miércoles, 11 de marzo de 2020

Cata Bodegas Familiares - Rioja al Desnudo Riojaforum


  
CATA BODEGAS FAMILIARES - RIOJA AL DENSUDO RIOJAFORUM

"Bodegas Familiares de Rioja" nos invito a una espectacular cata de 110 vinos, de 36 bodegas, y con 20 temáticas distintas, cuyo objetivo era mostrar la extraordinaria diversidad de esta región vitícola. Cada catador podía elegir cuáles quería probar, a su aire, sin intermediarios y comparando unos con otros. Por otra parte en la zona de exposiciones y entrada principal del Palacio de Congresos de La Rioja (Riojaforum), nos esperaban amablemente los bodegueros, con todas sus referencias, para poder comentar la experiencia de estas joyas vitivinícolas, de una manera más amena, cercana y sosegada.


Desde mi punto de vista personal  lo bonito de esta cata fue la posibilidad de poder probar todos estos vinos al mismo tiempo.  Consiguiendo apreciar las diferencias que presentan las diferentes zonas, variedades, proyectos, elaboradores, etc.  Pudiendo apreciar que el vino en realidad es  una expresión liquida del  lugar del  que  procede.  Las diferentes  variedades, climas y suelos, nos dan una diversidad de  frescuras, texturas, aromas,  características que los elaboradores consiguen expresar de forma personal en sus vinos.


Las catas tematizadas constaban de una remesa  de entre 6 y 8 vinos de cata tema: 1. Nuevos productores ; 2. Garnachas de Rioja Baja; 3. Garnachas del Najerilla;  4. Garnachas de la Sonsierra y los Obarenes; 5. Tempranillos del Iregua y del Leza; 6. Tempranillos de La Rioja; 7. Tempranillos de la Sonsierra; 8. Viñedos singulares; 9. Riojas de pueblo; 10. Vinos de viñedos centenarios; 11. Graciano; 12. Maturana Tinta y Mazuelo; 13. Rosados; 14. Nuestros blancos; 15. De tempranillo blanco; 16. Más allá de la madera; 17. Vinos ecológicos; 18. Vinos de maceración carbónica; 19. Vinos de reserva; 20. Vinos de gran reserva.


En la actualidad la "Asociación de Sumilleres de Rioja" también invita a incorporarse a nuevos miembros (Teléfono 941 23 75 20 / www.sumilleresrioja.com) como forma de concienciación profesional y compromiso con las labores que se ejercen en los distintos puestos de trabajo, en relación al vino y la gastronomía. Entre sus objetivos destaca trabajar en favor de la cultura del vino en La Rioja, promocionar y vender los vinos, favoreciendo la formación constante de sus miembros, promover cursos: de formación vinícola, análisis sensorial, de protocolo y servicio del vino, perfeccionar el servicio de sala, ofrecer labores de consultoría y prescripción, realización de actividades periódicas como visitas a bodegas y zonas vinícolas, presentaciones de vinos, etc.

CATA: NUEVOS PRODUCTORES Y PROYECTOS

Si de algo estamos orgullosos en las bodegas familiares es que tenemos renovación generacional. Nuevas propuestas y nuevas ideas de jóvenes y nuevos elaboradores que están dando una vuelta a los conceptos tradicionales, en ocasiones mirando hacia el pasado, y más clásicos de la región vitícola.


1. Abaris Blanco 2018. Bodega: Abeica (Abalos). Variedades: 100% viura. Ricardo Fernández forma parte dé la nueva generación de Bodegas Abeica. Abaris viene etiquetado como vino de municipio y es una selección de viejos viñedos de viura (44 años) que el joven enólogo fermenta y cría con sus lías finas durante cinco meses en barricas de roble francés.


2. Stelvio Tinto 2017. Bodega: Mazuela (Cenicero). Variedades: 100% tempranillo. Jesús Manuel García, con amplia experiencia en el sector, ha puesto en marcha un proyecto personal con viñedos familiares: Bodegas Mazuela. Stelvio es un vino de viejos viñedos (55 años) en vaso y en altitud (650 metros) de Hormilla, que se desgrana a mano en un 70% y se cría 14 meses en roble francés.


3. Eguíluz Reserva 2013. Bodega: Bodegas y Viñedos Eguíluz (Abalos). Variedades: 100% tempranillo. Israel Eguíluz decidió, tras estudiar ingeniería industrial, incorporarse a la bodega familiar para elaborar los vinos. Eguíluz Reserva es un vino ‘atípico’, ya que, pese a su largo recorrido en el tiempo, Israel lo elabora de forma artesanal por maceración carbónica y luego lo cría durante 18 meses en barricas de roble americano y francés.


4. Prodigus Venit 2015. Bodega: El Vino Pródigo. (San Vicente de la Sonsierra). Variedades: 100% tempranillo. Si algo tiene Pedro Peciña, pese a su juventud, es experiencia. El Vino Prodigo comenzó con la elaboración del vino de un viñedo heredado de su madre y va sumando referencias. Prodigus Venit es un parcelario que procede El Bullón, una pequeña viña de 85 años para un vino que Pedro trabaja artesanalmente, ‘sin enología’ ni ‘tecnología'.


5. Pretium Viñedos Centenarios 2017. Bodega: Pretium (Cuzcurrita). Variedades: 95% tempranillo y 5% otras. Berta Valgañón se ‘rebeló’ y se negó a que las uvas de viñedos más que centenarios que cultivaba su padre acabaran en una cooperativa y puso en marcha su propia bodega. Pretium procede de un viñedo,
'El Carasol’, que cultiva la viticultora con agricultura ecológica y biodinámica, con una producción de apenas 10.000 botellas.


6. Baskunes 2014. Bodega: Cupani/Heredad de San Andrés (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: tempranillo 100%. El joven Miguel Eguíluz elabora los vinos de una de las familias que mejor trabaja la viticultura en San Vicente. Baskunes es un vino de un viñedo de la Finca Mojón, de Labastida, a 580 metros de altitud, con una producción de 2082 botellas, con corpulencia y estructura que se cría durante 24 meses en barrica nueva de roble francés.


7. Cuevas de Lecea 2015. Bodega: Lecea (San Asensio). Variedades: tempranillo 100%. Jorge Lecea, la nueva generación de Bodegas Lecea, elabora este vino de los viñedos más emblemáticos de pequeñas parcelas de la familia, con selección tanto en campo como en bodega. El vino se cría en las cuevas del siglo la bodega en barricas de roble francés a una temperatura de 13 grados.

  
8. A Veredas Blanco 2017. Bodega: Nestares Eguizábal (Galilea). Variedades: 50% chardonnay y 50% sauvignon blanc. A Veredas Blanco es un vino muy personal y rompedor que la joven Lucía Eguizábal, nueva generación de la bodega, obtiene de un viñedo de la familia en altitud (650 metros) de bajo rendimiento y que elabora tras una fermentación y crianza parcial en roble francés y americano y en hormigón. Un vino fresco y de gran personalidad.

  
CATA: VIÑEDOS SINGULARES

Vinos procedentes de los primeros viñedos reconocidos como singulares por el Ministerio de Agricultura: la nueva apuesta por los terruños con personalidad y singularidad acreditada de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja.


1. Finca La Emperatriz Gran Vino Blanco 2016. Bodega: Viñedos Hermanos Hernáiz/ Finca La Emperatriz (Baños de Rioja). Variedades: 100% viura. Selección de las viuras más antiguas de Finca la Emperatriz, plantaciones en vaso de entre 50 y 65 años para un vino que con la añada 2017 vendrá etiquetado como vino de Viñedo Singular El vino combina una crianza mixta en barricas de roble francés y depósito de hormigón.


2. Vado de la Reina 2017. Bodega: David Moreno (Hadarán) Variedades: 100% garnacha. Vino de un viñedo reconocido como singular de más de 80 años de antigüedad en el Alto Najerilla. Es un varietal de las históricas garnachas de la zona, que se ha criado durante siete meses en roble francés. Una explosión frutal elaborada por las mujeres, la nueva generación, de la familia Moreno.


3. Cerro La Isa 2017. Bodega: Juan Carlos Sancha (Baños de Río Tobía), Variedades: 100% garnacha. Vino procedente de un viñedo singular plantado en 1906 en el Alto Najerilla. Cultivado en viticultura ecológica y criado durante 18 meses en roble francés, procede de una pequeña parcela con rendimientos de 2.500 kilos por hectárea y una producción de apenas 600 botellas.


4. El Sueño de Amado 2018. Bodega: Ilurce (Alfaro). Variedades: 100% garnacha. Vino de un viñedo centenario plantado en 1916 por Amador y Julia, abuelos de la actual generación de Bodegas ilurce. Procede una finca, Cabezarroyo, de 4,5 hectáreas situadas en las laderas del monte Verga, a 600 metros de altitud sobre un suelo pedregoso y de secano riguroso.


5. Gran Vino Finca La Emperatriz Tinto 2016. Bodega: Viñedos Hermanos Hernáiz/ Finca La Emperatriz (Baños de Rioja). Variedades: 70% tempranillo, 28% garnacha y 2% de viura. Nueva propuesta de Finca La Emperatriz, con un ensamblaje de sus viñedos más viejos (más de 60 años). Un vino, etiquetado como reserva y marcado por un terruño singular y extremo, tanto por el clima frío como por el suelo de cascajo característico de la finca.


CATA: VINOS DE VIÑEDOS CENTENARIOS

Hay numerosos ejemplos de vinos de viñedos centenarios agrupados en otras catas, pero hemos guardado unos pocos en un apartado especial para seguir recorriendo diferentes zonas de la región vitícola: dos tintos y dos blancos de diferentes perfiles y comarcas de muy viejos viñedos.


1. Viña Ane Centenaria Blanco 2018. Bodega: Monge Garbati/Viña Ane. (San Vicente de la Sonsierra). Variedades: Viura (40%), malvasía (25%), chardonnay (7%), sauvignon (7%), torrontés (5%), garnacha (4%), verdejo (4%), tempranillo blanco (4%) y maturana blanca (4%). Vino procedente de un viñedo centenario de San Vicente, con un compendio varietal de todas las uvas autorizadas en Rioja, aunque con la viura v la malvasía como dominantes. Este vino único fermenta en barrica V permanece tres meses en barrica francesa antes de su embotellado. Muy sorprendente en nariz y en boca.


2. Pretium Blanco Viñedos Centenarios 2017. Bodegas: Pretium Viñedos Centenarios (Cuzcurrita). Variedades: 75% viura 25% malvasía de Rioja. Vino de dos parcelas de más de cien años cultivados en agricultura ecológica y biodinámica. Son dos viñedos de suelos muy pobres, orientados al sur en la zona más fría de Rioja. Es una producción limitada (1.860 botellas) de un vino muy delicado que fermenta en roble francés de 500 litros y se cría 11 meses en barrica.


3. Anthos 2006. Bodegas: Anthos (Ventosa). Variedades: 90% tempranillo y 10% graciano. Vino procedente de una selección de viñedos de La Rioja Alta plantados entre 1905 y 1920. Es un vino de gran cuerpo, estructura y personalidad, con una crianza amplia de 26 meses y largo tiempo de afinado en botella antes de su comercialización. Un gran vino de guarda y largo recorrido por delante.


4. La Pacha 2018. Bodegas: Teodoro Ruiz Monge (San Vicente). Variedades: Tempranillo, garnacha, mazuelo, torrontes, viura y malvasía. Vino de una de las escasísimas plantaciones pre filoxéricas que quedan en Rioja, en las faldas del Toloño. José Luis Ruiz Bañares rinde homenaje con este vino a su abuela. Lo elabora siguiendo el tradicional método de maceración carbónica con las uvas, tintas y blancas, del propio viñedo. Fermenta y se cría levemente en roble francés.


5. Delicia de Baco 2015. Bodegas: Señorío de Villarrica (Hervías) Variedades: 100% tempranillo. Vino procedente de una selección de viñedos centenarios de San Asensio propiedad de la familia. Es un vino intenso y con estructura que combina la fruta con las notas de madera tras su fermentación en tinas de roble francés de 2.000 litros y su crianza en barricas nuevas de roble francés.


CATA: TEMPRANILLOS DEL IREGUA Y DEL LEZA

Supera la tradicional división administrativa de Rioja. Vinos de viñedos arraigados a las comarcas del Iregua, en las laderas del Camero Nuevo, y del Leza, en las laderas del Camero Viejo, zonas intermedias de la denominación de origen, donde el tempranillo, con un frescura particular, se asienta de forma espectacular.


1. Beautiful Things de Paco Garcia 2015. Bodega: Paco García. (Murillo de Río Leza). Variedades: Tempranillo y graciano. Vino de finca, La Dehesa, un viejo viñedo plantado en 1943 por el abuelo de Juan Bautista García en Murillo, con tempranillo y graciano como variedades protagonistas. Una ‘cosa bonita' que se cría entre 15 y 18 meses en barricas nuevas de roble francés.


2. El Tejar 2015. Bodega: Finca de los Arandillos (Entrena) Variedades: Tempranillo 100%. Vino de finca, El Tejar, en las faldas de la Sierra de Moncaivillo, marcado por te altitud y frescura de la zona y por un suelo arenoso con alto contenido calcáreo y orientación sur. El vino fermenta en barrica, alcohólica y malolactica, y se cría durante 14 meses antes de su embotellado.


3. Hacienda Grimón Crianza 2017. Bodega: Hacienda Grimón (Ventas Blancas). Variedades: Tempranillo, garnacha y graciano. Vino marcado por la altura de los viñedos en las faldas del Camero Viejo (Lagunilla y Santa Engracia de Jubera). Sobre una altitud media de 650 metros. Es una base de tempranillo, con aportes de garnacha y de graciano que varían en función de las características de la añada.


4. Segares Gran Reserva 2008. Bodega: Nestares Eguizábal (Galilea) Variedades: Tempranillo 100%. Producción limitada (3.000 botellas) para un vino de finca, la Zapatera, a 530 metros de altitud de un viñedo plantado en 1983. Fresco y profundo, con una amplia crianza en barrica (24 meses) y largo afinamiento en botella (72 meses), es un vino de larga guarda y recorrido.


CATA: GRACIANO

El graciano ha convivido históricamente con la tempranillo como aporte y estructura de acidez para ayudar en el envejecimiento. Como varietal ofrece vinos con personalidad y rotundidad casi única. Precisa un cultivo y elaboración muy cuidadosa para apaciguar a la 1indomable'y es una variedad con gran futuro ante el cambio climático.


1. Magister Bibendi Reserva 2012. Bodegas: Navarrsotillo (Calahorra) Variedades: 100% graciano. Vino de viñedos seleccionados, cultivados en agricultura ecológica, de más de veinte años de edad de la variedad graciano. La cosecha se realiza en los estadios finales de la vendimia y el vino se cría durante doce meses en barricas de roble francés y americano, aunque se afina también durante largo tiempo en botella.


2. Desvelo Graciano 2016. Bodega: Hacienda Grimón (Ventas Blancas). Variedades: 100% graciano. Este vino es el resultado del escurrido de la oruja durante la noche (lágrima o esencia del vino) antes del prensado y metido en barrica nueva para que realice la segunda fermentación (maloláctica). Varietal de una zona fría y de viñedos en altura, que transmite al vino una frescura y un carácter especial.


3. Insolente Graciano 2018. Bodega D. Mateos (Aldeanueva de Ebro). Variedad 100% graciano. Insolente forma parte de una colección de varietales de Bodegas D. Mateos, con un carácter más fresco y atrevido. El e viñedos de 20 años de edad, se cría ligeramente durante cinco meses en barricas de roble francés nuevas y equilibra muy bien la acidez natural de la variedad con unos taninos dulces y agradables.


4. Oiasso Tinto Orgánico Graciano 2015. Bodega: Bagordi (Andosilla, Navarra) Variedades: 100% graciano. Oiasso se elabora únicamente en añadas determinadas, de una selección de los viñedos más viejos y ecológicos de la casa. Es un vino intenso y sorprendente, de gran expresividad y complejidad que se cría durante 10 meses nuevas de roble francés c tostados. Un vino de largo recorrido.


5. Sintauto 2017 Bodega: Ilurce (Alfaro). Variedades: 100% graciano. Vino procedente de los viñedos más viejos de esta variedad de la familia (25 años). Después de su elaboración Sé cría durante doce meses en barricas seleccionadas de roble francés y durante un tiempo en botella. Es un vino con una personalidad muy definida, que no deja indiferente a nadie.


CATA: MATURANA TINTA Y MAZUELO

La maturana tinta es una variedad histórica rescatada en un extraordinario trabajo de catalogación y recuperación de uvas autóctonas. Potente, intensa y muy equilibrada, es una casta extraordinaria como complemento del tempranillo, que también vinificamos como varietal. La mazuelo es una uva histórica en Rioja. Habitual complemento para los grandes vinos de guarda, muy pocos vinos se pueden encontrar como varietales.


1. Arizcuren Solomazuelo 2016. Bodega: Arizcuren Bodega y Viñedos (Quel). Variedades: Mazuelo 100%. Vino procedente de un viñedo en vaso plantado a 550 metros de altitud en la Sierra de Verga con rendimientos de producción de 4.500 kilos por hectárea. El mazuelo se muestra aquí como varietal en su más pura expresión y singularidad con una elaboración que intenta respetar al máximo las características del vino.


2. Ad Libitum Maturana Tinta 2018. Bodega: Juan Carlos Sancha. Variedades: 100% maturana tinta. Procede de un viñedo ecológico plantado a 565 metros de altitud en Baños de río Tobía con rendimientos medios de 5.000 kilos por hectárea. Varietal de maturana tinta, una uva histórica de Rioja recuperada y reconocida a partir del año 2009, se cría 11 meses en barricas de roble francés de 500 litros. Un Rioja diferente con intensidad y refrescante.


3. Ijalba Maturana Tinta 2017. Bodega: Viña Ijalba (Logroño). Variedades: 100% maturana tinta. Vino de viticultura ecológica de un viñedo de Viilamediana, en la zona intermedia de Rioja. Fue el primer varietal en salir al mercado de maturana tinta. El vino se elabora en tinas de roble francés, mientras que hace la fermentación maloláctica con sus lías y crianza durante unos diez meses en barricas de roble francés.


4. Nada que Ver 2014. Bodega: Martínez Alesanco (Badarán) Variedades: 100% maturana tinta. Vino de finca. `El Hombó´, en Badarán plantada sobre un suelo arcillo-calcáreo a 700 metros de altitud. Un vino original como su propio nombre indica, con gran intensidad frutal y boca voluminosa, afrutada y mineral. Fermenta y macera en barricas de 225 litros y luego se en barricas de roble americano y europeos.


CATA: VINOS ECOLÓGICOS

Nuestras bodegas fueron pioneras en la certificación de los viñedos en la producción ¡¿rica Aunque varios de los vinos agrupados en otras catas están también certificados, en este grupo incluimos algunos vinos de esos pioneros de la agricultura teológica en Rioja.

1. Usua de Bagordi Blanco Fermentado en Barrica 2018. Bodega: Bagordi (Andosilla). Variedades: 50% garnacha blanca y 50% sauvignon blanc. Coupage de garnacha blanca y sauvignon blanc,  que se vendimian por separado de forma nocturna y con más de 15 días de diferencia. El vino fermenta en barricas de roble francés nuevo de 225 y 500 litros y se cría con sus lías durante seis meses.

2. Ijalba Cuvée 2017. Bodega: Viña Ijalba (Logroño). Variedades: 70% tempranillo, 20% graciano y 10% maturana tinta. Tempranillos de San Vicente ensamblados con graciano y maturana tinta de Logroño. Fermenta en barricas nuevas de roble francés, donde se cría durante 10 meses. Vino untuoso y muy expresivo con un interesantísimo aporte de las dos variedades minoritarias.

3. Martínez Alesanco ECO 2015. Bodega: Martínez Alesanco (Hadarán) Variedades: Tempranillo y garnacha tinta. Procedente de diferentes parcelas de Badarán de hasta 80 años de edad y de cultivo ecológico. Es un vino fresco e intenso en el que el tempranillo y la garnacha se ensamblan para sumar y que se cría durante doce meses en barricas nuevas de roble francés.

4. Castillo de Mendoza Autor Ecológico 2016. Bodega: Castillo de Mendoza (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: 100% tempranillo. Vino de los mejores viñedos de tempranillo ecológicos de la propiedad, vendimiados a mano y seleccionados en bodega. El Conjuro hace la fermentación maloláctica en barricas de roble francés, donde se cría durante 20 meses y un mínimo de 12 meses en botella.

