jueves, 25 de julio de 2019

Domaine Eric Morgat "Fides Litus" Wine (Savennières Loire)




DOMAINE ERIC MORGAT "FIDES LITUS" WINE (SAVENNIERS LOIRE)

- Nombre: Domaine Eric Morgat
- Dirección: Clos Ferrard, 49170 Savennières, Francia
- Teléfono: +33 2 41 72 22 51
- Web: www.ericmorgat.com



Eric Morgat, es un joven enólogo que creó esta finca de dos hectareas a la edad de 25 años (Domaine de la Monnaie) e hizo su primer vino en 1995. En este momento solo había seis productores en toda la denominación, pero con este interés renovado, las plantaciones de viñedos casi se han triplicado a 200 hectáreas en la zona. En la actualidad cultiva 6 hectáreas clasificadas en AOC Anjou y Savennières. También muestra una verdadera pasión por la uva chenin, el terroir y su viñedo exclusivo. Desde 2012, el nuevo cuvée "Fidès" del Domaine Eric Morgat sustituye ahora el cuvée "L'Enclos". Su familia posee el Château de Breuil en Layon. Eric es representante de varios cultivadores de Layon que, desde la década de 1990, han estado alquilando o comprando tierras en Savennières.



Sus viñas estan plantadas enteramente con uva Chenin, y certificación ecologica desde 2007 y biodinámico desde la cosecha 2012. Los suelos no son forzados con estiércol ni herbicida. Nunca se han utilizado productos químicos en las vides desde que las plantó o las compró. Morgat trabaja el suelo en primavera y luego deja que la hierba crezca naturalmente alrededor de las vides. Le gusta trabaja intensamente el viñedo, eliminando y deshojando hojas para mantener los rendimientos muy por debajo del rendimiento en alrededor de 30 l/ha. Adoptando la "lutte raisonnée", Eric prefiere usar técnicas como aerosoles homeopáticos y cultivos de cobertura para minimizar el uso de químicos.




Eric produce un estilo de vino más rico e intenso. En general, esto se debe a la cosecha en tris (recolecciones selectivas), en cada ocasión recolectando solo uvas doradas muy maduras (y algunas veces paseriformes o botritizadas). Después de ser prensado, el vino se coloca en barriles de 400 litros y se cria durante 22 meses sobre sus lías, antes de ser embotellado. El estilo contemporáneo de Savennières L’Enclos de Eric también se debe en gran medida a su fermentación y maduración en roble, un desarrollo nuevo y controvertido en esta denominación tan tradicional.



En Anjou Savennières la vid crece en las estribaciones más bajas del macizo armoricano. El suelo es pobre, está compuesto de esquisto o roca volcánica, sin piedra caliza o arcilla para retener la humedad durante el rejuvenecimiento de verano. Las precipitaciones son bajas, de solo 400 a 600 mm anuales, a pesar de la influencia del océano, que envía aire suave y húmedo a la región. Las uvas se cosechan a mano y se transportan en cajas pequeñas a la prensa. La sensibilidad de Eric realmente brilla aquí con la atención y el cuidado, un proceso de selección que hace que la madurez sea óptima, pero protege contra todo lo que está demasiado maduro. Los rendimientos de Eric van desde 20 a 30 hl / ha.



VINOS DE ERIC MORGAT

Gustativamente Fidès es un vino muy intenso que ofrece en nariz frutas amarillas, vainillas y notas de frutas exóticas. La estructura de este vino se equilibra entre la madera ensamblada y una gran untuosidad aterciopelada, reina en el vaso volumen y elegancia. Fidès de Eric Morgat es un vino generoso y bien construido, que refleja perfectamente un estilo moderno y el terroir de shistes en el que el chenin creció de forma natural. La materia densa ofrece una mineralidad agradable, aunque el final es rico y afrutado.



- Anjoy "Litus": Una parcela de 1 ha de la roca spilite "Beaulieu sur Layon", única para Anjou, que se encuentra en la cima de una colina volcánica que domina el río Layon y está situada en el lado opuesto del río Loira desde Savènnieres, donde se encuentra la excepcional exposición de las colinas. Influencia del atlántico con la suave atmósfera del mediterráneo. Con su soleada exposición y poca lluvia, este sitio es notable por su numerosa ecología de flora y fauna, ya que su paisaje es inigualable en Anjou y se asemeja más al sur de Francia que al Valle del Loira. Las vides se cultivan literalmente sobre roca sólida de spilite, tan fuerte que la primera vez en 2003. La primera cosecha que se cosechó fue en 2008. El vino tiene un ataque sensual y exótico prolongado.



- Savennières "Fides": Un conjunto de 4 de los terroirs más bellos de Savennieres, principalmente en esquisto. Existe el 0.4ha de "Roches aux Moines", una colina de esquisto verde y uno de los más grandes terroirs de Savennieres, considerado durante mucho tiempo un Cru. En el 1.3ha "The Clos Ferrard", Morgat ha plantado un "vivero" de 37 variedades antiguas de Chenin Blanc. En la trama de "La Piedra de Bécherelle" de 1 ha, Morgat revivió este excepcional esquisto de piedra arenisca, encerrado por antiguos muros derrumbados, que quedaron en barbecho durante 70 años en lo que él llama un acto de locura y descubrimiento. En el viñedo de 2ha "Enclos" (el primero que plantó) hay 3 secciones distintas en esta parcela que Morgat cosecha y vinifica por separado antes de la mezcla final. La fe recuerda la noble austeridad monástica.



CHENIN BLANC (VARIEDAD DE UVA)

La Chenin blanc (también conocida como pineau de la Loire entre otros nombres) es una uva blanca de vino del valle del Loira, Francia. Su alta acidez la hace útil para la producción de vinos espumosos y vinos de postre equilibrados, aunque puede producir vinos muy blandos y neutrales si no se controla el vigor de la vid. El sabor de sus vinos está condicionado por las características del terruño, la cosecha y los diversos métodos de vinificación.



En las áreas frías, el jugo es dulce pero muy ácido y con cuerpo. En los imprevisibles veranos del norte de Francia, la acidez de las uvas maduras se enmascara con la chaptalización con resultados poco satisfactores, aunque las uvas menos maduras se usan para vinos espumosos muy populares como el crémant de Loire. Los vinos blancos de la AOC Anjou son quizás la mejor expresión de los vinos secos de Chenin. Tienen sabores a membrillo y manzana. En la cercana AOC Vouvray se desarrollan vinos semisecos, que con la crianza desarrollan notas a miel y características florales. En las mejores cosechas, las uvas pueden dejarse en las vides para desarrollar la podredumbre noble, con la que se produce un vino de postre viscoso e intenso que puede mejorar considerablemente con la crianza.



El ampelógrafo francés Pierre Galet teorizó que la Chenin blanc se había originado en la región de Anjou en el siglo IX y, desde ahí, se extendió a Turena a finales del siglo XV. En 1999 el análisis de ADN demostró que la Chenin blanc tiene una relación filial con la uva del Jura savagnin. Además, la evidencia de ADN demuestra que la Chenin blanc es medio-hermana de la trousseau y de la sauvignon blanc (ambas con una relación filial con la savagnin) lo que sugiere que la Chenin blanc es la descendencia y que la savagnin es la variedad padre. Aunque la Chenin es medio-hermana de la sauvignon blanc, la uva tiene una relación tía/sobrina con la variedad de Burdeos llamada cabernet sauvignon, que es descendiente de la sauvignon blanc y de la cabernet franc.



Otras investigaciones del ADN demostrar que un cruce entre la Chenin y uva huna gouais blanc produjo algunas variedades, entre las cuales están la Balzac blanc, la colombard y la Meslier-saint-François. En Sudáfrica, la uva fue cruzada con la uva italiana de vino trebbiano para producir la weldra y la chenel. A lo largo de los aós, la Chenin blanc se ha confudido frecuentemente con otras variedades con las que no mantiene una relación genética cercana. Entre estas está la uva portuguesa verdelho, que crece en Madeira y en las Azores, así como la uva española albillo, que fue confundida con la Chenin blanc en Australia.



La uva Chenin blanc brota pronto y madura de forma media o tardía en lo que respecta al tiempo de la cosecha. No obstante, en los años cálidos, el equilibrio entre el clima marginal del Loira y el calor necesario para que la uva alcance su madurez total da a la uva el potencial de producir vinos con cierta profunidad, profundidad y finura. La edad de la vid puede influir en la calidad del vino. Las vides más antiguas producen rendimientos bajos de forma natural. Cuando la uva es infectada con la pudrición noble, también disminuyen los rendimientos y se intesifican ciertos sabores. En estos casos el vino desarrollan menos aromas florales pero añade notas más profundas y con más facetas.



La calidad del vino de Chenin blanc está ligada al cuidado del viñedo. Si las uvas son cosechadas muy pronto, antes de que estén maduras, la gran acidez del vino resultante (según el experto Oz Clarke) "uno de los vinos más desagradables posibles". Si las uvas son cosechadas en vides que han dado rendimientos muy altos, las uvas no retendrán las notas características de la variedad Chenin blanc. En la actualidad, se han desarrollado nuevas variedades clínicas que retrasan la brotación y que incrementan el desarrollo de azúcar de las uvas durante la fase de maduración. Seis de estos nuevos clones han sido aprobados por el gobierno francés.​ La vid crece de forma semi-recta y tiene hojas con de 3 a 5 lóbulos. Tiende a tener brotaciones tempranas, y produce racimos cónicos de uvas amarillo-verdosas de maduración tardía.​ Las uvas tienen 16 mm de largo por 14,2 mm de ancho, con un peso medio de 1,79 g.



El clima de la región determina si la Chenin blanc se va a vinificar sobre todo de forma seca o dulce, mientras que el terruño suele influir en el estilo del vino.​ Los suelos arcillosos, combinados con el clima correcto, son favorables al desarrollo de vinos de postre pesados y botrizados que necesitan un tiempo de crianza y maduración. Los suelos con buen drenaje y con poca materia orgánica, donde predomina la arena, tienden a producir vinos más ligeros que maduran más deprisa. La Chenin blanc plantada en terruños con una gran cantidad de sílex producen vinos con notas minerales distintivas, mientras que los terruños con mucha caliza producen vinos más ácidos. En Vouvray el terruño es sobre todo árgilo-calcáreos o arcillosos y calcáreos, y producen vinos redondos con acidez y peso. En los terruños de esquisto, la Chenin blanc madura más temprano que en los terruños arcillosos. Entre los riesgos viticulturales, la Chenin es susceptible de sufrir botritis en condiciones poco adecuadas. También puede suponer un riesgo en su cultivo la helada de primavera, el míldiu y enfermedades fúngicas que afectan a la estructura de la uva. Algunos de esos riesgos pueden resolverse con el manejo integrado de plagas y con la selección de plantones.



En el Loira, las regulaciones francesas indican que los rendimientos se deben mantener por debajo de las 40-50 hl/ha. En estos niveles, los monovarietales de Chenin blanc tienen unos característicos aromas florales y amermelados. Cuando la uva es cosechada con rendimientos altos, como es el caso del Valle Central de California, donde se cosecha un promedio de 175 hl/ha, los sabores del vino de Chenin son más blandos y neutrales.​ La vid es una variedad naturalmente vigorosa y propoensa a desarrollar muchos brotes si no se controlan sus rendimientos. En algunos los suelos fértiles, como los de algunas partes de Sudáfrica, la Chenin blanc puede producir 240 hl/ha. Para controlar los rendimientos, los productores seleccionan esquejes de las vides Chenin menos vigorosas, como la vitis riparia o la vitis rupestris. Durante la estación de crecimiento, también se realiza la cosecha en verde, en el que se quita el exceso de racimos.

La prioridad de los productores es que la Chenin blanc madure de forma óptima, con un equilibro entre la acidez y el nivel de azúcar. Muchos agricultores (como los del valle del Loira) cosechan las uvas en varias fases sucesivas a lo largo de los viñedos. Durante estas fases solo se cosechan los racimos más maduros o las uvas más maduras a mano. Se hace seis veces a lo largo de cuatro a seis semanas. Para la producción de vinos dulces botrizados, los cosechadores toman las uvas que tienen la cantidad necesaria de pudrición noble. La pudrición noble no tiene lugar en los años cálidos y secos. En esos casos, los cosechadores dejan las uvas más maduras en la vid hasta que se arruguen (passerillé) y sean afectadas posteriormente por la pudrición noble. En las áreas que experimentan gran variación entre las añadas, los productores pueden optar por hacer vinos distintos en función de la cosecha. Algunos productores de Vouvray hacen seis pasadas para cosechar y destinan las uvas de las primeras pasadas por el viñedo para hacer vinos espumosos y secos, mientras que emplean las uvas recogidas después para la producción de vinos dulces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario