hay un espolón triangular (como en Cuzcurrita), y en la oeste, un garitón volado semicilíndrico sobre mensulón de rollos superpuestos. Pudo tener un pequeño foso al sur, que ahora queda al nivel de la plaza y está colmatado.


- Restos de la muralla y puerta del Arco: El trazado de la muralla, de forma trapezoidal, es de la segunda mitad del XIII, de la época de Alfonso X el Sabio, y solo se puede reconocer ya en las traseras de las casas. De las cuatro puertas que poseía se conserva la denominada el Arco, situada entre la iglesia y el Ayuntamiento viejo, gótica de los siglos XIV o XV. Una bastida (en idioma francés, bastide; en occitano, bastida; del latín bastit, bastia, "construcción reciente") fue un tipo particular de desarrollo concertado urbano en medio rural durante la Edad Media, construido con una finalidad defensiva y de explotación económica, surgido durante el siglo XIII en áreas del suroeste de Francia, en Aquitania y Occitania, como ordenamiento para los asentamientos de repoblación emprendidos en aquellas regiones y como residencias secundarias para las clases acomodadas.


- Iglesia de Santa María de la Asunción: Bien de interés cultural datado del siglo XII, construido en piedra de sillería y mampostería. Suma de construcciones de varias épocas. En su interior alberga una imagen de la Virgen de la Antigua. Cuenta con un retablo renacentista. El origen de esta parroquia  se sitúa en 1171, año en que Alfonso VIII funda el monasterio cisterciense de Santa María de Sajazarra. En 1117 da al abad de dicho monasterio las propiedades de Herrera, Herreruela, Hormaz y Armiñon, y en 1176 traslada el cenobio al también cisterciense de Santa María de Herrera. A pesar de este traslado, los cistercienses siguieron dominando la comunidad de Sajazarra hasta que en 1253 la adquirió Alfonso X el Sabio a cambio de otras heredades.


El templo actual, que por su muro norte está adosado a la muralla, es una suma de construcciones de varias épocas. Contra de tres naves: la central, del último cuarto el siglo XII, la de la epístola, de los siglos XIII  y XIV, y la del evangelio, del siglo XVI, excepto su último tramo que parece ser un torreón del XIII. Los arcos de comunicación de las tres naves son del XVIII, y la torre es barroca, realizada por Juan de Azcoitia y Pedro de Elejalde entre 1698 y 1702. El templo fue restaurado en 1994.


La nave central románica consta de dos tramos y cabecera rectangular también doble, ambas cubiertas con bóveda de cañon apuntado sobre arcos fajones. El arco triunfal apea en pilastras con columnas adosadas, cuyos capitales se decoran con hojas lanceoladas. Hay cuatro ventanas, una en el muro oeste, otra en el este y dos en el sur. Estas dos últimos fueron recuperadas en su totalidad tras los trabajos de 1994. Constan de arquivoltas de medio punto y columnillas acodilladas.


La nave de la epístola gótica se construyó utilizando parte del muro sur del templo cisterciense. Consta de una cabecera de planta trapezoidal para adaptarse a la muralla, cubierta en un principio con cañón apuntado, y una nave de un solo tramo, cubierta del mismo modo. La cabecera, hoy sacristía, fue reformada en el siglo XVII con una  bóveda de arista, y conserva los dos arranques del arco triunfal apuntado sobre pilastras, el cual posee impostas historiadas de un románico arcaizante muy esquemático. En la meridional desfilan figurillas humanas muy rudas, junto con un centauro y dos cuadrúpedos. En la imposta norte hay varios perros en actitud de lucha o juego. El hastial de los pies de esta nave remata en una portada gótica de los siglos XIII o XIV, que fue cegada en 1736 y sacada a la luz en las obras citadas.


- Casa de los Ruiz de Loizaga: Es un magnífico caserón barroco de la segunda mitad del siglo XVIII. Al principio uno puede pensar que es el ayuntamiento de Sajazarra, ya que esta casa está situada en la plaza Mayor, pero y el edificio consistorial está en una esquina de la plaza semiescondido. La casa tiene tres plantas y dos puertas de acceso adintelado, en la fachada tiene un reloj de sol, y el escudo de los Ruiz de Loizaga, sin duda un lujo de casa particular. Se denomina casa solariega o solar a la casa en que residió el tronco, cabeza, jefe o primer hombre notable que ha dado nombre, renombre, estados, títulos de honor, etc., a una familia, como un rico hombre, un fundador, un personaje insigne en política, en armas, en letras, etc.


Cuando a través de algunos siglos se conserva la memoria del solar originario de una familia, prueba que tiene en su favor alguno de aquellos títulos de honor, distinción o merecimiento que apreciaba o respetaba la sociedad. Era este de ordinario el de hidalguía o nobleza, y era más frecuente el connotado de solar conocido o casa solariega, en las provincias de nobleza local como Vizcaya y las montañas de Santander, siendo sabido que la vizcaína y los fueros de hidalguía, seguían a los oriundos de dichos países a todas partes, probando dicha procedencia u oriundez o sea el solar de que procedían.


- Alrededores de Sajazarra: Ermita de Santa María de Cillas, se sitúa a kilómetro y medio de la población en dirección a Castilseco. Edificio románico herreriano, de sillería y mampostería del siglo XIII. Fue reformada entre los siglos XVI y XVIII, además de en 1945. Posee un retablo neoclásico, obrado por Leonardo Gurrea hacia 1804, y púlpito y facistol barrocos. De ella procede la Virgen de Cillas, patrona de la villa y que hoy se encuentra en la parroquia.


- Pueblos Cerca de Sajazarra: La Iglesia de San Román en Villaseca, de estilo románico riojano (finales del siglo XII o principios del siglo XIII), destacando su ábside. Arco de entrada, restos del recinto fortificado, que forman conjunto con la Iglesia Parroquial, consistentes en un tramo de fábrica de muralla realizada con sillares bien escuadrados y que incorpora unan puerta de acceso que presenta al exterior un arco apuntado, mientras que el interior es un arco-bóveda rebajado. La localidad pertenece a la ruta del románico obarense, cuya sede se sitúa en Treviana desde el año 2013.














































































No hay comentarios:

Publicar un comentario