5. El Conjuro Tinto Ecológico 2016. Bodega: Finca de los Arandinos (Entrena) Variedades: 90% tempranillo y 10% garnacha. Vino de cultivo ecológico de viejos viñedos en vaso de hasta 85 años de edad en las faldas de la sierra de Moncalvillo. El vino hace tanto la fermentación alcohólica como maloláctica en barricas de roble francés, donde se cría durante 16 meses.

6. Magister Bibendi  Tempranillo Crianza 2016. Bodega: Navarrsotillo (Calahorra). Variedades: 100% tempranillo. Vino fruto de un esmerado trabajo de selección de uvas certificadas de agricultura ecológica y un paciente envejecimiento en barricas de roble americano y francés. Es equilibrado sabroso, que ensambla la fruta roja del tempranito con las notas de madera.


CATA: VINOS DE RESERVA

La reserva, en su acepción original, es la partida de vinos reservada por el propio productor/elaborador dadas sus características especiales. Estén más tiempo en barrica y botella para garantizar una longevidad de consumo. Suponen la tradición bien entendida por las bodegas familiares.

1. Lecea Reserva 2014. Bodegas: Lecea (San Asensio). Variedades: 90% tempranillo, 10% mazuelo. Elaborado con una selección de viñedos vendimiados a mano de más de 30 años de San Asensio y el entorno. El vino se cría en barricas de roble francés y americano durante 24 meses y se afina durante al menos otros 12 meses en botella antes de salir al mércalo.

2. Leza García Reserva 2015. Bodegas: Leza García (Uruñuela) Variedades: 90% tempranillo, 10% garnacha. Vino de finca, La Ballesta, en el paraje de Valpierre en la localidad de Hormilla, plantado a 640 metros de altitud. Se cría 24 meses en barricas mixtas americanas y francesas y se afina al menos otros doce meses en botella. Vino con carácter que respeta, la tradición de Rioja elaborado con uvas seleccionadas y especiales de viñedos de los municipios de laguardia y lapuebla de Labarca. Las tres variedades de uvas fermentan juntas y el vino se cría durante 18 meses en barricas nuevas antes de su embotellado.

4. Castillo de Mendoza 1ª Cosecha. Reserva 1994. Bodega: Castillo de Mendoza. (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: Tempranillo 100%. Sorprendente vino, cuyas uvas fueron recolectadas hace más de 25 años en la que fue la primera vendimia realizada por Castillo de Mendoza. Es una selección de tempranillo de sus mejores viñedos que se crió durante 24 meses en barricas de roble francés.

5. Perica. Oro Reserva Especial 2011. Bodegas: Perica (San Asensio) Variedades: 95% tempranillo y 5% graciano. Selección de algunos de los mejores viñedos de la familia de más de 60 años de edad. Fermentación en tinas de madera y fermentación maloláctica y crianza en barricas nuevas de roble francés durante más de 24 meses, más otros 18 meses de afinamiento en botella.

6. Señorío de Villarrica. Reserva 2015. Bodega: Señorío de Villarrica (Hervías). Variedades: 100% tempranillo. Vino procedente de un viñedo casi centenario, de la Finca el Carrizo plantada en 1926 en San Asensio. Vendimia manual, seleccionada en campo y en bodega con una crianza de 24 meses en roble francés nuevo afinada otros 12 meses en botella.

7. Ramírez de la Piscina Selección 2015. Bodega: Ramírez de la Piscina (San Vicente). Variedades: 100% tempranillo. Selección de uvas y viñedos de tempranilla propiedad de la familia en las localidades de San Vicente y de Ábalos. Se cría durante 18 meses en barricas de roble americano y francés y permanece al menos otros 18 meses en botella antes de salir al mercado.

CATA: VINOS DE GRAN RESERVA

El mismo concepto de la reserva, con la selección de los mejores viñedos y depósitos, se alcanza con esta colección de grandes reservas en los que el tiempo es muy relativo. Son vinos complejos, elegantes y de larga guarda. Clásicos de Rioja, que también elaboramos en las bodegas familiares. 

1. Viña Olagosa Gran Reserva 2009. Bodega: Perica (San Asensio). Variedades: Tempranillo (90%), garnacha (5%) y máznelo (5%) y graciano. Selección de viñedos y racimos de dos fincas de San Asensio y Rodezno, en La Rioja Alta. El vino fermenta en tinas de roble francés de 6.500 litros y luego se cría durante 28 meses en barricas nuevas de roble francés y del este europeo y durante al menos 36 meses en botella antes de salir al mercado.

2. Vallemayor Gran Reserva 2010. Bodega: Vallemayor (Fuenmayor) Variedades: Tempranillo (80%), máznelo (10%) y graciano (10%). Vino clásico de Rioja procedente de una de las mejores cosechas del siglo XXI. Es un vino de sólida estructura y de gran equilibrio que pide su tiempo para disfrutarlo tras un larga crianza en roble nuevo principalmente francés y botella. El final es largo y elegante con un intenso retrogusto de bayas rojas. 

3. Magister Bibendi Gran Reserva 2007. Bodega: Navarrsotillo (Calahorra). Variedades: Tempranillo y garnacha. Vino ecológico concebido desde su cultivo, con una selección de viñedos y racimos, para la elaboración de un gran clásico de Rioja, con una larga crianza en barricas de roble de 24 meses y un posterior afinamiento en botella durante el menos tres años de salir al mercado.

4. Santa Maria de la Piscina Gran Reserva 2013. Bodega: Ramírez de la Piscina (San Vicente) Variedades: Tempranillo 100%. Vino vendimiado a mano y seleccionado de viejos viñedos de tempranillo de más de 35 años de edad propiedad de la familia en San Vicente y Ábalos. El vino hace la malolactica en depósitos de hormigón y comienza una larga crianza de 24 meses en barricas de roble americano y francés y de al menos 36 meses en botella.

5. Eduardo Garrido Gran Reserva 2011. Bodega: Eduardo Garrido (Abalos) Variedades: 90% tempranillo y 10% garnacha y graciano. Vino que ensambla tempranillo de Ábalos de más de 50 años con un pequeño aporte de garnacha de Rioja Baja de más de 60 años y de graciano seleccionado de viñas de más de 25 años. El vino estuvo 24 meses en barrica con trasiegas periódicas y at menos 36 meses de afinamiento en botella.


CATA: VINOS DE MACERACIÓN CARBÓNICA

La maceración carbónica es una elaboración tradicional de uvas enteras. Vinos de 'trago largo', repletos de fruta y en los que la viña lo es todo. Por supuesto de la Sonsierra, pero también de Tudelilla, en La Rioja Baja, donde la carbónica es igualmente una técnica ancestral.

1. Longrande Reserva 2014. Bodega: Abeica (Abalos). Variedades: 100% tempranillo. Bodegas Abeica, junto con unas pocas en la comarca, 'desafía' algunos manuales de enología al elaborar todos sus vinos por el método de maceración carbónica, incluido el Longrande Reserva, que cría durante 26 meses en barricas de roble americano y que solo embotella en añadas especiales.

2. Corazón de Lago 2019. Bodega: Lecea (San Asensio). Variedades: 100% tempranillo. Elaborado de uvas seleccionadas de viñedos de más de 25 años de forma absolutamente artesanal. La uva se deposita en el lagar y pasados unos 15 días se pisa como hace cien años para acabar el proceso en el prensado del trujal de mano. De los 20.000 kilos de uva del lago se obtienen unas 4.000 botellas del vino corazón.

3. Eguíluz Joven 2019. Bodega Bodegas y Viñedos Eguíluz (Ábalos). Variedades: 85% tempranillo, 10% viura y 5% garnacha. Vendimia manual de viñedos limonados para un vino elaborado con uva entera en lagos de hormigón descubiertos. La familia Eguíluz realiza el tradicional pisado de la uva y utiliza para este vino la mejor parte del lago, el vino de repiso o corazón.

4. González Puras Maceración Carbónica 2019. Bodega: González Pitras (San Asensio) Variedades: 100% tempraniilo. Vino de maceración carbónica de esta bodega familiar de San Asensio ubicada en el histórico barrio de bodegas de la localidad; Un vino fresco, sin abusos extractivos, de trago largo, fácil de beber, con sabor muy agradable y aromas a frutos negros y regaliz.

5. Ortega Ezquerro Vino de Tudelilla 2019. Bodega: Ortega Ezquerro (Tudelilla) Variedades: 90% tempraniilo y 10% viura. Ortega Ezquerro recuperó la maceración carbónica para este vino porque así elaboraban sus antepasados en Tudelilla.  El vino, procedente de varias parcelas de viñedos, viene etiquetado y trazado como Vino de Pueblo de Tudelilla. Es la expresión frutal del tempranillo. Fruta, fruta y fruta.


CATA: GARNACHAS DEL NARJERILLA

Si hay zona emergente en Rioja en la actualidad, ésa es el Alto Najerilla. Su seña de identidad son pequeños viñedos de viejas garnachas, en varios casos centenarias, con una frescura y una tipicidad muy características que dan tugara vinos frescos, golosos y con personalidad de zona.

1. Egoiste 2018. Bodega: JER (Huércanos). Variedades: Garnacha 100%. Expresión varietal de la garnacha del Najerilla, con uvas de viñedos de más de 40 años cultivados a 600 metros de altitud en la cuenca del Najerilla. El vino no toca la madera, sino que tras su fermentación se estabiliza durante cuatro meses en depósitos de acero antes de su embotellado.

2. Thaler de Plata 2015. Bodega: JER (Huércanos). Variedades: Garnacha 100%. Vino de viejas garnachas centenarias a 545 metros de altitud en la cuenca del río Najerilla. Fermenta en depósito de acero inoxidable y hace la maloláctica en barricas nuevas, donde se cría durante seis meses. Después de tres meses en depósito se embotella y se afina en botella antes de salir al mercado.

3. Martínez Alesanco Garnacha Tinta 2016. Bodega: Martínez Alesanco (Hadarán) Variedades: Garnacha 100%. Vino de parcela, Valdepozos, a 700 metros de altitud en el Alto Najerilla. Procede un viñedo centenario (1905) para un vino de alta intensidad que cría en barricas de roble francés envinadas con blanco y el potencial de la variedad zonas altas, frescas y límites de cultivo.

4. Peña El Gato 2018. Bodega: Juan Carlos Sancha (Baños de Rio Tobia). Variedades: Garnacha 100%. Vino de viticultura ecológica de un viñedo centenario (1917) plantado a 650 metros de altitud sobre suelos muy pobres, poco profundos y de carácter arcillo-calcáreo. Criado durante 11 meses en barricas francesas de 500 litros, es un vino intenso marcado por la frescura de un clima de grandes amplitudes térmicas.

5. Livius Garnacha 2013. Bodega: Alvia (Ventosa). Variedades: Garnacha 100%. Elaborado de viejas garnachas plantadas entre 1915 y 1940 de muy bajo rendimiento. Livius, de la añada 2013, pone en cuestión las supuestas limitaciones oxidativas atribuidas a la variedad. El vino se cría un mínimo de 16 meses 01 barricas de roble francés, húngaro y .americano antes de su embotellado.


CATA: GARNACHAS DE LA SONSIERRA Y LOS OBARENES

Completa la visión de la garnacha riojana con su resultado en dos de las zonas más frescas de la denominación. Vinos de producciones limitadas con cultivados y elaborados con mucho mimo y cuidado en la bodega. Descubre garnacha en toda su versatilidad territorial.

l. Pretium Garnacha 2016. Bodega: Pretium Viñedos Centenarios (Cuzcurrita). Variedades: Garnacha 100%. Varietal de garnacha centenaria (1901) de un viñedo de la zona más fría de Rioja y una limitadísima producción (300 botellas), que solo se elabora en algunas añadas cuando lo permite la irregular floración, muy influida por la climatología. Se vendimia en noviembre y se cría en tinaja de barro.

2. Cupani Garnacha 2016. Bodega: Cupani/Heredad San Andrés (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: Garnacha 100%. Vino de un viñedo centenario de una finca, San Prudencio, situada a 542 metros de altitud. Es una producción limitadísima de un pequeño majuelo Pus la familia Eguíluz mima al extremo Para evitar la rotura de los brazos de las viejas cepas. El vino se cría 13 meses en madera usada de roble francés.

3. Tóbelos Garnacha 2016. Bodega: Tóbelos (firmas) Variedades: Garnacha 100%. Vino procedente de tres viejos viñedos de Briñas. Labastida y Rivas de Tereso en la parte occidental de la Sonsierra. El vino se cría en huevo de hormigón y en barricas de segundo año de 500 litros. Es un varietal de zona fresca, que da lugar a un vino elegante, delicado y largo que se elabora solo en algunas añadas.


CATA: GARNACHAS DE RIOJA BAJA

Zapatero a tus zapatos. La garnacha ha sido la variedad que ha acompañado históricamente a estos suelos rústicos de La Rioja Baja. Los vinos proceden de viñedos en altura, en las laderas de la Sierra de la Hez (Tudelilla) y de Yerga (Quel y Autol) y también de los suelos más pobres de la ribera navarra de Rioja.

1. Oiasso Garnacha Organic Wine 2015. Bodega: Bagordi (Andosilla, Navarra) Variedades: garnacha 100%. Vino ecológico procedente de cepas de más de 50 años hincadas en suelos rústicos y pobres. Es un varietal de garnacha, la variedad histórica de la zona, que se cría durante 10 meses en barricas de roble francés nuevas y reposa durante otros 15 meses en la botella. Frutal, elegante, con taninos suaves y dulces y muy redondos.

2. OE Garnacha 2017. Bodega: Ortega Ezquerro (Tudelilla) Variedades: garnacha 100%. Expresa la tipicidad de la variedad más autóctona de la zona, tan rústica como los suelos pedregosos que la sustentan. Piedra, piedra y más piedra. Fermenta en bocoyes de 400 litros a cielo descubierto, con un paso por madera que le otorga suavidad, mientras que el rudo hormigón hace el resto.

3. Arizcuren Sologarnacha 2018. Bodega: Arizcuren Bodega y Viñedos (Quel). Variedades: garnacha 100%. Arizcuren Sologarnacha pone de manifiesto las bondades de esta variedad en un lugar concreto, las laderas norte de la Sierra de Yerga, en la localidad de Quel, y la idoneidad de las mismas para su cultivo. Es una producción limitada de viejas garnachas históricas elaborada bajo el principio de mínima intervención.

4. La Mateo Colección de Familia Garnacha Cepas Viejas 2016. Bodega: D.Mateos (Aldeanueva de Ebro) Variedades: garnacha 100%. Producción limitada de viejas garnachas propiedad de la familia en la sierra de Yerga. Es un vino potente, con fuerza, intensidad y frescura, que se cría durante 15 meses en barricas de roble francés nuevo con un tostado especial y predeterminado con la tonelería para mantener al máximo el carácter de la variedad.


CATA: RIOJA DE PUEBLO

Vinos elaborados con uvas de diferentes parcelas y viñedos dentro del mismo término municipal al que hace referencia la etiqueta. Conoce San Vicente, Cenicero, Ábalos y Tudelilla, una pequeña muestra de la diversidad de la región vitícola.

1. Chulato 2019. Bodega: Abeica (Abalos). Variedades: Tempranillo 99% y viura 1%. Vino elaborado por el método de maceración carbónica (uva entera), tradicional en el municipio y en toda la Sonsierra. Es un tinto joven, muy frutal y expresión pura de la variedad tempranillo de unos viñedos seleccionados y vendimiados a mano de la localidad de Ábalos.

2. Don Quintín Ortega 2011. Bodega: Ortega Ezquerro (Tudelilla). Variedades: tempranillo (80%) y garnacha (20%). El vino procede de una parcela, El Monte, en el paraje de la Pedriza de Tudelilla, marcada por su altitud y por el suelo cascajoso  rodeado de monte. Conjunta viejos tempranillas y garnachas, con mucha selección de uvas y maderas y reposo en hormigón durante un mínimo de un año.

3. Las Cenizas 2017. Bodega: Viñedos Hermanos Hernáiz (Baños de Rioja/Cenicero) Variedades: Tempranillo (98%) y mazuelo (2%). Vino procedente de tres parcelas de Cenicero, en el corazón de La Rioja Alta, de tres viñedos de la localidad plantados en los años 80 del siglo pasado por la familia Hernáiz. Viticultura de bajos rendimientos (5.500 kilos por hectárea) para un vino opulento, frutal, fresco y de largo final.

4. Isabel Bañares 2018. Bodega: Teodoro Ruiz Monge. (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: Tempranillo 85%, garnacha 10% y viura 5%. Producción limitada de un vino procedente de una selección de viñedos de más de 35 años de diferentes zonas de San Vicente El vino se pisa artesanalmente (maceración carbónica) con fermentación maloláctica en barricas de roble francés (80%) y americano (20%).

5. Viña Ane Selección 2016. Bodega: Del Monge-Garbati/Viña Ane (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: 100% tempranillo. Vino de dos viñedos de San Vicente, Vaiseca y Trasugueras, con selección manual de uva que fermenta y se cría en barricas de roble francés. Es un vino intenso, con mucha carga frutal, pero al mismo tiempo armónico y amable y reflejo del tempranillo de la localidad.


CATA: TEMPRANILLOS DE LA RIOJA ALTA

Vinos parietales de tempranillo o, en algunos casos, con pequeños aportes de otras uvas que proceden de viñedos situados en diversas zonas de La Rioja Alta. La mayoría cumplen con los tiempos oficiales de estancia en barrica para ser etiquetados como crianzas, pero en varios casos se presentan genéricos. Es el concepto de crianza de las bodegas familiares, con la fruta como protagonista pero afinados en bodega en roble y en botella.

1. Heras Cordón. Vendimia Seleccionada 2017. Bodega: Heras Cordón (Fuenmayor) Variedades: 80% tempranillo, 10% graciano y 10% mazuelo. Selección de viñedos de Rioja Alta (Cenicero y Fuenmayor) y de Rioja Alavesa (Laguardia, Elciego y Lapuebla) de bajo rendimiento (4.500 kilos por hectárea) a 550 metros de altitud. El vino se cría en barricas de roble americano durante 13 meses.

2. González Puras Crianza 2016. Bodega. González Puras (San Ascnsio) Variedades: 100% tempranillo. Vino elaborado con una selección de los mejores viñedos de tempranillo de la familia y con una crianza en barricas de roble también seleccionadas. Es un vino intenso, con volumen en boca al tiempo que muy elegante, de trago largo y muy agradable.

3. Eduardo Garrido Crianza 2016. Bodega: Eduardo Garrido (Ábalos) Variedades 80% tempranilla y 20% garnacha. Vino elaborado con uvas de viñedos situados en La Rioja Alta para el tempranillo de más de 40 años, con un aporte de garnacha de Rioja Baja de viñas de más de 60 años. El vino se cría en barricas de roble americano y francés 16 meses y otros seis meses más en botella.

4. Señorío de Villarrica Crianza 2016. Bodega: Señorío de Villarrica (Hervías) Variedades: 100% tempranillo. Vino procedente de tres viñedos de la familia en La Rioja Alta, de entre 60 y 30 años, con vendimia manual y seleccionada que hace la maloláctica en tinas de roble francés y se cría durante 14 meses en barricas de roble francés y americano y otros seis meses en botella.

5. David Moreno Selección de la Familia 2016. Bodega: David Moreno (Hadarán) Variedades: 90% tempranillo y 10% garnacha. Selección de cepas viejas (entre 35 y 50 años) de Hadarán y Cárdenas, en el Alto Najerilla, mayoritariamente de tempranilla pero con un pequeño aporte de garnacha que lo envuelve y aporta expresión frutal, el vino se cría durante 18 meses en barricas de roble francés y americano.

6. LG de Leza García 2015. Bodega: Leza García (Uruñuela). Variedades: 90% tempranillo y 10% graciano. Vino procedente de los viñedos en vaso de Ábalos de más 40 años y de otro en espaldera de Uruñuela. Después de la fermentación maloláctica en barrica nueva de roble mixto (francés y americano), se cría diez meses en las mismas y durante un largo tiempo en botella.

7. Liante 2018. Bodega Mazuela (Cenicero). Variedades: 100% tempranillo. Varietal de tempranillo de un viñedo en vaso de 35 años de la viña `El monte´, en Hormilla a 600 metros de altitud. Vino muy fresco y de trago largo, que se sale de los cánones clásicos de Rioja, y criado siete meses en barrica nueva de roble americano.

8. Viña Cerradilla 2015. Bodega: Vallemayor (Fuenmayor). Variedades: 90% tempranillo y 10% mazuelo. Vino del pago `La Cerradilla´ de cinco hectárea, con viñedos de más de 40 años y una producción de 4.000 kilos por hectárea, que combina los aromas frutales del tempranillo con las notas del roble francés nuevo que la bodega utiliza para su crianza.


CATA: TEMPRANILLOS DE LA SONSIERRA

Briñas, San Vicente, Ábalos, Labastida..., la comarca de la Sonsierra a los pies de la Sierra de Cantabria, es uno de los hábitat ideales para la variedad tempranilla. Siglos y siglos de tradición de cultivo que se hereda de generación en generación.

1. Tobelos Tempranillo 2016. Bodega: Tobelos (Briñas). Variedades: Tempranillo 100%. Vino procedente de pequeñas parcelas de viñedos situadas en la falda de la Sierra de Cantabria (Briñas, San Vicente y Labastida). Con una edad media de 30 años. El vino se cría doce meses en barricas de roble francés y americano y al menos 10 meses en botella.

2. Eduardo Garrido Joven 2018. Bodega: Bodegas y Viñedos Eguíluz (Abalos). Variedades: Tempranillo 100%. Vino elaborado de viñedos seleccionados de tempranillo de Ábalos y la comarca que se cría parcialmente (el 20% del vino) durante tres meses en barricas de roble para su afinamiento. Es un vino con marcado carácter frutal de la variedad y afinado en madera y botella. 

3. Viña Ane Autor 2016. Bodega: Del Monge-Garbati/Viña Ane (San Vicente de la Sonsierra). Variedades: 100% tempranillo. Vino intenso con mucha carga frutal procedente de uvas seleccionadas de los viñedos de San Vicente (cinco), que se cría en robles franceses (90%), americanos (5%) y húngaros (5%) durante once meses tras su fermentación maloiáctica también en barrica.

4. Cupani Tempranillo 2016. Bodega: Cupani/Heredad de San Andrés (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: Tempranillo 100%. Producción limitada (2.846 botellas) de un viñedo plantado en 1982 en la zona alta de San Vicente (537 metros), en la Finca San Andrés. Se cría sobre sus lías finas en barricas de roble francés durante catorce meses antes de su embotellado.

5 Zurbano 2017. Bodega: Teodoro Ruiz Monge (San Vicente de la Sonsierra). Variedades: Tempranillo (85%), garnacha (10%) y viura (5%). Vino de viñedos en suelos arcillo calcáreos. Pisado artesanalmente para obtener el vino corazón (segundo vino) Que se le añade posteriormente parte del vino del trasnocho. Maceración carbónica con crianza de doce meses en roble francés (75%) y americano (2%).

6. Ramírez de la Piscina Reserva 2015. Bodega: Ramírez de la Piscina (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: 100% tempranillo. Vino de viñedos familiares de la propiedad en San Vicente y de la vecina localidad de Ábalos de más de 35 años de antigüedad. Crianza en roble americano durante 18 meses y al menos otro tanto en bodega para un vino de concepción clásica y elegante.

7. Eguíluz Crianza 2015. Bodega: Bodegas y Viñedos Eguíluz (Abalos). Variedades: Tempranillo (85%), viura (10%) y garnacha (5%). Uvas vendimiadas a mano de los mejores viñedos de la familia Eguíluz en Ábalos. Es una elaboración artesanal con uva entera en lagos de hormigón, con pisado tradicional. Hace la maloláctica en hormigón y se cría 12 meses en roble americano y francés.


CATA: ROSADOS

En ocasiones considerado un vino 'menor', estamos dispuestos a demostrar que no es así. En esta tanda encontrará rosados de tempranillo y de garnacha,    típica variedad para los claretes del Najerilla y también para los casi extintos rosados de Rioja Baja, junto con un innovador fermentado en barrica capaz de mejorar en botella con el paso del tiempo.

1. David Moreno Rosado 2019. Bodega: David Moreno (Badarán) Variedades: Garnacha y viura. Elaboración tradicional de la comarca el Najerilla, es un vino ‘clarete' que mezcla uvas de garnacha y viura para un conjunto con el característico color piel de cebolla, con intensos aromas frutales y una sensación muy refrescante en la boca.

2. J. Cantera Clarete 2019. Bodega: J. Cantera (Huércanos) Variedades: Garnacha y viura. Clarete típico del Najerilla, elaborado con una selección de garnachas y viuras. Un vino fresco, afrutado y fácil de beber que en la añada anterior fue elegido mejor rosado español en el concurso internacional de vino de Nueva York.

3. Bohemian Rhapsody Rosado 2018. Bodega: El Vino Pródigo (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: tempranillo 100%. Vino obtenido por el método de sangrado de uvas de tempranillo de San Vicente de la Sonsierra. Es un vino de mínima intervención, fresco y amable, pero al mismo tiempo muy bien estructurado y muy fácil de beber para momentos de disfrute.

4. Illurce Rosado 2019. Bodega: llurce (Alfaro). Variedades: 100% garnacha. Un clásico que mantiene la elaboración tradicional de rosados de La Rioja Baja, con uvas de garnacha seleccionadas de viñedos de baja producción vendimiados a mano. Un vino fresco, intenso y con una extraordinaria cantidad de premios cosecha tras cosecha.

5. Livius Rosado Fermentado en Barrica 2018. Bodega: Alvia (Ventosa). Variedades: 100% garnacha. Sorprendente varietal de garnacha vendimiada en cajas y seleccionada en mesa al entrar en bodega, que fermenta y se cría durante cuatro meses en barrica de roble francés. Es un vino potente e intenso, con un extraordinario potencial de guarda.


CATA: NUESTROS BLANCOS

Nos gusta la viura, tanto para vinos frescos como para su interpretación en conjunto con la madera. En esta cata la ofrecemos en diferentes opciones: sin roble, fermentada en barrica y también con crianza más larga en diferentes zonas de Rioja, junto con otros vinos que experimentan con aportes de otras blancas minoritarias.

1. González Puras Blanco 2019. Bodega: González Puras (San Asensio) Variedades: Viura 100%. Vino muy fresco, delicado y con una acidez equilibrada y procedente de una selección de viñedos y de racimos de viura de la familia de la localidad de San Asensio. Es un blanco muy afrutado con matices herbáceos y de sotobosque mediterráneo.

2. Ana de Heras Cordón 2018. Bodega Heras Cordón (Fuemayor) Variedades: 100% viura. Variedad de viura que tras una lenta fermentación durante tres semanas permaneció con sus lías durante cinco meses. Vino muy fresco marcado por fondos de cítricos frescos con matices de frutas amarillas como melocotón, pera y albaricoque.

3. Hacienda Grimón y Viura Crianza 2017. Bodega: Hacienda Grimón (Venus Blancas) Variedades: 100% viura. Elaborado con una selección de las viuras más antiguas de la propiedad que fermenta en barricas de roble francés y americano. Viñedos en altitud que dan lugar a un vino muy fresco con una sutil fragancia de roble tostado sobre un fondo de fruta fresca.

4. Noralba. Fermentado en Barrica 2019. Bodega: Castillo de Mendoza. (San Vicente de la Sonsierra) Variedades: 95% viura y 5% malvasía. Vino elaborado con viura y un poco de malvasía de viñedos centenarios vendimiados a mano en San Vicente en viticultura ecológica. Fermenta en barricas nuevas de roble húngaro con una crianza posterior de tres a cuatro meses sobre sus lías finas.

5. Viero. Fermentado en Barrica 2017. Bodega: Finca de los Arandinos (Entrena). Variedades: 100% viura. Selección de viejos viñedos en vaso de basta 85 años y de muy baja producción (4.500 kilos/hectárea) propiedad de la bodega en la zona de Moncalvillo y o fermenta en barricas de roble francés con sus lías finas y con una crianza posterior durante unos meses.

6 Cepas 6, 2018. Bodega: Perica (San Asensio) Variedades; 55% viura, 20% verdejo, 20% chardonnay y 5% tempranillo blanco. Vino elaborado a partir de una cuidadosa selección de los mejores viñedos de la casa de San Asensio, Zarratón y Briones, con un compendio varietal donde manda la viura. Fermenta en barricas nuevas de roble francés donde, con posterioridad, se cría durante unos cuatro meses.

7. Vallemayor Blanco Fermentado en Barrica 2017. Bodega: Vallemayor (Fuenmayor) Variedades: 100% viura. Edición limitada de un vino de cepas de viura de más de cuarenta años que se recogen de forma selectiva. El vino realiza una doble fermentación en barricas nuevas de roble francés, donde luego permanece durante unos meses con sus lías.

8. Stelvio Blanco 2018. Bodega: Mazuela (Cenicero). Variedades: 70% malvasía y 30% sauvignon blanc. Vino de viñedos procedentes del paraje de valpierre (Hormilla), cuyas uvas se recogen y fermentan por separado hasta su ensamblaje. El vino, atípico en Rioja, es una explosión de dulzor en nariz con persistencia y volumen en boca por su trabajo en bodega.


CATA: TEMPRANILLO BLANCO

Desde su descubrimiento por una mutación genética de tempranillo tinto y su recuperación para el cultivo, varias de nuestras bodegas han participado incluso en los pioneros programas de investigación de la tempranillo blanco. La variedad, aun de plantaciones relativamente jóvenes, tiene mucho recorrido por sí misma.

1. Titania. Edición Limitada 2017. Bodega: El Brujo Wines (San Vicente) Variedades: 100% tempranillo blanco. Edición limitada y seleccionada de tempranillo blanco en altitud (650 metros) de la zona de Alesanco, marcada por la frescura. El vino fermenta en depósitos con sus lías durante 28 días y luego envejece durante tres meses en barricas de roble mixto (americano y francés) de tostado medio/bajo.

2. Paco García Tempranillo Blanco 2018. Bodega: Paco García (Murillo de Río Leza) Variedades: 100% tempranillo blanco. La bodega rinde homenaje a esta variedad, mutación genética del tempranillo en un viñedo de Morillo, donde se localiza y tiene sus viñedos Paco García. Vendimiado a mano, el vino se cría sobre sus lías durante ocho meses, la mitad en depósitos de acero y la otra mitad en barricas de roble francés.

3. La Mateo Colección de Familia. Tempranillo Blanco Fermentado en Barrica 2017. Bodega: D. Mateos (Aldeanueva de Ebro) Variedades: 100% tempranillo blanco. Edición limitada y seleccionada de tempranillo blanco, variedad por la que la bodega fue pionera en su plantación y estudio con los primeros ensayos experimentales. Es un fermentado en barrica que se cría durante seis meses en barricas seleccionadas específicamente para este vino.

4. Nube de Leza García Tempranillo Blanco 2019. Bodega: Leza García (Uruñuela) Variedades: 100% tempranillo blanco. Vino procedente de un viñedo a 640 metros de altitud, en la zona de Alesanco, que se vendimió de madrugada y del que destaca su frescura. Un 20% del vino permaneció durante un mes en barricas nuevas de roble americano y francés antes de su embotellado.

  
CATA: MÁS ALLÁ DE LA MADERA

La innovación y la creatividad es una constante en nuestras bodegas. Proponemos una cata con otras formas de madurar los vinos en bodega como ánforas de barro, huevos y depósitos de hormigón y otros materiales distintos a las barricas de roble convencional.

1. A Veredas Rosado 2018. Bodega Nestares Eguizábal Variedades: 50% tempranillo y 50% sauvignon blanc. Peculiar rosado de dos variedades vendimiadas con más de un mes de diferencia de dos viñedos seleccionados de la familia. La mitad del vino fermenta en acero inoxidable y la otra en barrica de roble francés. Se cría con sus lías en barrica y luego se unifica en huevo de hormigón, donde continúa la crianza cinco meses.

2. Tóbelos Blanco 2018. Bodega: Tóbelos (Briñas). Variedades: 80% viura, 10% garnacha blanca y 10% sauvignon blanc. La mayor parte de este vino procede de la Finca los Quiñones (San Vicente), un viejo viñedo (70 años) que la bodega está tramitando como Viñedo Singular. La viura domina el conjunto, que se elabora parcialmente en barricas nuevas de roble francés de 500 y de 225 litros, en depósito de inoxidable y en huevo de hormigón.

3. Ijaiba Maturana Blanca 2019. Bodega: Viña Ijalba (Logroño) Variedades: 100% maturana blanca. Primer varietal elaborado en el mundo de maturana blanca, que Ijalba rescató en su recuperación de variedades históricas. El vino, de un único viñedo de Villamediana, fermenta en un 90% en hormigón y un 10% en barrica para ser criado durante tres meses con sus lías finas antes de su embotellado.

4. Arizcuren. Solomazuelo en Tinaja 2018. Bodega: Arizcuren Bodega y Viñedos (Quel). Variedades: 100% mazuelo. El mazuelo es una variedad que históricamente ha contribuido a la longevidad de los grandes vinos de Rioja. Este vino pone de manifiesto las bondades de esta uva en las laderas norte de Sierra de Yerga: viñedo en vaso, a 530 metros de altitud y sustituyendo la tradicional crianza en madera por ánfora de barro.

5. Pucheros de Paco García 2018. Bodega: Paco García. (Murillo de Río Leza) Variedades: 100% tempranillo. Vino de un viejo viñedo (1943) de la familia plantado a 400 metros de altitud. Es una microvinificación (711 botellas) en pequeños depósitos de acero con una crianza de diez meses en ánfora de barro y uno de  los 'experimentos' con los que nos  sorprende cada año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario