martes, 20 de abril de 2021

Picasso el Viaje del Guernica Exposición

PICASSO EL VIAJE DEL GUERNICA EXPOSICIÓN

La Fundación La Caixa y el Museo Reina Sofía presentan "Picasso. El viaje del Guernica", un innovador espacio que profundiza en la historia de esta obra maestra a partir de sus viajes y usos. La muestra incluye audiovisuales, reproducciones fotográficas y de carteles de la época, y facsímiles de documentos y dibujos que pretenden explicar la historia de la creación y los viajes de una de las obras más representativas del artista más importante del siglo pasado.

Guernica (1937) de Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) es una de las obras más emblemáticas del arte del siglo XX. Por su historia y por los valores simbólicos que representa (tanto artísticos como políticos). Ya en el momento de su creación, se le reconocio como símbolo antibelicista y de lucha por la libertad, valores que encarna aún en nuestros días.

Períodos: Cubismo, Surrealismo. Es un óleo sobre lienzo de lino y yute. Está pintado utilizando únicamente el blanco, el negro y una variada gama de grises. Tamaño: 3,49 m x 7,77 m. Modelo: Guerra, Guerra civil española, Sufrimiento. La muestra descubre el contexto histórico de la época. Según su autor no es un cuadro narrativo, sino simbólico. 

Fue pintado en París, entre los meses de mayo y junio de 1937, cuyo título alude al bombardeo de Guernica, ocurrido el 26 de abril de dicho año (1937), durante la guerra civil española. Fue realizado por encargo del director general de Bellas Artes, Josep Renau, a petición del Gobierno de la Segunda República Española para ser expuesto en el pabellón español durante la Exposición Internacional de 1937 en París, con el fin de atraer la atención del público hacia la causa republicana en plena guerra civil española.

En la década de 1940, puesto que en España se había instaurado la dictadura militar del general Franco, Picasso optó por dejar que el cuadro fuese custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, aunque expresó su voluntad de que fuera devuelto a España cuando volviese al país la democracia. En 1981 la obra llegó finalmente a España. Se expuso al público primero en el Casón del Buen Retiro, y luego, desde 1992, en el Museo Reina Sofía de Madrid, donde se encuentra en exhibición permanente.

Su interpretación en profundidad es objeto de controversia, ya que varias figuras son simbólicas y suscitan opiniones dispares. Pero su valor artístico está fuera de discusión. No solo es considerado una de las obras más importantes del arte del siglo XX, sino que se ha convertido en un auténtico "icono del siglo XX", símbolo de los terribles sufrimientos que la guerra inflige a los seres humanos.

En el cuadro aparecen representados doce símbolos: seis seres humanos y tres animales (toro, caballo y paloma). La estructura del cuadro es semejante a la de un tríptico, cuyo panel central está ocupado por el caballo agonizante y la mujer portadora de la lámpara. Los laterales serían, a la derecha, la casa en llamas con la mujer gritando y, a la izquierda, el toro y la mujer con su hijo muerto. Las figuras están organizadas en triángulos, de los cuales el más importante es el central, que tiene como base el cuerpo del guerrero muerto, y como vértice la lámpara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario